Llegaron los 30

Llegaron los 30ES

La Pluma  Completo
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
23Capítulos
6.4Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

"Cuidado con el regalo de los griegos", le había dicho su jefa cuando la invitaron a una cita a ciegas, para ese momento Felicia era una chica virgen en toda la dimensión de la palabra y a punto de cumplir 30 años. Lo que no imaginó Felicia es que en esa cita encontraría al hombre que siempre esperó en su vida; sin embargo, Víctor, un apuesto y exitoso abogado, solo quiere usarla para reconquistar a su exnovia. Felicia entrará en un cruel juego en donde sus expectativas de amor ideal se verán frustradas, ella lo dará todo hasta su virginidad y pureza al cruel Víctor con el afán de conquistar su corazón ¿podrá conmoverlo ese gesto? ¿Habrá consecuencias de esos momentos? Descúbralo en… Y llegaron los 30.

Leer más
Llegaron los 30 Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
23 chapters
Cap. 1 Noche de Fin de año
                                               … Y llegaron los 30“Era la noche de fin de año-lo recordaría bien para toda la vida- porque fue en esa noche en que nació mi inquietud...”.Noche de fin de añoHabía euforia en el ambiente como en toda noche trascendental, era un cambio de año y siempre se reunían en esos momentos muchas emociones; podía ver como se ultimaban detalles para la celebración en las calles de New York, los locales estaban de fiesta con novedosas promociones para recibir el año; en las calles las personas usaban ropas llenas de brillos, adornos locos en las cabezas; muchos de ellos caminaban a reunirse en el Times Square, para participar del evento del lanzamiento de los fueg
Leer más
Cap. 2 La Bobis
Felicia trabajaba en la revista local “Generación Estilo”, está revista se dedicaba a difundir lo nuevo y de moda para adolescentes. Además, solía colaborar con la revista financiera “Negocios en Ecuador”, que era de publicación semestral y en ella se cubría todo acerca del lanzamiento de marcas nuevas y productos ecuatorianos. Su puesto era en el departamento publicitario junto a su jefa Julia Klein. Como era la mano derecha de Julia, compartían oficina. Faltaba una semana para San Valentín y ya se alistaba la publicación para antes de la fiesta; el ambiente ya olía a chocolates y rosas. La Recepcionista se encargaba de adornar los pasillos con corazones, Cupidos regordetes por doquier, globos, en fin todo un sinnúmero de artilugios sobre el tema del amor y la amistad.Esa mañana estaba sola, pues su jefa estaba con permiso médico; entonces, alguien se asom&oacu
Leer más
Cap. 3 Una cita muy a ciegas p. 2
 Víctor tenía que ser muy paciente con su amigo, desde que se había ennoviado con una chica top y con la cabeza más fofa del mundo, estaba insoportable narrándole lo feliz que era cada día con ella y entonces le preguntó burlón a su amigo: Trabaja rápido la Bobis...-dijo despectivamente.Es mi chica perfecta de revista. Entonces corrigió a su amigo: Recepcionista de una revista.Como sea, no puedes negar que es linda.¡Y tonta!Víctor deja de ser cruel. Aunque se esforzara por ser cordial, no podía, por eso para paliar ese momento le preguntó: … Cuéntame ¿cómo es ella? ¿Te la describió?No exactamente-se rascó la oreja. Se levantó exasperado de la silla y exclam
Leer más
Cap. 4 Una cita muy a ciegas p 2
El tal Víctor se giró y ¡Oh! Sorpresa no le gustó, lo vio en sus ojos que eran de un verde escarlata y que se desorbitaban ante mí la pequeñez de Felicia. Víctor-se acercó David a modo de presentador- Víctor ella es Felicia, Felicia este es Víctor.Hola Víctor... Extendió su mano en gesto cordial; pero, el sujeto estaba en shock. Víctor te están saludando...-dijo entre dientes David.¡Oh!... Disculpa es... es un placer conocerte. La saludó con un beso frío en la mejilla y David dijo entonces: Creo que lo mejor será cenar...Sí papito tengo hambre-dijo Malena.¿Qué nos dices Víctor?… Claro, vamos Felicia. Si Víctor no sabía disimular estaba tomando un cur
Leer más
Cap. 5 Lo que sucedió después
¿Esa joven de la mesa que saludamos te gusta? ¡Me encanta! Lo sabía y la confirmación solo fue la cereza del pastel, no funcionó… Lo siento Felicia, creo que no fui la cita que esperabas, en verdad lo lamento. … Es extraño porque nunca tuve una idea de lo que esperar en una primera cita. ¿Tu primera cita?-se extrañó aún más. Sí mi primera cita, nunca tuve una antes y la idea de una a ciegas me atrajo. ¿Cuántos años tienes?-preguntó incrédulo. Le dijo la edad que tenía: 29 años… ¿Y me dices que nunca, nunca has tenido una cita?-sonrió incrédulo y dijo muy seguro-Es imposible. Sí, es así, considéralo sucedió, se fue dando con los años, con los días y así...-bebí de mi copa- ¿No has pospuesto algo por algún tiempo y cuando te das cuenta ya hay un gran abismo entre las cosas? Puede ser que lo haya pospuesto; no obstante, el amor... El romance, nunca. ¿Sabes? A mí también me sorprende... Entonces dijo animado: Si de mí depende está noche te voy a reconciliar con los hombres.
