Llévame a la Luna

Llévame a la LunaES

Yann  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
16Capítulos
853leídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

-A veces ni un médico puede curar un corazón roto- El amor es loco y un poco tonto, pero a la vez un hermoso sentimiento que no le importa desde donde florece. Mi único amor fue él, la persona que menos pensé. Mi hermanastro. El que debería ser como mi hermano. Pero, cuando el corazón no lo elige de esa manera, no hay nada que hacer.

Leer más
Llévame a la Luna Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
16 chapters
Prólogo
  Enamorarme de él no fue tan difícil. a pesar de ser un cretino.  El problema fue que de la ilusión pase a un corazón roto. Pero el problema mayor era que, aunque lo amaba, lo tenía que seguir viendo... ya que él era parte de mi nueva familia. ERA MI HERMANASTRO.  La humillación más grande de mi vida fue el darme cuenta que él solo había jugado conmigo y de la peor manera.  Pero, a pesar de eso... yo lo seguiría amando.    Nunca pensé que mi madre encontraría de nuevo el amor, pero así lo hizo y no me quedo más que aceptar que ella tenía tanto derecho como yo al amor.    Pero, aunque fuera una doctora en preparación no podría curar mi corazón. 
Leer más
|| 1 ||
  Salí corriendo de mi habitación al ver que se me hacía tarde para la Universidad. Era la cuarta vez en la semana que me pasaba, y la verdad me frustra que me pase. Soy una chica que le gusta tener todo en control.   Al llegar paso corriendo al salón donde ya está el profesor, lo más seguro es que me mandé a la dirección, así que me decidí por quedarme fuera e ir a mi casillero a buscar los libros que me harán falta para la próxima clase. Cuando voy llegando me encuentro que en la puerta de mi casillero hay un chico recostado con la mirada perdida. Sigo caminando hasta que llego y él ni se percata que yo estoy ahí, carraspeo para que me preste atención y cuando al fin me mira, sus ojos me deslumbran, tiene unos ojos color marrón chocolate que son de muerte con un brillo especial, unos labios hermosos, el de abajo es más grueso que el de arriba, cejas anchas , una nariz bastante recta, cara más o menos alargada, pómulos resaltados, su piel es leveme
Leer más
|| 2 ||
 Me desperté más temprano y me fui al baño, realicé mis necesidades. Luego me doy un rico baño. Me seco y salgo envuelta en mi toalla, voy a mi vestidor y busco algo cómodo, primero me pongo mis bragas, una blusa rosa con un beso en el centro de esta, una calza negra, mis converses blancas y una chaqueta de cuero negra. Tomo mi bolso y mis llaves y salgo en busca de mi auto, sí, hoy no tengo ganas de caminar. Al llegar me estacione y al bajar me encuentro con Michaelis que habla muy sonriente con las «populares», solo le paso por el lado y ni los miro. Me siento rara y no se porque.Al llegar a la primera clase me siento sola, al cabo de unos minutos llego Michaelis y se sienta a mi lado haciendo que salte en mi lugar por la sorpresa que me a dado, el me mira divertido por mi reacción, yo por otro lado baj&o
Leer más
|| 3 ||
 Desperté con un fuerte dolor de cabeza, traté de incorporarme y abrir mis ojos, pero no pude ver nada ya que la luz no me lo permitió, al cabo de unos minutos pude ver algo y tratar de reconocer donde estaba, era una habitación que no era la mía, y eso me asusto, me toque para ver si estaba aún vestida y por suerte si lo estaba, tenía una remera de hombre.Diablos.¿De quién será? Mejor dicho, dónde demonios estoy. Me levanté quedando sentada en la gran cama y empecé a observar un poco el cuarto, había una hermosa y amplia cama, las paredes eran grises, varios muebles, mientras miraba a mi alrededor, se abrió la puerta y entró un chico, al ver que era Michaelis abrí grande mis ojos, ¿Que mi
Leer más
|| 4 ||
 Lo miro una vez más viendo que él tiene su ceño fruncido, pero después niega y su mirada se enfoca en mí. Me sonríe. Me quité el cinturón de seguridad y me giré a hacia él.Gracias por traerme. Y por el desayuno. – murmuro. Él asiente. Sus manos siguen en el volante, pero un segundo después una de ellas toca mi mejilla.Me gustaría que saliéramos a algún lado, ¿Qué dices? – pregunta sin dejar de mirarme a los ojos.No sabia que pensar, hace muy poco lo había visto besando a Mara y ahora me invita a mí.Fruncí el ceño y negué. Soltó mi mejilla y suspiro.¿Por qué? – cuestiono haciendo una mueca. Pero, sin quitar su mirada de mí.¿Qué pretendes? – pregunté de vuelta. Frunció el
