Yo, tú + los bebés

Yo, tú + los bebésES

Garota Das Chronicas  Recién actualizado
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
35Capítulos
2.4Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

En un día cualquiera, Alissa Bauer llega a su puesto en la oficina y encuentra a su jefe destruyéndolo todo. El CEO Christopher Hemsworth lleva una enorme cantidad de agonía en su pecho, que en una mañana como esa simplemente explota. Ella llegará al fondo del asunto, por lo que no solo podrá ayudarte, sino también comprenderte. Las coincidencias, así como sus personalidades, harán que este dúo se una más de lo que jamás pensaron, unidos por sus pequeñas razones de vivir. Sigue a esta linda pareja.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
35 chapters
Descubriendo la vida del CEO
"Los opuestos se atraen" , dicen los viejos dichos. Y no es muy difícil que sea cierto.   Se suponía que un día normal en el trabajo sería para Alyssa Bauer, pero este día ha cambiado a todos.   Después de marcar el reloj en su computadora y creer que estaba sola en la oficina, Alyssa aprovechó para sacar una venda de su cajón personal para proteger su talón del nuevo tacón alto que había comprado.   Como no montaba muy bien en las alturas y era tan torpe como sabía que era, Alyssa se preguntó si la reunión de la tarde de ese día era tan importante. De lo contrario, incluso se habría vestido formalmente, pero ciertamente no se habría puesto tacones.   — ¿Desayuno ahora? ¿O bajar más tar
Leer más
Descubriendo detalles de la secretaria.
Cansado y aplastado, el director ejecutivo se preguntaba cuándo dejaría de patalear su hija.   No quería biberón, no quería dormir, ya le había cambiado el pañal y le había dado un baño. ¿Qué más podía hacer?   Al final dicen mucho "de tal padre, tal hijo" y eso les sentaba como anillo al dedo, porque Charlotte era tan difícil como Christopher.   El director general sintió que le ardía el estómago y decidió bajar a la cocina a investigar el frigorífico. Se detuvo en las escaleras, notando que la puerta principal se abría y finalmente se cerraba, ya con la secretaria adentro.   — No debería estar caminando, señor, no se recuperará si no descansa. Leer más
El CEO necesita ayuda
La noche que se suponía que iba a ser “fácil” fue todo lo contrario. Su temperatura subió cuando debería haber bajado, su cuerpo se estremeció, y por un momento Alyssa consideró llamar a una ambulancia.  Por la mañana ya no quedaban rastros, despertaron casi juntos, con Christopher extrañando estar abrazado a la secretaria.  — ¿Que pasó aquí? — Murmuró, retirando sus brazos de alrededor de la mujer.  Se movió inquieto en la cama ante su proximidad y la vio despertar perezosamente.  — Buen día. — Dijo bostezando y luego colocando su mano en la frente del CEO.  — Estoy bien. — Replicó tomando la mano de Alyssa. — Bien, ya me siento aliviada. Recogeré a Beni y lo veré
Leer más
El CEO aprende a dar gracias
Un grito tras otro, la mecía, la alimentaba, pero nada estaba bien.  Preocupado por la negativa de su hija a usar el biberón, una vez más empezó a quemar neuronas.  La última vez, había tenido una opresión en el pecho por ella, por su pequeña que no estaba bien. Charlotte era su vida, y si esa niña se enfermaba, él también lo haría.  De un lado a otro, con ella en sus brazos, el llanto solo aumentaba. La puso en su cuna y cruzó la habitación, presionando su frente contra la pared y tratando de imaginar lo que podría hacer.  Ni siquiera el pediatra pudo complacerla con las diversas fórmulas lácteas, entonces, ¿qué podía hacer?  No hubo respuesta, hasta que se abrió la puerta de la habitación en el vest&ia
Leer más
Un pedido
