LA INVESTIGADORA PARANORMAL

LA INVESTIGADORA PARANORMALES

Demian Faust  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
33Capítulos
1.1Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Katherine Lovecraft ha dedicado su vida al estudio de lo paranormal y de los misterios sobrenaturales ocultos al mundo. Sin embargo, su mayor reto vendrá cuando tenga que confrontar las pasadas acciones de su odiado padre, líder de una poderosa logia satánica y su abusador. Katherine se verá inmuscuida en una peligrosa trama con criaturas sobrenaturales, licántropos y guerras entre sociedad secretas.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
33 chapters
CAPÍTULO I: LA LLAVE
Cuando la Tierra era joven, muchos eones antes de que los humanos existieran, el planeta entero era gobernado por malévolos dioses sin piedad alguna. Entidades poderosísimas de una crueldad incontenible y un sadismo insaciable, como Belial, el demonio que gobernó con su trono sobre un Lago de Fuego donde sumergía las almas de los que le desagradaran, y que regía sobre 13.000 legiones de demonios. Ó como Molloch, malévola deidad del desierto sentada sobre un trono de huesos encima de una montaña de cadáveres, cual isla en un mar de sangre. Ó como Pazuzu, espíritu del aire, cuya mayor satisfacción era la dispersión de las peores pestes.  Todos estos, y muchos más demonios de naturalezas execrables y tan espantosas que es mejor no recordar siquiera, atormentaron sobre las especies primitivas que habitaban tales tiempos. Los hombres reptiles de Valusia, los enanos
Leer más
LA LLAVE (parte 2)
III  Kirskuk, Federación Rusa (poblado rural en la frontera ruso—ucraniana).  Dos meses después.  Don Samael y yo arribamos a la escena en un automóvil negro de tipo Volga una noche de cuarto creciente. La nieve caía copiosamente y el inclemente frío adormecía la piel y acalambraba los huesos. El auto llegó a las inmediaciones de un desolado centro militar ruso, abandonado hacía años, donde el ejército y la policía rusos observaban un cuerpo desenterrado en medio de la nieve y la helada tierra.  Los soldados dejaron penetrar nuestro vehículo cuando don Samael les enseñó su insignia de la INTERPOL. Una vez dentro del improvisado campamento, se nos acercó un viejo y curtido general.  —Bienvenido, detective Valerio –dijo en ruso, lengua que tanto Samael como yo hablábamos. –Gracias por venir. ¿Quién es su acompañante?  —Mi asesora –explicó don Samael– la doctora Katherine
Leer más
LA LLAVE (parte 3)
V Eran las 12 de la noche. Me encontraba sola en la habitación del hotel ruso donde me hospedada a expensas de la INTERPOL, vestida solo por mi camisón de dormir. Estaba cansada de analizar datos arqueológicos y antropológicos, así que decidí apagar la computadora laptop y sorber los últimos tragos de chocolate que bebía en una taza de artesanía.  Estiré mis cansados músculos y me recosté en la cama, no tardé mucho en conciliar el sueño.  Pronto, una densa penumbra invadió el cuarto. No había diferencia entre abrir los ojos y cerrarlos. Me despertó una tremenda ráfaga de aire helado y escalofriante, que me erizó la piel y me provocó un temblor frenético. Desperté, intranquila y nerviosa, presintiendo la presencia de una entidad extraña y malévola. Era una maldad turbia, densa, estresante. Como una mirada hambrienta clavada sobre mi cuerpo y que ruborizaba la piel.  Intenté moverme, pero me fue imposible. Levante los bra
Leer más
LA LLAVE (parte 4)
VIIMe llevé el pergamino a mi cuarto de hotel, e investigué la escritura con todos los archivos persas que guardo en el disco duro de mi laptop. Me acosté hasta muy tarde en la madrugada, y persistí en la investigación a la mañana siguiente. Logré identificar el alfabeto como una forma muy antigua e inusual de persa. Utilicé la Internet, y hasta llamé a algunos colegas míos británicos que conocían el tema. Uno de ellos me remitió a un templo zoroastriano situado en Londres, que databa de 1823. El sacerdote del templo me pidió que le enviara copia del manuscrito por fax, cosa que hice. Algunas horas después, me envío una respuesta. “El alfabeto es persa, pero no logro traducir lo que dice. El lenguaje es muy extraño, creo que de estilo oriental, muy antiguo”. Seguí investigando, por do
Leer más
LA LLAVE (parte 5)
VIII  El viaje a Irán era considerablemente cansado. Requería de un largo trayecto en avión con escala en Jordania, para luego llegar a Teherán, y de allí tomar un tren de tres días hasta el este del país, casi en la frontera con Pakistán. Luego, alquilar un automóvil doble tracción para viajar por pedregosos e inescrutables senderos hasta una zona muy rural, perdida en el tiempo, como un enclave de la antigua Persia en medio de la modernidad.  Durante la extensa travesía de varias horas, me dormí y tuve una nueva visión.  La visión era sobre una dantesca escena de dolor y sufrimiento que no puedo describir claramente. Una mujer joven siendo brutalmente apaleada. Su cuerpo desquebrajado llegó hasta un hospital en una zona que reconocí como balcánica por su ambiente. Los médicos, aunque hablaban un lenguaje desconocido para mí, daban un desalentador diagnóstico que comprendí perfectamente.  —Tiene la quijada desmontada, la nariz f
