Solo un: ¡Sí, acepto!

Solo un: ¡Sí, acepto!ES

A. N. Cruz  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
73Capítulos
9.1Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Trilogía Destinados. Libro II A Leonardo Rowe le han roto el corazón. Después de varios años amando sin límites a la mujer que pensaba era su alma gemela, fue traicionado de la peor forma posible. Ahora se refugia en el sexo y el alcohol, buscando ese momento de nirvana en el que todo se vuelve nada. Sin embargo, cuando la noche acaba y los días pasan, esa piedra continúa molestando en su zapato. Mary Brown era su redención, pero se convirtió en su castigo. Una oportunidad de trabajo lo lleva lejos. Y con ello, la salida que tanto ansiaba. Un encuentro. Un viaje. Una coincidencia. Pero también, el eterno recordatorio de lo que sus ojos no pueden ocultar. Y que otros pueden ver. Jenny Parker puede ser su solución y él, está dispuesto a negar todo aquello que le hace tanto daño; para entregarse de una vez a lo que tanto ansía. Ahora Leo siente que la vida le sonríe, que comienza a ponerlo todo en su lugar. Y por unos años, está convencido de eso. Hasta que todo vuelve a cambiar y el giro, no puede ser más inesperado. Un compromiso que se siente obligado. Una antigua promesa que sale a la luz. Un trámite que no se completó. ¿Será que podrá al fin, pasar página? ¿O existirá algo más fuerte que lo unirá a eso de lo que tanto huye? Cuando en el pasado quedan cuentas pendientes por resolver, el presente mismo se encarga de ponerlo todo en su lugar. Orden de lectura 1-Solo dos veces al año 2-Solo un: ¡Sí, acepto! 3-Solo un para siempre

