CASADA CON UNA MENTIRA

CASADA CON UNA MENTIRA ES

Nana Ramirez Ramirez  concluído
goodnovel16goodnovel
0.0
Avaliações insuficientes
29Capítulos
6.9Kleituras
Ler
Adicionado
Resumo
Índice

Jure me había casado con hombre de mis s, siempre soñe. Un hombre exitoso, guapo, caballeroso, elegante, pero todo en él, era una mentira. Caí en un juego rastrero me hundió a lo más profundo de un pozo. Un reencuentro del pasado la hará reemplazarse su futuro. Descubramos le oculta Damir Yankow a su esposa Maciel Miranda en Casada con una Mentira. código registro Safecreative: 2101196629568

Ler mais
CASADA CON UNA MENTIRA Download gratuito de Novelas Online em PDF

Último capítulo

También te gustarán

Livros interesantes do mesmo período

Comentários Deixe sua avaliação no aplicativo
Não há comentários
29 chapters
PRÓLOGO
Vivimos de las aventuras, de los miedos, de la felicidad, de lo que nos venden sin querer indagar más allá porque creemos a verlo conocido todo sobre aquella persona que esboza de sus labios un Te Amo, sin embargo, es verdadero o es falso esa corta palabra que tiene tanto significado para las personas. Tenemos amores que nos acostumbran a las personas, ese amor de los padres y ese amor que no puedes olvidar jamás. Ese que te marca para toda la vida, y ese amor que te disfrazan en una mentira para cubrir sus cosas. Con Damir aprendí que debes desconfiar hasta de lo que llevas puesto, tal vez, en cualquier momento te puede dejar en la calle. Acompáñame en mi aventura de amor, desamor, mentiras y algo de dolor a comprender que todo lo que brilla no es oro y que a veces las palabras son eso, palabras. 
Ler mais
CAPÍTULO 1
Desde las entrañas de mi madre jugueteaba mucho, era un almidón indomable, eso decía mama cada vez que me contaba sobre mi estado en su barriga. No me quedaba quieta en ningún momento, era peor que el loco de Tazmania dando  brincos en su panza. No se la hice fácil en la escuela, constantemente mis maestras la llamaban por mi comportamiento. Eran algo dramáticas mis profesoras. No veía nada grave pegarle chicle a una en su silla, encenderle unos cuantos mechones con una vela, y mordisquear algunas frutas de mis compañeros. Eso me ocasiono muchos problemas llevándome a un internado de niñas comandado por monjas.Yo creyendo que las monjitas eran buenas por ser misioneras del señor, que va, nos levantaban a las cinco de la mañana a realizar el desayuno, luego de eso asear todo el lugar, lavar los baños, cosa que en mi vida hice,  estudiar y rezar como locas dementes y dormir tem
Ler mais
Capítulo 2
Ese chico me ha dado un susto del carajo, mi corazón late a mil por hora, observo de nuevo por la ventana y no lo veo por ningún lado. Me he quedado fría al abrirse mi puerta pensando que es Sor Josefa o Josefina quienes estén realizando la ronda, para mi sorpresa es el chico de la ventana que sonríe al verme. Tengo mis manos en mi pecho tratando de calmar mis nervios por el susto que me ha dado.— ¿Te asuste corderito de dios? — No. No mira como tiemblo, idiota. ¿Se puede saber quién rayos eres? ¿Qué haces en mi habitación? — No sabía que permitían ese vocabulario en este convento... Niña mala — Sonrió con picardía — Ahh niña. — Contesta pedazo de imbécil... ¿Qué haces en mi habitación? — Respondí un poco irritada. Él muy descarado no quita su risita de sus labios sentándose en mi cama sin verlo invitado hacerlo. Me repara de arriba abajo soltando una carcajada, le pido que haga silencio. — Es
Ler mais
Capítulo 3
Sonrió por lo bajo encontrándome con esos ojos cafés que sonríen con cierta picardía pasándome un casco indicando que suba a la motocicleta con él, al contrario de mí, Romí sube a la moto del chico que beso sus mejillas encantada. Acomodo el seguro del casco si debo o no subir con ese idiota en ese aparato. Pienso mejor las cosas, y ellos me pueden pasar la dirección de la casa y llego en un taxi. Estoy por decirlo cuando ese chantajista habla primero interrumpiendo mis pensamientos. — ¿No me digas que tienes miedo? — Esbozo enarcando una ceja mordiendo sus labios. — Tranquila que no muerdo... Ya mordí.  — Ja, ja, ja — Solté mirándolo mal — Tras chantajista, bromista. Deberías pagar mi taxi con lo que ganaste por tu amada apuesta gracias a mi ayuda, idiota. — ¿Por qué
Ler mais
capítulo 4
