Nathan, el acechador

Nathan, el acechadorES

Caroline Rebolledo Ospino  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
15Capítulos
868leídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Esta es la primera parte de la historia de Nathan y sus peculiares ocurrencias, es un chico que cursa su Noveno año en la escuela católica divino niño y qué ansía disfrutar a su modo, los últimos años que le quedan en esta. Es una obra divertida, juvenil y romántica que hace énfasis en las vivencias de los adolescentes en un ámbito tan importante como es la escuela. Nathan es un chico promedio con una grandísima autoestima, logra convertirse en alguien conocido por todos, pero no por algo sano sino algo que saca de quicio a cualquiera y con este logro consigue uno que lo atormenta y que nunca logra sacárselo de la cabeza, este tiene nombre y apellido propio.

Leer más
Nathan, el acechador Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
15 chapters
1.
1. Bienvenidos a mi mundo.Me siento aburrido, ya no encuentro algo que hacer que logre entretenerme. Me tocará… no sé, lanzarme en bungee o prostituirme para ver si de esa manera consigo más emoción, aunque a estas alturas de mi vida, no sé si halle algo que logre despertarme un poco de emoción. Hasta ese momento, creía haberlo vivido todo. Creía que ya había tenido todas las experiencias posibles y me jactaba de ello, pero mi realidad estaba muy lejos de ello. No podía todo lo que iba a ocurrir en mi último año.Mi escuela era como las demás, aunque las demás no tienen a un personaje perfecto y digno de admiración como yo, es que, si todos fuesen como yo, la vida sería tan diferente… <sí, era un ser despreciable en ese momento, que merecía ser pateado con todas las fuerzas posibles y no sé si aú
Leer más
2.
Yo no hago más que mirarme al espejoYo la verdad no me encuentro tan guapoMe encuentro simpático, un poco maniáticoQuizá de este lado un poquito mejorPero ya te digo no sé lo que pasaQue todos los días me escriben mil cartasLlaman a mi casa, y luego no hablanSolo se oyen risas tengo que colgarHas sido tu, que crees que no te he vistoHas sido tu, chica cocodriloHas sido tu, la que me dio el mordiscoHas sido tu, has sido tu, has sido tuMe desperté y desayuné, con mi usual rutina de escuchar música antes de salir. Por lo general algo de Cerati, los prisioneros, o como en esta ocasión: Hombres G. Fui a la escuela en mi horario habitual, me puse unas botas y una camisa con cuadros, un atuendo casual porque sí, iba a empezar el primer
Leer más
3.
 Chica rara y nefasta.No podía sacarme esa imagen perturbadora de mi cabeza, el con esa cara de intestino en verdad engañaba, mostraba algo que no era. Le dije a mi hermana que el no quiso hablar conmigo, era mejor mentirle porque esto la haría sentir peor de lo que ya estaba, no podía hacerle eso a mi hermana.Sé que es difícil de creer, pero ella es lo que más quiero en el mundo o bueno, junto a mi papá, quién a pesar de que me reseteó el otro día, es un tipazo y sé que nos adora, pero es que con Lucía, las cosas eran lógicamente diferentes. Ella me ayudó mucho en mi niñez y preadolescencia. Me enseñó cosas que me sirvieron de mucho en un futuro, incluso, a sobrevivir en algunos aspectos. Me había hecho lo que soy, que me gustara leer y ver películas de culto. Me enseñó a vestirme mejor y cu
Leer más
4.
Bill Manguera, mi mejor creación.En el transcurso de esa semana no la volví a ver, eso me resultó curioso, pero decidí concentrarme en Bill Manguera, mi alter ego. ¡Pobre Marcelo! Comentaba la gente de la escuela, no dejé de publicarle cosas en una semana, todas por supuesto, eran ofensivas. Luego de una semana me bloqueó, era lógico que lo hiciera, pero no entendí el por qué lo hizo tan tarde.Cuando me bloqueó, empecé a acosarlo por mensajes a su teléfono celular, de ahí si no podría bloquearme jamás. Le enviaba un mensaje tras otro sin parar, para que no dejara de sonar su teléfono, le dejé mensajes en la madrugada, en la noche, en el día, le decía cosas como: “Te estoy observando” o “Te amo”, me gustaba sonar contradictorio para enredarlo, además, Bill a veces se comportaba como gay y
Leer más
5.