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
73 chapters
Capítulo 1. El día que todo cambió.
5 años atrás...El agua corre por mi cuerpo, caliente, demasiado caliente. Mi piel ya se volvió roja, pero sigo aquí, bajo la ducha, aguantando el intenso vapor. Necesito sentir este dolor. Necesito verificar que aún soy capaz de sentir algo.Solo han pasado dos días y yo, que todavía no tengo claro qué fue lo que sucedió, sigo en shock, intentando mantenerme en pie. Recuerdo que ella estaba feliz. No creo que haya sido un sueño ver en sus ojos tanto amor, tanta devoción. Pero al parecer, fue un espejismo, porque bastó un día, solo un puto día, para que todo se fuera al diablo.Escuchar de sus labios que todo era un error me rompió de mil formas diferentes. Siempre pensé que nunca llegaría el día en que me arrepintiera tanto de haber amado. Pero llegó. Hoy puedo asegurar, sin miedo a nada, que Mary logró dec
Leer más
Capítulo 2. Aceptando mi realidad.
El agua aún cae sobre mí, pero tan metido en mis recuerdos, no soy consciente de nada. Me duele el alma con solo volver a revivir la sensación de pérdida que me llenó.Por más que lo pienso, no comprendo, todo estaba bien. Entre nosotros hubo muchos vacíos luego de haber dejado la relación formal, pero supimos obviarlos mientras nos veíamos a escondidas. De ingenuo creí que ella no se veía con alguien más, pensé que la separación era resultado de sus miedos. Yo era un picaflor, un casanova sin remedio, hasta que ella llegó. Pensé que su inseguridad la había llevado a tomar la drástica decisión, pero no fue así. Ella se veía con otro, a la vez que yo creía que ella era la ideal. La única.La decisión de anular el matrimonio fue instantánea. No es que tuviera razones para dudar, ella lo dejó
Leer más
Capítulo 3. Mi secreto.
»Ya firmé los documentos, eres libre otra vez.Releo el mensaje y aún no logro distinguir qué es lo que siento. ¿Dolor por su engaño? ¿Nostalgia por su ausencia? ¿Rabia? Por su altanería al mandar ese mensaje, como si el culpable de todo fuera yo, como si existiera otra solución que no sea esa.Ella nos trajo hasta aquí. No creo que espere otra cosa de mí.Temprano en la mañana dejé los documentos en su casa, con una nota solicitando su firma y enumerando los siguientes pasos del proceso. Estoy seguro que ella los seguirá al pie de la letra, porque sabe que no habrá vuelta atrás.En estos tres últimos meses, la espera de los documentos confirmando motivos accesibles para la nulidad del matrimonio, fue horrible y devastadora. Pensar en Mary como mi esposa y recordar su embarazo con otro hombre, me estaban provocando
Leer más
Capítulo 4. Mi vida sin él.
POV: MaryGuardo mi teléfono luego de enviar el mensaje a Leo. Me cuesta mucho siquiera pensar en lo que su vida será a partir de hoy. Sin mí. Leo siempre ha sido mujeriego, un picaflor, pero yo tuve claro desde el inicio que el amor que me profesaba era sincero. Sus ojos verdes brillaban como esmeraldas cuando, por uno u otro motivo, estábamos juntos.Ahora todo cambiará. Volverá a ser el Leo de siempre. El que se entrega a todas las mujeres, pero no se queda con ninguna.Sentada en la ventana de mi cuarto, recostada en el marco y abrazada a mis rodillas, miro hacia al frente, al mar azul cerúleo, sin ver realmente. Recordando cada segundo, cada minuto, cada día, en los que fui feliz. En los que me sentí amada. Cuando todavía no era consciente de lo que el sufrimiento podía ocasionar en mí.El suplicio que llevo por vida, me sobrepasa. En algún momento pensé
Leer más
Capítulo 5. Otra vez a las andanzas.
POV: Leo.«No me gusta la ciudad».Es lo primero que pienso al ver tanto ajetreo a mi alrededor. Es hermosa, eso no lo puedo negar, pero me parece que me costará mucho tiempo y trabajo acostumbrarme a esta vida de constante actividad.Mientras estudié la carrera, vivía el diario de otra forma. Era una ciudad principal también, pero al ser estudiante, mis días los pasaba en la universidad o de fiesta en fiesta. Nada que ver con responsabilidad o mantener una casa, un trabajo.Ahora, de un día para otro, decidí que sería independiente. No es que sea un mantenido de la vida, solo que por años pensé que mi futuro lo desarrollaría al lado de mi familia, en mi pueblo. Y no llevo ni cuarenta y ocho horas aquí y ya me aturde tanta revolución. Tanto en mi interior, como en el insistente ruido de la ciudad.El apartamento donde me instalé, es solo un
Leer más
Capítulo 6. Más de lo mismo.
POV: Leo.Mi vida continúa. Intento sobrevivir a un modo de vida que ya no deseaba, pero al que debo acostumbrarme nuevamente. Aunque no me guste el camino que tengo que seguir, debo hacerlo, mi bienestar depende de eso.Mujeres, sexo, alcohol. Más mujeres. Más sexo.Mi rutina se ha vuelto bastante repetitiva desde que llegué a esta ciudad. Además de que no hay noche que, por propia terapia, no visite un bar o una discoteca, la vida laboral está propiciando que las resacas y los arrepentimientos del día siguiente, pasen desapercibidos. Sencillamente porque no estoy trabajando.Un pequeño problema logístico paralizó el funcionamiento del conjunto de clínicas especializadas, propiedades de mi nuevo jefe, a lo largo de todo el país. Por lo que me han ofertado unas vacaciones, incluso, sin haber comenzado del todo.Por un lado, puedo aprovechar el tiempo y conseguir un
Leer más
Capítulo 7. Un poco de luz en la oscuridad.
POV: Leo.Un ruido insistente me despierta. Gruño con exasperación mientras me giro boca abajo y tapo mi cabeza con la almohada. Intento soportar el constante sonido, pero un dolor sordo me atraviesa el cráneo.—Jodeeeer... —bufo, con rabia contenida. Busco el origen de mis recientes molestias, pero no lo encuentro.Deja de sonar, por lo que siento alivio por unos pocos segundos, hasta que vuelve a la carga nuevamente. Ya un poco más despierto, caigo en la cuenta que es mi teléfono el que suena. El tono movido me hace reaccionar. Ruedo por la cama, moviéndome hacia el otro lado, donde veo a duras penas la luz del teléfono pestañear.Lo tomo entre mis manos y enfocar la vista en el pequeño aparato me cuesta trabajo. Achico mis ojos para que el reflejo sea menor, pero igual siento como si un rayo me atravesara la cabeza.«Maldita resaca», maldigo entre dientes, jus
Leer más
Capítulo 8. Todo al día.
POV: Leo.Cierro la puerta sintiéndome extraño, esa chica me produce sentimientos encontrados y eso, es algo que no esperaba sentir tan pronto. Sacudo la cabeza para enfocarme en Maddie y la veo recorriendo la casa, admirada, casi con la boca abierta cuando se acerca a los amplios ventanales de cristal que decoran el salón.—Está hermosa. Me encanta —exclama, mirándome emocionada.—La verdad es que sí. Tuve mucha suerte al encontrarme con esta oferta tan buena —digo, casi sin creer que ya sea dueño de tan increíble apartamento.Pasamos el rato, Maddie entra a cada habitación y yo sigo sus pasos. No hablamos de lo que nos preocupa, solo de algún detalle que nos llama la atención o que deseamos halagar. Intentamos alargar el momento en que soltemos todo lo que llevamos dentro.—¿Cuándo te mudas? —pregunta Maddie, para interru
Leer más
Capítulo 9. De vuelta al trabajo.
POV: Leo.Cerca de las nueve de la noche el mismo guardia sube a entregarme la invitación al evento. Pensé que demoraría más, teniendo en cuenta que la asistente del doctor Parker tuvo que llamarme para pedirme la dirección de mi apartamento. Pero me sorprendió mucho que él mismo subiera, en vez de mandarme a llamar.El sobre que me entrega, a la larga se observa que es bien elegante. Con cuidado, lo abro y saco la tarjeta que lleva dentro.Invitación especial a:Evento benéfico para la recaudación de fondos de la fundación "MIA" para víctimas de violencia. La conferencia será impartida por la presidenta de la fundación, Jeanne Jhonson. Lugar: Hotel y Resort "Bustamante" en Riviera Maya.La fina caligrafía es muestra de opulencia y prueba de que, detrás de este evento, hay mucho dinero e
Leer más
Capítulo 10. Sorpresa, sorpresa.
POV: Leo.La conferencia termina y yo estoy emocionado. Es difícil escuchar tales hechos y situaciones y no sentir que debemos hacer mucho más. Soy consciente de todas las carencias de la sociedad cuando de estos temas se trata. Muchos justifican la violencia física, el maltrato y el abuso, cuando en realidad, nada es motivo suficiente para hacerlo. Las mujeres, tienen derechos, al igual que los hombres. Y nada determina que alguna merezca más reconocimiento o no. Solo que se les respete de igual forma.Siento mucho coraje, pero a la vez, creo que es bueno que al menos existan fundaciones de este tipo. Las cuales intentan, a partir de experiencias cercanas, corregir estas situaciones aberrantes en la sociedad. Cada día de trabajo, es una batalla ganada en esta guerra.La chica de la conferencia, a quien presentaron como la presidenta de la fundación "MIA", agradece la asistencia de todos y, en especial, reconoce la parti
Leer más