Todo de mí se aceleró. Mis manos, mis piernas y todo mi cuerpo temblaban del susto. No soy capaz de mirar a quien nos descubrió, mi cara de ponqué se fue al carajo, ahora solo tengo un de horror. Ni ver a lucifer sería tan terrorífico como ser descubiertas. Ahora mi abuela nunca me volverá a visitar jamás. Adiós a conocer a Damir Yankow, adiós escapadas de fin de semana, adiós  idiota, adiós aventuras, adiós a todo.Romina toma mis manos tratando de calmar mis temores. Una carcajada de parte de la otra persona me hace mirarla a los ojos.— Su secreto está a salvo. Estamos a mano, Maciel. — Dijo Natalia con picardía. Al parecer no fuimos las únicas que escapamos del lugar esta noche. No me gustaba tener una desventaja. — Vuelvan a cama o serán descubiertas.— A mano.­ — Solté sintiendo que mi alma vol
Ler mais
capítulo 5
Estoy temblando al ver al padrecito Cesar preguntándole al idiota de Aitor quien es la Minions. Él solo traga en seco quedando sin palabras, sabe que ha metido la pata hasta el fondo y no sé cómo ayudarlo en esto sin que me ponga en evidencia que soy yo esa chica. No sería justo mentirle al padre que nos está regalando un día agradable fuera de la rutina de la pocilga. Pero si digo que soy yo, estaré en problemas con Miranda y será peor.No, no puedo.No tiene que saberlo.Buscaremos otra forma.— Se refiere a mí, padre Cesar. — Menciona Romina, salvando mi culo — Aitor me dice así desde que nos conocemos hace año. Nos queremos como un par de hermanos. Se emocionó al ver que ganamos. Desde chica me dice Minions, aunque… ya crecí un poco.— ¿Es eso cierto, Aitor? ¿Conoces a Romina?— Si tí
Ler mais
capítulo 6
Casi muero de un infarto creyendo que era pez globo que husmeaba mis pasos, no sería raro en ella, ya que su amor es único por mí. No puedo entender a esa mujer. Desde que llegue a la pocilga no ha dejado de joderme en todo momento, soy un angelito de dios que no rompe ni un plato, pero ella se ha encargado de sacar mi modo travieso por sus constante acosos conmigo, y yo, yo disfruto hacerle maldades.Para mi suerte quien husmeaba no era mi insoportable custodia, Sor Josefina, sino Sergei, el amigo del idiota  que nos traía malas noticias. Hice un puchero de disgusto. No con él, sino por lo que nos comentó. — Siento arruinarles el rato. La reunión llego a su fin. Deben unirse a las demás chicas, antes que sospechen.— Gracias, amigo, te debo una. Es hora de despedirnos, mi Minions bello.— Eso creo.No quería irme, tampoco, quería ser descubierta y ca
Ler mais
capítulo 7
Estoy hecha puré por pez globo que mando a parar el autobús para pasar a mi lado a revisarme. Pedro me observa por el retrovisor, pudo notar en mi cara el pánico que tengo. Estoy perdida en estos momentos. Aceleró un poco el auto frenando en seco creando una distracción en pez globo para que pueda apagar el aparato.— Estás loco, Pedro. Pudiste lastimarnos. — Gruñe pez globo. — ¿Acaso olvido manejar?— Lo siento, Sor Josefina. Me pareció ver visto algo en la carretera. No volverá a pasar.— Eso espero. La próxima hago que lo despidan.¡Bruja!Eso quería gritarle en estos momentos a pez globo. Es irritante. Tiene un complejo de superioridad ante los demás que no lo soporto, sin darse cuenta que es una servidora más al igual que Pedro que se ha ganado mi cariño por este acto. No imagine que ese viejito cascarrab
Ler mais
Capítulo 8
Ver caer en cámara lenta los huevos pichos en la cabeza de Sor Josefina fue una de las mejores cosas que he visto en mi vida. Era como si los hubiera arreglado para que dieran justo en el blanco.Todos se parten de risa al verla tapando su nariz por el olor putrefacto que emana. Yo no soy la excepción. Festejo mi primer triunfo, porque le tengo algo más preparado a mi querido pez globo. Una sorpresa más para alegrar  mí tarde.No se puede quejar Sor Josefina que la sorpresa fue única. Me mantendré algo alejada del pastel, no quiero que me salpique. Aitor me regala una mirada de complicidad acompañada de una carcajada traviesa. El olor apesta, al igual, que Sor Josefina.— Es mejor partir el pastel y se de una ducha, hermana Sor Josefina... Apesta — Esbozo nuestra madre superiora, Sor Josefa. — Por favor, cortemos el pastel.— Antes encendamos la vela. — Comenta Sor
Ler mais
capítulo 9
— Pensé que sería el único en morir en esta aburrida fiesta, pero veo que no. — Refuto esa voz varonil — Tendré compañía con una linda dama.— Me invitaron a una fiesta de un chico de 18 años no a la de un anciano. — Exclame. Ese chico soltó una carcajada haciendo que lo mire fijo a los ojos. — Lo siento.— Será nuestro — Mencionó — Damir Yankow, un gusto. El anciano de 18 años.Mis mejillas se ruborizaron por completo. A veces soy una experta en meter la pata. Extiendo mi mano para estrecharla con el festejado.— Maciel Miranda,  —  Dije —  Un gusto, Damir.— Así que tú eres la nieta de Anabel. Se ha quedado corta al decir que eres muy linda, eres hermosa.Veo que le ha hablado de mí a Damir. Anabel haciendo de las suyas.— Gracias. —
Ler mais