Leer más
Cap. 6 Acelerada
Felicia, creo que estás yendo muy rápido, solo conociste al tipo y no puedes enamorarte de él a la primera. Tenía que refutar aquello con lógica, su lógica: Tal vez Dios lo puso en mi camino, fue su forma de compensarme todo el tiempo perdido. De todos modos ve con calma… ¿Qué sabes del sujeto? Que es abogado, tipo de sangre A negativo-sonrió a lo tonto-apuesto y sexy ¿me escuchaste? Dije sexy. Edgar sonrió su amiga hacía ver esa palabra como algo prohibido: Bien, entonces ponte bonita y sexy para que le agrades. Los miedos volvieron aflorar: ¿Y si se acaba? Edgar la miró con ternura y comentó: Si se acaba sufrirás mucho; pero, siempre pasa y luego todo sale bien. Tengo miedo de no poder resistirlo... Dios te dará las fuerzas que necesitas. Tuvo toda una semana para prepararse para el reto; renovó su guardarropa por algo más de moda. Su madre se asomó para verla elegir el vestido adecuado, estaba entre un rojo que demarcaba sus senos y abierto a un lado, o uno corto vaporo
Leer más
Cap. 7 Viviendo de fantasías
Víctor sonreía complacido, tenía el periódico del día y observaba atentamente una de sus páginas, David estaba intrigado con la aparente conformidad de su amigo y le preguntó:¿Hay algo interesante el día de hoy?Sí...-alzó su mirada- ¿Te acuerdas que la semana pasada salí con Felicia a un evento?Eso me dijiste.Y también te dije que se sabría por todo lo alto sobre esa cita ¿Lo recuerdas?Sí, pero no ahondaste en ese punto...Él volteó el periódico y le mostró en la sección social un recuadro más o menos grande la foto de Felicia y él juntos en el desfile. David saltó en su puesto y dijo. ¡Hijo de tu madre! ¿Qué hiciste? Víctor le tiró el diario a su escritorio y él leyó detenida
Leer más
Cap. 8 El Noviazgo
Fueron a la Ágora Gallery, una galería de artes plásticas, para una exhibición en 3D de un novel artista al que apodaban, El Vago, con una arte que según decían reflejaba el ocio de su vida y pensamiento. Lo irónico es que este hombre de 35 años, desempleado y con una vida caótica, comenzó hacer dibujos en su casa y de repente se convirtió en un artista mediático y muy interesante. Fue una salida muy interesante, vieron una obra que llamó la atención de Víctor: era la silueta de una mujer perfectamente delineada recostada sobre el mar, entonces comentó: Me gustan las mujeres, creo que Dios se pasó al crearlas. Felicia sonrió, ya era un punto a su favor, ella era mujer y bonita. Sé que no te he hablado de mí, no deseaba sonar acaparador. Víctor hay personas que gustan hablar de sí mismos, otras que les encanta hablar de los demás y algunas hablan con sus actos. Opino que todos tenemos un poco de todo eso. Juzgo que tienes razón-secundó ella. También me gusta el dinero y el poder
Leer más
Cap. 9 Lo que pasó en la Boda
 Se sintió en un extraño trance en el que su grande y hermoso chico regresaba a la época de los cinco años; lo vio irse refunfuñando hacía no sé dónde y ella me dijo: Hay que tener mano dura con los hijos y más si te doblan el porte. “Cielos” Solo pudo pensar en eso y comentó cortésmente: La decoración es maravillosa, me gusta todo.Sí, gracias, es un lujo lo sé; no obstante es mi única hija-entonces caminamos hacía una mesa doble y ella me confió- Con Víctor va a hacerse un gran alboroto y espero gastar más; es mi consentido y el más ingrato de todos, una siempre quiere más a los malos ¿Verdad? No entendió lo que me quiso decir, se sentía perdida sin la presencia de Víctor y de repente, él
Leer más
Cap. 10 Por menores de la Boda
Víctor llegó muy serio y me dijo. Felicia ya es hora de irnos.¿Tan pronto?-pregunté extrañada.Sí...Hermano-dijo Oswal- aún no brindamos.Hagámoslo ahora-propuso Iris- Para aprovechar que la champaña está buenísima. Eugenia llegó en ese momento y Oswal le dijo: Mamá, estamos a punto de hacer un brindis.…-Eugenia llamó a un mesero e indicó- Champaña para todos, por favor. El mesero volvió con una botella y la descorchó delante de ellos, produciendo un ruido gracioso al hacerlo, la espuma salió y se sirvió en las copas hasta el tope a pedido de Iris. Bien -dijo Eugenia-será el primer brindis de Felicia con nosotros.Y ya sé el tema del brindis-dijo Oswal- El mejor brindis que se
Leer más