Destinada al alfa

Destinada al alfaES

Evelyn Romero  Completo
goodnovel16goodnovel
9.8
Reseñas insuficientes
15Capítulos
12.0Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Alessandro Black, fue nombrado como el alfa de su manada. Él decide seguir la tradición de su padre de involucrar a los humanos en sus negocios, por supuesto, con el cuidado de no revelar sus verdaderas identidades. Lo único que le hace falta es encontrar a su compañera de vida para ser feliz completamente. Amelia, es una humana que llega a vivir al pueblo de Chester; sin embargo, nunca se imaginó que Black era el mismo hombre que veía en sus sueños, mucho menos que fuera un cambiaformas lobo. Descubriendo así un mundo que nunca creyó que existiera. No obstante, en Chester no había registro que un alfa hubiera tenido un lazo con una humana, pero sin importar esto, ellos deciden estar juntos. Pero no todo es color de rosa, el mundo de los cambiaformas se verá en peligro por la intromisión de los humanos. ¿Realmente Amelia está destinada al alfa ? ¿ Podrán superar todos los obstáculos para ser felices por la eternidad?

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
15 chapters
Capítulo I
Narra Alessandro.El timbre de mí alarma sonó, despertándome de mi sueño erótico con la mujer de ojos azules con la cuál soñaba  últimamente, no tenía idea de quién era. Me quejé al ver el sol brillando a través de las ventanas de mi sala de estar. Tomé el teléfono y vi que ya eran  más de las ocho. Me metí a la ducha y me bañe antes de ponerme uno de mis  trajes. Luego bajé las escaleras para luego prepararme  una taza  de café y una tostada, después salí de mí casa, bajo mí pies estaba dos periódico (diarios), uno de estos era independiente, escrito por Robert Smith, un periodista entrometido con poca ética laboral, se encargaba de dejar a mal a todo tipo de empresas de mayor éxito, negocios locales y hasta exponer aspectos personales de ciertos empresarios. En muchas ocasiones ha solicitado una entrevista conmigo, pero ese hombre era un humano desagradable, además tenía que tener oculto nuestra existencia. Después subí al auto  con dirección a
Leer más
Capítulo II
Narra Amelia.Me desperté con un sudor frío, sentía un hormigueo en el cuerpo que me resultaba difícil de explicar. Era como si me devorara el éxtasis y me liberara el placer. Cada mañana me despertaba de la misma manera: sonrojada, sudorosa, sintiéndome exhausta y deseando más de él, de ese hombre de  ojos cambiantes de color verde. Desde que me mudé a Chester he soñado con este hombre misterioso y no sabía la razón. Toda mi vida, nunca esperé necesitar a un hombre, pero este, sea quien fuera, había creado un vacío que sabía que solo él podía llenar.Me quite las sábanas un poco desorientada. Creo que este pueblo me estaba afectando. Todo era demasiado misterioso, habían una familia que al  parecer gobernaba todo, estos eran los Black, Pero ciertas personas me daban una sensación sobrenatural; sin embargo, sabia perfectamente que  no había forma de que existieran ese tipo de  cosas. Quizás se debía  porque la mayoría de las personas Vivian 
Leer más
Capítulo III
