Un lobo enamorado

Un lobo enamorado ES

Jay C  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
36Capítulos
2.2Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Para Naya las relaciones serias eran muy importantes, siempre se consideró una romántica y fan de los clichés literarios. Pero cuando conoce a Lance, un chico arrogante y con señas de que no le importa mucho la vida, su vida cambiará por completo. El chico la enamora tan fácilmente que Naya no duda en caer en sus encantos por más que lo evitó, por más odio que le tuvo. Lance es un Alpha hombre lobo que al fin encontró a su mate, Naya, y ahora no dudará en protegerla de todos los enemigos que planean dañarla.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
36 chapters
El primer día de último año
Somos uno. Nos amamos, nos entendemos, nos cuidamos. No podemos vivir el uno sin el otro. Es algo tan especial. Siempre lo quise. Así es la relación con mi gatito Valiente, vino a mi vida hace ocho meses exactamente y desde entonces fue como si hubiera nacido para mi. —¿Naya? Elevo la vista. Lucila está aquí. —Luci—me reincorporé en mi cama, cargando a Valiente, que creo que ahora está un poco impaciente. Luci era mi amiga desde que tengo memoria y mi vecina también. —Es tarde, las clases empiezan en media hora —recriminó. Y tenía razón, era el primer día de nuestro último año. Era muy importante este año, definiría nuestro futuro. El baile sería una buena oportunidad para poder encontrar un chico lindo que nos quiera seguir a la universidad que elijamos. —Estoy bañada —le dije para que se calmara un poco—Sólo me pondré mis zapatos. —Lo siento —se dejó caer en mi cama—Es solo que estoy nerviosa. Mi vida depende de este año. —Tranquila. Todo s
Leer más
Sensaciones extrañas
Olvida lo qué pasó, me repetía constantemente a mi misma. En las demás clases no podía concentrarme, aún tenía la mirada y la voz de Lance clavada en mi cabeza. Lo qué pasó en el baño fue... extrañísimo. —¿Naya? —la voz de la profesora me sacó de mis pensamientos. —¿Si? —Pon atención por favor. Asentí, pronunciando un "perdón" a lo bajo. Era mi último año y no podía darme el lujo de que un chico me desconcentra. Lance... significa problemas y es lo que menos quiero. Me enfoqué en los estudios y olvidé al chico por un rato. • La hora del almuerzo había llegado. Me dirigí hacia la cafetería. Luci estaba haciendo fila para buscar su almuerzo. Busqué con la vista a Lance pero no estaba. Gracias a Dios. Tomé mi bandeja y pasé por mi almuerzo. —¿Qué te pasa? —me pregunta Luci. —¿Qué me pasa de que? —nos sentamos en nuestra mesa a almorzar. —Estas pensativa y seria. ¿Buscas a alguien? —No, para nada —sonreí. —No me engañas. Naya, cuéntame. —Está bien. Hay u
Leer más
Preguntas
Esa misma noche me metí a bañar con agua tibia. De mi mente no se quitaba la imagen de ese lobo enorme siguiéndonos. No podía. Todo me pareció como si fuera una película de fantasía. Enjuagué todo mi cuerpo, metida en la tina con la espuma. Esto era increíble. Lance vino a mi mente, me acordé de su valentía y de sus ojos. Él ocultaba algo, lo sabía. Pero también sentía que debía averiguar qué era y qué tenía que ver conmigo. Mi celular sonó en un mensaje. Lo tomé y lo leí. Número desconocido: ¿Estás tranquila? Fruncí el ceño y miré su perfil en WhatsApp, no tenía foto y tampoco nombre. Naya: ¿Quién eres? Desconocido: ¿Tan rápido te obviaste de mi? Pensé y pensé en quien podría ser. Naya: No sé quién eres. Desconocido:Te salvé la vida hoy. Y entonces caí en cuenta. Era Lance. Naya: Lance. ¿Cómo había conseguido mi número?Lance: Exacto. ¿Estás más tranquila? Naya: Estoy pensando mucho. Además, tienes muchas explicaciones que darme. Lance: Deja las cosas a como está
