Mi verano soñado

Mi verano soñadoES

Deyssi  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
40Capítulos
1.3Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Isabela ha sufrido mucho desde que su madre muriera y lo que más anhela es volver a sentirse cercana a su padre. Para ella, el magnífico viaje de verano al país soñado, es la oportunidad perfecta, pero no será exactamente como lo espera. En este bello paraíso no solo descubrirá secretos y grandes emociones que cambiarán su vida, también la oportunidad de conocer el verdadero amor, más, tomar las llaves a ese nuevo destino, le causará mucho dolor. ¿Será capaz de sacrificar su felicidad o luchar por ella?

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
40 chapters
Prólogo
  Desde mucho, la familia Mars ha hecho de las vacaciones de verano una tradición, a la que luego incluyeron a los Aldana y posteriormente a la hermosa Isabela. A pesar de su posición social, la familia Mars; una de las más importantes de España con su cadena de supermercados Mars´center ha sabido mantener la humildad y bondad de sus inicios. Es lo que la diferencia de todos los multimillonarios del mundo. Aman ayudar sin esperar reconocimiento alguno, de manera anónima han ayudado a muchas organizaciones benéficas y ellos mismos han participado en las construcciones de comedores, casa de reposo y albergues, en sus viajes de verano; donde son unos turistas más que disfrutan de las maravillas que ofrece las regiones que visitan. Se pierden entre el montón de risueños viajeros que se ba
Leer más
Capítulo 1
Después de casi dieciocho horas de vuelo desde Madrid, al fin Isabela y su padre llegan al Aeropuerto de Piura – Capitán FAP Guillermo Concha Ibérico. A esa hora de la mañana la ciudad se muestra muy calurosa, con un imponente sol a cielo despejado como la mayor parte del año. Lo que puede notar Isabela, es la emoción que su padre transmite, se nota que ha investigado mucho del lugar, está platicando con algunos lugareños, muy divertido mientras esperan el equipaje. Luego como si conociera el lugar se dirige a la salida donde hay una fila de taxis, Toma uno y pide ir a Máncora, saca una pequeña tarjeta del bolsillo de su polo rojo y le dice que siga la dirección. El amable taxista la observa y sonriendo dice que llegarán en lo que canta un gallo.El camino de más de dos horas y media se hizo sofocante, el auto no contaba con aire acondicionado y el calor se sentía fuerte por ratos, aunque luego el viento empieza a sentirse más fresco, sobre
Leer más
capítulo 2
Isabela Cuando Eduardo abandona la casa, lo primero que hago es correr a mi habitación a ponerse algo seco para dormir, ya son las nueve de la noche y el trajín del viaje me tiene molida. Aunque en este instante la emoción de tomar clases de natación con mi nuevo maestro me emociona tanto que no puedo parar de sonreír, el imaginar esta osada aventura me llena de dicha y puede notarlo frente al espejo, mis ojos sonríen y por más que lo intento, no puedo ponerle seriedad a mi rostro, sin contar que mi corazón está latiendo descontrolado. Sigo vistiéndome en el baño, cuando escucho a mi padre, desde hace mucho nuestra relación de padre e hija se ha debilitado, pero siento que ha llegado el momento para empezar a fortalecer esos lazos. Salgo con prontitud y lo veo sentado en mi cama, sonriéndome con ese brillo especial en su mirada, supongo que el ver a su pequeña sonreír después de un traumático suceso le agrada. Sé que ha quedado con algunas in
Leer más
Capítulo 3
EDUARDO Después de llegar al departamento y enfrentar la histeria de mi madre al verme llegar tarde, le conté lo sucedido con aquella linda extraña. En seguida pasé al baño a ponerme el pijama. Cuando salgo, mamá estaba durmiendo con la televisión encendida, la apago el televisor y salgo al balcón a contemplar a lo lejos la casa de Isabela, que se veía completa a esa distancia. Sonrío como estúpido al pensarla, suspiro y reconstruyo el momento de cómo es que Isa entró al mar sin darse cuenta. Estaba mirándome a lo lejos, ya la había observado caminar por la orilla, pero desde que se percató de mi presencia, se acercó demasiado al mar. ¿Curiosidad o destino?   ¿Tendrá novio? Por qué pienso eso si yo tengo novia, y ¡vaya novia! Una escultural morena que al lado de Isabela es un mujerón, pero, no puedo evitar sentir esta extraña felicidad y pensarla a cada segundo, bueno, quizás sea porque le salvé la vida y le di RCP, probé sus la
Leer más
Capítulo 4
