Al servicio del poder

Al servicio del poderES

RodionChijack  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
32Capítulos
1.7Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Sinopsis

Retorcido

Bruck es un joven seductor por encargo que la está pasando muy mal, puesto que está cada vez más aburrido de su trabajo que consiste prácticamente en complacer sexualmente a todx quien se les indica previas instrucciones por gente poderosa. Su objetivo es ahorrar la suficiente cantidad de millones como para que su amante feminista millonaria lo tenga en cuenta y decida casarse con él. Todo parece indicar que cada vez le queda menos trabajo producto de lo cada vez más atractivas que son las ofertas, pero aparecen y desaparecen personajes solo con el fin de que percista en su labor; Un millonario homosexual llamado Hugan que le hace la corte, su propia feminista millonaria que lo ha estado recomendando a muy buenos precios durante el último tiempo y sobre todo la mismísima y atractiva gobernadora de la ciudad, quien le proporcionará más de un dolor de cabeza involuntario producto de un objetivo que con el paso del tiempo va perdiendo cada vez mas consistencia. * Escenas altamente explícitas (Prácticamente desde el principio) * Comedia * Romance * Poder * Amor millonario

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
32 chapters
Capítulo uno
  Estaba echado en el sofá. Con mi mano derecha sostenía mi teléfono y con mi mano izquierda me masturbaba mirando el último video que me había enviado mi feminista millonaria con el fin de que fuese utilizado para aquellos sanos menesteres. El día estaba horrible. Desde mi posición podía presenciar las nubes negras que se iban formando en las alturas producto del temporal que se había anunciado por el espacio meteorológico del noticiario y sentí un poco de lastima pasar aquella lluvia en tan miserable y amarga soledad en mi departamento con terraza ubicado en aquel barrio que, pese a ser antiguo, tenía algo de merecido prestigio social producto de su alta tradición histórica.  Algo debía ocurrir con mi mente, pensaba, puesto que no
Leer más
Capítulo 2
 La videollamada apareció en el momento justo en el cual terminaba de vestirme con pantalón de buzo y polera de equipo de fútbol desconocido que me había regalado un supuesto futbolista por yo haber logrado que su mujer se divorciara de él tras haberla grabado mientras se la clavaba por detras en el baño de un restaurant de lujo. Una vez que acepté la comunicación no me gustó lo que vi. Eran un tipo y dos chicas. El se veía más o menos viejo sin serlo del todo y era calvo y tenía un aspecto de mal oliente que incluso llegaba a percibirse desde el otro extremo de la pantalla. Ellas eran unas jovencitas bastante sexys, quienes cruzaban sus piernas de una manera que se notaba que cuyo único objetivo en la vida consistía en seducir a alguien por encargo, al igual que yo.  

Leer más

Capítulo 3
Capítulo 3Estaba intentando limpiar aquellas grotescas manchas de semen que habían ensuciado el sofá y el teléfono sonó una vez más durante esa tarde que se hacía cada vez más helada.Era mi feminista millonaria y ahí sí que terminé de sentirme bien por completo, puesto que tras el acto de mirar la pantalla aparecía una notificación de mi cuenta de banco y sí, por muy absurdo que pareciese me habían transferido mis primeros cien millones y la cochina mancha de semen pasó en absoluto al decimoquinto plano de mi vida.— ¡Hola, mi preciosa!—Dije, bastante enternecido y entusiasta y sobre todo feliz — ¿Cómo está?No recordaba haber estado tan feliz en la vida hasta como en ese momento y era bastante extraño sentirse así, cuestión muy distinta a cuando solía soñarlo despierto. Cien millones eran cien millones y daba lo mis
Leer más
Capítulo 4
Luego de no quemarme mucho el cerebro con intentar vestirme correctamente para la ocasión ni mucho menos tener un discurso elaborado o algo así como una estrategia, salí en dirección al pasillo y me dirigí al ascensor con el fin de acudir a mi cita de trabajo, considerando que el miserable de Hugan me había dado solo siete horas para realizar su encargo.Mientras me miraba al espejo intentaba ponerme a filosofar solo con el fin de ignorar mi tristeza producto del desengaño provocado por la pelea con mi feminista millonaria. El mundo era una mierda y todos lo sabíamos. El problema era que nunca estábamos preparados para enfrentar aquello y uno que otro asunto de ego privado siempre iban a estar listos como para amenazar la felicidad que uno se proponía, considerando que estos se aferraban firmemente a las bajas autoestimas y a las bajas formas espirituales. 

