La promesa que nunca hicimos

La promesa que nunca hicimosES

FreeThinkerGirl  Recién actualizado
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
4Capítulos
24leídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Charlotte Cohen creía tener la vida perfecta hasta que un trágico e inesperado acontecimiento cambia para siempre en rumbo de sus días. El amor de su vida ha muerto y su perdida ha dejado un dolor irreparable; por lo que ahora, vive sumida en una profunda tristeza, pero Charlotte no solo lidia con el dolor de la perdida, también debe enfrentarse al sin sabor de la traición. Consumida por los recuerdos del pasado, no puede continuar con su vida; su alma se consume en odio y dolor y ni siquiera el amor de su familia es suficiente aliciente para salir adelante. Desesperada por la situación, Abigail Cohen busca la manera de alejar a su hermana menor de Australia, a otro lugar donde los recuerdos del pasado no sean un obstáculo para ella. Con ayuda de su madre y su otra hermana, convencen a Charlotte de mudarse muy lejos de Sídney; y es ahí donde las cosas empiezan a mejorar, pero también se vuelven complicadas para Charlotte. A finales de Enero, en medio de una noche fría y lluviosa, un hombre llega para darle una nueva oportunidad de vida a Charlotte. Nahúm Nowak logra frustrar su intento de suicidio y desde ese momento el médico se convierte en su sombra hasta que la conexión entre ellos trapaza los límites de la amistad; sin embargo, no será el único hombre dispuesto a ganarse el corazón de Charlotte. Jayson Graham, cautivado por la belleza y las sonrisas tristes de su nueva empleada, también luchara por hacerse un lugar en el corazón de Charlotte Y de esa forma, enredada en un extraño triángulo amoroso, deberá tomar las riendas de su vida y abrirle paso a la felicidad. Aun cuando los fantasmas del pasado amenacen con volver para arrastrarla de nuevo a la oscuridad.

Leer más
La promesa que nunca hicimos Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
4 chapters
Prefacio
Sídney, Australia. 18 de septiembre 2019―Quisiera morirme...Sé que es una frase terrible para empezar una historia, pero así comienza la mía; con ese pensamiento recurrente que cruza mi mente a cada segundo,―Quisiera morir yo también, pero no soy tan valiente, ni mucho menos egoísta ―me digo a mi misma, reconociendo que quitarme la vida sería un acto mezquino que lastimaría profundamente a todas las personas que me quieren ―sollozo―. No deja de doler, ¿sabes? Han pasado cinco meses y aún siento la misma opresión en el pecho como el primer día que supe que no te volvería a ver.Dicen que el tiempo lo cura todo; sin embargo, la herida en mi corazón continua abierta, sangrando continuamente. Y es que los recuerdos no me dejan avanzar, estoy anclada al pasado, a esos días donde fui tan feliz.―Mamá dice que no debo llorar más ―y que irónico es decirlo en voz alta, cuando las lágrimas no dejan de rodar por mis mejillas―. Abigail dice que tú no mereces ni una sola de mis lágrimas. Sigu
Leer más
UNO
Melbourne, Australia. 28 de Mayo 2020― ¡Vamos Charlotte, puedes hacerlo! ―Me exijo desesperada mientras corro sobre una caminadora―. ¡Corre y no pienses!Ejercitarme es una de las cosas que me ha ayudado a sobrellevar el dolor durante todo este tiempo. He intentado de todo para olvidar lo sucedido con Charlie, pero por más que me esfuerzo el sentimiento de culpa sigue acechándome constantemente; ya ha pasado un año desde que él perdió la vida y la mía se convirtió en un suplicio doloroso.―Charlotte, ya es suficiente. ¡Pareces un tomate a punto de explotar! ―Me grita desde algún lado la voz de Jesse, una de las pocas amistades que he hecho aquí en Melbourne―. Me alegra ver que di en el clavo invitándote a ejercitarnos, pero no abuses, cariño.― ¡Un minuto más Jes! ―La miro de reojo y le sonrió, está parada a mi derecha con una toalla rodeando su cuello. Jesse Reed es comentarista de deportes en uno de los canales nacionales más importantes de Australia.Esta semana tuve la oportunid
Leer más
DOS
Sídney, Australia. 29 de Agosto 2020“Úrsula Krantz se niega a rendir declaraciones sobre lo ocurrido el pasado mes de Julio en el Eureka Tower en la ciudad de Melbourne, luego de la aparatosa presentación de la que fuera su última colección como magnate de la moda en Australia...”Apago la televisión porque ya no tengo ánimos de escuchar ni un reportaje más sobre el escándalo que sufrió la casa de modas Krantz.Salgo de la cama y miro las cajas que están regadas por toda mi habitación; se supone que ya deberían estar llenas con mis cosas, pero sigue sin convencerme del todo la idea de Abigail. No sé cómo me deje convencer por ella y mi madre de que mudarme fuera de Australia sería una buena manera de olvidarme de Charlie para siempre.Mi hermana mayor se ha encargado de prepararlo todo; ya solo resta un par de días para marcharme a Londres donde se supone comenzare una nueva vida sin que todo a mí alrededor me recuerdo el pasado. ¿Acaso nadie entiende que los sentimientos son algo q
Leer más
TRES
―Creo que pasara un buen tiempo antes de que pueda acostumbrarme a no verte fotografiando cosas por todas partes ―se queja Dafne mientras tomamos asiento en el comedor donde nuestro desayuno ya está servido―. ¿Mamá llego a dormir anoche?Una de las chicas del servicio asiente como respuesta a la pregunta de mi hermana.―Ya sabes que odia madrugar ―le recuerdo e intento sonreír.―Lo que quiere decir que ni siquiera ira con nosotras al aeropuerto ―rezonga con malestar, empezando a trocear los huevos en su plato―. Y ni así puede comportarse como una madre normal. ―Mientras más rápido aceptes la forma de ser de Anna Sophia, más fácil te será acostumbrarte a ella ―concluí tomando la jarra con leche de almendras para ponerle a mi café―. Sigo sin creer que a partir de mañana ya no estaré aquí ―intento cambiar el tema.―Yo tampoco me hago a la idea ―suspira largamente y yo me inclino hacia la silla que ella ocupa para darle un pequeño abrazo―. Te echare mucho de menos.―Y yo a ti, monstruo.
Leer más