Perdido en tus curvas

Perdido en tus curvas ES

Natalia Díaz  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
39Capítulos
7.1Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Mi vida ha estado saturada de trabajo, responsabilidades y obligaciones, algo que me limita a muchas cosas; entre ellas: conocer el amor. Cuando me había ido acostumbrando a la soledad y a dedicarme solamente al trabajo, la conocí a ella. Aún no olvido la primera vez que la vi, su encanto y sensualidad me atrapó por completo; tan única, especial, y hermosa, que a cualquier hombre podría conquistar con su belleza. Quedé catatónico, y me sentí avergonzado de pensar que quizá di una muy mala primera impresión. En el momento que reaccioné, ya era tarde, estaba irremediablemente perdido en sus curvas.

Leer más
Perdido en tus curvas Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
39 chapters
Mala impresión
La ansiedad me estaba matando, miraba el reloj desesperadamente esperando a que fueran exactamente las seis para recibir a mi jefe. Mis ojos barrieron toda la oficina, esperando no encontrar nada fuera de sitio, que hiciera que pusiera el grito en el cielo. Hoy llegué media hora antes para poder limpiar y desinfectar toda la oficina, ya que mi jefe está obsesionado con la limpieza y como parte de su condición, me exige mantener todo limpio y organizado. Al verlo subir en el ascensor, lo dirigí a su oficina y le abrí la puerta.     —Buenos días, Sr. Tom.     —¿Reporte? — fue rociando del pulverizador por toda la oficina, especialmente en su silla.     —He estado con los preparativos de la fiesta de bienvenida del Sr. Adib.     —Recuerda que no puede faltar nada para esa fiesta. No acepto ningún error. ¿Está claro eso?  Leer más
Sueños
Mónica     Entré al baño para cambiarme y luego me quedé contemplándome en el espejo. A esas personas de ahí fuera les hace falta un buen remeneo, a ver si así dejan de ser tan fastidiosos. Había ensayado toda la semana, es una lástima que no haya podido terminarlo. Todos los movimientos los realicé bien, pero supongo que este no era el público al que debía mostrarle mi talento. La profesora siempre espera a que mis compañeras sean las únicas que brillen en el escenario y pretenden que solo pueda danzar en actividades donde menos público haya, o simplemente me dejan al final para que sea menos tiempo el que tenga. Algún día podré mostrar mi talento, sin necesidad de rogarle a la profesora para que me permita hacerlo. Estoy cansada de rogar por un espacio que no tienen planeado darme y que sé que merezco. Mejor dejo que el tiempo sea quien decida. A fin de cuentas, no estaré en esa agencia toda mi vida.     L
Leer más
Una traición
Mónica  Estuve haciendo unas diligencias durante la mañana y llevando mi currículo a un bar que me recomendó mi mejor amiga. Tienen una sesión donde hay bailarinas profesionales. Esta era mi última opción, pero necesito darme a conocer de alguna manera. Si quiero que me acepten en una agencia, debo adquirir más conocimiento y experiencia. Actualmente donde estoy, sé muy bien que no voy a durar mucho, además de que estoy cansada de tener que lidiar con esas víboras. Si no me he salido es porque no quiero darles el privilegio de renunciar.  Al ver mi teléfono, me percaté de que tenía un mensaje de James:  Hoy no podemos salir, amor. ¿Qué te parece si celebramos nuestro aniversario en el fin de semana?  Al menos hace u
Leer más
Culpa
Steven  Luego de salir de la oficina, regresé a mi casa a ducharme para poder llegar a tiempo a mi segundo trabajo. Llevo trabajando en ese restaurante por alrededor de dos años como cocinero. Me han querido dar la oportunidad de trabajar a tiempo completo, pero eso implicaría tener que abandonar la empresa y a mi actual jefe, algo que sería cobrar menos y no estoy preparado para hacer un cambio tan drástico ahora. He vivido casi toda mi vida teniendo mis ahorros para poder abrir un restaurante adaptado para niños. Es un sueño que promete llevar mucho tiempo, pero nada podrá quitarme esa meta.  Todo surgió cuando pequeño, cuando aún mi papá estaba conmigo. Él siempre quiso ser un gran cocinero y me enseñó mucho de él; sus recetas y sus técnicas, entre otras grandes cosas. Quisiera hacer
