OSCURAS PERVERSIONES

OSCURAS PERVERSIONESES

Demian Faust  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
11Capítulos
3.4Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Un compendio de relatos que te lleva a los más recónditos tabúes explorados magistralmente de la mano del autor por medios de thirllers psicológicos, una lectura erótica solo para valientes.

Leer más
OSCURAS PERVERSIONES Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
11 chapters
LA MITAD OSCURA
El asesinato perpetrado en el Restaurante Dragón de Oriente había sido uno de los más sangrientos y morbosos que el investigador del Poder Judicial, Marco Navarro, había visto en mucho tiempo. La anciana pareja china dueña del local había sido amordazada y maniatada, tras lo cual les proporcionaron torturas horribles antes de matarlos. Sin duda, resultaba un caso monstruoso y siniestro, además de desconcertante.Después de la recolección de evidencias forenses y de las rutinarias indagatorias con potenciales testigos que fueron totalmente fútiles, Marco dejó el área acordonada e iluminada por la intermitente luz de las patrullas para dirigirse a la cena familiar que lo esperaba en casa de su hermano Roberto.Imbuido en su trabajo que le había vuelto una persona taciturna, Marco nunca se casó y no tenía hijos. Sus familiares más cercanos eran, casualmente, su hermano Roberto y su cuñada Cindy, una guapa mujer oriental adoptada por nacionales —por lo que no resguardaba n
Leer más
CÁRCEL DE MUJERES
 —Bienvenida a tu nuevo hogar, Martínez —me dijo uno de los dos guardias que me custodiaban palmeándome el glúteo derecho. —Pronto te daremos un recibimiento apropiado, ricura.Dicho esto me empujaron dentro de la celda. Allí había otras dos mujeres, una era tremendamente gorda, de piel morena y origen latino como el mío. Hedía a sudor rancio y usaba una especie de franela fuertemente atada en la frente. La otra era una mujer de cabello negro, mucho más joven y atractiva que la gorda, pero de mirada sádica.—¡Uy! —dijo la mujer obesa acercándoseme— ¿A quien tenemos aquí?—Me… me llamo Jessica Martínez —respondí. La gorda me quitó la caja de las manos y la lanzó al suelo despilfarrando mis posesiones por la estrecha celda, la cual tenía dos camastros tipo camarote c
Leer más
LA CÁMARA DE LOS HORRORES
 Mi nombre es Marie Belmont y he sido marcada por la tragedia y la maldición. La sociedad de mi Francia natal durante finales del siglo XIX era ya de por sí una sociedad cruel y dura, al menos para los que éramos pobres, pero cuando haya terminado de relatarles mi mórbida historia coincidirán en que la providencia se ensañó conmigo prodigándome las peores desgracias.Tenía treinta años cuando mi esposo murió de tuberculosis y me quedé sola en el mundo con nuestra única hija de once años y una cantidad abrumadora de deudas. Incapaz de pagar, decidí ir a la oficina del prestamista, monsieur Abramovich, para rogarle por clemencia.Su despacho se localizaba en los altos de un derruido edificio de madera carcomida, cuyos escalones crujían cuando uno subía por ellos. Al final del pasillo del segundo piso estaba la puerta donde el usurero atend&iacut
Leer más
LA SANGRE PESA MAS QUE EL AGUA
 Afueras del Condado Lamarche, Gran BretañaUna candorosa pareja se entrelazaba en apasionados abrazos y besos, ignorando el intermitente aguacero que asolaba el exterior. La joven era una mujer de cabello rizado castaño, con un provocativo vestido rojo, y bastante atractiva. Su pareja era un joven de cabello negro y corto, con hoyuelos en sus mejillas.—¿Escuchaste algo? —preguntó súbitamente la joven mujer, separándose de momento de las eróticas caricias de su compañero sentimental.—No, nada.—¿Seguro?—Sí... continuemos —dijo reanudando el encuentro sexual. Sin embargo, los oídos de la joven percibieron un nuevo sonido extraño.—¡Escuché algo! mejor vámonos de aquí...—No seas tonta. Debes haber visto demasiadas películas de te
Leer más
LA VENGANZA
 Vietnam, 1957.Marisa observaba por entre su parapeto en la selva el campamento militar francés apostado en las tierras indochinas, cuya función primordial era salvaguardar los intereses coloniales del Imperio francés en Vietnam. El lugar era una fortaleza militar de difícil acceso, aunque no demasiado grande ni especializada.Todos los días —como ella había observado cuidadosamente ya durante varios días— se suscitaba el mismo ritual. Una joven y hermosa prostituta vietnamita, en algunos casos no mayor a los once o doce años, llegaba a aquel contingente militar y era registrada por los dos guarias que cuidaban la entrada principal del lugar.Esa lluviosa tarde no fue la excepción. Marisa estaba empapada pero ignoró este hecho y se concentró en observar a la muchacha vietnamita, de unos veinte años, que llegaba en bicicleta a la zona y dejaba su
