Diario de una suicida

Diario de una suicidaES

RAGM  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
24Capítulos
818leídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Tras el divorcio de sus padres, Cassandra es separada de su hermano, su ser más querido en el mundo, lo que, junto con otras situaciones, provoca en ambos una terrible depresión. Tras vivir de esa manera por un tiempo, ella decide suicidarse, pero por azares del destino, su madre la encuentra y la salva, por lo que es internada a un hospital. Allí conoce a Alberto. Pero al reencontrarse con su hermano y con los recuerdos, todo dará un giro en la vida de los 3. ¿Podrán continuar juntos a pesar de las dificultades de la vida? ¿Podrán tener una vida normal aún estando tan rotos?

Leer más
Diario de una suicida Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
24 chapters
PREFACIO
‘Felicidad’Hace tanto tiempo que esa palabra ya no existe para mí. Hace tanto tiempo que ya nada tiene sentido. Hace tanto tiempo que ya no existe el color. Hace tanto tiempo que se agotó la esperanza, y esto puedo resumirlo en solo una pregunta. ¿Vale la pena vivir así?La vida es como un polvorón, se rompe ante cualquier circunstancia. Y sí, tal vez digan cosas del tipo ‘eres una exagerada’, ‘no tienes cordura’, o incluso ‘existen peores cosas’Pero, ¿sabes qué? Ya me cansé, esta vez no voy a discutirte nada. ¿Sabes qué? Tienes razón, soy una exagerada, estás en lo correcto, no tengo nada de cordura, y no te equivocas al decir que existen cosas mucho peores que mi situación. Lo único que diré ante esto será: No todos somos igual de fuertes. No todos sentimos lo mismo. No todos pensamos de la misma manera  Y es que cuando uno está cansado de vivir, tan cansado de sufrir, de tener que resignarse, cualquier cosa te derrumba, y te das cuenta que, aun
Leer más
CAPÍTULO UNO
-LUNES 31 DE DICIEMBRE-Recuerdo este día claramente; Eran las 8 de la mañana del último lunes del 2018. El año había terminado, y mis esperanzas con él. Había decidido que ese sería mi último día en este mundo; por lo que saqué los somníferos que había comprado tiempo atrás, dispuesta a tomarme la caja entera, para no despertar nunca más.Nadie se daría cuenta de que esto era un suicidio, puesto que todo estaba planeado para ello, solamente una persona lo sabría, y yo estaba segura de que lo guardaría con ella.Me puse a recordar cada momento de mi vida. Parecían tan lejanas esas tantas vacaciones en las que me sentía la niña más feliz del mundo. Me preguntaba cómo había sido posible que esa chica perfecta, sonriente, alegre a la que tantos habían amado, se había convertido en esta niña deprimida, suicida, negativa de la cual todos se habían apartado; ¿cómo? Me pregunto, ¿cómo me convertí en este monstruo que ahora tanto aborrecía
Leer más
CAPÍTULO DOS, (primera parte)
-Sus signos vitales han sido controlados, aparentemente sigue dormida-Hay que levantarla, la necesitamos despierta antes de llegar –oigo lejanamente una voz que parece la de mi mamá, pero ¿me hablarán a mí? ¿Llegar a dónde? Espera, ¿Dónde estoy? ¿Qué hago aquí? -Cass, Cass, ¿Estás despierta? – dice mi hermano. Me incorporo abruptamente, estoy dentro de un vehículo, alrededor de mi está mi mamá, mi hermano, y dos doctores-Claro, ¿Qué pasó? ¿Qué hago aquí?-Lamento decirte que vamos camino a una clínica de salud mental- ¿Por qué? ¿Y Alfredo?-Él ya ha sido trasladado, después de nuestra discusión, unas personas se lo llevaron a su cuarto, diciendo que tenían que hablar con él, y luego llegó mamá y me dijo que lo internarían. Al parecer luchó con esas personas, no quería ir, pero supongo que al final de cuentas quienes deciden son los padres.  Y, bueno, ya viste la nota que dejó- ¿Me van a internar? ¿y a ti? No por favor,
Leer más
CARTAS DEL PSIQUIÁTRICO (1)
 -CARTA DE LUNA-Señorita Cassandra:Primero que nada quiero pedir perdón por mi extrema formalidad en las cartas, no puedo evitarlo.En segundo lugar, sé que bueno, estos son tiempo difíciles para las dos, especialmente para ti, por lo que aunque no podamos vernos, quiero mandarte todas las ganas del mundo para que sigas viviendo, porque honestamente no quiero volver a pasar por esto.No se en qué estabas pensando cuando decidiste dejar sobre mi esa tu carta tan aterradora, pero creo que fue mejor que la tuviera yo a alguien más, y aunque sueñe extraño y morboso, no me hubiera gustado no ser ese alguien que la recibiera. ¿Razones? Tengo muchas, pero realmente no quiero mencionarlas, lo sé, es muy extraño. Y bueno, se me hace imposible conservarla o tirarla, así que mejor la dejo en tus manos, como un recordatorio de tu promesa hecha en el hospital, que nunca más intentarás hacer algo parecidoEspero respuesta p
Leer más
CARTAS DEL PSIQUIÁTRICO (2) (Respuestas)
