Enamorada de mi enemigo

Enamorada de mi enemigoES

Liny D. Reina  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
117Capítulos
2.3Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Ley del espía: Nunca reveles tu identidad. Para Roksana, una espía rusa cuya misión es robar información del Pentágono, romper esta ley no llegó a estar en su mente; gracias a Taylor Johnson, el hijo del presidente de los Estados Unidos, revelar su identidad será ganar dominio sobre él. «Le doy mi palabra, de que, si llega a estar en peligro la salvaré, cuésteme lo que me cueste» A pesar de su extraña relación y una novia llena de celos interponiéndose entre ellos, tendrán que superar su resentimiento mutuo para poder salvar sus vidas, no es cuando, todo parece ir a la perfección, que el secreto de Taylor sale a la luz: «¿El responsable de la muerte de mi hermano?» Una relación llena de malentendidos y rencor, una relación prohibida entre dos naciones que se detestan entre sí, ¿podrá Roksana completar su misión y regresar a Rusia? O ¿preferirá darle la espalda a su amada nación?

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
117 chapters
Prefacio
—Señor, sus sospechas se han confirmado— expuso el detective Myers con un tono de voz intranquilo.—¿Qué es? — preguntó Taylor con cautela, estaba claro que las noticias que traía no eran buenas.—La enfermera, ella es una espía rusa— confesó.El sonido de las pesadas carpetas, al impactar con el suelo, inundaron el lugar. Taylor, con expresión airada y jadeante, sentenció con seguridad: —Mujer, ¡¿Cómo te atreves a mentirme?!En medio de sus palabras, se percibía el dolor en su voz, la cual, se tornó oscura y añadió: —Voy a enseñarte l oque es una verdadera traición, te doy mi palabra.
Leer más
La nueva enfermera
T A Y L O R —Me disculpará, madre. pero ella no puede ir con nosotros— objeté posando la mirada sobre Irene. Asistir a la entrevista para hallar a la mejor enfermera personal para mi padre, no era una decisión que a ella le competiera. —Ella, es tu futura esposa, deja de actuar de manera tan infantil. Todo esto se habló con tu padre, y dada su condición, no podrá salir aún de su cama. — expuso mi madre. —Pero.. —Es una decisión que está tomada, ahora, dale a Irene el valor que se merece. —no me dio oportunidad de hablar. Irene, la conozco desde que entramos en el jardín de infantes; su padre es el ministro de interior, no había que explicarles más acerca de cómo a mi padre, el actual presidente de los Estados Unidos, se ve beneficiado por nuestro matrimonio. No me interesó aceptar. R O K S A N A (SHARON)—¡Se siente genial salir del campo de entrenamiento! — exclamé en mi idioma natal. Hacía un leve estiramiento de mis brazos y piernas mientras esperaba a recibir mi equipaje.
Leer más
Capítulo 1 – Encuentro indeseable
R O K S A N A (SHARON)Esperaba en la cafetería a que mis entrevistadores llegaran. Habían pasado cerca de treinta segundos y no había señal alguna de ellos ¿Acaso no conocen lo que la palabra «puntualidad» significa? Tendrían que dar cincuenta vueltas al campo con ochenta kilos de peso en su espalda. Es inaceptable.Los minutos pasaron y por fin era mi turno de ser entrevistada. Delante de mí estaba Taylor, la información que había recolectado de él llegó a mi cabeza: Taylor Johnson tiene veintiséis años de edad, único hijo entre el matrimonio de la actual familia presidencial. Altura de uno setenta y ocho, habla inglés, español y un poco de alemán; sus estudios fueron enfocados en relaciones internacionales, un poco de política; a pesar de haberse centrado en sus estudios, es un militar al servicio del estado norteamericano, ocupando la posición de Teniente, al igual que Nathan. Ojos de color marrón, cabello castaño, rostro amplio. Algunos de sus allegados lo describen como una pers
Leer más
Capítulo 2- Debo defenderla
La noche estaba cayendo, y no habían logrado hacerme aquella «prueba de identidad». Por cada intento, había dos errores, y la torpe de Irene insistía en que yo era una farsante y me había escapado de la prisión.—¡Ya está! — exclamó el guardaespaldas bastante satisfecho. ¿Qué tipo de tecnología arcaica era esa? ¿No podrían tener algún repuesto?En mi país esto se habría arreglado en cuestión de minutos; sin embargo, en mi amada Rusia, la identificación se hace con el reconocimiento de pupila. Realmente no sé por qué un país tan avanzado puede usar una tecnología tan atrasada.La pantalla comenzó a desplegar toda la información que había sobre mí, quiero decir, sobre Sharon. Edad, aficiones, familia, allegados, historial médico. Kyra, mi superior, se había encargado de crear toda una historia de vida para mí, algo de admirar. Su compromiso y dedicación en el trabajo, mi ejemplo a seguir.La firma del contrato se agilizó luego de eso, además de que el Sr. presidente no podía estar en el
Leer más
Capítulo 3 - ¿irás con nosotros?
Los ojos de Sharon se encontraron con los del militar. El joven se acercó a ellos con precaución y logró observar que tenían una barra metálica en sus manos.Sharon mantenía sus ojos fijos en el hombre que estaba más cercano a ella. Por su parte, con una señal, Taylor le hizo saber que todo estaría bajo control, llegando por espaldas de los bandidos. Con una sartén oxidada que habían arrojado a la basura, logró hacer que esos hombres se fueran. Cuando los hombres se marcharon, él se dio la vuelta para regresar a su vehículo, más los brazos que rodeaban su abdomen se lo impidieron. Una extraña sensación recorrió su cuerpo al sentir el suave tacto de Sharon, a pesar de que ella, se mostraba completamente aterrorizada haciendo que sus brazos y piernas temblaran. —Lo siento, no debería abusar de su amabilidad— dio unos pasos para atrás enjugando sus lágrimas. Sus piernas no dejaban de estremecerse, su miedo no se había desvanecido. El hombre que era capaz de enfrentarse a grupos armad
