Un Corazón Nuevo (Bilogía: Corazones Rusos)

Un Corazón Nuevo (Bilogía: Corazones Rusos)ES

Tina Monzant  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
43Capítulos
7.1Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

McKenzie es una hermosa chica que después de haber superado una terrible enfermedad a temprana edad, sufre una pérdida dolorosa que la obliga a cerrar su corazón y su vida. Solo con la compañía de sus computadoras, asegura que es feliz y que no necesita de nada más, pero pronto descubrirá que está equivocada, ya que el atractivo y enigmático empresario, Viktor Novikov, la contrata para trabajar con él y este provoca que todo su mundo cambie al conocerlo a través de una simple conversación en Skype. Ambos tienen heridas en su corazón que no han sanado por completo, ambos tienen temores que no les permiten dar un paso adelante para continuar con sus vidas en plenitud y permitirse amar sin miedo, ambos desean abrir la jaula del pasado a la que voluntariamente aceptaron entrar y cerrar con un cerrojo. ¿Será que lo consiguen? Por azares del destino o no, ellos se encontraron y se han abierto a la posibilidad de tener: Un corazón nuevo.

Leer más
Un Corazón Nuevo (Bilogía: Corazones Rusos) Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
43 chapters
Capítulo 1
No me conoces. No sabes quién soy, pero si miras alrededor, me verás. Soy la chica que nadie nota, la que pasa por tu vida sin ser vista, sin que merezca una segunda mirada y, así me gusta. Estudié ingeniería en sistemas computarizados y software avanzados y todo cuanto te puedas imaginar acerca del tema. Lo sé, soy un ratón de computadoras. Eso soy.A mis veinticinco años, no puedo decir que tengo todo lo que he querido, pero no me quejo. Soy dueña de un piso en Manhattan, sin deudas universitarias, ni padres o hermanos que llegan de improvisto a visitar. Trabajo en ocasiones, no necesito de horarios, ni algo fijo.Somos, yo, el teléfono móvil y mis computadoras y así me gusta, ni tan siquiera tengo la necesidad de salir de mi apartamento. No me gusta relacionarme en directo con la gente. Desde mi adolescencia tengo problemas para hacerlo y empeoró m&aa
Leer más
Capítulo 2
En las frescas mañanas de principio de invierno, odio levantarme temprano y más aún cuando me desveló trabajando; necesito mi dosis de té…, me encanta el té, de cualquier tipo, es mi vicio particular, lo disfruto muy dulce y concentrado. Una ducha rápida y una jumbo taza de té en las manos y listo. A comenzar la jornada en mi «cueva»,El ala este de mi apartamento, una sección de cinco por cinco metros cuadrados, tengo todo lo que necesito, mis tres computadoras, un escritorio de vidrio templado, un sofá cómodo, mi caminadora para los días de mucho frío que se aproximan y las vista frontal de pared a pared y de techo a piso, y el majestuoso Central Park se deja disfrutar en todo su esplendor en cualquier época del año, por esta razón, decidí remodelar y ubicar aquí la cueva.Instalada ya en m
Leer más
Capítulo 3
Mi curiosidad no puede más que mis ganas de calentarme y la abro, dentro hay un precioso crisantemo de pompón del rojo más hermoso que he visto; ¡el crisantemo es mi flor preferida de todas! No hay tarjeta dentro, ni ningún un indicio de su remitente. Voy por un florero para ponerlo y lo dejo en la encimera de mármol del lavamanos, me desvisto y pienso en quién podría ser el autor de tan marabillosa sorpresa.Sumergida en las cálidas aguas de la tina y sin dejar de admirar la flor, se vienen a mis pensamientos, sin ningún permiso, unos ojos oscuros e intensa mirada, una voz seductora y demandante del señor Novikov, que arrasa y perturba mi alma, mi cuerpo y todo mi ser, como esos antiguos barbaros de las historias que solía leer años atrás. «Imposible McKenzie, sácate esas ideas locas de tu cabeza», me digo a mí misma.Termino el ritual de
Leer más
Capítulo 4
La semana pasó sin pena ni gloria, todo se cumplió tal y como lo tenía previsto. He contratado los servicios de catering, las invitaciones se han enviado y la decoración fue contratada como la solicitaron, también a la espera de la fecha para ponerlo todo a punto.Me gusta trabajar para Viktor, cada día me envía un sin número de tareas, algunas más complicadas que otras y me reta de forma constante, todavía y durante la semana, sigue estando seco, incluso hosco en ocasiones, cosa que agradezco, porque después de la video llamada las mariposas dormidas en mi estómago comenzaban a despertar. Y eso no es bueno.Un nuevo crisantemo reemplaza al anterior, esta vez es azul, de nuevo sin remitente, ni nota, nada que me diga quién los envía, pero me encanta, me fascina esté misterio.Es sábado y me despierta una llamada que podr&iacut
Leer más
Capítulo 5
