Índice
44 chapters
Vendida
-No puedo creer que mi madre haya sido capaz de hacerme algo como eso – gritó Amelia con fuerza mientras daba un fuerte golpe sobre la pared y raneaba por la ira. -Debes calmarte Amelia y comenzar a pensar las cosas con mente fría – le dijo Wanda su mejor amiga tratando de hacerla entrar en razón. - ¿En serio me estas pidiendo que me carme después de que tu misma eres testigo de lo que mi madre acaba de hacer? – le preguntó Amelia con rabia sin poder entender la postura de su amiga. -Solo digo que si piensas las cosas con la mente fría será más fácil resolver el problema – respondió Wanda tratando de mantenerse tranquila, ya era suficiente el gran enojo de su amiga, a pesar de que ella se sentía extremadamente indigna, no era capaz de entender como una madre podía llegar a hacerle daño a su propia hija. -Yo sé cómo resolver este problema y lo haré de inmediato – dijo Amelia tomando su bolso y los papeles que estaba leyendo en sus manos. Salió de la oficina de Wanda como alma que l
Leer más
Secuestrada
Mientras Amelia conducía pensando en cómo haría para irse lo más lejos posible de su madre, pudo notar que un carro negro la perseguía. Ella pisó el acelerador para tratar de escapar, sin embargo, poco tiempo después se vio obligada a disminuir la velocidad, para luego detenerse.Dos hombres enormes salieron del coche que se le paró en frente obligándola a detenerse. Ambos hombres la apuntaban con armas de fuego. El corazón de Amelia comenzó a latir muy rápido provocando que su cuerpo casi comenzara a temblar.Su miedo se incrementó cuando estos hombres abrieron la puerta de su coche y la sacaron a la fuerza sin dejar de amenazar con matarla.-Quienes son ustedes? – preguntó Amelia desconcertada por todo lo que estaba viviendo.-Tenemos ordenes de devolverla a casa de su madre – dijo uno de los gorilas que la amenazaba – lo haremos a las buenas o a las malas, le conviene cooperar.Amelia perdió un poco el miedo al escuchar que todo eso era cosa de su madre, ella estaba segura de que l
Leer más
Retando al CEO
En la mansión de NataliaNatalia recibió la noticia de que el CEO había capturado a Amelia y sonrió satisfecha. Por fin había logrado aquello por lo que tanto había luchado en la vida. Se sentía feliz de que esa hija que nunca quiso tener al fin le haya servido para algo bueno.Lo que no le agradó demasiado fue el hecho de que dos de sus secuaces murieran en la escena. Ella estaba segura de que tarde o temprano iba tener que pagar muy caro por la vida de esas personas.Ella tomó su celular y le marcó a Ángel un sin número de veces, pero no recibió ninguna respuesta de su parte lo que la enfureció en gran manera.-Maldito Ángel – gritó mientras lanzaba el celular con fuerza – espero que estes disfrutando tu reinado porque se te acabara muy pronto. Juro que voy a destruirte más temprano que tarde Ángel Andújar.Ángel se fue a su despacho a terminar con algunos pendientes mientras su Amelia descansaba un poco, esperando que después de que durmiera ella estuviera más tranquila y fuera cap
Leer más
Sin remordimiento
Natalia estaba muy feliz de ser la nueva socia de construcciones A y A por lo que se fue de compras para celebrarlo. Compró trajes zapatos de más de diez mil dólares, en ese momento sentía que era una mujer poderosa, aunque ella aún no había llegado a la cima de sus objetivos.Al día siguiente se levantó temprano e hizo algo de ejercicio antes de salir de su casa directo al trabajo.Cuando iba entrando a las instalaciones se encontró con Jonathan Brito el abogado de la empresa y la persona que tenía en sus manos todo lo que pertenecía a Ángel.Ella fingió chocar con él como una manera de llamar su atención, aunque trabajaban en la misma empresa ella nunca le había hablado y al verlo en ese momento le pareció un hombre muy guapo.-Disculpe señor brito, es mi culpa, no estaba mirando al frente – dijo ella fingiendo estar realmente preocupada.-No hay por qué, de hecho, yo también venia distraído – dijo él brindándole una agradable sonrisa.-Supongo que estamos a manos entonces – dijo el
Leer más
Un trato por la libertad
Ángel se paró de su silla y salió de su oficina para ir a ver a Wanda él estaba seguro de que el enojo de Wanda no era infundado y quería saber la razón, aunque francamente el ya sospechaba de que se trataba.- ¿Dónde diablo tienes a Amelia? – preguntó Wanda en cuanto Ángel cruzó la puerta de su oficina, ella estaba segura de que él la tenía y no le iba a dar la oportunidad de negarlo.- ¿Qué te hace pensar que yo sé dónde está ella? – preguntó Ángel haciéndose el desentendido.-Ya sé todo sobre el contrato entre tú y Natalia y quiero que sepas que ese papel no tiene ningún valor – dijo Wanda roja de la ira al notar la cara dura de Ángel.-Bueno si ya sabes todo sobre el contrato no tiene caso negar nada – dijo Ángel sentándose en un mueble despreocupadamente – ella está donde pertenece y está a salvo.-Te advierto que estás cometiendo un grave error – Wanda se calmó un poco para tratar de que Ángel entre en razón por las buenas – secuestrar a una mujer no es la mejor manera de ganart
Leer más