Leer más
Una disculpa
—Espere un momento. Es inapropiado hablar sobre esto. —Dígame la verdad, ¿para qué me citó aquí? — noté que se puso de mal humor, no sé si fue por lo que dije.—Yo… —Si no va a decir nada, entonces ya me voy. —No estoy acostumbrado a tener conversaciones con una mujer. No sé si pueda comprenderlo. Verá, no entiendo si dije algo mal, si fue así, me disculpo.—Solo quiero que me diga lo que quiere para poder irme. Tengo prisa.—Sí, iré directamente a lo que quería. Primero que todo, quiero disculparme por lo ocurrido esa noche. No hablo solo de la embarazosa situación que me ocurrió delante de usted, sino por lo ocurrido con mi jefe.—No entiendo por qué quiere disculparse. ¿No obtuvieron lo que quería
Leer más
Una cita
—No pensé que fuera tan directo. ¿No cree que suene muy comprometedor, el pedirle a una mujer que baile para usted?No había pensado en la forma que se podría interpretar. Luego de lo que dijo, en realidad, no pensé claramente en cómo decirlo, me emocioné tanto con la idea, que lo solté cómo salió.—No quise…—Tranquilo. No me molestaría hacerlo. En otras circunstancias no hubiera aceptado esto, pero te me haces una buena persona, así que haré una excepción contigo.—¿Qué día tiene disponible?—Puede elegir el día y el lugar. Estaré un buen tiempo sin trabajar— sonrió.—¿Y por qué no esta noche? Eso sí, salgo tarde del trabajo hoy. Por lo regular, trabajo todo el día y en la tarde-noche.<
Leer más
Encanto
—Pero no está bien que lo haga de esa manera.  —¿Por qué? Ambos somos adultos y no hay razón alguna para cohibirse. No me molesta que me mires, a fin de cuentas, debes hacerlo cuando baile. A menos que quieras cerrar los ojos mientras lo hago.  —¡Por supuesto que no!  —Esa es una excelente respuesta.  Comimos en silencio, pero cada vez nuestras miradas se cruzaban y sonreía. Luego de finalizar con la comida, ella se levantó con la intención de lavar los platos.  —Yo lo hago— dijo.  —No se preocupe, puedo hacerlo. No quiero que se ensucie la ropa.  —Cocinaste, lo menos que puedo hacer es ayudar a lavar los p
Leer más
Amigos
—¿No sería eso muy atrevido de mi parte? — ni las palabras me salían al tenerlas tan de cerca.  —¿Por qué te avergüenza tanto? Se supone que quien se avergüence sea yo, por pedirle a un desconocido que se me hace muy tierno, que me toque.  —Pero no somos nada como para que la toque. Mi mamá dice que las mujeres no son un bollo de pan para que las manosee, pero más aún, que debo respetarlas. Por lo tanto, no es correcto que se deje tocar de mí. No debo tocarla, por más que quiera.  —¿Por qué debes ser tan lindo e inocente? Hace que me sienta la mujer más depravada del mundo.  —No es mi intención. Es solo que no somos nada, y esas cosas solo se deben hacer con la persona que uno se case
Leer más
Repetina acción
—Pero si aquí estoy. ¿Por qué vas a querer buscar a alguien como yo?  —Tu inocencia a veces me lleva a pensar que es todo una farsa, y que esta faceta que estás mostrando ante mí, es solo para obtener algo a cambio.  —¿Qué cosas dices? Realmente es muy complejo comprenderte, pero te juro que voy a buscar la forma de hacerlo. ¿Qué te parece si nos encontramos en mi casa luego de que termine de acompañar a mi jefe? Estoy por asuntos de trabajo aquí y lo dejé ahí dentro sin darle una explicación. Lo más probable tenga problemas ahora cuando entre, pero buscaré la forma de solucionarlos. Esta noche estoy libre del restaurante, así que puedo preparar algo de cenar para los dos y hablamos con calma, ¿te parece?  —Está
Leer más
Calor
—Dame un momento— le di la espalda para poder presionar mi pecho.  —¿Estás molesto?  —Claro que no, solo sorprendido. ¿Por qué hiciste eso?  —Fuiste tú quien me lo dio, ¿no? ¿No fue eso lo que te pedí? Te avisé, pero no captaste mi pedido. Los amigos comparten las cosas.  —Pero ¿por qué hacer una expresión así?  —¿Qué tipo de expresión?  —No dije nada— la oí reír de nuevo, y la miré—. Veo que has encontrado la forma de divertirte, y es burlándote de mí.  —No me estoy burlando, pero deberías d
Leer más