La herencia de un millonario

La herencia de un millonarioES

Nancy Rdz  Completo
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
28Capítulos
3.7Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Nuevo León, ciudad industrial por excelencia, alberga una de las empresas más importantes, Grupo Rocamonte La familia Rocamonte tiene un nuevo heredero, Roberto, esta obra nos hará adentrarnos a su mundo, conoceremos la vida de Roberto Rocamonte, un hombre que ha sufrido y luchado mucho por llegar a donde está conoceremos sus misterios, su vida, sus temores, veremos como logra su equilibro laboral y personal. Roberto Rocamonte, arquitecto, abogado y heredero de la familia Rocamonte poderosa en el terreno de la arquitectura, originaria de Nuevo León, un hombre trabajador, ambicioso y determinado, sabe lo que quiere y planea conseguirlo a como dé lugar. ¿traicionar a tu familia a cambio de dinero y poder? ¿cambiar por seguir a la mujer de tus sueños? La herencia de un millonario, una novela que te quitará el aliento con su montaña rusa de emociones, con esa forma tan particular de ser narrada, llevándonos a imaginar todo lo que está pasando como si tú... pudieras estar ahí... Lilian Caballero

Leer más
La herencia de un millonario Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
28 chapters
1. Hola de nuevo
El día que la vi por primera vez fue aquella navidad de hace diez años. Mi hermano Arturo la presento como su novia. Su sonrisa era hermosa, sus ojos marrones, los más lindos que jamás había visto en mi vida, su cabello dorado caía como una cascada sobre su espalda, llevaba puesto en la cabeza un listón color rojo que hacía juego con un vestido del mismo color. En el momento en que nuestras miradas se cruzaron sentí destellos eléctricos recorrer todo mi cuerpo, ella sintió lo mismo, después me lo hizo saber. Se acercó para saludarme, le sonreí como un bobo. —Hola, mi nombre es Clara Arango —dijo esbozando una sonrisa pícara, jamás podré olvidar esos ojos llenos de brillo, la mirada coqueta que me dirigía. —Roberto Abad, mucho gusto… Señorita —la miraba fijamente, no podía dejar de hacerlo, me había enamorado de la novia de mi hermano. Fuimos amigos, nos llevábamos increíblemente bien. La amaba en silencio, por respeto a mi hermano y, tambien, por el m
Leer más
2. Error
[Lilian Caballero]Elegimos un restaurante cerca del edificio donde se encontraba Grupo Rocamonte. El lugar se llamaba “Los adobes” su especialidad, cortes de carne al grill. Era un restaurante de ambiente cálido, tenía una terraza en la cuál a la distancia se podía observar gran parte de la ciudad y como no, si su ubicación estaba en el último piso de una de las plazas exclusivas y más populares de San Pedro.Enseguida nos pasaron a una mesa con la mejor vista que tenían.—¿Vienes aquí seguido? —le pregunte ya que el mesero lo llamo “Sr. Abad” cuando entramos al restaurante.—Si, el lugar es muy cómodo y tranquilo, además cocinan delicioso, sé que te gustará – me asegura.Un mesero nos muestra el menú, como es la primera vez que vengo a este restaurante le pido a Roberto que ordene por mí,
Leer más
3. Novia comprada
[Roberto Abad Rocamonte]Utilicé mi llave para entrar al departamento de Andrea. Cuando abrí la puerta ella estaba preparándose para salir.—Roberto, ¿Qué haces aquí? —preguntó casi pasmada.—¿Vas de salida? —le pregunto pensando en que ella por las tardes no trabaja.—Bueno, es que no sabía que vendrías, siempre avisas antes, quede con unas amigas, ¿a qué se debe esta sorpresa? —Andrea me mira entrecerrando los ojos.Noto como sonríe nerviosa, frunzo el ceño al momento en que camino me quito el saco, me aflojo la corbata y me siento en uno de los sofás a mis anchas. Recargo mi brazo en el respaldo.Sonrío con sorna.—Ibas a salir con tus amigas… quiero un trago – digo con cierta arrogancia.—¿Qué? —pregunta como si no me hubiera escuchad
Leer más
4. Esquivando situaciones incómodas
[Lilian Caballero]Antes de salir al trabajo mi mañana estuvo caótica. Se me hizo tarde, me quede hasta altas horas de la noche mirando las redes sociales. Mi foto del beso con Roberto ya estaba circulando por todos lados, seguro hoy aparecía en el periódico. Me hervía la bilis que en una nota me hubieran puesto como la chica que se abalanzo sobre Roberto Abad. ¿En qué momento paso eso? Él fue quien me beso no yo a él. A mí no me importaba lo que los medios amarillistas pudieran decir sobre mí, pero si me preocupaba que pensaran mis amigos y mi familia sobre eso. De hecho, Ana ayer me habló por teléfono preguntándome de que se había perdido, porque no le había contado que tenía una relación con su cuñado. Sólo le dije que entre él y yo no existía nada, que en el hospital le platicaba. Lo que tenía planeado hacer es es
Leer más
5. La nueva directora del hospital