Leer más
|| 5 ||
 Al entrar en el salón de baile, veo que ya la locura esta desatada, muchos de los que aquí andan ya están borrachos, otros charlan animadamente mientras beben y bailan. Las parpadeantes luces hacen fruncir levemente mi ceño cuando de vez en cuando enfocan mis ojos.Este año sí que se esmeraron en todo, es realmente atractivo de ver la decoración, en dorado, blanco y negro en algunas partes. Hay carteles con distintas frases en torno a la medicina y eso me hace dar cuenta que ya todo termino para mí. Ahora comienza una nueva etapa, irme a vivir sola es el primer paso, luego de que mi madre se case con Emiliano. Aún tengo mi viaje de graduación pendiente para después, y es algo que no pienso seguir posponiendo.Esta fiesta no esta totalmente descontrolada ya que nuestros padres están con nosotros, al menos lo estarán al principio. Después viene el desmadre.
Leer más
|| 6 ||
 Alan, me ayudó a llegar a mi casa. Estaba bastante mareada la verdad. Estaba consiente de las cosas, pero me sentía en ese estado de “felicidad” que te da por cierto tiempo el alcohol.Entramos y nos fuimos a la cocina. Tenía que tomar algo para el mareo o si no esto no terminaría bien.Ya eran las 4 de la mañana y él se ofreció a hacerme un café bien cargado; yo por otro lado me fui rápido a mi habitación para bañarme, luego de tomarme una pastilla y un buen vaso de agua. Necesito sacarme esta ropa de encima y por supuesto aclarar un poco mí cabeza.Termino de bañarme y salgo, busco mi pijama, el cual es solo un conjunto de una remera con algún dibujo y un pantalón corto el cual la remera termina cubriendo. Cuando termino de secar y peinar mi cabello, bajo hasta la cocina. Pero él no esta ahí, sigo mi camino y lo encue
Leer más
|| 7 ||
 Me encontraba en el cuarto, Michaelis me había dejado sola, así que me dispuse a ordenar todas las cosas que traje, la verdad era que me traje bastante, ya que sabía que de igual manera cuando mi madre volviera de su luna de miel nos tendríamos que venir a vivir acá.Vivir en esta casa esta descartado totalmente, ya ella es una mujer casada y yo ya soy una mujer hecha y derecha, con titulo y es por eso que he decidido mudarme después que ella regrese, mientras tanto voy a buscar un buen departamento cerca de mi futuro trabajo y listo. A parte Michaelis por lo que me di cuenta él ya vive solo, ¿Por qué no hacerlo yo también? Yo se que mi madre va a poner cualquier escusa para que no lo haga, pero yo ya no soy una niña y ella tiene que entender eso. Me tomo como una hora ordenar todo tal y como quería, cambié mí ropa y quedé un rato m&aacut
Leer más
|| 8 ||
 Los besos siguieron, pero no fuimos más allá. Creo que ambos estábamos demasiado cansados para hacer otra cosa, pero al menos pude disfrutar del calor que desprendía su cuerpo toda la noche. Se había quedado dormido en mi pecho, como un niño pequeño. Yo por otro lado solo disfrutaba de darle leves caricias en su rostro, cabello y sentir sus brazos a mi alrededor. Era realmente maravilloso sentir su perfume y verlo dormir.No sé en qué momento me abre quedado dormida, pero me desperté al sentir unas caricias en mi cabello que iban bajando lentamente, haciendo que mi piel se encendiera a su paso.Despierta bella durmiente. – escuche su voz en mi oído mandando un escalofrió. Abrí lentamente mis ojos a la vez que refregara uno de mis ojos. Me gire y lo mire a los ojos. Buen día… - murmure un poco somnolienta. - ¿Qué
Leer más
|| 9 ||
 Cuatro largos y tormentosos meses han pasado. Mi madre al verme tan mal me obligó a tomar terapia con un psicólogo, me llevó a una nutricionista y a clases de apoyo. Me negué al principio. Pero después de que mi madre me rogaba tanto fui. Empecé a notar que me hacía bien. No me gustaba del todo, pero bueno. Lo hacía por mi madre y por mí. Me dieron muchos medicamentos, como para la ansiedad, para dormir, vitaminas y todo eso. A pesar de yo ser médica. No había pensado en mi salud. Me dijeron que estaba casi anémica y con principio de depresión.La nutricionista Magali Morton me ha ayudado muchísimo. Tanto como el psicólogo Alexander Massiel, y la nutricionista me han ayudado con todo.Mi madre trato de meterme en sus clases de yoga, pero a mí no me va eso, lo intente, pero no funcion
Leer más