DEL PECADO AL AMOR

DEL PECADO AL AMORES

Yimar Montes  En proceso
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
10Capítulos
66leídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Isabella Carson jamás imaginó que uno de los días más feliz para ella, se tornaría en uno doloroso e inolvidable al descubrir la infidelidad de su esposo con la persona que menos se esperaba. No solo descubrió la infidelidad, también se enteró de algo más. Debido a esto, y en un estado de embriaguez y la necesidad de sentirse deseada y amada, cae en las manos del hombre más rico y poderoso de toda la ciudad. Dando así como inicio a un pecado que cada vez los envolverá más y del cual les será imposible huir.

Leer más
DEL PECADO AL AMOR Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
10 chapters
Capítulo uno.
Isabella Carson se encontraba ultimando los últimos detalles para la cena que tendría con su esposo, por motivos de su 7mo aniversario. Con ese hombre que amaba tanto. Y él cual la había hecho tan feliz en todos los años que llevaban de casados ​​y antes de estarlo. James era perfecto. Siendo un hombre muy atractivo y con un buen físico: Sus hermosos ojos eran de color negro, y cautivadores cuando de seducción se trataba. Tenía unas hermosas cejas y un aura fria y poderosa a su alrededor. Era un hombre que podía cautivar a cualquiera con lo hermoso que era.Al pensar en su hombre, una suave sonrisa se elevó en los delgados y finos labios de Isabella, al tiempo que su corazón latía emocionado. Pero al pasar los segundos, esta sonrisa se fue atenuando como la llama de una vela hasta extinguirse. Siendo reemplazada por una expresión sombría, con destellos de tristeza y desconcierto. Los latidos de su corazón se habían tornado algo dolorosos, como si tuvieran espinas enterradas en este.
Leer más
Capítulo dos.
El cuerpo de Isabella se volvía más frío a cada segundo, al escuchar la conversación de los amantes. En ocasiones, quería entrar y confirmar sus sospechas y darles unas buenas bofetadas, pero sus pies estaban congelados en ese m4ldito lugar sin permitirle moverse. Y tampoco tenía las suficientes fuerzas para ingresar. ─ Cariño, yo… ─ se escuchó la suave voz de la mujer, pero callando a los segundos. ─¿Qué pasa cariño?. ¿Te sientes incómoda?. La mujer negó con la cabeza, mientras se mordía ansiosamente el labio. ─ Si tienes algo que decir, dilo—la persuadió con voz suave James. ─ Es-estoy embarazada—soltó la chica bajando la mirada, al tiempo que apretaba fuertemente el borde de la cobija que estaba sobre sus muslos. Después de unos segundos sin reaccionar a lo que acababa de escuchar, James la abrazo felizmente, escuchando la voz de la mujer al preguntar: ─¿Estás feliz?. ─ ¡Por supuesto qué lo estoy!. ¡Me has hecho muy feliz!. Te amo—le dijo acunando su rostro y besándola. El
Leer más
Capítulo tres.
¿Desde cuándo su hogar se había tornado en una mentira?. Se cuestionó Isabella al entrar a su hogar, y sentir que la burbuja de cristal en la que había estado viviendo se hacía añicos en miles de fragmentos. Y en cada fragmento: su vida se reflejaba en esos momentos felices y cálidos que había vivido bajo ese techo. Pero, así como se mostraban los buenos momentos, también se mostraban las que ahora eran para ella la obvia evidencia que algo había cambiado. Podía verse en el comedor con su familia, después de haber estado pensando toda una tarde en que debería hacer de cena. En lo que le gustaría a James y Jack para que disfrutaran de los alimentos. Así que, después de haberse agotado mentalmente pensando en varios platillos, se había decidido ir por lo seguro haciendo sus favoritos. Podía ver a su hijo, él cual se veía muy feliz mientras lo disfrutaba y se deleitaba en cada bocado. Por otra lado, James estaba más pendiente en responder los WeChat que le llegaban y solo jugaba con la
Leer más
Capítulo cuatro.