[Roberto Abad]Ver a Lily me removió por dentro, pero a la vez me molesto la manera en que ignoro mi presencia hace un momento. La foto de nuestro beso circulaba por todo internet en el estado y ella como si nada. O no le importaba o era una mujer muy fuerte.Después de que ella se fue a toda prisa de donde estábamos, me despedí de mi hermano y mi cuñada.—¿Qué haces aquí Andrea? ¿A que viniste? —le pregunto aniquilándola con la mirada una vez que llegamos al estacionamiento del hospital y me aseguro que nadie nos está viendo.—Vine a hablar con la doctora, quería escuchar su versión del asunto del beso y ¿sabes que fue lo que me dijo? – me dice con cierta malicia.Arqueo una ceja.—Que el beso de ustedes ha sido un error, que tú querido, no le interesas para nada —espeta con gran satisfacción en
Leer más
6. Enfrentamientos
[Lilian Caballero]Cuando llego a casa me recuesto sobre mi cama, estoy exhausta. Me desvisto poco a poco, me quito los aretes y los dejo en el joyero que me regalo Miguel en mi cumpleaños. Lo recuerdo aún con cariño, no sé si aún sienta algo por él, tal vez sólo es nostalgia, realmente no lo sé, hace ya dos años que se fue. Me meto a la ducha. Cuando salgo, me pongo mi camisón de seda para dormir. Termino de secarme el cabello y voy a la cocina para llenar mi jarra con agua, me gusta tener siempre agua junto a la cama ya que por las noches a veces me da sed por el calor del clima de San Pedro.En eso, escucho el timbre de la puerta sonar, voy hacia allá, miro por el visor, es Roberto. Mi mente comienza a preguntarse qué hace aquí, suena el timbre de nuevo. Dudo si abrir o no.—¿Qué quieres Roberto? —espeto desde este lado de la puerta.&md
Leer más
7. Despedidas
[Lilian Caballero]Los días siguientes se vuelven muy ocupados, agradezco no tener el tiempo para detenerme a pensar en Roberto Abad. Primero, mi padre organizo una reunión con todos los empleados del hospital anunciándoles el nuevo cambio, brindamos por una nueva etapa en el hospital y todos aplaudieron cuando se hizo la mención oficial. Sólo tuve tres días de capacitación por parte de mi papá, eran demasiadas gestiones las que se tenían que hacer, de cada cosa que mencionaba tomaba apuntes para no olvidarlo. Al cuarto día me mude a mi nueva oficina, por lo pronto, ya no atendería a pacientes, me dedicaría sólo a la dirección del hospital.—Los voy a extrañar tanto —se me forma un enorme nudo en la garganta involuntario, escuchamos como anuncian su vuelo con destino a Madrid su primera parada, los abrazo con todas mis fuerzas.—Tambié
Leer más
8. Mala suerte
[Lilian Caballero]Agende mi descanso para el día de la fiesta, ese día me levante con pesadez, no tenía ánimos de nada. Me quede acostada viendo el vestido que había comprado para la ocasión y estaba colgado de un gancho en la pared. Un día antes hable con mis padres por teléfono me dio mucho gusto saber que estaban felices y que estos días se la han pasado increíble de viaje. Mi padre me pidió que por favor asistiera a la fiesta cuando le confesé que no tenía intención de ir por obvias razones. Pero papá insistió dijo que tenía que hacerlo porque ahora yo representaba a todos los empleados del hospital, lo correcto era que Roberto sintiera ese apoyo por ser socio del mismo.Ya era mediodía, aún estaba en cama. Sólo me había levantado para tomar agua porque mi jarra ya no tenía. Apenas abrí mis redes sociales
Leer más
9. Lily, ¿Dónde estás?
[Roberto Abad]La noche anterior durante la fiesta de compromiso Lily no apareció, la busqué con la mirada, pero no la vi. No podía preguntarle a mi cuñada si sabía por qué no había asistido, me maldeciría en la cara. Le había enviado la invitación a su oficina con destinatario para el director del hospital así aseguraba su asistencia. Pero no, nunca apareció y eso me tenía inquieto. Quería darle celos, regresarle todas las veces que me ha rechazado, porque yo sé que siente algo por mí, pero lo niega, no soy el hombre más bueno del mundo, en eso tiene un punto a favor al no quererme en su vida, pero, ¿qué se hace cuando el sentimiento entre nosotros es así de fuerte? Caminaba de un lado al otro en mi habitación, no podía ser tan débil e ir a buscarla. Ahora estaba comprometido con Andrea no podía echarme para a
Leer más
10. Lucharé por ti
[Roberto Abad]—Respecto a nosotros Lily, como te lo dije antes no me voy a casar me he dado cuenta que el compromiso fue un error, cuando me llamaste por la mañana, estaba en tu departamento fui a buscarte por que llame varias veces a tu celular, pero no me contestabas entonces me preocupe fue cuando entendí que ya no puedo estar sin saber de ti, no sé cómo, pero haré lo que sea necesario para que me aceptes a tu lado.Un brillo extraño apareció en sus ojos. Se puso de pie y se paró frente a mí.—Si Andrea no es tu felicidad no te cases con ella, si crees que yo soy tu felicidad entonces probemos, no puedo prometerte amor por que si somos realistas apenas nos conocemos, lo único que sé, es que mientras tú estabas comprometiéndote con ella mi corazón se lamentaba el no poder ser yo quien estuviera en su lugar – me dijo mirándome fijamente.
Leer más