Leer más

Capítulo 5
Capítulo 5Evka despertó casi de inmediato de su desmayo y yo simplemente no la podía creer. Ni siquiera alcanzamos a ir a buscar unos paños con agua fría o algo parecido para ayudarla. No había tiempo para impresionarse de nada más. Evka intentó incorporarse rápidamente, pese a nuestras sugerencias de que no se exigiese tanto tras aquella descomposición que debió haber traído consigo una pérdida importante de energía. Carok la sostenía de la cintura mientras ella me miraba fijo todo ese tiempo, de una forma que me daba bastantes escrúpulos interpretar como algo positivo para mi trabajo, sobre todo si se trataba de una belleza de su categoría. — Ya estoy bien —Dijo ella, sonriendo y sin dejar de estar mirando hacia mí—. Me gustaría intentar levantarme.  — ¿Es normal que te desmayes de la
Leer más
Capítulo 6
De pronto estaba todo oscuro y sentí un frío terrible. No sabía si estaba soñando o si estaba despierto cuando oí la amanerada voz de Hugan más hecha a propósito que nunca.— Solo tienes UNA oportunidad para librarte del castigo por no haber cumplido mi encargo al pie de la letra, miserable gigoló.  — ¿Por qué me tienen acá? — Pregunté asustado— ¿Que hice para merecer esto? — Nadie te tiene en ninguna parte, miserable gigoló. Solo tienes UNA maldita oportunidad para librarte del castigo ¿Me entiendes?Acto seguido Clavka enciende una luz. Sus ojos se veían absolutamente desorbitados y aparecía Doniv, absolutamente borracha y caminando en cuatro patas con la lengua afuera.— ¿Cual es ese castigo? —Pregunté, más que perturbado por lo que veía y oía. 

Leer más

Capítulo 7
Capítulo 7 Desperté absolutamente empapado y mi teléfono no paraba de sonar, al parecer desde hace bastante rato. Increíblemente las sábanas no se encontraban tan mojadas de agua, sino que de una húmeda y fría transpiración perfumada. Estaba en mi habitación.  Alcance el cable del cargador del celular y contesté, sin siquiera mirar quién llamaba. — ¡Aló! — Hola, mi perrito hermoso. ¿Cómo estuvo esa siesta? Me quedé sin palabras tras oír la sexy voz de mi feminista millonaria. — Bien, bien —Respondí, bastante confun
Leer más
Capítulo 8
Capítulo 8Cuando desperté Evka ya no estaba en la cama y yo amanecí algo erecto; síntoma de que tal vez ya estaba en condiciones de continuar con el curso de mi vida. Luego recordé que ese había sido mi último trabajo.Tardé un rato en espabilar y revisé mi teléfono; Varias llamadas perdidas de mi feminista millonaria y ahí fui, casi sin tiempo de procesar si aquello era o no efectivamente una buena jugada en ese momento:— ¡Aló! —Hablé, una vez que el asunto me recibió. Esperaba que mi feminista millonaria me mandara a la mierda producto de mi incomunicación durante la siesta de la tarde pero fue inesperadamente absolutamente todo lo contrario:— ¡Mi perrito delicioso! —Me dijo, nuevamente con esa voz sexy que tanto me derretía—
Leer más
Capítulo 9
Viajé definitivamente a otra sintonía una vez que regresé al departamento.Andaba de ánimos; puse algo de música en el equipo, me di un buen baño de tina y luego me metí a la cocina, con el fin de sorprender con algo bueno a mi feminista millonaria, además de lo mío. Las cosas marchaban mejor que nunca y todo era cosa de tiempo para seguir cumpliendo mis propósitos.En eso sonó una vez más el hijo de puta ese del maldito teléfono. Respondí pensando que tal vez ya era hora de cambiar el maldito número ese que ya era demasiado accesible en la ciudad, al parecer para cualquier pelagato que simplemente se lo propusiese. — ¿Sí?  — ¿Usted es Bruck el gigoló verdad? —Preguntó una voz femenina que se me hizo bastante familiar.Llevaba muchísimo tiempo ensayando aq
Leer más
Capítulo 10
Tras una cena que se prolongó por muy poco tiempo mediante un silencio absoluto, mi feminista millonaria se fue a encerrar a mi pieza para hablar por teléfono por alrededor de una hora, sumandole así un nuevo y doloroso roce a mi herida que a esas alturas estaba cada vez más dolorosamentente irreconciliable. Yo seguía triste y había decidido emborracharme jugando pac man con mi consola de juegos retro conectada a la tele. Había apagado las luces y mi vista estaba pegada fija a la pantalla y cuando mi feminista millonaria terminó con lo suyo partió directo hacia mi regazo, así como sintiéndose culpable de algo y con la imperiosa necesidad de lavar su culpa.Mis manos estaban fijas en el joystick salvo para agarrar la botella de vodka a unos intervalos que cada vez cobraban más y más frecuencia.— Yo también q
Leer más