Canción de Medianoche de Courbet

Canción de Medianoche de CourbetES

Gerardo Steinfeld  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
32Capítulos
1.0Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Friedrich Verrochio un frío alquimista conmovido por la muerte prematura de su esposa profano las tumbas de los antiguos reyes de Gobaith, el último refugio de un pueblo exiliado hace milenios. Liberando los males encarnados de la tierra. Plagas, hambrunas y pestes desatan una rebelión contra el anciano rey Joel Sisley regando la tierra marchita con sangre mientras las lluvias inclementes del otoño se precipitan sobre el inestable reino, la guerra por la supervivencia. Los demonios cazan a los hombres durante la noche... La extinción. El miedo, el amor, la traición, la soledad, el misterio y la muerte pueblan está isla de caos, donde los verdaderos monstruos son habitantes en la mente de los protagonistas...

Leer más
Canción de Medianoche de Courbet Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
32 chapters
Prólogo
El horror terminó... El pueblo los recibió con una lluvia de flores y gritos de regocijo. Pero agotados tras la marcha, la alfombra de flores de colores vivos quedó pisoteada y lúgubre bajo la columna estropeada de hombres, caballos y carros destartalados de madera chirriante.  Todos aclamaban al caballero del Dragón Escarlata, pero bajo la zarrapastrosa cape rouge, Cedric Scrammer no se sentía triunfante, ni heroico. El último mes había sido una sucesión de horrores que habían arrastrado a los suyos a lentas y dolorosas muertes.         Podía escuchar al duende masticando al ritmo del goteo de las tuberías oxidadas mientras una puerta crujía al abrirse… Bajo las botas altas de cuero negro, aún llevaba los restos de flores, sangre, suciedad, recuerdos… Miraba sin ver, cargando todo ese sufrimiento y pérdida. Los suyos tenían aquella expresión, hombres y mujeres en caballos desnutridos, personas a pie, heridos en carros agonizantes… pers
Leer más
Capítulo 1: De los sueños y de los miedos.
–Tenía el color rojo en las manos–fantaseó Annie–. Todo estaba oscuro como siempre está en mis sueños… Un mar de luces brillantes brotaba de ellas.Louis tomó un mechón de su larga melena castaña y lo acarició entre las yemas del índice y el pulgar.–¿Era atractivo? –Los ojos avellana de la muchacha decían una y mil cosas.–Pues…–por un momento Annie se sonrojó–. Iba envuelto en una larga cape noir…– Lo último que dijo la hizo pensar en su padre.Ella misma se había despertado acalorada. El sueño había sido tan vivido que olvidarlo era imposible. La rue empedrada se abría ante ellas con una alfombra de baldosas relucientes, los adornos colgaban por doquier: luces coloridas atenuadas por el atardecer y las increíbles pinturas de los murales; pasaron junto a u
Leer más
Capítulo 2: El Escriba que ella llegó a odiar...
 La escalerilla era de madera y Niccolo se subió a ella para alcanzar el cuero duro del libro en la parte superior del anaquel, oculto. Tanteó estirándose hasta tocar la piel vieja y curtida. Estuvo a punto de caerse cuando lo tomó con un pequeño salto, pero se mantuvo en pie.Había una fina capa de polvo pero Niccolo la barrió con la palma. Se lo llevó a la larga mesa de fresno y leyó Los Cuentos del Siervo del Bosque. El mito de un viejo écrivain sobre un adusto magician henchido de rabia que causó un incendio en gran parte del Bosque Espinoso tras ser rechazado por una bella ninfa. La deidad del Bosque se entristeció por los árboles y animales que murieron quemados, y mientras el mago dormía sembró una semilla de manzana en su saco de vino. Cuando el resentido mago lo bebió, se convirtió en una criatura obscena que parecía una mezcla de todos los animales. Maldito por el bosque, los hombres y los dioses. Rechazado e irreconocible. Se adentró en lo profundo del B
Leer más
Capítulo 3: La Hija del Alquimista.
   El cielo estaba cubierto de estrellas y cada una de ellas era un sueño hermoso. La luna estaba especialmente hermosa en su día, desde tiempos inmemoriales la adoraban porque de ella habían nacido maravillas…Annie se había lavado el cabello dorado, lo peinó, perfumó y lo llevaba en una larga trenza llena de flores. Se había puesto un ligero vestido morado y sandalias de piel atadas con cordones que le llegaban hasta las rodillas. Alrededor del cuello llevaba una gargantilla de oro adornada con zafiros que le hacían juego con los ojos.Louis estaba deslumbrante envuelta en satén blanco, aunque su figura mostraba demasiado. Pulseras de plata en las muñecas y una rosa blanca a modo de aguja en el moño castaño.Recorrieron la plaza llena del humo de la comida, el olor del vino, el ron, la cerveza y otras bebidas. Por todos lados había bullicio: los espectáculos, los duelos de jaques y magos errantes. Un hombre de túnica verde a rayas rojas se subió a los h
Leer más
Capítulo 4: Le Grand Lord.