CelosLa busqué mucho tiempo durante el descanso, pero no la encontraba, no había notado hasta en ese momento que mi escuela era bastante grande. Recorrí cada rincón, pero no lograba hallarla. Estaba agotado y al final, la encontré de nuevo en la biblioteca, estaba sentada con el perdedor de David, sentí ganas de escupirlo, pero no sé por qué. Me senté junto a ellos sin importarme un bledo si los interrumpía o no.-Buen baile Mia, me dieron ganas de comerte- Le dije sonriendo.-¿No ves que estoy ocupada?-Me dijo bastante molesta.-No, no lo veo.-Lindo vestido Nathan.-Me dijo Mía.-¿Cómo sabes mi nombre?-Todos lo saben-Respondió el maldito David, el no debió nacer. ¿Quién carajos te dijo que hablaba contigo? Infeliz.-¿Qué querías decirme?-Me dijo Mía resignándose.Leer más
6.
 Los mejores amigos del mundo.Nos mandaron a visitar el museo moderno de la ciudad. Íbamos todos los de décimo, así que, por ende, iba Raúl y Mía, genial. Me alivió un poco ver que iban separados, ella estaba sola mientras él estaba con su grupo de amigos. Aproveché cuando entramos al museo para acercarme a ella, quién vestía sombría como siempre, pero su semblante, era diferente esta vez. No se veía enojada o sin expresión como siempre, parecía ida y no entendía si es que le sucedía algo, pero no podía preguntarle así sin más, me arriesgaba a que quisiera acribillarme.-Mía, llevas tiempo sin amenazarme.-Le dije sonriente, pero no pareció prestarme mucha atención, estaba absorta en algo y no sabía qué era.-Sí…-Contestó a duras penas. Observé alrededor
Leer más
7.
Cumpleaños de la sabandija de Raúl.Acordamos que me pasarían a buscar a las seis para ir a la fiesta de Raúl. Les conté abiertamente mis sentimientos hacia Mía, porque de igual forma lo notarían, creo que cualquiera a estas instancias, podría notar de lejos lo mucho que ella me gusta y aunque no me comprendieron, decidieron ayudarme a separarlos. Ese sería el inicio de mi malévolo plan en contra de Raúl.Además, serían mis nuevos cómplices y me acompañarían a seguir a nuestros compañeros, los hermanos vigilarían a Raúl en las tardes afuera de su casa y Mickey y yo vigilaríamos a Mía en las noches. Un día antes me ayudaron a enviar mensajes aún más épicos que los anteriores, aunque la mayoría los hice solo yo, pero creo que ellos me dieron la inspiración. Los hermanos le
Leer más
8.
 Deprimido y con buenos motivos.Una rápida traiciónY salimos del amor,Tal vez me lo busqué.Mi ego va a estallarAhí donde no estásOh, los celos otra vez.¿Qué otra cosa puedo hacer?Si no olvido moriré,Y otro crimen quedaráOtro crimen quedaráSin resolver.Salí bastante satisfecho de su casa, ella no me dio su número y yo tampoco pensé en pedírselo, pero el éxtasis me duró poco cuando Mía regresó a mis pensamientos, como siempre lo hacía. Irrumpiendo donde no debía. Pensé en volver a la fiesta, pero no tenía ganas de hacerlo, en el fondo me sentía culpable por lo que había hecho, me sentí como si la hubiera traicionado a pesar
Leer más
9.
Soy leyenda, nadie podrá olvidarme.Sabía que me había excedido, estaba hasta el cuello lleno de preocupaciones, los errores que no había cometido en todo el año, los cometí todos en quince minutos y por una razón absolutamente ridícula: despecho, qué bajo he caído, maldición. Todos salieron disparados apenas se dio el momento y como era de esperarse, algunos lloraban a chorros, angustiados e incluso, traumados, pero, por otro lado, otros estaban increíblemente felices de haber tenido una experiencia cercana a la muerte y alardeaban sobre este hecho. No hay otra forma de decirlo, qué payasos, qué porquería. Aunque sí, me jactaba de mi inmundo logro. Sabía que era repugnante y miserable, pero me encantaba serlo.Enseguida escuché a la gente comentar que unos habían soñado que un ataque terrorista de este calibre nos iba
Leer más
10.
Mi día de gloria, ¡Oh sí perras!Suspendieron 21 días a los otakus y les pusieron matricula condicional, eso me hizo sentir un poco mejor, aunque ellos estaban orgullosos y ¡hasta dos de ellos consiguieron novia! Las dos son del equipo de porristas y, por ende, son guapísimas.Les mejoré las vidas… eso sí que no era parte del plan. Y yo que quería que siguieran en la miseria, a veces me doy cuenta de lo mezquino que puedo llegar a ser, soy horrible y miserable, y lo peor de todo, es que estaba consciente de ese hecho.Algo estaba raro esa semana, todo estaba bien con mis amigos, pero… ya nunca veía a Mía con Raúl, anhelaba que hubiesen terminado y sí es así, lo celebraré con todo lo que tengo.Me retractaré del conjuro que le hacía al tremebundo. Bueno, esto no es cierto, o tal vez sí.Puede que no le gust
Leer más