El diario del demente

El diario del dementeES

Jack Dreamer  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
28Capítulos
519leídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

No es necesario tener un inicio trágico para crear un monstruo. Las personas que aman, son las únicas capaces de destrozar el mundo por un amor y morir por el. Dante es un chico con una infancia tan amena y serena que el giro que esta da en su adolescencia le hará conocer el lado más retorcido de la vida, el amor y la humanidad. Bienvenidos al diario del demente.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
28 chapters
Capítulo 1
Muchas aventuras han sido vividas por quien hoy te habla, muchas de ellas han sido un juego, muchas de ellas desde luego me hicieron volar, muchas  de ellas me marcaron, al final ellas son las que llevan al otro lado del inicio, no te las conté pues no sabía que algo tan ordinario como la escritura podía sosegar las tempestades habidas en mi vida, mucho menos que serías el sendero a la cordura perdida, en fin, quiero comenzar por el pasado, no por el presente pues honestamente aun ando algo estancado acerca de la decisión que planeo tomar, quiero que sepas que lo que te voy a contar es la verdad, espero tú me creas, no lo hizo nadie, para serte franco dudo que lo hagan y de todas maneras no me quita el sueño que no me crean. Hoy la vida humana vale tanto como la de una mosca volando sobre estiércol, esa es una de las tantas razones por las que se ve todo lo que hoy en día se presencia, desde la indiferencia ha
Leer más
Capítulo 2
Ante el grito de mi madre no solo mi padre fue a ver que sucedía, sino que fui con él pensando que podía ayudar mas no esperé ver lo que vi. Al llegar al cuarto vi el habitual lecho de mi madre hecho una escena gore, el lienzo en blanco que solía ser el nido de amor de mis padres, ahora era la base de un quebranto donde había una mujer destruida (después entendí el motivo) con una catarata de lágrimas desesperadas corriendo por sus mejillas y su mirada con dirección a su sangrante vagina nos recibió, sus manos temblaban presagiando el luto y cuya premonición resultó ser cierta, como ya dije, se venía un mañana lúgubre para nosotros, para mis padres y en especial para mí, se fueron mis ganas de cuidar a un ser tan minúsculo, yo quería cuidarlo, abrazarlo, darle cátedra sobre lo poco que podía saber sobre la vida y algo más que en el
Leer más
Capítulo 3
Las cosas empezaron a cambiar en el último año de secundaria, para empezar, me enamoré de una paradoja hecha mujer, era una de esas chicas que a simple vista crees poder subestimar, una dama común a los ojos de cualquiera, una chica de carácter dulce pero cuando se enfada sálvese quien pueda. A mis ojos perfecta, tenía un cabello color café, una mirada caoba y el color canela caracterizaba su piel, sus labios eran delgados parecían haber sido hechos con delineador o con el lápiz de algún dibujante perito, porque eran perfectos y sin discusión, llevaba unos anteojos medianamente gruesos con una montura redonda y vintage de color negro, la ayudaban con su visión, con ellos veía el horizonte, su pasado y los recovecos donde se ocultaba el sol, seguramente te preguntarás ¿Cuál es el nombre de tu musa? Y es que la verdad su nombre para mí es un sueño, lo m&
Leer más
Capítulo 4
Llegué media hora antes, con unos botines negros, un pantalón negro, un polo blanco y una chompa gris, estaba hecho un manojo de nervios, era más que obvio, iba a tener una cita con el amor de mi vida en ese entonces, caminé muchas veces de ida y vuelta por ese puente y cuando vi la hora, eran las 4:50 pm, empecé a desesperarme, quería llamarla y preguntarle dónde estaba, si iba a venir o no, pero no lo hice por dignidad quería tener una imagen de desinteresado, un amigo nada más (Por supuesto mis planes eran otros) y bueno, llegó. Ella traía puestas unas Converse blancas, unas pantis del color de su piel, un vestido amarillo y una chaqueta de cuero negra, parecía una abejita, fue muy cómico, cuando estuvo cerca de mí yo saqué mi móvil y miré la hora, eran las 5:15 pm y le hice un ademán de indignación y recibí la respuesta más diplom&aac
Leer más
Capítulo 5
Desperté con un dolor de cabeza terrible, no sabía si era por la resaca o porque dormí en una mala posición, me quedé echado un par de minutos viendo el techo y tratando de procesar todo lo que había pasado, si estaba soñando y recién había despertado o al menos si Gianella era real, porque, vamos querido diario, parece un sueño, una vez que noté que esto estaba pasando me dispuse a levantarme y el dolor no se hizo esperar, era como si con cada movimiento mis huesos se alinearan nuevamente, cada movimiento eran dos crujidos, con tantos “crack” sonando me quedé quieto por los nervios y me puse a pensar que hacer, me aburría estar en esa posición y me paré de golpe provocando una sinfonía de crujidos en mi cuerpo, el sonido era semejante al que se produce cuando aprietas con el puño esas burbujas protectoras, no semejante, el mismo ,mas logré ponerme de pie. En mi mente solo podía pensar: “vaya, no puedo creer que esto vaya a suceder realmente.” Entre otros pensamientos bobos que iban