Una visita agradable
Amelia se despertó en la cama de Ángel, al girar su cabeza se dio cuenta que Ángel estaba profundamente dormido recostado de la cama. El aun lucía el mismo traje de la noche anterior y ella tenía su misma ropa.Ella se paró de la cama con movimientos muy suaves pues aun no quería despertarlo. Se dirigió al baño y buscó una vasija con agua. Se paró frente a Ángel con la intención de echarle el agua en la cara, pero en ese momento Ángel abrió sus ojos y al ver las intenciones de Amelia actuó de manera rápida.-Si haces eso te quitaré el privilegio de ver a Wanda – dijo Ángel con su voz soñolienta.Amelia bajó el vaso, pues ver a Wanda era lo que más quería en ese momento, ella decidió no decir nada y volvió al baño donde dejó el agua.-Ya no quiero estar en tu habitación - dijo ella con seriedad mientras Ángel se estiraba un poco haciendo evidente que se sentía adolorido por haber dormido incomodo.-Debiste pensarlo antes de destruir la tuya – dijo Ángel con una voz suave y apacible.-P
Leer más
Intento de fuga
Una semana después Amelia estaba en su habitación cuando entró Soraya a llevarle té y galleta. Amelia se encontró extraño que la persona que fue a servirle el té haya sido Soraya puesto que generalmente era Lidia quien se encargaba de realizar esa tarea.-Buenas tardes, señorita – dijo Soraya mientras le servía una taza de té con mucha delicadeza.-Buenas tardes – dijo Amelia mientras la miraba con sus ojos fríos y distantes - ¿Dónde está lidia? ¿por qué no está ella sirviéndome el té? – preguntó Amelia con curiosidad, lo cierto es que a ella le gustaba hacerle berrinches a Lidia siempre que esta le servía.Cada vez que Lidia le servía salía enfurecida de la habitación de Amelia y eso le divertía bastante.-Ella pidió la tarde libre el día de hoy, regresará hasta la noche – respondió Soraya con naturalidad – de hecho, yo soy la única que está en casa esta tarde.Amelia se quedó en silencio mientras una luz se encendía dentro de su cerebro. Mientras menos servidumbre menos vigilancia
Leer más
Un plan de venganza
-Keila ocúpate personalmente de reclutar un nuevo personal de seguridad – dijo Ángel al teléfono mientras caminaba de vuelta a la sala de espera de la clínica – quiero quince hombres minuciosamente seleccionados para mañana mismo.Dicho eso serró la llamada sin darle tiempo a su asistente de que respondiera alguna palabra.Cuando entró de nuevo a la clínica pudo ver que ya estaban trasladando a Amelia a una habitación privada y Wanda la seguía de cerca.Él también siguió en dirección donde llevaban a Amelia sentía como si su corazón iba a explotar dentro de él. verla en esa camilla lo hizo sentir como si él también se estuviera muriendo por dentro.Entraron en la habitación privada que Ángel había encargado para Amelia y Wanda no permitió que Ángel entrara en ese momento alegando que tenían que preparar a Amelia primero.Ángel aprovechó el momento para hacer una llamada importante y después de media hora abrió la puerta de la habitación de Amelia sin tocar. Estaba desesperado por sab
Leer más
Un intento de seducción
Wanda se dirigió al puesto de enfermería de la clínica donde encontró a la enfermera de mediana edad dándole instrucciones a una paciente que le habían dado el alta. Wanda esperó pacientemente hasta que la enfermera terminara de hablar, pero la enfermera apresuró todo pues no quería hacer esperar a una de las personas más importantes del país en ese momento.- ¿En qué puedo ayudarla señorita Alvarado? – preguntó la enfermera con una voz suave y reverente.- ¿Sabes quién soy? – preguntó Wanda mirándola con intriga.-Todo el mundo la conoce a usted señorita, yo en especial soy una gran admiradora de usted, considero que es la mujer más fuerte que existe, por la forma de como a continuado adelante después de la repentina muerte de sus dos padres – dijo la enfermera con sinceridad.-Gracias – dijo Wanda poniéndose una de sus manos en el corazón, se sentía realmente conmocionada por las palabras de esa enfermera. Ella nunca se imaginó que las personas la miraran de esa forma.-No tiene nad
Leer más
De vuelta a la mansión
Cuando ángel salió de la habitación Wanda comenzó a reír a carcajadas todo estaba saliendo exactamente igual como lo había planeado. -Amiga, ¿Cómo rayos haces para quedarte ahí tan tiesa? – dijo Wanda sorprendida por lo buena actriz que Amelia había resultado ser. -No imaginas el gran esfuerzo que tuve que hacer para no reírme cuando le dijiste que yo no me despertaba para no verle la cara – dijo Amelia riendo también por las ocurrencias de su amiga. -Eres la mejor actriz que he conocido en mi vida – dijo Wanda sin poder dejar de reír – todo está saliendo muy bien, solo espero que Amarilis haya hecho muy bien su parte. -Ojalá, sé muy bien que con la ayuda de ella podré engañar al infeliz de Ángel por más tiempo – dijo Amelia completamente convencida de que podría realizar su parte a la perfección. En ese momento sintieron que alguien tocó la puerta y Amelia se quedó dormida al instante. Entraron Ángel, el doctor y la enfermera Amarilis, estaban hablando del tema. Ángel le pregun
Leer más