El despertar del lobo

El despertar del loboES

AngeloGrayson  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
65Capítulos
5.4Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Tekay es un joven de la tribu de los cazadores Fuhure, quien ha perdido a sus padres por una conspiración entre el chaman y el Jefe de la tribu, una injusticia que ha jurado vengar aunque le cueste la vida. Aunque sus sentimientos comienzan a verse confundidos por lo que siente por la hija del Jefe, una muchacha inocente y bondadosa que solo parece tener ojos para él. Por lo que deberá decidir si seguir con su venganza, o darse la posibilidad de formar una vida junto a ella.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
65 chapters
Cap. 1: Huida
Un pequeño niño de ocho años aprovecha los últimos rayos de sol del día para practicar su puntería con el arco, inhala el aire por la nariz y lo retiene antes de disparar para que su respiración no afecte la trayectoria de su flecha, tal y como le aconsejó su padre. Suelta la flecha que esta vez parece que por fin va a dar en la manzana que ha colocado encima de la rama de un árbol, una sonrisa comienza a dibujarse en rostro moreno del niño, sus ojos marrones claros brillan con orgullo esperando el momento de soltar su anhelado grito de triunfo. Pero al ver que la saeta pasa a dos palmas de la manzana suelta un gruñido de frustración tirando el arco al suelo, ha estado todo la tarde practicando para ser un buen cazador como su padre, Sin embargo, sigue siendo tan malo como hace diez soles cuando comenzó a practicar, so sigue así no será más que un recolector, o incluso un cuidador de animales, sería una deshonra para sus ancestros que han sido toda respetados cazadores de la tribu F
Leer más
Cap. 2: Futuro
—Los Nagutu somos un pueblo fuerte que no tiene nada a que temer, Jazur —reclama el Jefe de la tribu con disgusto sentando junto a sus compañeros alrededor de una fogata en el interior de una choza de barro y ramas.—Mi resistencia no está fundada en que dude del valor de nuestro pueblo, sino a que aún nuestra gente se está recuperando de las pérdidas de padres, hijos y hermanos que sufrieron en nuestra última guerra —explica el hombre de rostro delgado pintado con cuatro rayas rojas en la frente.—Eso es cierto, además de que debemos recordar que el sacrificio de nuestra gente fue para recibir una derrota, perdimos el bosque de la abundancia ante los Hazudos —reclama un anciano de largo cabello gris que cae sobre sus hombros.—En la guerra se sufren pérdidas, no sólo de vidas, sino aún también de territorios. En ese entonces cometimos el error de subestimar a nuestros enemigos, nos confiamos en nuestro arte con el veneno, pero olvidamos que las otra
Leer más
Cap. 3: Forjando un líder
Entre las montañas nevadas que forman una larga cordillera aún más allá de donde llega la mirada del hombre, un grupo de guerreros cuyo torso y espalda llevan cubiertos por pieles de guanaco avanza apresurado por un angosto camino entre las rocas. Al llegar un estrecho pasaje entre dos enormes rocas se ponen de costado y lo atraviesan durante algunos metros, cada tanto levantan la vista divisando que por encima de sus cabezas los vigías los observan, algunos incluso solo están sentados al borde de una saliente rocosa, ya que para los Hazudos escalar y moverse entre las rocas es tan fácil como caminar en el suelo firme para los demás.Al terminar de cruzar el pasaje la tribu aparece delante de sus ojos, las innumerables chozas semicircular cubiertas de pieles para proteger a las familias del frío. El cielo azul es un circulo por encima de sus cabezas, ya que toda la tribu está rodeada de formaciones rocosas sirviendo como muralla natural, en toda la historia de la tribu, un
Leer más
Cap. 4: Cicatrices
En el bosque Fuhure una suave brisa acaricia las hojas de los verdes árboles bañados por los rayos del sol, entre las ramas las aves revolotean entonando sus alegres cantos que se unen al sonido de las aguas del río que corren con energía. De entre unos arbustos un joven ciervo olfatea el aire atraído por la necesidad de beber de esa refrescante agua, con pasos sigilosos y moviendo las orejas en busca de algún sonido extraño que le indique la presencia de un hombre o de una fiera se acerca a la orilla, ya convencido de que es seguro a su alrededor comienza a beber sintiendo la satisfacción de saciar su sed. —Eres mío —susurra la voz de un joven que suelta la flecha tensada en su arco.El proyectil recorre la trayectoria marcada hasta atravesar el corazón del animal que ni siquiera se da cuenta de la presencia de un acechado hasta que la muerte lo alcanza. El ciervo cae pesadamente soltando su último suspiro a la orilla del agua que sigue corriendo indifer
Leer más
Cap. 5: Amor-desamor
Desde detrás de las aguas de una cascada que cae con energía se asoma el bello rostro de una jovencita que mira a uno y otro lado, asegurándose de que no haya persona alguna que pueda ver la entrada al nuevo asentamiento de los Nagutu, aquellos que huyeron hace ya tiempo de su tribu, ya que no veían futuro alguno para su gente con el líder que tenían. Una vez que se ha asegurado que no hay intrusos y que nadie parece haber notado que está por salir de la protección  de la tribu, Sayo desciende con cuidado por las rocas húmedas de la pendiente rocosa, lo hace con total concentración ya que sabe que un paso en falso podría significar la caída hacia una muerte segura desde esa altura.—Nunca podría cansarme de esta vista —murmura la joven deteniéndose por un momento y contemplando desde esa altura el frondoso bosque lleno de vida que se extiende aun más allá de donde llega su vista, por debajo el manantial formado por el agua de la cascada parece brillar bajo los rayos d
