Mientras estemos juntos

Mientras estemos juntosES

M. Díaz  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
90Capítulos
4.4Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Sinopsis: Mientras Estemos Juntos María Eugenia Smith, a sus 18 años, es llevada por su madre para que se case con un multimillonario para poder sacar a su padre de prisión y recuperar su casa hipotecada. Fiel a sus principios, se niega rotundamente a aceptar ese matrimonio. Sin embargo aquél hombre, que casi le dobla en edad, le propone que ella misma elabore un contrato con todas las condiciones que ella quiera que él le cumpla. Al ver que tenía esa oportunidad, María Eugenia decide hacer un contrato a su placer con la firme intención de hacer desistir a aquél hombre de su propósito. La mañana siguiente, ella muy altiva va a encontrarse con el señor Harry Winter segura de que él, al leer las condiciones que ella demandaba en ese contrato, desistiría y entonces no se vería obligada a casarse con él. Pero, para su sorpresa, Harry Winter firmó aquél contrato sin ver ni una sola de las cláusulas que la chica había colocado pensadas para un hombre totalmente loco. –"Mi decisión está tomada desde antes de salir de su casa ayer, señorita Smith. Si esas son sus condiciones yo las aceptó” –fueron las palabras del imponente y altivo Harry Winter.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
90 chapters
Harry Winter  y su Negocio de engaño.
Capítulo 1  Harry Winter  y su Negocio de engaño. –¡Mariu, Mariú, ven un momento por favor! –gritaba mi madre desde el salón.Asomé mis ojos tras la alta cortina antes de salir y desde allí observé a mi madre, quien conversaba con un hombre que se encontraba de espalda a mí.  Solté la cortina y medí con mis manos su ancha espalda, era un hombre alto.  Seguí el recorrido y alcé mi cabeza para ver sus dorados cabellos en un corte bastante formal. Deduje que sería un hombre mayor. Tenía las piernas abiertas y sus brazos parecían estar cruzados.Solté bruscamente la cortina, se volvió al instante y sus ojos se clavaron en los míos.Como de costumbre,  reaccioné al instante, molesta, furiosa y salí a dejar en
Leer más
¡Mi decisión ya está tomada!
Capítulo 2  ¡Mi decisión ya está tomada! Me senté en una mesa apartada en el restaurant donde me citó. Era lujoso y muy bien ambientado. Un mesero se me acercó y pedí un jugo de naranja natural. Estaba llevando mi jugo a la boca cuando sentí una presencia que se detenía en la puerta. No quise levantar mis ojos, supe de inmediato que era Harry Winter. Oí su voz ronca, varonil, imponente cuando se dirigió al mesero y le pidió un café negro sin azúcar. “Llévelo a la mesa al fondo, por favor. Donde está la señorita de suéter azul”. Le Oí decir. A medida que la sombra de su persona se acercaba, mi corazón latía más y más fuerte.–Buenos días, señorita Smith –dijo con voz segura
Leer más
¡Primera Cláusula!
Capítulo 3¡Primera Cláusula! A la mañana siguiente, como ya lo había decidido, ni siquiera le hice mención a mi madre de lo que estaba pasando entre el señor Winter y yo.Le pedí a mi amiga Aiora que me acompañara a visitar al abogado que me había designado el señor Winter.–¡Buenos días, señoritas! –Saludó el licenciado Sutherland, el abogado del señor  Winter–. Tan pronto llegué a España, me puse a revisar los términos legales y aligeré todos los trámites necesarios. Ahora mismo podrá disponer del dinero que el señor Winter hizo llegar a esta cuenta en dinero de curso legal aquí en España –estiró su brazo para entregarme un comprobante bancario, casi caigo al piso cuando vi el estado financiero.
Leer más
¡Sombrero chismoso!
