Una Ayuda Inexplicable

Una Ayuda Inexplicable ES

JESSANG  Completo
goodnovel16goodnovel
9.9
Reseñas insuficientes
38Capítulos
12.6Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Abby es una chica tranquila, trabajadora y de clase media, trabaja como mesera en un restaurante, vive sola en un pequeño apartamento al este de la ciudad Bello Norte, nunca había pensado en enamorarse, en su mente solo estaba el trabajar para ayudar a sus padres que viven en un pequeño pueblo. ¿Quien iba a pensar que se enamoraría del chico que ella menos se imaginaba y con una gran responsabilidad por delante? Acompáñame a conocer su historia. Descubre esta hermosa historia con un final inesperado y con un gran desenlace. Nota: Al final del libro conocerás la historia de Matthew antes de conocer a Abby.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
38 chapters
Capítulo I
Me llamo Abby, soy una chica mestiza, mi cabello es un poco extraño no es ni liso, ni rizado de color castaño oscuro, ojos color café y mido 1,56cm , soy sencilla, no suelo usar maquillaje y no uso ropa de marcas caras, me gusta ser original y sencilla. Me levanté muy temprano como de costumbre, pues, tenía que ir a trabajar, desde que se volvió muy costoso el estudio en la universidad, con tantos proyectos que realizo en cada semestre decidí que en vacaciones me pondría a trabajar, pues ya era mayor de edad y mis padres me habían ayudado lo suficiente durante toda mi vida y no me parecio justo que al crecer siguieran haciendo lo mismo, ya yo podía buscar un empleo para pagar mis gastos; me dirigí hacia el baño para darme una ducha, salí y me vestí con un pantalon ceñido al cuerpo, una blusa fucsia y unos zapatos converse negros, me tejí una trensa en mi largo cabello, el cual tenia unos reflejos color champán, una vez lista salí hacia la cocina y me preparé un café e hice
Leer más
Capítulo 2
A la manana siguiente me desperté en una suave cama, al abrir mis ojos me levanté sobresaltada, pues sabia que no estaba en mi habitación, salí de la cama en un solo salto y escucho ruidos que provenian de la cocina, me fui al baño, me lavé la cara y cepille mis dientes, salí apenada del cuarto y para mi mala suerte la cocina estaba justo bajando las escaleras.—Buenos dias —me dijo Matt con una taza de café en la mano— ¿dormiste bien? —Buenos dias, si gracias —le respondi con mucha vergüenza— ¿en que mometo me quede dormida?—Bueno yo subí a dejar a Luisa en su cuna y cuando regresé ya estabas dormida, no quise despertarte, por eso decidí llevarte hasta la habitación de huespedes para que no tuviras que dormir incómoda en ese sofá. Me ruborice en gran manera que yo creo que tenia las mejillas como un tomate, pues estaba apenada, él me ofreció sentarme para tomar una taza de café y comer un sandwis que ya había preparado, lo comí sin percatarme de que ya era
Leer más
Capítulo 3
Llegó el sábado, día del cumpleaños de mi amiga, salí muy temprano a comprarle el regalo, me fui al centro comercial y entré en una tienda donde venden maquillaje y como que se que a Ale le encanta maquillarse le compré una paleta de sombra de todos los colores, una base, una mascarilla para pestañas y un polvo, salí y compré una bolsa de regalo, al llegar la noche me arreglé para irme al club que mi amiga habia alquilado para su fiesta, me puse un vestido azul con unas sandalias no muy altas, me alise el cabello y me maquille solo un poco, me di un ultimo vistazo en el espejo antes de salir, quede satisfecha de como quedé, al salir del edificio, vi a Matt vestido con una camisa blanca maga larga con las mangas enrrolladas hasta los codos y un pantalón negro, tenia a Luisa en brazos vestida con un vestido casualmente el mismo color del mío, me quedé sorprendida al verlo allí parado, el me miró, me sonrió y se acercó hacia mí, me dio un beso en la frente me entregó a la bebé y abrió
