La Princesa Cautiva De Una Guerra Pasional
La Princesa Cautiva De Una Guerra Pasional
Por: Yosebeth Kaori ūüíö
Capitulo 01

"No existe mujer en el mundo 

A la que ame m√°s que a ti, desde 

El primer momento en el que prob√© 

Tus suaves y rojizos labios sabor cereza, 

Lo supe‚Ķ ¬°Ten√≠a que volverte m√≠a! 

De lo contrario el vivir ser√≠a un 

Infierno sin tu amor"

"T√≥malo todo de m√≠, sacude mi 

Mundo y ll√©nalo de ti, de tus sonrisas, 

De tu fragancia, de tu calor y tu 

Hermosa mirada, esa que me hace 

Sentir en el cielo, esa que me envuelve 

En un hechizo, provocando que mi 

Ardiente deseo de ti se desborde"

**********

Los pesados pasos r√°pidos resonaban por todo el pasillo interno del palacio, su penetrante mirada de un dorado intenso se paseaba por los alrededores, frunc√≠a el ce√Īo y rechinaba sus dientes, una que otra maldici√≥n sal√≠a de su boca de vez en cuando, solo ten√≠a un objetivo en su mente, destruir todo lo que su enemigo amara, todo lo que atesore, todo lo importante para el. 

¬°Ten√≠a que sufrir! 

¬°Ten√≠a que verlo llorar y suplicar! 

As√≠ a como el llor√≥ la muerte de su amada Reina y mujer Casandra, as√≠ a como el hab√≠a sido atacado una madrugada y le hab√≠an arrancado parte de su existencia, de su felicidad, de su coraz√≥n, una que jam√°s recuperar√≠a, una que ahora solo eran parte de su memoria. 

‚ÄĒ ¬ŅEs aqu√≠? ‚ÄĒ Pregunt√≥ el elegante hombre con su armadura y sus ropas manchadas de sangre, sosteniendo su brillante y larga espada en su mano derecha. 

‚ÄĒ Un poco m√°s y llegaremos su majestad, solo conf√≠e en m√≠ y continuemos por este sendero. ‚ÄĒ Respondi√≥ el hombre de cabello rubio intenso y de unos ojos finos de un hermoso gris claro, vestido con su elegante traje, impecable y perfectamente ordenado. 

El Rey Lance contin√ļo caminando siendo seguido por varios de sus mejores caballeros, el silencio habitaba en todos los senderos que hab√≠an recorrido y algunos cuerpos sin vida de sirvientes o soldados enemigos se encontraban en el fr√≠o suelo o recostados contra una pared o pilar de los pasillos. 

La guerra hab√≠a finalizado, los ocho meses que estuvieron en constantes disputas hab√≠an llegado a su fin, el ganador hab√≠a sido el "Reino de Maita" quien invadi√≥ y asesin√≥ a todas las concubinas e hijas del Rey de Gorian, entre ellas se encontraba la favorita de ese Rey, la concubina n√ļmero tres, Leticia. 

El Rey de Maita, Lance Lamparth, quer√≠a encontrar a una sola persona, una hermosa princesa de solo dieciocho a√Īos de edad, llamada Virginia Wiztan, hija favorita del Rey de Gorian producto de su apasionado amor con su amada concubina, la ahora fallecida Leticia, ni siquiera la Reina de Gorian se hab√≠a salvado, deb√≠a morir, al ser el pilar femenino de Gorian fue la primera en ser atravesada por el filo de la espalda del Rey enemigo.

Para el Rey Lance, todos ten√≠an que morir. 

¬°El derramamiento de sangre no pod√≠a cesar! 

Pero hace unas cuantas horas atr√°s hab√≠a llegado a un trato con el prometido de la princesa favorita del Rey, ese hombre de cabello rubio intenso, largo y atado con una elegante cinta por detr√°s de su cuello, el jov√©n M√°rquez Ethan Walsh; quien en su af√°n por proteger su posici√≥n y a su Rey decidi√≥ intercambiar a su prometida sabiendo que era la m√°s amada del Rey de Gorian. 