Narra Alessandro.Ian y yo nos dirigiamos hacía las afueras de Chester donde nos reuniríamos con Gabriel Jones, el padre de Aston.— ¿Tu hermano reaccionó de forma exagerada, y nosotros somos los que debemos enmendarlo ?—mencionó frustrado mí beta.—Lo sé, pero  tocó a mi hermana, y eso automáticamente  puso en la  mira a Aston. Solo quiero la palabra de su padre  de que eso no volverá a pasar—le afirme.—¿Y una llamada telefónica no era suficiente?—comentó Ian.—Obviamente no. Si lo fuera, no iría. Ahora, ¿vas a conducir y dejar de quejarte ?—le dije enojado  con ganas de golpear su cabeza contra el volante.—Joder, que humor que te cargas últimamente—mencionó—. solo trata de no actuar de esa manera con Jones, el es más viejo que tu y merece respeto—me recordó, el tenía razón él era el único de su edad con vida en Chester, cualquier duda que pudiéramos  tener siempre acudiamos a él para consejos e información. Estaba
Leer más
Capítulo IV
Narra Alessandro.No me esperaba que fuera humana, ya que nunca había escuchado que nuestra especie tuviera lazos con humanos, pero eso no me importaba. Finalmente había encontrado a mí compañera.— Soy Alessandro Black, vivo aquí en Chester—me presente.—Mi nombre es Amelia Beltrán—dijo ella poco después—.¿Qué quieres decir con compañera— preguntó nerviosamente apartando sus ojos de los mios para mirar hacia la carretera, como si  me tuviera miedo.—Cálmate, amor. No te lastimaré. Nunca, jamás podría lastimarte—intente tranquilizarla, pero no estaba seguro si funcionaria por lo  repentino de la situación—. Significa que tu fuiste destinada para mí por la diosa luna, tu eres mí otra mitad y nos complementamos juntos—le explique.—No entiendo esta conexión que siento—mencionó abrumada poco después de mí respuesta. Ella no tenia idea de lo que éramos y lo que significamos el uno para el otro. Decidi detener el auto a un lado de la carretera—.¿Qu
Leer más
Capítulo V
Narra Amelia.Cuando desperté mire hacía  a mi compañero. Era muy extraño decirlo, pero no dejaba de pensar en él de esa manera. Mí suposición sobrenatural era correcta y no me estaba volviendo loca. Era real y estaba aquí. Presioné mi cabeza en el hueco de su hombro y pecho, sintiendo una profunda sensación de estar en casa.—Ella es hermosa—escuche que dijo.—¿Quién es ella?—pregunte sentándome en la cama.—¿Qué?—dijo él  sentándose también.—Dijiste que ella es hermosa—le recalque.—¿Puedes oírme, Amelia?—preguntó con asombro, pero yo estaba igual, ninguno de los dos estábamos moviendo la boca. Estábamos hablando telepáticamente. —¡Puedo oírte! —exclame—.Esto es una locura—agregue.En ese momento él me explicó que esa habilidad era parte de nuestra conexión, ahora que me había marcado podíamos compartir ciertos sentimientos y habilidades, solo que él no creía que funcionaria en mí, ya que yo era humana, algo que su m
Leer más
Capítulo VI
Narra Alessandro.Nos hemos acostado y hecho el amor más veces de las que podía contar en las últimas veinticuatro horas, pero debía volver a la empresa antes de que comenzará la  temporada alta de visitantes. Me di una ducha rápida y ahora estaba vestido y listo para irme, pero era hora de despertar a mi compañera.La llamé porque sabia que si la tocaba volvería a perder el control.—Amor, se supone que nos reuniremos con Jones  en la cafetería—le recordé. Había recibido un mensaje de su parte para que hablamos sobre mí mate, quizás él por su edad tenía registro de que un humano hubiera tenido un lazo con un alfa.—Está bien—respondió aturdida. Se deslizó fuera de la cama, completamente desnuda con pequeñas marcas de mis manos y boca. Después ingresó al baño.Mientras tanto revisé mí celular.Tenia mucho  mensajes, entre ellos uno de mí madre.—Hola, hijo. Me preguntaba cuándo tendría noticias tuyas. ¿Cómo va todo con tu
Leer más
Capítulo VII