Amamantada y dormida, Alyssa dejó a la niña en su cuna, le tomó el pecho y le abotonó la blusa.  Se acercó al director ejecutivo apoyándose contra el marco de la puerta del dormitorio y lo agarró de la muñeca, sorprendiéndolo con el toque repentino.  — No te lo pienses mucho, le pedí a las chicas esta pulsera, me dijeron que es muy efectiva. Así que te pido que no te lo quites hasta el final del día, ¿de acuerdo?  — ¿Para que? El hombre miró el brazalete iluminado, lleno de información. — Tu estado no debe ser dejado de lado. Con este brazalete te puedo medir el pulso y la presión arterial. — Respondió la secretaria.  — No necesito hacerlo, estoy bien. — Dijo mientras le arrebataba el objeto.&
Leer más
Cuidando al CEO
— ¡Estoy aqui! — Gritó Louise saliendo por la puerta del dormitorio.  — Ella firma, es un poco complicado para mí sostenerlos. — Alyssa le entregó la disculpa, la cual pasó al doctor sin dudarlo.  Hizo una nota mental para recordar agradecer a Louise de rodillas, porque cada vez que pensaba que estaba perdida, era ella quien acudía en su ayuda. Además, en los últimos días se habían acercado tanto que Louise a veces soltaba "cuñada" cuando llamaba a Alyssa. No era gracioso considerando ser la esposa del CEO, pero Alyssa pensó en lo divertido que hubiera sido tener una hermana como Louise.  Concentrándose en lo que estaba pasando allí, Alyssa sonrió en complicidad con Louise cuando el doctor finalmente se fue después de dejar una hoja de recetas y cuidados.<
Leer más
Interacion
— Estoy aquí, ¿ya empezabas sin mí? — Louise apareció en la habitación.  — Claro que no, te estábamos esperando.  — Corrección, tú eras Alyssa, mi hermano comería sin mí aunque fuera mi pastel de cumpleaños. — Dijo, poco después de mostrarle la lengua a su hermano y sentarse junto a Alyssa.  Conversan a cucharadas de comida, el CEO estaba incomunicado y Alyssa temía que fuera por lo que había pasado esa tarde. Pero desde todos los ángulos, no era gran cosa y no estaría cavilando sobre un toque inofensivo.  Alyssa atacó el budín que Louise le había traído y agradeció a la más pequeña con un abrazo. La niña estaba feliz de que una persona tan cariñosa como Alyssa hubiera llegado a
Leer más
Mamá De Nuevo
Tres meses después.  Sería el primer día libre de un día laborable y a Alyssa le resultaba extraño estar en casa un martes.  Miró de soslayo a la cuna de Bernardo y vio que su hijo dormía, había arreglado la casa la noche anterior y ahora se encontraba sin nada que hacer. Alyssa no solo quería darse un atracón de Netflix o quedarse en la cama todo el día, quería que su día fuera diferente, pero antes de saber qué significaba exactamente ese impulso "diferente", recibió un mensaje de texto de Louise sacándola de la cama. " Charlotte tiene cita con el pediatra, no podré acompañar a mi hermano. ¿Puedes ir en mi lugar? Ya sabes cómo es, se pone nervioso ante cualquier noticia."Louise.  Después de leer, Alyssa se tomó
Leer más
¡Acepto!
Era una locura, y Alyssa se frotó las orejas para asegurarse de escucharlo bien.   — ¿Puede usted repetir por favor? Creo que no entiendo.   — Eso es exactamente lo que escuchaste. Cristóbal confirmó. — Solo dime si o no.   — Mira, lo siento, solo estoy tratando de entender...   — Te gusta mi hija, ¿no? Quieres verla sana tanto como yo, ¿no?   — Sí, pero…   — Sin peros. — Dijo interrumpiéndola. — Solo sí o no.   Alyssa no entendía de dónde había sacado eso, pero por la creciente ansiedad de la situación, el bebé pudo sentirlo y comenzó a llorar.Leer más
Maricón
En frente del parque acuático, se bajaron del auto con el CEO saliendo adelante y Alyssa caminando encogiéndose de hombros en la parte de atrás.  Eso lo hizo resoplar, podía ser valiente cuando quería hacerlo caminar a su ritmo, pero cuando se trataba de sus pasos, Alyssa siempre se quedaba atrás. — Oye, no vamos a una reunión, como la madre de mi hija caminas a mi lado. — Dijo muy cerca del oído de Alyssa.  Ella se estremeció en el lugar.  — ¿No es Beni? Mamá es muy tonta. — Dijo el mayor con voz divertida al menor.  Luego aceleró sus pasos, tratando de mantenerse al lado del director general.  Llegaron a las puertas, siendo recibidos directamente por Mónaco, el dueño del parque.  Pudo ve
Leer más