Los claros ojos de Isabella miraron fijamente a los oscuros de Ava, con ondas de perturbación y molestia en ellos. ─ ¿Por qué me vuelves a pegar?— inquirió con los dientes apretados. Ignorando su pregunta, Ava volvió a preguntar: ─¿cuál es tú nombre?. ─ Isabella Carson─ respondió con un tono frío y una expresión imperturbable. Satisfecha al escucharla y ver su expresión, Ava le volvió a preguntar: ─¿Cuándo te enteraste de ambas cosas?. ─ Anoche—dijo fríamente volviendo a hacer la misma Isabella fuerte y fría. ─ ¡M4lditos bastardos!. Es culpa de ellos que volviera el cancer. ¡Pero me van a escuchar!. ¡Juró que les daré una paliza!─ siseó enojada con una expresión aterradora en su rostro. ─ Sabes que me la voy a cobrar, ¿verdad?. Y no hagas nada, no quiero que sepan que se sobre ellos. ─ Era por tú bien cariño—se defendió Ava al saber que Isabella podría golpearla en ese mismo momento. ─ Isa, debes ser más fuerte por Jack. Sabes que siempre estaré a tú lado. No estas sola, te a
Leer más
Capítulo cinco.
Después que Isabella abandonará el centro comercial con una expresión fría, pero perdida camino por las calles sin un rumbo fijo. Su mente seguía rebobinando la imagen de esos dos infelices, haciéndola rechinar los dientes de disgusto y odio. a la vez que su corazón seguía destilando líquido color escarlata. Mientras caminaba distraída, no se había percatado que un Bugatti Centodieci la seguía a una distancia prudente. Al mismo tiempo que unos profundos e insondables ojos negros como el color de la tinta, la miraban agudamente sin despegar la vista de su esbelta figura en ningún momento. De pronto, Isabella dejo de caminar al recibir un golpe en el hombro de una de las tartas personas que caminaban a su alrededor, haciéndola tambalearse unos pasos. Cuando levanto su mirada sorprendida y perdida para ver quien la había golpeado, se encontró en un lugar que no reconocía y sin encontrar al responsable, ya que las personas seguían caminando como si nada. ─ Oye, ¿Por qué te gusta tanto
Leer más
Capítulo seis.
Bella… Había alguien que siempre la llamaba así. ¿Quién era…?. Intentaba descifrar Isabella en su aturdimiento. Pero antes que la respuesta se materializará, fue interrumpida lanzándola a lo más recóndito de su mente, al sentir una húmeda y cálida lengua deslizarse por su cuello. Junto a unas manos; las cuales se sentían como brazas al acariciar cada centímetro de su expuesta piel. La húmeda lengua de Gideon seguía deslizándose por el esbelto cuello de Isabella, a la vez que iba dejando besos y pequeñas mordidas sin dejar marcas. Mientras lamía y besaba, llegó a sus dos hermosas y perfectas cúspides, que estaban más que suaves al tacto. Con la punta de su lengua, recorrió todo su aureola, para posteriormente lamer, como si de un caramelo se tratase su erecto pezón. Sacando varios gemidos de los labios de Isabella. Los cuales lo excitaban más a cada segundo. Mientras que con su boca mordía y succionaba el pezón, con una de su manos acariciaba su otra cúspide, apretando entre sus dedo
Leer más
Capítulo siete.