Leer más
Capítulo 4
Pasaron los días después de la fiesta de mi amiga, íbamos al trabajo y los días eran ajetreados como siempre, >>este restaurante si que es bueno<< —pensé— esos días comencé a notar que mi amiga siempre se sentía mal, se veía enferma, hasta tenía nauseas y se la pasaba en el baño vomitando, un día le dije que tenia que ir al médico, no quería ir, pero por fin me hizo caso y fue, el doctor le mando a hacer varios exámenes para descartar varias enfermedades, y al fin llegó el día en que le dieron el resultado a mi amiga y la verdad es algo que ella no se lo esperaba. Como no había ido a trabajar en esos días porque le habían mandado reposo, el fin de semana decidí ir hasta su casa a visitarla.—Hola amiga —la saludo con un beso y un abarazo— ¿como estas?—Hola Abby, estoy bien físicamente hablando —me dijo Ale algo preocupada— tengo algo que contarte.—¿Si amiga? ¿Que es? Te noto algo preocupada.—Ay amiga —Ale soltó el llanto— estoy embrazada, por eso los sínto
Leer más
Capítulo 5
—Hooolaaaa amiga ¿como estas? —Ale me saluda y me da un abrazo— ¿donde estabas? Se me hizo extraño el que no estuvieras en casa.Entramos a mi habitación y nos sentamos en la cama.—Ah... —no sabía si decirle a mi amiga lo que había pasado, ella siempre tiende a armarse películas en su mente— salí con Matt...—¿Es en serio amiga? —me dice Ale muy emocionada— ¿y que hicieron? Cuenta, cuenta...—Bueno, ayer me fue a buscar después del trabajo, yo creí que solo me traería, pero cuando llegamos aquí, se bajó del carro y me dijo que se quedaría un rato, hablamos un largo tiempo, Luisa se quedó dormida y la acosté en mi cama, después vimos películas —se me vino el recuerdo de Mattew cuando me besó y Sonreí, pero no quería decirle nada a mi amiga de eso— y me quede dormida junto a él en el sofá y...—Espera Abby, no me estas contando algo, ¿que es?—No te estoy ocultando nada —me pongo seria para no decirle nada— vimos películas y nos quedamos dormidos, ah es que preparé
Leer más
Capítulo 6
Llegó el día, Mattew llego a mi apartamento a las seis en punto —que puntual es— salimos del edificio y subimos un bolso con ropa en la maletera —ya que nos quedaríamos hasta el domingo en la fina— Luisa estaba en la parte de atrás en su asiento para bebés, Alejandra se subió atrás junto con ella mientras yo me subí en el lado de copiloto, salimos de la ciudad, pasamos una hora en carretera hasta que bajamos por una calle la cual llevaba a la finca, como media hora después llegamos, el lugar era muy hermoso, tenía un bello jardín al frente de la casa, habían caballerizas y hasta una piscina, Mattew se estacionó, se bajó y fue a abrirme la puerta, Ale estaba sorprendida, pero no dijo nada, ella tomó a Luisa y bajó, entramos a la gran casa.—Hola sobrino ¿como estas? —se acerco un señor alto algo canoso y saludo a Mattew con una gran sonrisa— tiempo que no te veía, ¿y Luisa?—Allí esta —dice Matt señalando el coche donde estaba luisa.—Pero que grande está —se acercó y la sac
Leer más
Capítulo 7