 -PARA LUNA-Querida Luneta:No me molesta para nada que escribas de esa manera, es más, si gustas también lo hago yo; sirve que me ayuda para mejorar mi redacción, sobre todo cuando de trabajos escolares se trateQuiero decirte muchas cosas, y no se por donde inciar…En tu carta mencionas “momentos difíciles”, y si de algo me he dado cuenta en mi estancia acá, es que no son solo momentos, sino que toda la existencia es difícil, todo el contexto de la palabra. Sin embargo, no lo veremos por el lado negativo de las cosas para que nos derrumbe; sino ver esto como una oportunidad. Porque aún siendo difícil, vale la pena continuar, porque solo de esa manera se puede alcanzar las metas, entre ellas, la felicidad¡Pero qué digo!, esto no vale la pena, lo vale todo. La amistad, la familia, las risas y sonrisas, lo valen todo.Y créeme que a pesar de las dificultades, no cambiaría nada por ello.Te agradezco infinitame
Leer más
CAPÍTULO DOS, (segunda parte)
 -JUEVES 17 DE ENERO-Rutina… Si me pidieran describir mi presente en una sola palabra, esa sería la que escogería. Me resulta algo inquietante. ¿Qué tiene de especial?  ¿Qué es lo que sucede para que algunos odien la rutina y otros no puedan vivir sin ella?Es irónico; todos queremos salir, vivir, tener viajes, aventuras, entre otras cosas, sin embargo, muy pocos están dispuestos a salir de su zona de confort; aun cuando nos quejemos de ella diariamente. ¿Por qué?Miedo Esa sería la respuesta correcta a la última pregunta.Pero, ¿Exactamente a qué le tenemos miedo? ¿Al rechazo? ¿Al fracaso? ¿O sería más acertado decir que al éxito?Se dice que antes de tomar una decisión, deben ser valoradas todas las posibles reacciones, pero podría decir que más del 80% de las ocasiones, solo valoramos las partes negativas“Quiero hacer esto, pero, ¿Y si no puedo? ¿Y si me ridiculizo?” Esos so
Leer más
CAPÍTULO TRES
Domingo 27 de eneroLos días se pasaron más rápido de lo que imaginaba, y para cuando me di cuenta, ya estábamos saliendo de la clínica. Mi madre se encontraba radiante, con una sonrisa tan grande que podría jurar no haberla visto así antes, y papá, su felicidad se notaba en su tono de voz, en sus bromas y comentarios; y entre risas y relatos llegamos a casa. En otro momento habría pensado que era demasiado bueno para ser verídico y duradero, pero una parte de mí ya estaba harta de esos comentarios, y decidió que no importaría qué tan largo fuera, lo disfrutaría como no tenía idea.Mis papás habían organizado una reunión con los padres de Alfredo y los de Luna, y así fue como terminamos 3 familias comiendo en el patio de la casa donde me crie.Es extraño, pasaron tantas cosas, pero a la vez tan poquitas, que me es difícil recordarme a mí misma que aún no ha pasado el mes desde ese fatídico día, pero parece que llevo años lejos de casaLo sé, soy una dra
Leer más
CAPÍTULO CUATRO
Después de clases, los 4 fuimos por helados, pero yo me sentía un tanto tensa, quizá por lo sucedido en el recreo, era algo loco.Cuando llegamos a casa, Roberto me dijo al día siguiente tendría un trabajo en equipo, por lo que no regresaría conmigo en el bus, le respondí que no había problema, pero siendo honesta, creía que por ahí había gato encerradoMartes 12 de febreroEl día transcurrió sin mucha novedad, salvo por la salida. Alfredo aún no salía, mi hermano se fue con uno de sus compañeros, quien supongo que era parte de su equipo y vi a Luna retirarse con su mamá, quien había ido a recogerla porque tenían un compromiso, así que me quedé sola. Me colgué mi mochila, conecté mis audífonos, me agarré de los tirantes del bulto en mi espalda y comencé a caminar. No llevaba aún 10 pasos cuando oí a alguien corriendo detrás de mí, me tocó el hombro y se excusó por haber salido tarde y me preguntó si podía acompañarme a casaNo vi nada de malo que mi ami
Leer más
CAPÍTULO CINCO, (primera parte)
Sábado 23 de febreroLas cosas marchaban de maravilla. Pasábamos mucho tiempo juntos los 4, estudiando, debatiendo o compartiendo temas de interés común. A veces los chicos se organizaban para hacernos salir a algún lado, y la verdad me gustaban esos detalles.Sin embargo, (Como bien se sabe) no todo es “color de rosa”.Cuando me desperté, lo primero que oí fue:-No Ricardo, no puedes irte así de nuevo, no lo hagas, por favor. –Sin duda esa era la voz de mamá-Puedo y lo haré. Ya no me ella ya no me necesita aquí, ¿No la ves? Sale, es feliz, ríe, juega. –Contestaba, dolido, mi padre-Ya sé que no te agrada, pero YA CRECIÓ. Es una señorita, tiene pareja y amigos y es natural que pase tiempo con ellos. No puedes seguir viviendo en el pasado. No puedes dejarla de nuevo-Me voy porque sé que tendrá a alguien más que pueda protegerla, y quizá mucho mejor que yo. No conozco bien al chico, pero tengo que aceptar que ya llegó mi re
Leer más
CAPÍTULO CINCO, (segunda parte)
Lunes 25 de febreroInicia la semana y no me gusta comenzar con deudas o cosas así, y sé que prometí explicaciones a mis amigos, por lo que publico en el chatCass: Buenos días bellos durmientesCass: ¿Ya despertaron?Cass: Vamos por paletas de hielo a la salida, yo invito. Apuesto a que el chisme se pondrá bueno.Cass: ¿Qué dicen, jalan?Luna: Que tentadora invitación, ¿Cómo no aceptarla?Alfredo: Allí estaré 😎Y así es como comienza mi día.Las clases pasan sin mayor novedad, y me pregunto si podré mantener esa misma postura flemática que tuve con mis papás a la hora de dar explicaciones. Sé que nadie me lo está exigiendo, pero siento que debo hacerlo.Llega la salida, me cuelgo mi mochila, espero a Luna para salir del salón, y una vez que ella imita mi acción, salimos al patio. Los chicos ya se encuentran al
Leer más