La suplente del millonario

La suplente del millonarioES

Alexa bosquet  En proceso
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
27Capítulos
3.2Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

[Pausado] Maite, una chica dulce y tranquila se ve envuelta en una situación incómoda por ayudar a su familia, es obligada a casarse con Alan, el retorcido heredero de la familia Nuñes. ¿Se enamorarán? Te invito a verlo

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
27 chapters
Prólogo
Prólogo   Mi nombre es Maite, él lo único que tengo claro porque se supone que mi apellido es López, son la familia de la alta sociedad que me adoptó para limpiar su reputación después de un escándalo. Típico en estas familias, creen que pueden esconderlo todo con algo más grande encima. Ahora quieren cobrarme ese favor, aunque no puedo quejarme, a mi hermana Lucía le están haciendo lo mismo y es su hija biológica. yo debo casarme con Ramiro Viera, su familia es más humilde que la familia del novio de mi hermana, pero no son para nada pobres, ella se tiene que casar con el heredero de los Nuñes, la familia de más renombre en todo el país. Porque es esto de los matrimonios? simple. Mi padre hizo tantas malas inversiones que le debe dinero a todo el que le podía prestar, y la manera más simple de pagarlo es vendiendo a sus hijas. Ahora mismo la discusión está frente a mí en lo más alto de su apogeo   - ¿en serio ustedes
Leer más
1
Capítulo 1    Me muevo cuando la luz del sol me da en el rostro,mi cuerpo choca con otro cuerpo sobre la cama y de inmediato me sobresalto. Me siento en la cama y miro bajo las sábanas, estoy desnuda al igual que mi acompañante, no puedo ver su cara porque está de espaldas, sólo su piel y los tatuajes que cubren esa amplia espalda y parte de sus brazos, tengo el cuerpo adolorido y eso es señal de lo que me temía, perdí mi virginidad común hombre al cual no conozco y sólo tengo en mi cabeza flechazos de la noche anterior. Me levanto a toda prisa, recojo mi ropa que está desperdigada por todas partes, me visto a toda prisa y me voy de allí alegrándome de que no despierte,En la calle para un taxi, no estoy tan lejos de casa ASÍ que llegó de inmediato, corro a mi habitación y me meto bajo la ducha, intento no pensar en lo que sucedió, de cualquier forma quedará en el pasado. Es alguien que no conozco y a quien nunca volveré a ver, ahora
Leer más
2
Capítulo 2 Alan No puedo decir que me siento traicionado, ese no es el caso porque estoy adaptado a las personas como los López, no se me ocurrió que pudieran ser tan osados; sin embargo, no me asombra. Veo a Diana, mi madrastra sentada sola en el salón  - ¿fuiste tú? - le pregunto y ella se sobresalta al no haberme sentido llegar- a lo mejor si me dices de qué hablas puedo responderte - hace como si no entendiera; sin embargo, estoy seguro de que es totalmente consciente  - hablo del espectáculo en mi boda - le refresco la memoria, ella se pone de pié  - ¿alguna vez te he dado motivos para creer algo como eso? ¿Acaso te trate mal o hice algo en tu contra? -me río de madera sarcástica- en verdad debes creer que soy tonto, que no me doy cuenta de que me halagas delante de mi padre para que crea que soy mejor que él y me tenga más mala voluntad de la que ya me ti
Leer más
3
Capítulo 3 Maite  Él tiene que estar de broma, no me voy a acostar en su cama cuando está durmiendo en el otro lado - ya deja de dar vueltas y sólo acuérdate antes de que consigas molestarme en serio - me dice manteniendo la calma - me da igual si te molestas Alan querido esposo, no me acuesto y punto - si no te quieres acostar aquí duerme en el suelo, o encógete como una pasa y duerme en la butaca, ya verás. Pero deja de hacer estragos en el piso de mi m*****a habitación - tiene muy mal genio - duerme tú en el suelo - se ríe - me costó un millón casarme contigo, me timaron entre tú y tu familia, pague por una cosa y me dieron otra, y esperas que duerma en el suelo por ti - niega - eso no va a suceder - claro, porque soy una cosa, y además mercancía dañada - eso me dolió- algo así - es hiriente - ni siquiera llegaste Virgen
Leer más
4
Capítulo 4 Decir que esta isla es hermosa es quedarse corto, para una pareja enamorada debe ser como estar en el cielo, pero para mí se parece más al infierno llegar aquí tres horas y ya quiero regresar a casa, en realidad desearía poder regresar en el tiempo a cuando no conocía a Alan. - ¿puedes dejar de torturarme? - le pregunto a punto de perder la paciencia  - no te estoy torturando, simplemente te trato como lo mereces, además - sigue con sus explicaciones - no te hagas la susceptible, no me creo ese cuento - está haciendo todo lo posible por hacerme sentir mal, lo sé   - sólo te pido tranquilidad Alan, no me tienes que prestar atención. No me tienes que mirar si no lo deseas. Sólo haste a la idea de que no existo - le pido rozando el límite de la desesperación, se levanta de la silla que estaba ocupando en la inmensa y espléndida terraza y camina hasta donde estoy yo  - ojalá pudiera hacer que no
