Liliam Perdición y Pasión (Saga de Tentaciones)

Liliam Perdición y Pasión (Saga de Tentaciones)ES

Mary Meneses  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
45Capítulos
2.8Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Para Máximo Petrov no existe la pasión, pero un día llegó la chica de su Perdición. Liliam es una chica independiente, carismática, dulce e inteligente, pero el que la descontrola es Petrov de sus pesadillas. El control y la posesión está entre ambos.... —Solo he venido por trabajo y después de mis horarios puedo hacer lo que se me dé la regalada gana—vocifero. —Ya veremos princesita de papi—sonrió con malicia.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
45 chapters
Capítulo 1
Máximo.—Ni creas que recibiré órdenes tuyas —sisea entre dientes.¿Qué le sucede? Dentro de la casa estaba hecha un ángel de Dios y ahora está hecha una furia del demonio. ¡No comprendo nada!—¿Disculpa? ¿Tienes problemas menstruales? —pregunto de golpe sin medir las consecuencias, pero al parecer empeoré las cosas, ya que ella me lanza una mirada matadora.—Por eso uno queda viudo y olvidado —me quedo en shock.  Ella pasa dándome un empujo para entrarse al auto dejándome… Los recuerdos vuelven nuevamente en mi mente, no pierdo el tiempo y me voy detrás de ella, cuando la quería lograr ag&aa
Leer más
Capítulo 2
(...)Gracias a Dios estoy dentro de la cabaña, y por lo que veo esta finca está estructurada en diversas cabañas. Lo bueno es que no tengo que verle la cara al imbécil de Máximo las veinticuatro horas.Estoy sentada en unos de los sillones de cuerina con las manos en mis sienes, esperando que Máximo empiece la tal reunión o que de una vez me diga lo que tengo que hacer para apresurar mi estadía en este lugar. Siento que me carcome la curiosidad de saber lo que se trata, pero también la ansiedad me consume por irme de este maldito lugar.—Puedes apresurar tus cartas —puff. Que fastidio.—Alfredo, me puedes dejar a solas con la Srta. —mis ojos viajan hacia los ojos de Alfredo, él
Leer más
Capítulo 3
—Princesa —me llaman detrás de la puerta de mi mini cueva. Quien sea que esté detrás de esa puerta me ha sacado de mi profundo debate de la injusticia humana, tanto como la denigración y sociedad. Doy un enorme suspiro, me levanto del sofá, me encamino hacia la puerta dejando atrás el sonido unísono de mis tacones. Me he puesto un vestido fino de seda, con una manga, color negro, que me llega hasta la rodilla de la parte izquierda, pero en la altura de la derecha me llega un poco debajo de mis muslos, obviamente este vestido es un poco provocativo, pero decente en mi punto de vista. Llevo mi cabello recogido, un poco de maquillaje y un par de tacones dorados. No soy mala y menos una santa paloma, hoy encontraré al maldito que quiere joder la organización de mi padre, conste que esto lo hago por mi familia y no po
Leer más
Capítulo 4
—Ssshh… Nos escucharán —lo hago callar. Mis nervios incrementan. ¿Cómo se podrá callar a un mocoso malcriado? ¡Con un par de nalgadas! Pero como el imbécil no es pequeño, sería con una madriza en los meros huevos.—Me importa una mierda —espeta. ¡Por Dios! Este hombre me desespera. Paso mi mano por mi cabeza, teniendo las ganas de arrancarme las greñas o de jalárselas a él.—Nos descubrirán —susurro, me tiembla un poco la voz—. Necesito un poquito de la mínima neurona que te queda.—No me provoques —me advierte.—Si no te controlas… —me acerco lo
Leer más
Capítulo 5
