Rendición | Extasis 1

Rendición | Extasis 1ES

Valeria Zúñiga  Completo
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
37Capítulos
2.8Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

«Cuando la adicción es tan fuerte que se vuelve difícil de controlar.» Antes de aparecer en el periódico universitario con un encabezado para nada agradable Aitana es reconocida como la mejor estudiante de Derecho en la Academia Eleia, obteniendo grandes logros para la Universidad de la que forma parte. Pero existen secretos que no desea alguien descubra, así que debe saber esconderlos bien o tener perfectamente elegidos a quiénes contarlos y que juren guardarlos... Aunque es difícil silenciarlos porque al estallar son peor que una bomba atómica. Y ella deberá entenderlo. Un secreto revelado provoca que se aleje de quien fuese su confidente y psicólogo personal, el primero que despertó en ella una atracción desenfrenada como para dejarse arrastrar hasta ese sitio donde lo casual se volvió adictivo, un Marqués y no precisamente por el título de nobleza sino por lo que llegó a representar para ella. Antes de que todo comience a desordenarse un torbellino accidental entra en su vida demostrando para lo que sirven: destruir todo lo que alguna vez hizo daño. Incluso si es necesario destruirla a ella primero... Y ahí todo se jodió.

Leer más
Rendición | Extasis 1 Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
37 chapters
PARTE I | ENTRE CAMBIOS
Si tan solo hubiera podido tener un deseo para cambiar algo entre nosotros, habría pedido que fueras más valiente como para luchar por salvar lo nuestro. O, quizás, ser más madura para superar los obstáculos que la vida a veces llega a presentar y esta no sería la excepción. Aunque me conformaría simplemente con no habernos conocido jamás. Porque amarte significó morir en vida y ser un ente errante para siempre. Pero mientras, quiero recordar la manera tan vil en que todo se jodió y con ello la historia que deseaba fuera tan bonita como la pintabas.   EPIGRAFE Y DEDICATORIA "La mejor manera de li
Leer más
PRELUDIO | Razones para odiarte
"Epígrafe... la he olvidado, quizás mientras lee sabrá la respuesta o, puede tal vez, que yo la recuerde al terminar de escribir. Puedo decir que es muy conocido y quedaría perfecto para ocasiones como éstas, pero sinceramente lo he olvidado en cuanto... bueno, usted sabe, un nuevo viaje. Existe alguien, conozco una persona dentro de este universo inmenso, que me ha hecho ver que después de la metamorfosis la oruga se aleja, lo que las personas señalan en aquella chica ahora la hace la más bella mariposa que lucha contra todos por demostrar que sí tiene valor. Y las palabras ya no duelen porque han dejado de tener sentido, porque no tienen peso sobre lo que ahora es. Nadie entiende los mundos que residen en su interior, la razón a sus tempestades ni mucho menos a la gama de pensamientos que la albergan. Nadie lo nota porque todos están recluidos en sus monocromáticas vidas, en rutinas inservibles que si se vieran desde su perspectiva entenderían
Leer más
CAPITULO 1 | Colateral
"Dicen que la curiosidad mató al gato, pero no dicen si lo que descubrió valió la pena.” –José Saramago. ° ° ° 8 de Junio, 2018 —¿Sabes lo que es darle hasta el fondo, Aitana? —Preguntó Mariel con un ligero mohín. Coloqué el caballito en la mesa después de darle un leve trago. —Sí, pero todo con tranquilidad, estoy calentando motores. La música retumbaba en el ambiente; el salón estaba a reventar con tantos jóvenes bailando en la pista. Las fiestas de graduación nunca habían sido de mi total agrado, los profesores arruinaban toda la experiencia al tener sus mesas en las altas tarimas vigilando que todos nos comportáramos de maneras correctas. ¡Bah! Eso es lo más aburrido que puede ocurrir durante la última fiesta con tu generación, y eso aclarando que yo no era la que estaba diciéndole adiós a su querida Universidad, aunque era lo que más deseaba en la vida.Leer más
CAPITULO 1 (2) | Colateral
