La obsesión de Marchetti

La obsesión de MarchettiES

Yerimil Perez  Recién actualizado
goodnovel18goodnovel
10
Reseñas insuficientes
40Capítulos
13.1Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Secuela: Legado del Don Enzo tomará total control de la mafia, ya que después de todo, alguien debería ocupar ese lugar, pero ninguno de los hijos del Don se sentía preparado. El alfa tomó este rumbo con su mente oscurecida por el dolor, después de que el amor de su vida fuese arrebatado de su lado. Alejarse de todos y comenzar una vida en otro estado de Italia no le sirvió de nada. Los conflictos familiares por sus decisiones tomadas llevaron al alfa a romper conexión con la manada del Rey Leonardo Marchetti. Llegará a su vida una humana que sufrirá, vivirá en el terror del mafioso Enzo Marchetti, ella es idéntica a su amor del pasado y eso la condena a vivir a su lado. Mia Lennox, se convertirá en la obsesión del mafioso.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
40 chapters
Preludio
Para un humano, cincuenta años es toda una vida, se dan todos los lujos que puedan costearse, se enamoran, se reproducen y luego mueren, porque es la ley de su naturaleza, sin embargo, el tiempo para un ser sobrenatural no es nada y menos cuando este lo tiene todo. Su rostro sombrío, su barba cortada a la perfección, el cabello de su cabeza raspado y unos lentes de sol cubriendo sus ojos carentes de alguna emoción, es lo que reciben las personas que caminan por la calle de Venecia al ver a ese hombre de traje azul marino y un metro noventa de estatura. Muchas mujeres se detienen a mirarlo; haciéndose la idea de que es algún modelo italiano, sin embargo, no tienen la suerte de llamar su atención, Enzo Marchetti no tiene el más mínimo interés por humanas hormonales y maldice el tapón que recorre la calle que lleva a la empresa que maneja. La reunión es tan importante que tuvo que bajar del auto y emprender camino a pie, ya que de lo contrario estaría llegando t
Leer más
Capítulo 1. Encuentro
Mia Lennox—Mia, Ashley, el vuelo sale en seis horas y ustedes siguen tiradas como orangutanes, —se queja mi hermosa madre.Escucho como arrastra sus pies por la habitación y luego la oscuridad que la inundaba es reemplazada por la luz solar, me quejo y cubro mi cabeza con las colchas, no entiendo por qué es tan exagerada, ni que fuéramos a perder el vuelo.         »No quiero volver a llamarlas, —anuncia antes de abandonar mi habitación, reconozco como hija que no quiero escuchar el segundo llamado de mi madre y la razón es porque puede llegar con un cubo de agua helada sacada de lo más profundo del refrigerador.         —¿Esperas el segundo llamado? —cuestiona mi mejor amiga con burla en su voz.         —Ni loca, —
Leer más
Capítulo 2. Señor Lennox
Enzo Marchetti —Gli investimenti fatti in azienda per il nuovo Yacht sono sicuri e garantiscono una redditività superiore a qualsiasi partner, non avranno perdite. (Las inversiones realizadas en la empresa para el nuevo yate son seguras y garantizan una rentabilidad superior a cualquier socio, no tendrán pérdidas.) —le explico detalladamente sobre el modelo que se estará lanzado, es obvio que solo multimillonarios tendrán acceso a tal obra de arte que le proporcionara grandes ingresos a cualquier accionista. —Non mettiamo in dubbio le sue parole e approvo il progetto, signor Marchetti. (No cuestionamos sus palabras y apruebo el proyecto, señor Marchetti) —asiento sin mostrar emoción alguna. No me interesan sus inversiones y todo esto es una fachada para los negocios que llevo. No hay mucho que agregarle a esta junta por lo quedamos por culminada la reunión, me paso a mi oficina y reviso algunos documento en mi laptop hasta que mi secretaria interrumpe. —Señor, su
Leer más
Capítulo 3. El besador
Mia Lennox —¡Papá! —me lanzo a este cuando lo veo en el lobby del hotel, me carga y me abraza con fuerza.          —Pequeña.          Ahora que lo ve me doy cuenta de que lo extrañaba bastante, me deja varios besos en mi frente y luego conecta su mirada con la mía.          —¿Por qué no avisaste que venías? —interrogo.          —Quería sorprenderte.          —Lo has logrado, —anuncio.          —¿Dónde está tu madre? —pregunta.          —Está esperándome en el comedor, ya sabes lo exigente que es con las horas de comida, —mi padre asiente y nos ponemos en marcha hacia el lugar mencionado.      &n
Leer más
Capítulo 4. Secuestro
Enzo MarchettiDespués de la reunión con el señor Lennox, busqué a mi hermano menor por todos lados. Estoy seguro de que se molestara conmigo por dejarlo tirado de nuevo, Kendall luego de varios minutos hace acto de presencia.         No puedo evitar fruncir el entrecejo cuando el olor de este al acercarse me indica que está excitado.         —¿Sexo frustrado? —cuestiono.         —No es gracioso, —refunfuña de muy malhumor.         —¿Qué sucedió? —pregunto serio.         —Una humana afirmaba que soy un mal besador, —lo miro ceñudo.         —No enti
Leer más
Capítulo 5. ¿El Don?