Leer más
LAS AVENTURAS Y DESVENTURAS DE MILDRED
    Todo comenzó cuando una adinerada pareja de millonarios decidieron hacer una fiesta de disfraces. El dueño de la mansión y de la mayor parte de la fortuna, era un sujeto de unos cuarenta años a quien el ocio había engordado considerablemente. Su esposa, una guapa joven de veinte años de muy buen ver, era la hija de un ministro y provenía de una acaudalada familia.La fiesta se realizó como se esperaba y los invitados fueron llegando uno a uno, engalanados con sus mejores disfraces. El anfitrión se había colocado un atuendo de Tarzán, aunque sus libritas extras le daban un aspecto ridículo. Parecía un Tarzán en pésima condición y más asemejaba un cavernícola que había comido demasiados mamuts. Su esposa, en cambio, ataviada con el traje de Jane, un selvático bikini amarillo y moteado como si fuera piel de pantera, se veía muy sexy y mostraba generosamente su esbelto cuerpo.   Más y más invitados acudían a la fiesta, pero el as
Leer más
EL ARMARIO DEL PROFESOR
  Alfredo viajaba en su vehículo con toda tranquilidad, transitando por la carretera  justo al anochecer, utilizando su sencillo vehículo liviano de color plateado y modelo 98. Justo cuando llegaba a la entrada de la provincia porteña observó a una joven pidiendo aventón.La muchacha era veinteañera, de largos cabellos rubios y ojos azules, vestía una camiseta blanca sin mangas, unos jeans negros y mullidos, zapatos tennis y anteojos oscuros. Era muy atractiva.El auto de Alfredo se detuvo para ofrecerle el servicio de transporte a la muchacha, ésta se introdujo al vehículo sin mayor trámite o reparo.—Buenas... ¿a dónde vas? —preguntó el improvisado chofer.—A la próxima ciudad, por favor, gracias —respondió.—Vamos para allá. ¿Cómo te llamas?
Leer más
LA DISCÍPULA
Nací en Kyoto, Japón, en 1898, en el seno de una familia muy pobre de humildes pescadores. Mi padre fue enrolado en el Ejército Imperial Japonés como soldado durante la Guerra Ruso-Japonesa y murió poco después. Aunque el Imperio Japonés ganó la guerra, las clases trabajadoras sufrieron mucho, hubo miseria y muerte en cada hogar, y comencé a ejercer la prostitución a los trece años como único medio para llevar comida a mi casa. Usualmente me colocaba el uniforme colegial aunque no iba a la escuela, era con fines puramente alegóricos, explotando las fantasías eróticas de mis clientes. Recuerdo el primer hombre que maté. Fue en mi cumpleaños número catorce. Lo recuerdo porque llovía y hacía mucho frío. Era un pescador que hedía a suciedad y a alcohol. Recuerdo que vestía sólo una camiseta sin mangas y usaba unos tirantes negros que contrastaban mucho. Me llevó a uno de los callejones oscuros y solitarios donde se escuchaba chillar a las ratas. Yo estaba toda mojada, y mientras él
Leer más
LOS MOTEROS (primera parte)
Dentro de una paupérrima habitación de hotel, una pareja se entregaba a las más feroces llamas de la pasión sexual. El hombre, era un tipo musculoso de veinte años de aspecto rudo y fornido, lleno de tatuajes, con cabello largo y barba de candado. La mujer, una joven de 17 años, de cabello negro y lacio, hermosa y esbelta quien, complaciente, abría sus piernas para aquella masa de músculos que era su apuesto amante. La áspera lengua del sujeto disfrutaba de sus pechos rebosantes y redondos de adolescente, y luego le lamía el cuello y le besaba en la boca. El hombre la colocó de gatas y así la penetró hasta que ambos se fundieron en un candoroso orgasmo.Eran una pareja muy diferente. El sujeto se llamaba Jack y era un biker, es decir, miembro de una pandilla de motociclistas. Cuando estaba vestido usaba frecuentemente un chaleco con el logotipo de su pandilla, botas, jeans o pantalo
Leer más
LOS MOTEROS (segunda parte)
Tras varios minutos metiéndole la cabeza en el excusado, Diablo le sacó el rostro para que respirara. En medio de la tos, el negro pudo llenar sus pulmones de aire y aliviar su sensación de asfixia por algunos momentos.—Pedazo de %*&#!, maldito mono africano —le dijo Diablo sin dejar de sostenerle el rizado cabello— ahora dime, ¿Dónde es que los Chacales tienen a mi novia?—No sé… no sé nada…Ante esta respuesta, Diablo le volvió a introducir la cara en el inodoro mientras Jack y el quinto biker le propinaban patadas en las costillas y los testículos. Diablo le sacó la cara del agua de nuevo.Los gritos de la negra Shaminna no dejaban duda de lo que Venom y Jeff le estaban haciendo.—¡Déjenla en paz! ¡Ella no sabe nada!—¡Cállate hijo de perra macaco! ¡Dime lo q
Leer más