Después de lo sucedido, Isabella se pasaba auto reprochando por haberle sido infiel a James. Aunque no debería hacerlo porque él le era infiel, pero aún sabiéndolo, seguía repudiándose por haber caído tan bajo. Mientras sentía a cada segundo que cargaba con ese peso haciéndola sentir miserable a cada momento. Después que habia llegado a su hogar, tomó una larga ducha intentando borrar cualquier rastro de ese hombre que, en ocasiones se adueñaba de sus pensamientos, haciéndola rechinar los dientes de disgusto por pensar en él. A la vez que se odiaba por sentir su cuerpo reaccionar ante tal recuerdo borroso. Lo único que hacía distraer su mente era el evento del cumpleaños de su hijo que había llegado, Ademas de la espera ansiosa de empezar a trabajar en la compañía de los Cromwell. Ya que Ava le había dicho que Gideon había aceptado contratarla y empezaba el lunes. ¡Todo lo qué necesitaba para olvidarse completamente de lo sucedido era tener su mente ocupada!. Lo que ella no sabía,
Leer más
Capítulo ocho.
La sonrisa que adornaba el rostro de Isabella se extinguió, siendo remplazada por una mirada fría desprovista de calidez al mirar a James. ─ No es necesario— respondió indiferentemente volviendo a mirar a su hijo. El ceño de James se frunció al escucharla y ver su fría e indiferente actitud. No pudo evitar recordar lo cálida y tierna que era Charlotte. Aunque eran hermanas, ¡eran muy diferentes!. Mientras Isabella era fría y distante como el frío invierno, Charlotte era cálida, fresca y llena de colores como la primvera. ¿Cómo es qué eran tan diferentes?. Y aparte de eso, ¿Por qué se había vuelto tan fría repentinamente?. No podía ser porque lo había visto con Charlotte, o porque la cubrió con su chaqueta. Ella sabía que ellos tenían una buena relación, así que no sospecharía de ellos. ─ Cariño, iré por unas bebidas— dijo al tiempo que dejaba un beso en su mejilla y acariciaba suavemente su cadera, haciendo que Isabella temblará de repulsión al sentirlo. Sus hermosos ojos claros
Leer más
Capítulo nueve.
─ Erta..— escuchaba Isabella en la lejanía de su cómodo sueño, a la vez que sus párpados empezaban a temblar y sus pestañas empezaban a revoletear suavemente. Como señal que pronto dejaría a la vista sus hermosos ojos. Sin embargo, sentía su cuerpo pesado al igual que sus párpados, lo cual le que le dificultaba despertar. ─…Mamá…─ escucho más Claramente, sintiendo unos cálidos y pequeños labios en su mejilla. Provocando que sus labios se elevarán en una sonrisa, y jalara el pequeño cuerpo de su hijo a sus brazos escuchándolo reír. ─ Mamá, debo...ir a la… escuela— musitó en medio de risas, al ser atacado por su madre con muchas cosquillas. Al escucharlo, Isabella se detuvo abruptamente, dándose cuenta que ya era tarde. ¿Qué le estaba pasando?. Ella no era de dormir tanto. Quizás se debía a que el día anterior, James se había quedado en casa y se la habían pasado jugando en el jardín dando una ilusión falsa de una familia perfecta.─ Iré a prepararte el desayuno— gritó al salir volan
Leer más
Capítulo diez.
Isabella escuchaba atentamente a Gideon con una expresión neutra que no decía nada, pero si mirabas sus manos: estas variaban entre jugar con sus dedos entrelazándolos y hacerse puños, debido a los nervios que la albergaban al ser mirada por esos insondables y cautivadores ojos. ─ En tres meses, la compañía estará de aniversario y se hará un evento en el cual presentaremos una nueva colección. Los diseños finales serán entregados en cuarenta días para elegir el ganador. Quiero ver tus diseños entre ellos— terminó de agregar con un tono de voz suave pero demandante. Como si recibiera una orden; y la cual debía acatar sin excusas, Isabella asintió con una expresión seria y determinada. Haciendo que un atisbo de un brillo y una sonrisa pasara por los oscuros ojos de Gideon al sentirse complacido. Confiaba plenamente en ella y sabía que sería la ganadora. ─ Ahora ve con Andrew, si llegas a necesitar algo, no dudes en decírmelo. Asintiendo levemente en reconocimiento, al tiempo que s
Leer más