Leer más
Capítulo 4 - ¡Lánzanos al lago!
—¿Abrochó su cinturón? — preguntó Taylor en el instante en el que ingresé a su auto. Incliné mi cabeza, ya había dejado los documentos para revisión. —¡Estacionen el auto! — exclamó alguien en la parte de atrás del vehículo. Rápidamente, él había sacado una navaja y estaba tomándome por el cuello. ¡Pensé que sería un viaje de descanso! No me movía, yo no debía moverme; Taylor al parecer estaba reflexionando cuál sería su siguiente movimiento. Si frenaba el auto, el hombre nos podría llevar a quién sabe dónde y si no lo detiene, podríamos fallecer en el vehículo. Observé a mi alrededor y encontré una opción. —Acelera el auto— ordené con firmeza. Me zafé del hombre al morder su brazo, habría de ser un secuestrador con nivel medio de experiencia. Bien, subamos su nivel de juego. —Hay una curva con un lago en un par de metros— me advertió un tanto nervioso. —Abre las ventanas— sentencié mientras forcejeando en contra de él, terminé acelerando el auto. —¡Lánzanos al lago! — excl
Leer más
Capítulo 5 - Los responsables de la masacre
El sol estaba calentando con fuerza, al parecer, i a llegar mucho más mojados de lo que pensé.—¿Por qué llegan de esa manera? — preguntó la señora justo después de que llegáramos a casa. —¿El trabajo de la señorita Sharon los detuvo más de lo esperado? Se suponía que tendrían que estar aquí hace casi dos horas— cuestionó —además de que están, todos mojados, pueden enfermarse. —Tuvimos un pequeño problema con el auto, y terminamos caminando hasta aquí. Además de que el sol se sentía agradable— respondió Taylor intentando excusarse. —Se lo dije, el sol que hacía era para que lloviera— intervine tiritando del frío. —Si me disculpan, iré a darle la medicina al Sr. Johnson— dije en un tono bajo de voz alejándome de la sala. —Deberías secarte primero— sugirió la señora Jonhson a manera de orden. Asentía sin darme la vuelta, mis brazos estaban alrededor de mi cuerpo intentando dar un poco más de calor. No podía descuidar ni un solo detalle de mi actuación; sin importar que mi entrenamie
Leer más
Capítulo 6- Herido
—Gracias, esperaré al momento en el que nos podamos volver a encontrar. Hablar en código, evitar dar explicaciones exactas era un requisito a la hora de usar el celular, cualquier persona con un conocimiento levemente avanzado podría interceptar algunas de nuestras llamadas sin ningún tipo de problema. Esa es la razón por la que nosotros recurrimos a métodos no tan convencionales para comunicarnos. Pero que eran igual de efectivos. —¿No le parece que es un bonito día? — le pregunté al Sr. Johnson. Estábamos dando un pequeño paseo en el parque cercano, era bueno que él recibiera un poco de luz natural o su salud podría afectarse más de lo que ya estaba. Al frente de nosotros había un hombre alto y bastante delgado, paseaba a su perro. Algunas monedas cayeron de su bolsillo y una señal con anillo apareció. Estaba claro, era uno de nuestros hombres y esa señal era para mí, debo tomar esas monedas. —Señor, ¿le gustaría que nos tomáramos un pequeño descanso bajo ese árbol? Considero qu
Leer más
Capítulo 7 – Está mintiendo
Sus abdominales estaban bien marcados; recorrí su torso con mi mirada para encontrar el lugar de la herida o si había alguna otra lesión que apremiara mayor cuidado. Tuve la certeza de que una bala lo había atravesado, precisamente por su costado. Por suerte el elemento, así como entró, salió sin hacer ningún otro daño; Debíamos esperar a que esta no se fuese a infectar. —Sr. Taylor, debo limpiar esto, así que le dolerá un poco— él asintió y comencé con mi labor. En los casos de lesiones por bala, lo más importante no es que haya una bala en sí; en cambio, examinar el daño que el proyectil tuvo en el cuerpo y cuidar de que no haya una infección. —Debo suministrarle una antitetánica— susurré con calma, entre tanto, buscaba en el botiquín aquello que necesitaba. Al verlo más detalladamente, su mirada no era de confusión, sino de miedo pero aparentemente se contuvo. Mis ojos se desviaron en dirección de mis manos, ellas sostenían una jeringa y una aguja de algunos centímetros más
Leer más
Capítulo 8- Hijo ilegítimo
—Usted no es el primer militar con el que he tenido que tratar, Sr. Taylor— sonreí de lado —puedo ser una simple enfermera, pero sé que evitar tener que hacer un reporte no es una justificación válida para esto— señalé observando su herida. Taylor estaba callado, tal vez pensaba acerca de la respuesta que me daría, o, buscaba la manera de escapar sin que pudiera detenerlo, posiblemente se lamentaba haber terminado aquí junto a mí, sabiendo que, por ley, tengo un proceso que llevar en casos como estos. —¿Y bien? — pregunté apoyando su mentón en la palma de mis manos —¿va a hablar o debo realizar la llamada? — un pequeño suspiro salió de entre mis labios. Extrañamente había notado a Taylor observándolos más tiempo de lo necesario ¿Qué estaba pasando por su cabeza? —El hombre que me disparó, es mi hermano mayor— soltó de repente. Esa confesión me había tomado por sorpresa. —¿Hermano mayor? — cuestioné acercándome más a su dirección. —Sé que no debería preguntar más, pero, en la hist
Leer más