A la mañana siguiente me desperté al escuchar a Luisa, ya se había despertado y estaba acostada entre Ale y yo, me levanto y coloco una almohada para que la bebé no se cayera mientras yo iba al baño, Alejandra y Matt aun estaban dormidos y no los quise despertar, pues esa noche nos habíamos acostado muy tarde. Al salir del baño tomo a Luisa y la cambio, una vez ya lista salgo de la habitación con mucho cuidado para que los chicos no se despierten.Al salir me encuentro en la casa en completo silencio, parecía que todos estaban dormidos, me dirijo a la cocina a preparar el desayuno a Luisa, ya tenia hambre e iba a aprovechar en preparar algo de comer para Mattew, Ale y para mi, pero me detengo en seco al ver que había una señora mayor con una muchacha caminando de aquí para allá preparando comida, cuando me iba a dar vuelta la joven nota mi presencia.—Buenos días señorita —se dirige la muchacha hacia mi— ¿en que la puedo ayudar?—Buenos días —le saludo— ah... Vine a prepara
Leer más
Capítulo 8
Regresamos a la ciudad al caer la tarde, Matt nos llevo a Ale y a mí directamente al apartamento, estábamos exhaustas, mas yo por el ejercicio que hice el día anterior y mi cuerpo estaba algo adolorido. Paso un mes desde aquel fin de semana, no había visto a Mattew desde esa noche que nos dejó en casa, pero no le tomé mucha importancia, estaba enfocada en mi trabajo.Ale y yo nos encontramos saliendo del trabajo una noche, yo iba hablando con ella tranquilamente cuando de repente se para en seco y me detiene tomandome por un brazo, la veo sorprendida por tal acto, así que la mire y ella me hece señas para que volteara hacia el frente, cuando lo hice abrí mis ojos de la impresión, allí se encontraba Mattew recostado en su carro con una ramos de rosas rojas sobre el capo, estaba con los brazos cruzados y me mira con una sonrisa.—¿Que esperas amiga? Acercate —me dice Ale en tono bajo.—Pero...—Pero nada, anda allá —dice dándome un pequeño empujón.—Pero, que se yo si v
Leer más
Capítulo 9
—¿y? ¿como te fue? —pregunta mi amiga, quien se encontraba sentada en la sala con la luz apagada.—¡Alejandra! No hagas eso —lendigo mientras llevo una mano hasta mi pecho— ¡me asustarse!—Ay amiga, eres muy asustadiza —dice acercándose a mi y jos dirigimos a mi habitación ¿como te fue? ¿que hicieron? ¿por que llegas tan tarde?—Wou, wou, wou, son muchas preguntas ¿no? —le digo riendo mientras me siento en la cama y comienzo a quitarme los zapatos.—¡Que va! No son tantas exagerada, solo quiero saber sobre tu cita.—¿Tu crees que fue una cita? —pregunto algo inocente.—Pues claro que si amiga.—¡Oh vaya! Siempre me imagine mi primera cita un poco mas arreglada —digo haciendo un puchero.—Y amiga, tu eres hermosa así tal cual —dice y me abraza.—Gracias amiga, sabes que te quiero micho ¿verdad?.—Claro que si, yo también te quiero un montón.—Bueno ya es la una de la madrugada, así que, es mejor que nos vayamos a dormir, mañana tenemos que trabajar.Leer más
Capítulo 10
Ya había transcurrido una semana y realmente me sentía sola en aquel lugar, extrañaba muchísimo a Alejandra, ella había cambiado mi vida y había hecho una rutina conmigo, hacia mis días mas alegres, aun no había encontrado trabajo y ya me estaba empezando a preocupar, había comprado con una parte de mis ahorros un teléfono para poder comunicarme con mi familia ya que, siempre lo hacia del celular de mi amiga pero ahora como ella no estaba tuve que proponerme a comprarme uno, así le escribía todos los días a mis padre y por supuesto con Ale también.—Hola amiga ¿como estas? —dice mi amiga en un mensaje de texto.—Muy bien amiga ¿y tu? ¿como va el bebé?—Esta muy bien, justo ayer fui a hacerme un eco y pude ver su desarrollo, el médico dice que esta saludable.—Me alegra eso Ale ¿Y ya sabes el sexo? —pregunto emocionada.—Aun no se ve, pero el doctor dijo que tal vez para la próxima vez que vaya.—Como me gustaría ir contigo, pero como sabes que he gastado parte de m
Leer más