 Capítulo 4¡Sombrero chismoso! Después de otra noche sin dormir, salí temprano para encontrarme con mi amiga Aiora. Caminaba despacio hacia la estación más cercana. Me coloqué el sombrero que llevaba en la mano.  Hacía un día cálido y soleado. De  repente sentí que un auto se acercaba a la acera y seguía despacio detrás de mí,  de reojo vi que alguien asomó su cabeza ladeada por la ventanilla para llamarme.–¡Señorita Smith! –aquella voz paralizó mi corazón al instante. Esa era la señal de quien era, no tuve necesidad de verle el rostro, sabía perfectamente que Harry Winter estaba justo ahí,  en el carro que se detuvo a mi lado.Me volví a él y levantando mi mentón retador le saludé sin
Leer más
"Un hombre diferente"
Capítulo 5 “Un hombre diferente a todos”    –¿Casarnos tan pronto? –sus ojos bailaban de un lado a otro de mi cara, buscando leer, en mis ojos, lo que escondía con esa decisión.   –No tiene caso esperar más –le respondí levantando mi mentón.  –Yo no tengo ningún problema. Pero recuerde que mi abuela condicionó eso en el testamento, así que ella debe estar presente en el matrimonio, y su firma debe aparecer en el libro de registro –argumentó el señor Winter.  –Puede llegar mañana mismo aquí a España –le dije de inmediato.  –Voy a ordenar  los preparativos, pero es complicado–dijo con verdadera preocupación. Primera vez que lo veía un poco nervioso e inseguro de algo. Hasta sentí pena por ponerlo en esas. Pero en realidad quería que ya empezaran a correr los seis meses del contrato.  –Bueno –dijo dirigiéndose a mis padres–, Señ
Leer más
“Un mal trato”
Capítulo 6“Un mal trato” Sentí la necesidad de estar a solas para llamarle. Mi corazón comenzó a palpitar ruidosamente. Sólo iba a oírle su voz, no lo tenía al frente y sin embargo ya mis mejillas eran color escarlata y mis ojos buscaban en mi mente su recuerdo. Eso no era normal. –¡Diga! –Se oyó la voz fuerte e imponente desde el otro extremo del teléfono.–Buenas noches señor Winter, es María Eugenia Smith. Antes que nada por favor disculpé, no pude llegar a la reunión con el doctor Sutherland, estoy muy apenada por ello –le dije.–Buenas noches, ya sabía que era usted –su voz se hizo tan personal, varonil, tan seguro de cada palabra que decía, pero a la vez transmitía calidez y ternura –. No tienes qu
Leer más
“Ya nada puede herirme”
Capítulo 7“Ya nada puede herirme”  Mi madre entró al salón con una botella de champaña en sus manos, venia alegre y sonriente, mientras mi padre conversaba con el señor Harry Winter y mi amiga Aiora no dejaba de mirar todos los movimientos de aquel hombre. Pensé: “¿por qué Aiora no deja de mirar a Harry Winter?” Era una fijación un poco extraña. Lo vi algo sospechoso. Y como mi cabeza ya alucinaba, sentí una rara sensación.Mi madre también andaba, como de costumbre, soñando con todo lo que haría a partir de ahora con un yerno adinerado, mi padre caminaba hasta la botella llenaba las copas y volvía para seguir hablando de ¿negocios? con mi flamante prometido. Creo que ambos estaban felices. Claro, hicieron el negoción con su ú
Leer más
 “Mi Matrimonio es real”
Capítulo 8 “Mi Matrimonio es real” Me levanté con mucho nerviosismo ese día. Mi madre ya estaba metida en la cocina, al verme salir del cuarto me miró con una enorme sonrisa dibujada en sus labios.–¡Buenos días hermosa novia! ¿Cómo dormiste?–. Me ofrecía una taza de café.–Mamá, aunque este matrimonio es por meros formalismos. Aún así,  estoy  hecha  nervios  –le dije sinceramente.–¡Matrimonio es matrimonio! Sin importar si es real o de mentiras. Siempre trae consigo mucho nervio, pero sobre todo es muy bonito hija –me respondió sonriendo de oreja a oreja –.  Pero Mariú, debes tener en cuenta que tu matrimonio no es de mentiras,  es real y ello implica una serie de responsabilidades, de ambas partes.Leer más
“Él no tiene sentimientos”
Capítulo 9 “Él no tiene sentimientos”   Me quedé mirando los vivaces ojos de la abuela Cecil, en el mismo espejo, donde también yo me veía. Hurgué en ellos a ver si encontraba respuesta a lo que ella me acababa de preguntar, pero eran tan enigmáticos como los de su nieto. –No creas que no he notado lo que pretendes. Pero antes, debes oírme. Chiquilla, debes estar siempre atenta porque Harry es un hombre demasiado perceptivo.  Cuida y guarda para ti todo lo que él te dice y lo que hace. Se quedó pensando un breve momento y prosiguió: –Debes saber, mi querida chiquilla, que él es un seductor de nacimiento. Y hasta ahora no ha habido jamás, ninguna mujer que se le resista, eso te incluye a ti, porque aunque pones cara de no querer estar cerca de él, ya eres su prometida, y estas a punto de firmar tu acta de matrimonio con él. –Abuela Cecil yo… No me dejó terminar, ella alzó su vo
Leer más
“El amor siempre es un juego”
Capítulo 10 “El amor siempre es un juego”   –Abuela Cecil, ¿alguna vez lo has visto enamorado? –me atreví a preguntarle. –¿Te refieres a enamorado, enamorado, enamorado?  –movía su cabecita y miraba a lo alto buscando en sus recuerdos, mientras repetía esa palabra. –Sí, abuela Cecil, me refiero a  ¡ENAMORADO! – arqueé mis cejas. Se quedó pensando cabizbaja, después subió de nuevo su cabeza altiva y entonces sonriendo vivazmente me dijo: –¿Y tú? ¿Acaso te has sentido enamorada antes? O quizás alguna vez… ¿Te has sentido amada? –Yo creo que no abuela Cecil, no podría mentirte. Reconozco que amo a mis padres, que amo a mi amiga Aiora, que amo la vida y sobre todo que me amo a mi misma, pero… Amor por un hombre, no lo he sentido jamás. Y estoy segura que tampoco he despertado ese sentimiento en un hombre todavía –ése final lo dije con un poco de vacilación, y muy bajo. La abu
Leer más