Leer más
Pesadillas
—¿Por qué dices eso? —lo miré a los ojos. Decirme que era y sería solo de él me pareció un poco extremo, algo excitante, pero extremo. No podía decirme algo así si ni quiera me conocía. —Porque es la verdad —susurró, dándome besos mojados en mi cuello—Lo averiguarás muy pronto, Nayita. Un ruido de coche me hizo salir de mi encantamiento con Lance. Ese era el coche de Fede si no me equivoco. —Mi hermano llegó—quise levantarme. —¿Y eso que? Cerraste con llave —Lance quería seguir en lo mismo conmigo y, a pesar de que también quería, me sentía extraña con Fede por aquí. —Ya lo sé —me quité de su garre, poniéndome de pie. —Ahora no podrás salir —le dije. —Tu hermano viene con una chica así que... no creo que te ponga mucha mente en este momento. Fruncí el ceño ante lo que dijo. ¿Como sabía? Me acerqué a la puerta y entré abrí un poco. Por las escaleras venía subiendo Fede, era cierto, venia con alguien más. Pasaron de lado de mi puerta y se metieron a su habitación. No la conocía.
Leer más
El hechizo maldito
DESCONOCIDOPara Naya había sido una pesadilla, pero realmente había ocurrido todo en tan solo segundos, pero el señor Johnson era una persona oscura que podía manipular los sueños a su antojo. Eso fue lo qué pasó con Naya en ese momento. Había instalado un hechizo poderoso que solo el verdadero amor podría regresarle a la vida. Lance debía de demostrar que el amor que sentía por su chica era lo suficientemente grande como para regresarle la vida. Estos eventos sucedían cada veinte años, por lo que siempre la sucesora de Naya, debía de ser otra chica con su mismo nombre.VEINTE AÑOS ATRÁS CON NAYA DE ESA ÉPOCA.No era natural que una loba no hubiera encontrado a su pareja a la edad de 22 años. Teniendo en cuenta que la comunidad de hombres lobo se había reducido a solo un puñado de manadas en estos tiempos modernos.Era más difícil esconderse en el mundo humano. Lo que, de hecho, aumentó la tasa de encuentros más temprano que tarde. Las manadas ya no estaban en guerra. El tratado de p
Leer más
Llegada
NAYA —¿Estás bien? ¿Qué fue eso? — Jason me preguntó frenéticamente, estableciéndome al instante.—A déjà vu. No lo sé...— Agité ligeramente la cabeza. No entendía por qué estaba teniendo tantos últimamente, pero ninguno se había acercado a tener tanta intensidad como esta.—Oye, mírame. ¿Estás segura de que estás bien? — Me dio la vuelta para enfrentarme a él. Solía ser uno de mis mejores amigos érase una vez. Sus cálidos ojos marrones no hicieron nada para consolarme.Había pasado demasiado tiempo. No es más que un extraño para mí. Mis mayores sentidos auditivos recogieron un ruido de chasquido que raspaba por el suelo, dirigiéndose hacia el pasillo.Separándome de él, caminé alrededor de la mesa redonda enderezando los finos cubiertos de titanio con intrincados diseños de filigrana.—¿Hay algún nuevo desarrollo en la asignación de la empresa? ¿O los inversores siguen aguantando? Porque si ese es el caso, prefiero buscar el dinero en algún lugar.—Ha pasado demasiado tiempo y no po
Leer más
Misterio en la mansión
