Llévame a la luna

Llévame a la lunaES

Lilí G.L  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
27Capítulos
3.7Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Derek esta cursando su último año de instituto y forma parte del equipo de básquetbol, esta desinteresado en los estudios y peor aun... En las chicas, sin embargo toda su rutina cambia cuando conoce a Kim, una joven que declara su amor y que para su desgracia, muere ese mismo día al salvarlo de ser arrollado, ahora Derek no podrá vivir con la culpa de su muerte... Y todo será aún peor cuando ella regrese de entre los muertos. De la autora de Mi Lobo de Invierno Mi instagram: Letras_ii

Leer más
Llévame a la luna Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
27 chapters
Capítulo 1. Yo ya te lo advertí
Caminaba como de costumbre por los amplios pasillos de la escuela, baldosas blancas y bien pulidas, botes de basura a punto de reventar por tanta suciedad, casilleros de tonos que variaban entre rojo carmesí y rojo canela, algunos estaban cerrados y otros más tenían en frente a sus dueños rebuscando en el interior.Observaba con desgano las mismas escenas de siempre, a los chicos bravucones molestando a "su pequeña mascota", a las chicas que pintaban sus rostros con densas capas de maquillaje, muchachos de nuevo ingreso que como buenos alumnos llevan en los brazos sus tareas y libros de texto, grupos de personas reuniéndose, ya sea para despedirse o quedar en ir a algún lugar. Nada ha cambiado, ni siquiera yo y mi vieja rutina.Avanzaba rodeado de mis amigos, todos ellos musculosos, atléticos y de buen parecer. Somos del equipo de Básquetbol. No soy el capitán por supuesto y mucho menos el más p
Leer más
Capítulo 2. ¿Kim?
 La sala estaba llena de Amarilis blancos y su olor inundaba todo el lugar. Me encontraba en el funeral de Kim.Fue el momento más tenso y doloroso que pase en toda mi vida. Estar reunido en una sala llena de familiares de Kim, solo me hacía sentir peor, y provocaba que las tres palabras que tenía en mi mente se repitieran una y otra vez."Fue mi culpa". Y claro que lo era, ella me salvó de morir hace tres días, hablamos solo una vez y ahora contemplaba su delicado cuerpo en un ataúd. Le habían colocado un vestido blanco, su cabello liso y negro enmarcaba su rostro, que ahora era casi tan inmaculado como su vestido. De aquellas mejillas rosadas no quedaba ningún rastro. Era tan difícil verla sin sentir la culpa quemándome, yo debería ser quien estuviera en ese ataúd. Yo y no ella.Unos leves sollozos me trajeron de vuelta, eran de su madre, una mujer diminuta
Leer más
Capítulo 3. Un año
 ― Entonces... Si digo que me arrepiento, ¿te iras?― No Derek, la cosa no funciona así. El problema está en que morí por ti. Y ahora me la debes, tiene que ser un arrepentimiento muy sincero.Sentía que de un momento para otro entraría en shock, asumí que todo era real, por el momento. Quizá mañana al despertar descubriría que todo fue una pesadilla.La chica, más bien, "la fantasma" que tenía frente a mí no se iría tan fácilmente. Lentamente me deje caer en el piso mientras me llevaba las manos a la cabeza.―¿¡Entonces qué quieres de mí!?― estaba empezando a sentirme al borde de la histeria. Ella se inclinó para sentarse justo frente a mí.― Mmm...Solo quiero que te arrepientas.― ¡Pues me arrepiento! ¡Vete!― grité.Ella movió los ojos ha
Leer más
Capítulo 4. ¿Te gusta el azul?
 Desperté como de costumbre y pensé que todo había sido una terrible pesadilla. Miré a mí alrededor y todo parecía muy normal, el reloj marcaba las 7:27 AM, la ventana de mi habitación dejaba pasar la tenue luz. Bajé las piernas de la cama y les di unos ligueros golpes con los puños. ―Así que fue un sueño. Un mal sueño.― Dije mientras frotaba mis ojos y me estiraba. Al ver qué todo estaba aparentemente normal me duché y puse ropa cómoda, bajé a desayunar cereales y subí de nuevo a mi habitación, estaba seguro de que lo que pasó la noche anterior había sido solo un "sueño". Pero al abrir la puerta me encontré con Kim, que estaba de pie junto a mi cama, traía puesto un vestido blanco, y en su cabeza había un moño del mismo color, su cabellera estaba suelta y
Leer más
Capítulo 5. ¿Tú hiciste eso?
 Mi charla del día anterior con Kim me sirvió mucho para conocerla, llegué a comprender que era antisocial, no tenía ningún amigo y no le hablaba a nadie. Eso explicaba porque en su funeral solo había profesores de la escuela y familiares cercanos. Pero Kim era Kim, era extraña pero graciosa, molesta pero amable, y con mucha frecuencia me llamaba idiota o tonto. Me acostumbré al hecho de verla atravesando paredes. Me contó toda su vida escolar, los sueños que tenía para convertirse en astrónoma, y por consiguiente yo le conté la mía, pero omití el hecho de que aún no sabía que estudiar, era bastante patético confesarle que solo pensaba en el basquetbol. Nuestras vidas, según ella, se cruzaron por primera vez en el primer grado, cuando yo le presté un lápiz. Un lápiz, un simple