Regreso a mi apartamento, me cambio rápido y con la ropa deportiva puesta, decido correr en la caminadora, la ventaja de tener una, es que puedo usarla en cualquier momento, haya frío, lluvia o sol inclemente, lo malo; no respiro aire fresco, ni veo a la gente pasar a mi lado, aunque no me gusta interactuar con el mundo exterior siempre me ha gustado observarlos, ver la vida en movimiento a mi alrededor.Mi mente no para con los acontecimientos de esta mañana. Irina debe de estar equivocada, es imposible que el señor, Novikov esté sintiendo algo por mí, o que yo le haga sacar nuevas sonrisas «porque de seguro tú no sientes nada por él, ¿verdad?» ¡Estúpida conciencia y malditas mariposas! Había estado bien sin ustedes.El sonido del teléfono interrumpe mi verborrea mental.—Hola, tío Adam, ¿cómo estás? —pregunto al ver su n
Leer más
Capítulo 6
Son más de las diez de la noche y yo me encuentro sumergida en la tina, mirando mi hermoso crisantemo, sigo pensando en la fiesta, en las razones de Viktor para casi obligarme a ir y los motivos de Irina para que se ofrezca. Estoy hecha un lío y el repicar de mi teléfono me desvía de mis nudos mentales. Salgo a toda prisa haciendo un desastre con el agua.—Diga… —respondo con el aliento agitado por la carrera.—Hola, McKenzie. ¿En serio depende de ti lo de la fiesta? Te lo pregunto porque sabes que mi vida está en tus manos, recuérdalo —menciona hablando como niña pequeña pidiendo un dulce cuando hace un berrinche—. No quiero saber los motivos por los cuales depende de ti, lo que sí necesito que me digas, es si habrá o no fiesta. ¡Por favor! Di que sí, por favor, i que sí, por favor, por fa
Leer más
Capítulo 7
 Laboratorios Karlson. Se encuentran casi igual que el año pasado, la única diferencia es que reemplazaron los adornos de navidad, y siguen siendo sobrios y elegantes de muy buen gusto. Dejé todas mis tareas hechas, citas programadas e información enviada, también les avisé a mis dos empleadores que necesitaba este tiempo libre y que cualquier cosa que requirieran de manera urgente, les pedí que me contacten en el celular. Espero concluir esta reunión lo más rápido posible y continuar con mis actividades rutinarias para cerrar el día.Buenos días, señorita Karlson; el señor Connors la espera menciona la recepcionista al verme llegar, ella actúa tan amable como siempre.Buenos días a ti y gracias, Mary. —Subo a las oficinas saludando al personal, todos me conocen y me devuelven una sonrisa al pasar frente a
Leer más
Capítulo 8
 En el portal de mi apartamento, me espera un nuevo crisantemo en tono rosa, es hermoso como todos los demás. Con la diferencia de que éste trae una nota. ¡Una nota! Por fin voy a saber quién los envía. Abro el pequeño sobre y con caligráfica propia dice. «Contigo aprendí a mirar a los ojos, para descubrir tu sonrisa que ha logrado deshelar mi corazón». No tiene firma, pero es un paso más, ya que ahora me envía nota.Me la llevo a la cueva y sobre el escritorio coloco la hermosa flor. Llegan a mi memoria esos ojos negros e intensos que me torturaron durante la comida. ¡Cómo deseo que sea Viktor quien me envía estas palabras y flores! Por fortuna logré zafarme del interrogatorio de Mark con una excusa barata, pero excusa, al fin. Es implacable cuando se trata de averiguar lo
Leer más
Capítulo 9
Amablemente decliné la invitación a cenar de la rusa, la verdad es que ya no tenía cabeza para seguir. ¿Qué se le regala a un hombre que se puede comprar todo lo que quiere? Es la pregunta más difícil a la que me he enfrentado. Con mi papá, mi tío y Mark, siempre fue fácil darles regalos. Unas tarjetas, detalles y poco más, pero con Viktor Novikov, estoy hablando de otro nivel muy distinto. Es mi jefe, no alguien al que conozca desde hace mucho tiempo, y, para colmo, solo tengo hasta mañana para conseguir algo. Cuando llego a mi departamento, dejo los paquetes en mi habitación y me voy directo a mi cueva para meterme de cabeza en internet. Durante horas y horas, paso buscando el regalo indicado y nada me complace. Exasperada por mi infructuosa búsqueda me voy a dormir, estoy agotada, mañana será otro día y espero que durante la noche logre pensar en algo adecuado para él. Me despierto un poco más tarde de lo habitual, es el día de la fiesta y
Leer más
Capítulo 10
El resto del tiempo se fue volando. La rubia ha quedado espectacular, su peinado y maquillaje la hacen lucir como un ángel de belleza insuperable. Por lo tanto, y después de mucho insistir, entre las dos me obligaron a sentarme. Irina le muestra a María mi vestido, que también lo tiene en su celular y deciden que el estilo medio suelto, combinará a la perfección.Terminado el trabajo en el cabello, debo admitir que ni en mis sueños más locos, podría haberme hecho eso yo misma. La estilista recogió la mitad de mi cabello y tras trenzarlo, meter horquillas y rociar mucho fijador, formó una hermosa rosa con mi cabello, y el resto lo dejó suelto y le hizo ondas en las puntas. Insuperable en verdad.El maquillaje fue otra batalla perdida, no me dejaron levantar del asiento, y lo único que logré fue que no me aplicarán demasiado, puesto que casi no uso ma
Leer más