Leer más
Cap. 6: Los Unpiom
Un numeroso grupo de guerreros de la tribu Mapuche se han reunido a un lado de un rocoso valle al pie del monte de fuego, atentos a la voz de su líder esperan la orden para volver a atacar a los Hazudos que se han atrevido a penetrar en sus tierras. Los nativos empuñando sus armas esperan ansiosos la próxima batalla, pues ya han logrado hacer retroceder a los invasores en sus primeras dos batallas. Sin embargo, el Jefe Mapuche mira el extraño campo de batalla que los separa del otro bando, grandes piedras han sido dispersadas por todo el terreno rocoso, un terreno que le es desconocido ya que está fuera del límite de su frontera, pero al que se atrevieron a adentrarse para terminar con la amenaza Hazudo.—Nos han seguido hasta aquí tal y como esperabas, sinceramente no creí que decidieran pasar los límites de su territorio —comenta Kaitu con una sonrisa complacida en los labios mirando a su joven Jefe.—Los hemos hecho creer que nos han estado haciendo retroceder
Leer más
Cap. 7: Pena de amor
Mahal atraviesa su tribu casi corriendo, siente una presión en el pecho, una angustia que parece estar estrujándole el corazón con el dolor más insoportable que alguna vez haya conocido en su vida. Cristalinas lágrimas llenas sus ojos amenazando con empezar a caer sobre sus doradas mejillas de piel suave, sin embargo se estruja los ojos para evitar que la gente la vea en ese estado. No quiere preocupar a nadie, su pueblo ya tiene mucho de lo que preocuparse como para que ella les añada una carga más, se supone que su tarea es de vida y alegría el lugar al que llega..Como la hija del Jefe debe ser una servidora de su gente, sea un guerrero o un moribundo quien solicite su ayuda, ella debe responder con dulzura y dedicación, aunque si alguien la se la pidiera ahora está segura de que no podría hacerlo, de lo único que se siente capaz en ese momento es de romper en llanto para liberar un poco de dolor que lleva dentro suyo.—Que el Gran Espíritu te un de un bello día, hija —s
Leer más
Cap. 8: Infiltración
Trejo se detiene un momento a descansar apoyando su mano en el grueso tronco de un árbol, ya es el tercer sol que ve en el cielo desde que se fue de su tribu para cumplir con su misión. Basándose en las indicaciones que ha recibido calcula que ya no está muy lejos de la tribu Nagutu, incluso hasta el paisaje se le empieza a hacer un poco familiar, suelta un suspiro cargado de inquietud ante el nerviosismo que comienza a apoderarse de su cuerpo. Esta a sólo momentos de introducirse en la su antigua tribu, y aunque ha ensayado su historia hasta poder relatará con naturalidad, y ante los ojos de cualquiera sería identificado como un Fuhure. Esta es su primera misión, en la cual está completamente solo, no tiene apoyo ni un plan de respaldo si llega a fallar, si lo descubren solo le resta un destino: la muerte. Aunque eso no es su más grande temor, sino el fallar a su pueblo, y más aún, ya no volver a ver a Sayo.—¡Tuvo que haberse ido por aquí! —grita la voz de un muchacho no
Leer más
Cap. 9: Decisión
Veida avanza en una espesa oscuridad escuchando sólo el sonido de su respiración agitada, no sabe hacia donde se dirige ya que ni siquiera es capaz de ver su propia mano frente a su rostro. ¿En dónde está? ¿Por qué está corriendo? ¿Qué es esa terrible sed que arde en su garganta? El muchacho logra distinguir unos rayos de luz filtrándose a través de una rocas, por lo que se dirige hacia allí, necesita salir de esa oscuridad, necesita saciar esa dolorosa sed que amenaza con matarlo. Llegando a las rocas saca su mano hacia el exterior, pero el dolor de unas quemaduras en su piel lo hacen soltar un aullido de dolor, pero entonces lo ve, mira su mano pálida y con garras en la que han aparecido manchas rojas por las quemaduras. Con terror contempla que es la mano de un Unpiom, no, esa es su mano.——Tú pueblo sigue el mismo camino de ellos, la guerra nunca lleva a la paz, no importa la justificación que se busque para empezarla —resuena la voz de Kazora en esa especie de cueva i
Leer más
Cap. 10: Planeando en la oscuridad
En el bosque Fuhure el chaman escudriñando las plantas que lo rodean y seleccionando unas hojas o flores para colocarlas en una cesta de juncos que lleva colgando del brazo, la mezcla que necesita hacer lleva varios ingredientes no muy fáciles de hallar. Sin embargo, no le queda más remedio que esforzarse por conseguirlos, necesita la dirección de Shakra, se había prometido así mismo no invocarlo de nuevo, pero dadas las circunstancias no tiene más remedio. El aviso de que el bastardo hijo de Tebiu fue seleccionado por el mismísimo Jefe para competir por la mano de Mahal lo hace enfurecerse, ni siquiera sabe como ese muchacho se las ha apañado para sobrevivir. O mejor dicho sí sabe, Colmillo blanco, ese maldito espíritu ha estado protegiendo al muchacho desde que su padre fue asesinado, aunque hasta el día de hoy le sigue pareciendo un misterio cuál puede ser la razón por la que el guardián de los Fuhure ha decidido poner su especial atención en el muchacho, uno que espera ser capaz
Leer más