Isabela   Apenas escucho esa frase, salgo sin decir más, sin mirar atrás. ¿A dónde ir? Lejos de mi realidad un momento. Solo puedo oír unos pasos tras de mí mientras me dirijo a la playa. Pienso que es papá, no lo era, para variar mi desgracia Eduardo me sigue.   — ¡Isabela! ¡Espera!   Lo escucho gritar, sigo caminando sin escucharlo, con la mirada hacia la arena, trataba de que el brillo del sol reflejado en sus fragmentos desviara mi tensión.   — ¡Espera! —Corre  y me alcanza, se pone frente a mí caminando hacia atrás. — ¿Qué quieres? — respondo fastidiada. —Por lo que veo esto te afectó más que a mí, pero ya no podemos hacer nada. —Ay —grité haciendo mi pataleta. — ¿Te pasa algo? —Deteniéndose un poco. —Tengo coraje, me molesta que no me haya dicho nada. Si quería convertir estas vacaciones en una pesadilla, lo está log
Leer más
Capítulo 5
  Días después  Isabela Estar cerca de Eduardo me descontrola, no puedo evitarlo, cuando siento sus manos sobre mi cuerpo, una electricidad indescriptible acelera mi frecuencia cardiaca. Esos ojos negros de mirada penetrante me envuelven en un sueño imposible, que me olvido del tiempo. No voy a negar que cuando estoy con él, Emmanuel sale de mi cabeza. Eso me inquieta mucho, estoy enamorándome de quien no debo, pero es imposible no llegar a sentir algo por un hombre como Eduardo; no es un Adonis; Emmanuel a su lado es un príncipe azul y no es que intente compararlos y encontrar justificaciones para lo que siento, pero existe ese algo en Eduardo que descontrola mis sentimientos. Su voz es melodía para mis oídos y el roce de sus manos son candela para mi corazón. no he sentido esas cosas con Emmanuel, Priscila dice que lo nuestro es solo rutina, que no nos amamos, que solo hacemos una bonita pareja en
Leer más
Capítulo 6
Eduardo ¡Diosito bendito, qué nochecita! No puede gustarme Isa, será mi hermanita dentro de poco. Pero es tan linda, con esa mirada tan dulce e inocente; sería un tonto si no aprecio su belleza. Que debo hacer, tengo novia y no puedo siquiera pensar en algo pasajero con ella, tiene novio y no quiero lastimarla con un juego de amor, no merece algo así. ¿No puedo enamorarme tan pronto? Pero cada vez que estoy con ella, Casandra desaparece. Hasta la conversación más simple me llena de dicha, como esa pequeña charla en el pasillo hace unos momentos. —Gracias, por la velada.—Una de muchas Isa. Espero no te moleste lo de “Isa”—Para nada, es tierno.—Descansa, que mañana saldremos a recorrer los lugares turísticos cercanos a este paraíso.— ¿En serio? ¿A dónde iremos?
Leer más
Capítulo 7
EDUARDO ¿Por qué me estaba costando hablar de mi relación con Casandra? estos días ha sido todo un desafío mirar a Isa y pensar en ella. He mentido, estoy traicionando este amor sincero que sentía antes de conocer a Isa. Me siento culpable, sin salida.Tiro mi celular a un lado de la cama para tratar de dormir, cuando llegó un mensaje de Bruno. Él tiene la peculiaridad de molestar con tonterías y chismes de la universidad, hasta cuando se corta un dedo me tiene pegado al celular un buen rato.No tenía ganas de contestarle estaba súper cansado, pero los mensajes entraban y entraban y ya estaba a punto de mandarlo a volar. Hasta que leí uno de ellos, en verdad no era la noticia grata que hubiera deseado. “Eduardo, ¡hermano! Tengo malas noticias. Jamás lo creerás, no sé cómo decirte con tacto, pero&hellip
Leer más
Capítulo 8
Isabela Apago el celular no sin antes bloquear su número. Se me corrieron algunas lágrimas que limpio antes que papá se diera cuenta. Verlo tan feliz al lado de Yolanda solo me estruja el corazón. Eduardo casi todo el camino se la pasó mirando por la ventana, después de un rato me mira, trato de respirar hondo para no llorar. Tomando mi mano me mencionó que llegando a nuestro destino hablaríamos, que no estoy sola en esto. Unas horas después, pasando el medio día llegamos a nuestro destino, el Parque Nacional Cerros de Amotape, realmente es un lugar hermoso, lleno de vegetación y aire puro. Empezamos bajando la comida y los tapetes para almorzar. Yolanda todo el camino estuvo diciendo que había preparado unas delicias para nuestro paladar, así que después de acomodar todo para el campamento quedamos listos para probar sus manjares. Aproveché ese instante para caminar, acamparíamos cerca de un rio, así que me alejé con el pret
Leer más
Capítulo 9
Eduardo Seguía despierto pensando en la imprudencia que he provocado, la culpa está apareciendo corroe mi tranquilidad. No debí enviar esa carta, hablarle de mis sentimientos de seguro la espanta, para ella esto es tan presurosos, creer en un amor intenso tan pronto suena a locura.¡Diablos! estoy obligándola a tomar una decisión que no quiere, ¿Todo para qué? Para que vuelva a sufrir porque yo no tengo claro lo que quiero. Por un lado, esta atracción que sigue creciendo, ese beso nació del corazón, por otro lado, ya no sé lo que siento por Casandra, sin embargo, me duele el que me engañe.¡Estoy volviéndome loco! Isa ama a su padre y solo desea verlo feliz y la posibilidad de un romance entre nosotros la tortura demasiado, cree que lo traiciona. Durante todo el campamento estuvo distante, evitó estar a solas conmigo y las pocas veces q
Leer más