Leer más
Capítulo 6. Ella no volverá jamás
Kim estaba loca, me había hecho acceder a hablar con su madre, (más bien obligado). Pero verle el rostro empapado en llanto y ver como la tristeza la embargaba, hizo que simplemente accediera sin poner peros.Imaginé la charla con su madre, ahí sentado sobre la silla con los dientes abiertos de par en par y me di cuenta de que sonaría tan mal y tan poco creíble, que traté de imaginar maneras de hacerlo parecer realista, aunque... ninguna era lo suficientemente buena.Al final decidimos que el próximo fin de semana, hablaríamos con ella, más concretamente el sábado a las 10:15 AM en su consultorio dental.Los días en el instituto pasaban como de costumbre, volví a los entrenamientos de básquetbol, salía a comer con Darién, cosa que mi madre recriminaba, (lamentando que su comida no era lo suficientemente buena) Isaac y Kim se volvieron cercanos, y en la casa todos pensaban que jugaba con su "amiga imaginaria". Pero lo má
Leer más
Capítulo 7. ¡Derek, estoy volando!
 Esa tarde volví a casa solo, ya que Kim se había quedado con su madre. La señora Sun aceptó nuestro trato, se secó las lágrimas y suspiró lentamente, imaginé que quizá pensaba en su hija, yo me dediqué a mirar a Kim, quien aún lloraba, pero por su expresión supe que no eran lágrimas de tristeza, sino más bien de una pura e inmensa felicidad, ella debía de conocer bien a su madre y seguramente sabía que ahora estaría bien sin ella, que su madre ya podría continuar con su vida. Yo estaba feliz, hablar con su madre me había ayudado a poder dejar de lado ese sentimiento de culpa, ahora tenía motivos para vivir, ya que no se trataba solo de mí, también estaba Kim. Sin embargo…Aun con todo eso, había algo que me molestaba. Si la señora Sun y Oliver ya estaban bien, ¿Qué pasaría con
Leer más
Capítulo 8. ¿Tan malo es?
 Durante la mayoría de las clases Kim estaba…“Volando”, como ella le decía, entre los alumnos. Para mí era muy difícil mantener la concentración si ella andaba por ahí susurrando mi nombre cada vez que pasaba cerca de mí, si esto continuaba así, suspendería todas las clases.―Oye Derek. ―Me susurró en clase de Historia.―Mmm…― Fue mi respuesta sin mirarla.―Tu amigo, Darién. ― Dijo y lo señalo, él estaba en el pupitre junto al mío. Yo la observé y asentí discretamente. ― Creo que está enamorado de ella. René estaba en la fila de enfrente y movía desesperada su pierna. No podía verle la cara pero parecía que estaba muy ansiosa, miré de reojo a Darién y supe que algo andaba mal. Sus ojos estaban fijos en René y su expresión era de pr
Leer más
Capítulo 9. La mejor astrónoma del mundo
 ― Necesito hablar contigo. ― Informó mi padre al terminar la cena. Mamá le dedicó una mirada suplicante pero el negó con la cabeza. En ese momento me di cuenta que estaba en problemas, la razón ya me la imaginaba.― Dime. ― Yo respondí y mamá se llevó las manos a la cabeza suspirando casi fastidiada. Isaac seguía distraído comiendo sus vegetales, siempre los dejaba para el final.― ¿Cuándo vas a dedicarte a tus estudios? ¿Tienes siquiera idea del esfuerzo que hacemos por ti?― Sé que estas molesto. ― Comencé a decir pero un golpe sordo en la mesa atrajó la atención de todos.― ¡Tú no sabes nada, Derek! ¿La escuela es un juego para ti? Tus calificaciones están por los suelos. ¿Quieres que te saque de la escuela? ¿Quieres tener un empleo mediocre?  La cara de m
Leer más
Capítulo 10. Ni siquiera lo intentes
 La noche anterior Kim no apareció, pero al levantarme esa mañana me encontré a una sonriente chica vestida con un bonito vestido café, medias oscuras, botas negras y una chaqueta para el frio, estaba jugando en el jardín con Isaac, mi hermano pequeño corría entre carcajadas siendo perseguido por Kim, ella se reía y le decía cosas que no alcanzaba a escuchar. Me quede ahí sin hacer ruido mirándolos jugar. Fue hasta que Isaac me vio y corrió en mi dirección.― ¡Hemanito! ¡Hemanito! ― Gritó y yo lo levanté en brazos.Kim se acercó lentamente y pude verla sonrojarse, agachó un poco la cabeza y me saludó.― Hola, Derek. ― Me miró rápidamente y apartó la mirada.―Hola Kim. ― Le sonreí amablemente tratando de hacerla mirarme. ― Luces muy linda hoy.Ella dio un respingo y sonri&o
Leer más