Leer más
Capítulo 6
Volví a ser feliz, nuevamente fui aprendiz del pecado. Después de volver a hacer el amor y ducharnos, ella salió y la ayudé a hacer sus maletas, tenía batas de enfermera y algunas herramientas que no sabía para que eran, solo reconocí el aparato medidor de presión, había muchos vestidos, poleras, pantalonetas y calzado para todo tipo de ocasión. Le pedí que por favor me acompañe a mi casa para revisar por última vez mis maletas e irnos y ella aceptó.En el camino de regreso fuimos a mi casa de San Martín de Porres. En la puerta de mi casa empezaron a aflorar sus miedos, estaba nerviosa por cómo comportarse y no sabía de qué manera presentarse ante la familia mía, ella halaba de mi polera y yo solo tomé su mano y le dije “tranquila, si alguien pregunta eres mi pareja” en ese momento su semblante mostraba duda y antes de que responda ella  mi madre nos abrió la puerta e hizo algo que no veía desde la muerte mi hermano, mi madre se dejó caer al suelo, el chocar de sus l
Leer más
Capítulo 7
—Déjamelo a mí muñeco. ─dijo luego de un guiño.—Usted manda, mi reina. —Respondí con la mano en mi sien, en forma de saludo militar. Ella se sentó sobre mí y empezó con su increíble fellatio y yo que no sabía qué hacer, empecé a lamer su “clítoris y después pasaba mi lengua por sus labios para después introducirla en su ahora húmeda vagina”, puede que no sepa de sexo, pero conocía algunas partes erógenas de las mujeres al menos por cultura general, sus gemidos no se hicieron esperar, supuse que lo estaba haciendo bien así que seguí y ella empezó a arquear su espalda y por momentos presionaba mi rostro con las piernas, me decía que siguiera, cosa que hice aunque por mi inexperiencia lo dudé, luego ella se levantó y se puso boca arriba, yo me arrodillé en la cama esperando como un perro esperando que le den su comida y así fue, de un tirón de cabello me dieron de cenar y no pude esperar para ejecutar un inexperto cunnilingus, ella apretaba mi cabeza con fuerza hacia su vagina
Leer más
Capítulo 8
Gianella aprovechó para ir al baño y yo me quedé esperando, la ansiedad me comía, quería saber que me iba a decir ¿Será algo bueno? ¿Será algo malo? ¿Cómo saberlo? Las posibilidades son infinitas, yo solo quería saber que me iba a decir. Pasaron un par de minutos y la preocupación me empezaba a invadir, temía que el avión despegara con ella en el baño. Cuando me levanté para buscarla la vi regresar, tan majestuosa como siempre, con su mirada de diosa y sus pasos de fuego. Le hice una señal con las manos para que venga y ella al percatarse de mi existencia apresuró su paso. Nos sentamos y ella recostó su cabeza en mi hombro, yo acaricié su mejilla y el avión se puso en marcha, por algún extraño motivo yo me mantuve estoico y expectante, un hambre de curiosidad era lo único que me invadía, pero no po
Leer más
Capítulo 9
Querido diario, ¿Sabes qué es el miércoles Rojo? Por suerte pude contarla una vez más, aquella vez fue difícil, pero pude hacerlo, los miércoles rojos allí eran una forma muy extraña de diversión, fue inventada por los guardias de este lugar en un día peculiar. Te lo cuento para que lo recuerdes, el origen del miércoles rojo tuvo lugar, obviamente un miércoles de primavera cuando la novia de Serpiente (Los guardias lo conocen por su apodo) tuvo una hemorragia luego de un corte medianamente profundo que atravesó su torso y la dejó en coma, un coma que duró casi tres años y despertó justamente un miércoles ¿Puedes creerlo? Es una cosa de locos, totalmente irrisoria y difícil de creer, pero así paso, me lo dijo serpiente ¿Cómo? Para decirte cómo, primero debo explicarte de que trataba el miércoles rojo, este juego
Leer más
Capítulo 10
—¿Su hija? ¿Gianella? —Pregunté con sorpresa.—¿Conoces a Gianella? Pero mira que pequeño es el mundo, supongo que conejo te va a querer, en fin, mucha suerte pequeña, toma, te devuelvo tu móvil, tiene todo solo agregue mi número y el de conejo por si acaso, usa el marcado rápido, aprieta 2 si quieres llamar a conejo y 9 si me quieres llamar a mí, ahora sí, buena suerte. Ni bien termino de decir esto, serpiente se abalanzó sobre mí y me aplicó una llave al brazo muy fuerte solo para conducirme a la puerta, la abrió con facilidad y me empujó.—Hay formas más amables eh. —Dije adolorido.Emprendí mi camino al piso 1, el pasadizo estaba muy callado, habían dos puertas, nada extraño o eso pensaba, llegué al segundo piso y justo cuando estaba pensando que todo esto era una farsa oí el primer disparo, me agaché de inmediato y avancé con el pecho pegado al suelo con dificultad pues no tengo entrenamiento militar, ni resistencia que me avale, para el quinto paso ya estaba
Leer más