"¬ŅQuieres causarle da√Īo? ¬ŅQuieres que el Rey de Gorian, Jhon Wiztan sufra y llore l√°grimas de sangre? ¬ŅQuieres volver su vida un infierno? ¬°Perfecto! Toma a su hija y ll√©vatela, no te atacar√° mientras la tengas en tus manos, mientras la tengas prisionera, el ser√° tu siervo, a cambio, no lastimes a ninguno de los pr√≠ncipes de Gorian, son solo unos ni√Īos y son el futuro nuestro, solo te pido eso, mata a Virginia Wiztan o √ļsala como mejor te convenga"

Esas fueron las palabras dichas por el M√°rquez Ethan, quien prefer√≠a conservar la poca dignidad de Gorian y el futuro entre los tres pr√≠ncipes que ten√≠a el Reino a la existencia de su amada prometida Virginia. 

Por supuesto, el hombre rubio quer√≠a que dicho trato se mantuviera en secreto del Rey de Gorian para que est√© no sepa que hab√≠a entregado a su adorada hija ya que posiblemente el Rey prefer√≠a ceder a todos sus pr√≠ncipes, su Reino y su propia vida a qu√© toquen uno solo de los casta√Īos y largos cabellos de la dulce Virginia. 

**********

Los pasos de las finas zapatillas del hombre rubio se detuvieron por completo, dio un giro de ciento ochenta grados y mirando fijamente al Rey de Maita, se√Īal√≥ con su mano derecha hac√≠a el frente. 

‚ÄĒ Sigue ese camino, solo a diez metros m√°s se encuentra la habitaci√≥n de la princesa Virginia Wiztan, debe estar escondida tras el aviso de invasi√≥n. ‚ÄĒ El joven M√°rquez suspir√≥ por unos momentos haciendo una expresi√≥n deca√≠da, para tomar fuerzas y nuevamente mirar serio a ese Rey. ‚ÄĒ En el tercer anexo de la habitaci√≥n hay una pared con un retrato de Virginia peque√Īa y su padre llev√°ndola en sus brazos sonr√≠ente, mu√©velo y empuja el cuadro del medio, se abrir√° la habitaci√≥n secreta. 

‚ÄĒ Vete antes de que me arrepienta de dejarte con vida maldito traidor. ‚ÄĒ Dijo el Rey Lance Lamparth con una mirada escalofriante al jov√©n M√°rquez. 

No era para menos, el hombre estaba traicionando a su Rey e intercambiando a su mujer, algo que lance lo ve√≠a de muy mala manera, a pesar de ser el quien acepto dicho trato por su propio beneficio, pero el pens√≥ que jam√°s ser√≠a capaz de hacer algo as√≠ estando en el lugar del joven hombre rubio. 

Seguidamente, el Rey hizo tal como el M√°rquez hab√≠a indicado, para finalmente desbloquear la entrada a la habitaci√≥n de seguridad en la rec√°mara de la joven princesa, los sonidos de sus botas revelaban su cercan√≠a al interior de ese cuarto secreto. 

Su mirada se dirigi√≥ a su objetivo. 

En una esquina de la habitaci√≥n un bulto tembloroso estaba oculto tras un sof√° largo, cuando el Rey se detuvo frente a el, observo el pomposo vestido azul marino y el largo cabello casta√Īo claro de la princesa, quien estaba sentada en el suelo cerrando con fuerza sus ojos y tapado sus o√≠dos con sus delgadas manos enguantadas. 

‚ÄĒ Se que puedes escuchar, levanta la mirada.‚ÄĒ Dec√≠a el Rey Lance apuntando con la punta de su hermosa espalda a la delicada princesa. 

Ella lentamente levantó su tembloroso rostro y sus hermosos ojos azules se encontraron con la mirada dorada y escalofriante del Rey Lance.

Capítulos gratis disponibles en la App >
capítulo anteriorcapítulo siguiente

Capítulos relacionados

Último capítulo