Narra Amelia.Nos levantamos muy temprano, tan temprano que ni siquiera ha salido el sol. Alessandro ya estaba hablando por teléfono con su beta. Caminaba mientras la tensión lo dominaba, al parecer su asistente sufrió un pequeño accidente y se fracturó la pierna, no llegará al trabajar por unos días. En ese momento me levanté y me puse frente a él.— Puedo reemplazarla mientras ella regresa. Además no tengo algo mejor que hacer —le dije.—¿Estás segura?—me preguntó.—Estoy segura de que puedo arreglármelas.—De acuerdo,  realmente me vendría bien tu ayuda. Me siento terrible poniéndote en está situación. Se supone que debes estar descansando—mencionó.—No te preocupes, después tendré tiempo para descansar—le dije dándole un beso en los labios.Después nos comenzamos a vestir para ir a trabajar. Cuando estaba lista fui a la cocina, busqué la cafetera y está comenzó a preparar el café, mientras yo  hacía unos huevos revueltos y algo
Leer más
Capítulo VIII
Narra Alessandro.Días después.Nos dirigimos a la casa de mí prima Rachel, ella había dado a luz a un hermoso cachorro, mí deber como alfa era dar la bienvenida a los nuevos miembro de la manada. Amelia escogió un bonito regalo para él.—Alfa, es un honor tenerlos de visita —dijo mí prima.Luego su esposo nos trajo al bebé.—Su nombre es Ricardo—nos dijo.—Excelente nombre—mencione—.Me gustaría presentarles oficialmente a mi compañera, la encantadora Amelia—agregue con orgullo.—Es un placer conocerte, Alfa Amelia—dijieron al mismo tiempo.—Gracias—dijo ella—. ¿Puedo cargarlo?—preguntó refiriéndose al bebé.—Por supuesto—le dijo mí prima entregandoselo.Después de un rato, nos despedimos de ellos.—Estoy ansioso por darle la bienvenida a la manada a nuestros cachorros—le dije cuando salimos—. Seguramente ya lo llevas en tu vientre—añadí conociendo nuestro sistema de reproducción.—¿En serio?—preguntó ella tocán
Leer más
Capítulo IX
Narra Amelia.Alessandro  y yo nos alejamos sin volver a dirigirnos al periodista porque no iba a terminar bien, así que giramos hacia uno de los departamentos más cercanos de su propiedad. Sabía que él necesitaba liberar algo de la tensión que ha llevado a su lobo a la superficie. Podía sentirlo, sentirlo como si fuera yo con tal energía alfa lista para atacar. Nuestra casa quedaba un poco lejos y nos tardaríamos en llegar así que era más factible ir al complejo de departamentos Black.En el momento que el ascensor llegó, ingresamos y él de inmediato me besó, me  inmovilizó contra la pared del ascensor. No había cámaras porque era privado solo  tres personas en el piso podian acceder a el. Alessandro agarró el broche de mi pantalón de vestir y los desabrochó, bajándomelo junto a las bragas, luego me dio  vuelta para mirar hacia la pared. En segundos, sentí que el aire fresco golpeaba mí coño, luego introdujo sus dedos dentro de mí, luego los sacó
Leer más
Capítulo X
Narra Alessandro.—¿Dónde está Maximiliano?—le pregunte a Ian mientras conducía mí todoterreno.—Está estacionado fuera de la oficina de Smith. Están esperando que sigas adelante con la situación —respondió.—Vamos, entonces.—dije—.Quiero que lo cojan desprevenido. ¿Tiene algún arma? —interrogue.—Al parecer tiene una—contestó.—Me lo imaginé—gruñi. Estabamos a solo quince minutos de su local. Me estaba cabreando que Smith hubiera jugado este juego—.¿Cual será su objetivo? —pregunte.—Quizás el bastardo solo tenía curiosidad. Tal vez no pretendía hacer ningún daño, pero  fue testigo de todos los matrimonios y bebés repentinos y de la transformación de nuestra especie. Tal vez Jones tenía razón cuando dijo antes de tu nombramiento que era mejor mantener a los humanos fuera de nuestra vidas tanto como fuera posible. Les hemos dado la bienvenida a nuestro medio y ahora corremos el riesgo de exponernos —dijo Ian.—Lo se, pero recuerda que t
Leer más