El calor rectaba por la oscuridad como si ambas fueran una misma sustancia. Las sombras ondulaban, parecían vivas… Aquella cámara laberíntica de la Maison de Noir era llamada le estomac du dragon y desde el principio Friedrich estuvo de acuerdo con aquel nombre. Estaba sudando como un demonio… Deseaba arrancarse la cape noir, el jubón de cuero, las botas; todo… Lo único que se lo impedía era el sentido común, allí dentro se podía prender fuego, y no quería por nada del mundo revivir aquel desgarrador momento. En ocasiones, cuando alguna emoción lo perturbaba, podía sentir las llamas consumiendo su mano.Comodoro lo guió con una lámpara de hierro que cortaba la asfixiante oscuridad de los túneles. Según contaban, el recinto fue construido sobre un conjunto de cuevas subterráneas que mantenían a raya los accidentes alquímicos… La red de túneles era tan profunda que uno podía pasar una vida entera recorriéndolos.La gigantesca cámara tenía treinta y tres hornos de los
Leer más
Capítulo 5: La Niña Indeseada.
El viento giraba en el cielo y cantaba.Una mariposa azul le hizo cosquillas en la nariz, extendió las hermosas y delicadas alas y voló a través de la brisa como una hoja arrastrada por el otoño. El mismo viento que hace silbar los mismos arboles le acarició los rizos dorados como los dedos cálidos de Sam… A veces le parecía que no tenía importancia, la noche se esfumó pero con ella no trajo la claridad. Su mente seguía ensombrecida, no podía estudiar El mundo y sus demonios, recostada sobre la hierba templada… Pero: lo que debía hacer no estaba bien.<<El viento puede ser tan libre–envidiaba aquella corriente que recorría el mundo–. Puede tocar cada palmo al mismo tiempo>>.Era esclava de una prisión de carne y hueso…–Sólo es una redecilla de pelo–le había prometido el alquimista–.
Leer más
Capítulo 6: El Conspirador.
La campana de bronce tañía una larga nota grave en lo alto de la torre. Marcaba el mediodía y Niccolo sintió un violento escalofrió como un latigazo. Los oídos le zumbaron bajo la sombra del campanario…<<Una larga nota fúnebre…>> le recordó el día de la supuesta muerte del roi Joel, el campanario había llorado desde el amanecer hasta la puesta del sol. Pero cuando una nueva alba rayo el cielo, se esparció la noticia de que sólo era un engaño tonto…<<Pero aun así…>>Su tío Marcel Brosse y el Grand Maître Guérisseur Chett habían visto languidecer al rey…–Las fiebres se lo estaban llevando–le dijo mientras se alisaba la espesa barba entrecana sujeta en un anillo de oro–. Por más que lo intentemos un hombre no puede vivir para siempre, es un hombre muy viejo…–miró en derredor como si tuviera miedo de que las paredes le escucharan–. Y esta figura aparece y...El corazón se le agolpó en la garganta y sentía la sangre como brea…Gene le p
Leer más
Capítulo 7: El Siervo del Rey.
Le había traído las tres cabezas en cofres de plata. Regalos macabros para el roi Joel. Friedrich contempló los rostros apagados de los señores dragon con cierta vehemencia. El rostro de Lord Inferno parecía fiero, tenía los ojos de rubí muy abiertos con expresión consternada mientras que su esposa Lady Scrammer reposaba con tranquilidad en la sangre seca que alguna vez recorrió su cuerpo, aún conservaba el largo cabello castaño rojizo… Pero Seth…Había conocido a Seth Scrammer cuando aún era un homme entero, era alto y fornido como un caballo, y las órdenes que daba estaban cargadas de un misterioso magnetismo animal… Sin duda, dejar de caminar había sido muy duro para él. Los rumores decían que uno de sus subordinados lo envenenó y Seth aturdido se había caído de una de las torres del Premieré Château… Otros decían que sir Cedric que era subordinado suyo lo había tirado.En fin, ellos ya estaban muertos… A Seth Scrammer la Tormenta Roja, le habían sacado los ojos c
Leer más
Capítulo 8: La Hija Caprichosa.
La última vela de la noche se extinguió y la habitación quedó en penumbra. Annie no era devota, pero si así fuera; hubiera rezado a algún dios que pudiera escucharla, ayudarla... salvarla... Pero los dioses de alguna forma se mantenían reacios, como siempre...<<El Héros Rouge no era ningún dios>> aún así, las personas le dedicaban sus plegarias a aquél personaje.Su padre había tardado casi una semana en volver... Regresó cansado con aquel brillo opulento en sus ojos azulados ¿o violáceos? Demacrado como un semidiós famélico. Se había dedicado a dormir encerrado en su habitación. A esa altura, Misa la había ayudado a empacar todas sus prendas y pertenencias en tres grandes bolsas de viaje. La mañana de ese día, un carruaje la llevaría a vivir con los Verrochio, muy, muy lejos... Al otro extremo de la isla.—Te voy a extrañar mí niña—le había dicho la anciana mientras le peinaba el cabello—. Iría con vous, pero ¿quién se va a encargar de esta vieja
Leer más
Capítulo 9: La Clave del Enigma.
Giró bruscamente y golpeó con el codo la pila de libros que cayó desparramada en el suelo... Niccolo hizo ademán de recogerla pero se tambaleó y también fue a parar en el suelo... Así se dio de cuenta de lo somnoliento que estaba. Era bien entrada la noche y las velas de sebo se habían consumido casi por completo.Era su segunda noche sin dormir... Pero apenas había determinado el significado de los antiquísimos ogham <<si acaso lo eran>>, en la primera línea del texto...<<Amor>> quería decir el primer grabado, pero no estaba seguro y no siquiera tenía la certidumbre de estar equivocado... Simplemente no sabía... <<¿Y si todo lo que dice esta tabla es una trágica historia de amor? —La idea le arrancó una risotada—. Me voy a volver loco>>.El alquimista había extraído la enorme tablilla de oro de la caja robada del Fuerte de Ciervos. Niccolo sólo vió grabados <<si no garabatos>> de un irreconocible texto... posibl
Leer más