NAYAMierda.El gran hombre voluminoso salió del coche incluso antes de que se detuviera frente a la mini escalera que conduce a las dos puertas dobles para la entrada de la mansión.No sabía lo que me estaba pasando. Los lados de mi visión comenzaron a oscurecerse creando una visión de túnel, centrándose en esta persona que venía hacia mí.Llevaba una simple camiseta blanca que se extendía sobre su cuerpo abultado y un sencillo pantalón corto de carga marrón oscuro. Un zumbido en mi oído comenzó a aumentar a medida que se acercaba.Mi lobo quería explotar de mi cuerpo. La sensación debajo de mi piel me hizo sentir como si estuviera flotando en el aire.¡Wow!Estaba allí, justo delante de mí. Tuve que agarrarme el cuello para mirarlo. Era extremadamente alto. La casa creó una dura línea de sombra justo en la parte inferior de su cara dejando sus ojos para reflejar el sol.A primera vista desde lejos pensé que eran negros puros, pero como estaba tan cerca de mí, pude ver un par de manc
Leer más
Entra a mi cuarto
NAYALa sala dorada parecía brillar debajo de la lámpara de araña de cristal. Todos se dirigían, saludándose, amigos poniéndose al día después de mucho tiempo de no verse.Se estaban haciendo nuevas amistades. La gente pensaría que tantos Alfas en una habitación podrían causar un problema, sin embargo, esta noche no se trataba de política o de quién tenía la mejor sociedad.Estaba a punto de celebrar nuestra existencia y que después de haber sido cazados durante tantos años, llegamos hasta aquí. Damos las gracias a la diosa y a los Espíritus por ello.Las tarjetas de invitación habían mencionado que el tema de esta noche era el atuendo formal de colores oscuros.Me encantó cómo los vestidos negros, azul marino, rojo oscuro o púrpura que llevaban las damas creaban un marcado contraste con los colores claros de la habitación.Los trajes negros hicieron que todos estos Alfas se parecieran más a hombres de negocios. Me sonreí a mí misma. Definitivamente fue un éxito.La banda tocaba Jazz
Leer más
Deseo constante
NAYANos quedamos allí torpemente durante unos momentos. Éramos extraños el uno para el otro, destinados a estar juntos el resto de nuestras vidas. Molesto por la aprensión y la incomodidad, tomé la iniciativa. Después de todo, yo también era un Alfa. Estaba en mi naturaleza.—¿Te gustaría sentarte? — Indiqué hacia el sofá más allá de mi cama cerca del balcón.En su lugar, lentamente rastrilló la mirada de un extremo al otro. No era la persona más paciente, pero me gustaba mirarlo.Parecía grande, pero no amenazante a menos que fuera provocado. Un hombre que llevaba el peso del mundo sobre sus hombros haciendo que se encorvara ligeramente la espalda.Sus contornos parecían mucho más apretados por esa razón. No entendía por qué mis manos seguían picando para deslizar mis dedos por su pelo. Los pelos de mi cuello hormigueaban.Pasaba los dedos por la pared granate junto al arco del armario. Un lado de sus labios vueltos hacia abajo se levantó ligeramente en diversión. Sus ojos se desvia
Leer más
El viaje
NAYANo tuve la oportunidad de hablar con Lance durante la reunión, pero cuando encontré a Mara en mi habitación demasiado emocionada de que fuera con ella, me di cuenta de que Lance se tomaba en serio anoche. Realmente quería que me fuera con él.Mi corazón cayó ante la brusquedad de mi partida. Quería ir con mi Mate. Desesperadamente. Pero lo repentino se retorció en mis entrañas.Despreciaba el cambio.—Tengo que hablar con mis padres—. No he tenido la oportunidad de hablar con ellos durante la cena con Fede, Sandra, Lance, Max, Mara y su familia allí.En lugar de que Max visitara la casa de Mara, decidí invitarlos para que se pararan en territorio neutral. Fede intentó hablar de mí y de Lance, pero el resplandor mío lo encerró a pesar de que se rió por dentro.Lo he conocido toda mi vida y era como un tío que siempre me molestaba pase lo que pase y me daba los regalos más extravagantes durante las vacaciones.Sandra estaba embarazada de su primer hijo y tenía unos treinta años,
Leer más