Leer más
CAPÍTULO II LA RAZA DE CAÍN
Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. En realidad, la vida es una calle de sentido único.Agatha Christie  I —Los almasty –dije ante el nutrido auditorio que escuchaba atentamente mi conferencia de antropología en la Universidad de México— son un mito originario de Mongolia y el Cáucaso sobre unas criaturas salvajes. La palabra misma significa “hombre salvaje”, se dice que son seres trogloditas, de largos cabellos rojos en todo el cuerpo, frentes abultadas y comportamiento totalmente primitivo. —Doctora Lovecraft –dijo uno de los decanos de la Universidad desde la mesa principal. –Dice usted en su libro “Criptozoología Antropológica” que muchos científicos consideran a los almasty como una cepa sobreviviente de los neandert
Leer más
LA RAZA DE CAÍN (parte 2)
III  Dentro del Lamasterio utilicé la documentación recopilada por Hansen y Cartagena, así como antiguos textos mongoles y tibetanos que logré traducir con ayuda de Khoi y de mis básicos conocimientos de estas lenguas. Me tomó al menos cinco días de arduas indagaciones descifrar la ubicación de al menos una villa almasty, aún con la ayuda de mis colegas. Finalmente, una noche mientras dormía en una de las espaciosas habitaciones del Lamasterio, cobijada por gruesas pieles de yak, iluminada por una lámpara de aceite, mi mente inquieta dio en el clavo. Localicé el lugar donde residía al menos una comunidad de almasty...  A la mañana siguiente partimos rumbo al lugar. Un lejano sitio escondido a muchos kilómetros de distancia entre el Lamasterio y las inhóspitas extensiones esteparias del Gobi, en la frontera con Rusia. Cerca de las regiones autónomas de Burutia y Yacutia, donde la mayoría de la población es de origen mongol y budista.  Nos tomó v
Leer más
CAPÍTULO III LA MALDICIÓN DE LA BESTIA
Dentro de cada hombre hay una bestia que debe ser ejercitada, no exorcizada..Antón LaVey  ILondres, Inglaterra.  Una noche muy lluviosa, recibí la visita de Lorelaine Talbot. Se trataba de una mujer joven, de unos 21 años, rubia, de ojos verdes, piel clara y un hermoso y escultural cuerpo. No obstante, sus ojos expresaban una Damontia terrible, una mirada atormentada, con la frente perennemente fruncida. —¿Doctora Katherine Lovecraft? –me preguntó luego de tocar la puerta de una propiedad que tengo en Inglaterra. —Sí –asentí. —Mi nombre es Lorelaine Talbot. Necesito su ayuda. Disculpe que la moleste tan tarde... Su tono desesperado me conmovió, así que la dejé entrar. Vestía ropa cara (blusa de seda azul y una falda negra)
Leer más
LA MALDICIÓN DE LA BESTIA (parte 2)
III  Lorelaine recurrió a mí nuevamente, un mes después, y me narró los acontecimientos que acabo de transcribir. Su hermoso rostro seguía compungido por la culpa y el remordimiento, exacerbados por los constantes reportes policiales de nuevas personas muertas, aparentemente por ataques de animales.  Lorelaine me pidió que le consiguiera nitrato de plata, lo cual hice. Supuse que buscaba una forma de suicidarse, y pensaba envenenarse con el líquido. Pero antes, quería saber la verdad sobre sus orígenes, así que guardé la botella con el líquido plateado en mi bolsillo.  Varias horas antes de que surgiera la luna llena, viajé con Lorelaine a la villa gitana de donde provenía su madre. Era una colección de viejos vagones de feria que se encontraban colocados en semicírculo, y donde habitaban al menos diez familias gitanas. En cuanto Lorelaine y yo llegamos, dos caballos que estaban atados a las afueras se pusieron nerviosos e inquietos, un viejo p
Leer más
CAPÍTULO IV CULTO MALDITO
Y cuando el Cordero hubo abierto el séptimo sello, siguió un silencio de media hora.Y luego vi siete ángeles que estaban de pie en frente de Dios y se les dio siete trompetas.Tomó un ángel un incensario lleno de fuegos del altar, y arrojando este fuego a la tierra, se sintieron truenos, y voces, y relámpagos, y un gran terremoto.Tocó el ángel la trompeta, y produjo una tempestad de granizo y fuego mezclados con sangre, y descargó sobre la tierra, con lo que la tercera parte de la tierra se abrazó, y con ella se quemó la tercera parte de los árboles y la hierba verde.Tocó el segundo ángel la trompeta, y se vio caer al mar un monte todo de fuego, y la tercera parte del mar se volvió sangre.Y murió la tercera parte de las criaturas que vivían en el mar, y se hundier
Leer más