(…) Cinco de la mañana, y todavía sigue el bendito debate de ¿dónde mandaré mi mercancía? Puff, todo esto me provoca mucho aburrimiento, no puedo tolerar tanta ignorancia de todos estos pendejos sin cerebro, porque hay uno que tiene ese cerebro bien ejercitado y entrenado,  ya que solo sonríe ante tanta estupidez, y es cuando comprenden que ese momento es suyo. Obviamente aquí hay mucho dinero en juego y los muy imbéciles no tienen una asesoría personal, para que les explique cuáles son las ventajas y desventajas.  En este negocio  hay altos y bajos, pero sobre todo tienen que ver más altos que bajos. —Lo mejor que debemos hacer es una reunión con el mero, mero —se levanta Gabriel y dice en tono relajado. Mmm… Esto no me huele bien, ¿qué tramaba?Leer más
Capítulo 6
—¿Cuál es tu preocupación? —decidida salgo del tocador después de enfrentarme a mi misma, no tengo por qué bajar la cabeza o dejarme de un hombre que ha robado mi virginidad.Me señala la sábana manchada de sangre, frunzo el ceño y no comprendo su alteración por un poco de sangre, ni que fuera que me hubiesen herido o matado.—¿Eres virgen? ¡Liliam, eres virgen! —abre los ojos y empieza a gritar con mucha paranoia.—Ah… Eso —encojo mis hombros—, pero te tengo que corregir, ¡ya… no… soy… virgen...!—enfatizo toda mi exclamación.Me encamino y me siento en el diván que está cerca de la cama, ya que
Leer más
Capítulo 7
—Máximo… Hermano —grita Alfredo al otro lado de la puerta y nosotros nos ponemos en alerta.—Ash… Tu hermano arruina cada cosa que está frente de mí —me quejo.—No le pongas mente —dice restándole importancia a los gritos de su hermano.—Imposible, tu hermano está tramando algo grande en contra de ti —agrando mis ojos.Ash… Con solo nombrar al traidor de Alfredo, se me dispara la adrenalina de furia, y el nivel de feromonas bajan instantáneamente.Que lastima, ya que quería acción.—Dime todo lo que escuchaste —se reincorpora y se sienta a lado m
Leer más
Capítulo 8
MáximoAlfredo, eres toda una escoria, ¿cómo es posible que tú hayas sido el maldito traidor? ¡Me vendiste! Y solo por conseguir un puterío. ¡Por un putero me cambiaste! Eres un fiasco, una lacra, un cabrón de mierda, un cabrón que mataré con mis propias manos.¿Cómo no me pude dar cuenta de la persona que tenía como hermano?¡Puta mierda…!Si el hermano de Liliam no nos hubiese prevenido, creo que en este momento todos estuviésemos muertos, ya que no hubiese permitido que ese maldito se saliera con la suya, como dice Liliam. «No confíes ni en tu propia sombra» O «Importante solo tú».Me encanta que est
Leer más
Capítulo 9
—¿Quieres que te diga? —sonríe—como tú quieras, primero porque fui y seré el primero en tu vida—se acerca a pocos metros de mí, dejándome paralizada—, segundo: no dejaré que ningún mocoso de mierda toque por lo que derecho es mío.¿Qué? Ya me perdí, estoy completamente perdida. ¿Qué alguien me explique?Con el primer punto, sí tiene razón, es obvio que fui una estúpida y facilona por meterme con el primer cabrón que se me presento en mi camino, pero lo segundo no lo entiendo para nada. Cómo es posible que me diga que soy de él, cómo es posible que me trate como un objeto, como es posible que un rato me trate como suya y en otro rato me trate como la poca cosa.Leer más
Capítulo 10
Máximo.—¡Sí! Siempre te encargas de sacar lo peor de mí —exploté—, ahora si me disculpas tengo que atender  ¡a mi amigo!Saldo de la habitación hecho una furia, aaah… Quien me manda ser tan bueno, si mira como me paga.—Tranquilo Máximo —se levanta Tomás y me pasa un vaso de vodka.—Olvídalo, y si escuchaste algo, mejor limítate a decir nada —hable en tono surgente.—Eres un gran caso Máximo.—Al grano, Alfredo me traicionó, el maldito mató a nuestros padres y mi esposa —de un sorbo me tomo el vodka de mi vaso.Leer más