Leer más
5
Capítulo 5 Alan No podía creerlo cuando me dijeron que la loca que está casada conmigo estaba en la playa. Bajé del hotel como alma que lleva el diablo, y cuando llego la veo en el agua  - ¿por qué la dejaste ir al agua? - le grito al hombre de seguridad que como yo tuvo la mala suerte de encontrarla, se encoge de hombros y lo comprendo, ¿qué se suponía que hiciera? - puedes irte, yo me encargo - le digo y me quedo mirando donde está ella, sé que también me está mirando - Maite, regresa ahora - le di una orden clara y la ignoró, me quité los zapatos y la camiseta, la voy a sacar del agua aunque tenga que hacerlo a rastras, entro en el agua. Está lo suficientemente caliente como para ser agradable, comienzo a nadar, ella no se mueve de donde se encuentra, es como si quisiera que la atrape.- hola esposo - dice tranquilamente cuando llegué a su lado - te pedí que salieras del agua y me ignoraste - le recriminóLeer más
6
Capítulo 6 MaiteAdemás de tener que lidiar con las locuras de Alan y con sus maniás de trabajo, no suelta la m*****a computadora ningun momento, he pasado un rato agradable, el sol de Italia a bronceado, mi piel y mi cuerpo agradece el reposo, después de la discusión en nuestra habitación me he dedicado a molestarle a cada momento. Si se quiere comportar como un pagan pues yo no tengo problemas en tratarlo como tal.  - no pienses que no sé lo que haces, pero se te terminó la fiesta - me dice, está trabajando mientras yo tomo sol en la terraza - mañana se acaba nuestra semana en este hotel y vamos a regresar a la vida real - en casa también hay hombre esposo - lo enfrento - ¿no puedes dejar de trabajar al menos hoy? - le pregunto - como dijiste es eo último día - Maite, cuando llegues a casa vas a estar bastante ocupada con tu nuevo trabajo, difícilmente puedas
Leer más
7
Capítulo 7   La casa está en calma, no es de extrañar cuando llegamos a las dos de la madrugada, subimos a la habitación- te recomiendo que duermas en la cama, no puedes dormir en el suelo hasta que se acabe nuestro acuerdo - sé que tiene razón; sin embargo, no pienso admitirlo- no te preocupes por mí, estoy bien - le digo - ¿mañana tengo que ir a mi casa, no tengo nada mío aquí - cambio de tema- hay dos valijas más en el armario - me informa mientras se quita su camiseta dejando su torso desnudo - no son cosas mías, son de mi hermana - antes de irme le heche un ojo y sé que las cosas que quedan don demasiado reveladoras, quien las empacó estaba decidido a que ella lo sedujera, y a mí no me va a quedar más remedio que utilizarlas por hoy - solo úsalas y no seas tan quisquillosa - dice sin saber de qué habla, me voy al armario, tomo el primer conjunto para dormir que veo y voy a cambiarme, cuando salgo de
Leer más
8
Capítulo 8 Alan   Me levanto a las siete de la mañana, me espera un día largo y me siento agotado por estar despierto hasta las cuatro gracias a mi querida esposa, la veo dormir y prefiero no despertarla, salgo de la habitación y bajo al comedor, o como me gusta llamarlo a mí. El campo de guerra de la familia Nuñes, mi abuelo es el primero en la mesa cada día, a pesar de que está enfermo y de que eso no es un secreto para nadie.  - buenos días, abuelo - me acerco o y beso su blanco cabello - no te esperaba todavía - me encojo de hombros, si le digo el motivo de mi regreso estoy seguro de que va a molestarme - ¿dónde está tu esposa? - me pregunta mirándome serio - está durmiendo, ayer llegamos muy tarde - asiente - ya veo - se lleva el vaso de zumo a la boca- espero que ahora que te casaste no te demores en darme un bisnieto- entra directo en el tema, un tema complicado, ya que es difíci
Leer más
9
Capítulo 9 Maite   Despierto en una cama que huele por completo a él, me trae recuerdos de otra mañana que desperté en su cama y de inmediato caigo en la realidad de la total diferencia entre esta mañana y esa. Me levanto con el ánimo por el suelo, tomo uno de los vestidos de Luci y me lo llevo conmigo al baño me doy una dicha rápida y me visto, hoy debo buscar mis cosas, bajo las extensísimas escaleras que dan al baño.- señora Nuñes - dice una de las empleadas y me demoro en comprender que se dirige a mi, sonrío para mitigar mi desconcierto - ¿si? - le pregunto - el señor Josema quiere verla - me informa- la está esperando en la terraza - ¿la terraza? No tengo idea de donde está la terraza - sígame - ofrece y yo me alegro, me lleva a una terraza que es tan grande que se podría construir una casa en ella, cada lugar de esta casa muestra cuanto dinero tienen, no tratan de ocultarlo, el señor mayor e
Leer más