Enzo Marchetti                               El humano Lennox ingresa a mi oficina con su rostro enrojecido, no dejo de mirarlo y vislumbro en sus ojos un profundo odio hacia mi persona.          —Signor Marchetti, non può fermarlo. (Señor Marchetti, no pude detenerlo) —la preocupación en el rostro de mi secretaria es bastante notable.          —No te preocupes, me encargaré del señor, —asiente y se retira cerrando la puerta—¿Qué lo trae por aquí? —pregunto.          —¡No se haga el estúpido conmigo! —grita.          Es el humano más estúpido que he visto en toda mi vida, no entiendo cómo se atreve a gritarme sabiendo
Leer más
Capítulo 6. Olor
Enzo Marchetti Llegue a mi mansión en Umbría en hora de la madrugada, Akor me recibió y su rostro muestra preocupación, me explica que la humana tiene fiebre y que no sabe que le ha sucedido, camino hacia mi habitación y espero luego me dé explicaciones de porque está ella en mi aposento.          —¿Llamaste al doctor? —interrogo mientras toco la frente de la humana para sentir su temperatura elevada.          —Llegará en una hora, alfa, —responde.          —Que se dé prisa porque si la humana muere, él y tú también morirán, —le gruño.          —Sí, alfa, —responde para salir de la habitación.          Ver a esta humana es como mirar a mi amada Astrid, no hay duda de que son idénticas y lo único que las diferencias es que
Leer más
Capítulo 7. Desnudo
Mia LennoxDesperté justo en el momento en el que la puerta de la habitación está siendo abierta, me quedo cubierta con las colchas y escucho la firme pisada de alguien. Su silueta es enorme y cuando las luces se encienden lo primero que ven mis ojos es su redondo trasero «¡¿Qué carajo?! ¡Me van a violar!» pienso.         Grito con fuerza, ya que no quiero ser violada.         Mi grito fue el error más grande porque aquel enorme hombre, se gira hacia mí mostrándome su enorme amigo y no puedo evitar sonrojarme, me encojo en mi lugar tratando de no ser vista.         —¿Qué haces en mi habitación? —cuestiona en mi idioma, sin embargo, su voz carga el acento italiano, me quedo en silencio tratando de enfocar mi
Leer más
Capítulo 8. Eres de mi propiedad
Mia LennoxUna semana en esta casa, no he vuelto a pasar por situaciones incómodas. El hombre al que todos llaman Don, es mi comprador y también un idiota, me mira con odio cada vez que nos encontramos en algún pasillo, supongo que cuando mira mi rostro se recuerda de mi rodilla insertada en sus partes nobles, se lo merece por imbécil.         Es un hombre joven, pero insoportable, lo he visto dar órdenes por todos lados, creo que alguien de importancia está por venir a la casa y se nota molesto por la visita, no tengo idea de cómo leer sus expresiones, ya que siempre es la misma para cualquier situación.         Hay lugares de la mansión a los que todavía no he ingresado y el aburrimiento no es bueno para ninguna persona, camino hasta una puerta de roble y la abro encontrando un gimnasio. Entro
Leer más
Capítulo 9. El club
Mia Lennox          La puerta de mi habitación es tocada, eso me toma por sorpresa, ya que nadie toca y solo ingresan si mi autorización, camino hasta ella y abro encontrando a las tres chicas con una sonrisa en su rostro.          —Sei la ragazza di Enzo (¿Eres la novia de Enzo?) —no entiendo que me está preguntando.          —No hablo italiano, —le digo, ellas abren la boca de manera automática.          —Lo siento, —se disculpa. —Te pregunto si eres la pareja de Enzo.          —¿Enzo?          Las mujeres se miran entre ella y luego fruncen el entrecejo.          —Olvídalo, ¿Quieres venir a la piscina con nosotras? —interrog
Leer más