Miré a todos lados buscando algún rostro conocido para no quedarme sola y en poco tiempo encontré a algunos compañeros del equipo de fútbol. Decidí caminar en su dirección, pero me detuve cuando, estando a unos cuantos metros, pude ver a Adrián sentado con ellos; el golpe bajo fue encontrarlo abrazando a Sonia, su mejor amiga, y, finalmente, besarla como nunca lo hizo conmigo.Me debatí entre encararlo y desquitar mi furia o buscar una mejor forma de dejarlo mal parado ante todos.Salí sin que se percatara de mi presencia, tomé el teléfono que había guardado en el busto y salí del lugar. Remarqué su número hasta que respondió, lo vi salir para alejarse lo más que pudiera del ruido que le delataría.Tomó una larga distancia, bastante lejos de mí como para que pudiera verme.—¿Qué ocurre, Aita
Leer más
CAPITULO 1 (3) | Colateral
—¿Y cuánto crees que eso tarde? Digo, no es que me urja porque el dolor de cabeza es tuyo y no mío. —¡Argh! Ya voy, ya voy. Te pareces a mi madre regañándome. Me levanté para tomar la pequeña toalla rosada con la cual limpiaba la pantalla del computador, la doblé en tres partes y humedecí en el lavamanos del baño. No tenía la menor idea de cómo eso me ayudaría, pero por alguna extraña razón confiaba en ese hombre. Regresé a la habitación para volver a recostarme. En el teléfono seguía corriendo el tiempo de la llamada y me sorprendía que siendo las cuatro de la mañana él todavía no dormía. —Listo, ya estoy de nuevo recostada y con la toalla sobre mi cabeza—. Informé. —Muy bien, siendo así entonces me despido porque, aclaro, yo sí soy educado. Ten excelente noche Julieta. —¿Ya? No fue tan difícil, pensé que ahora me pedirías ir a buscar sexo como un buen generador de endorfinas. —¡Ja! Si no pudiste conseguirlo en horas que te pe
Leer más
CAPITULO 2 | Perverso
"No existe mujer más sensual, que la que tiene cara tierna con una mente perversa.” –Frida Kahlo. ° ° ° Desbloquee el celular solo para buscar en la galería de fotografías algunas que había guardado deliberada y libidinosamente, esas donde su cuerpo se ceñía a la perfección dentro de un traje sastre negro, e incluso aquellas donde seguía sus rutinas de gimnasio. Las imágenes solo mostraban torsos desnudos, espaldas torneadas, trajes que se veían como de portada porque el hombre que los modelaba era un manjar andante, pero sin rastro alguno de su aspecto facial, algo que me dijera cómo imaginarme a lo que ahora podría catalogar como mi hombre ideal. Desde que conocí a Marqués y tras stalkearlo a detalle, jamás encontré fotos que me permitieran conocer algo más que no fuera su cuerpo ni cabello ni ojos y mucho menos su boca, no había nada de su cara, llegué a pensar que era bastante feo o por lo menos recíproco
Leer más
CAPITULO 2 (2) | Perverso
Abrí el archivo sintiendo el corazón al mil por hora mientras se cargaba hasta dejar ver unos ojos aceitunados, de esos que parecen combinación entre verdes y miel. Los observé detenidamente solo para darme cuenta que tenían un poder de atracción tal que provocaban erecciones en mi piel, era como si su mirada estuviera fija en mí sabiendo que lo comía de pies a... pecho o hasta donde me era permitido mirar; sinceramente ningún otro hombre llegó a causar lo que él en mí, nadie, ni mi ex novio, llegaron a estimular tanto mi mente nada sana y demasiado pecaminosa. Nadie me acercó tan peligrosamente a la línea de fuego que estaba a punto de cruzar.—Esos son mis ojos, Julieta, los que me encantaría que vieras mientras juego en la parte baja de tu cuerpo, mientras lamo cada rincón de tu vagina una y otra vez.Hay veces que logro de manera efectiva el persuad
Leer más
CAPITULO 3 | Secretos y deseos
"La amistad es más difícil y más rara que el amor. Por eso hay que salvarla como sea." -Alberto Moravia ° ° ° —¡Por fin, ya era hora que salieras del baño! —Mencionó Sandy mientras me entregaba las comandas. La verdad era que había pasado casi media hora acomodando la falda blanca para que no se subiera mucho de la parte trasera, así como la blusa rosada que al abotonarse al nivel del busto tendía a sobresaltar como si fuera a abrirse. Era sumamente frustrante lidiar con un cuerpo que había sido suficientemente modificado por la naturaleza durante mi adolescencia. Cualquiera podría sentirse bendecida por ello, en cambio yo solo deseaba ser lo más similar a una tabla, al menos no tendría que preocuparme por las miraditas que a veces me dirigían. Acomodé mi vestimenta lo mejor que pude sin conseguir un gran cambio. Bufé al verme al espejo mientras salía del tocador. Tomé el mandil que se en
Leer más
CAPITULO 3 (2) | Secretos y deseos
"Muchas gracias, también te deseo excelente fin de semana. Nos escuchamos o escribimos más tarde." –Julieta. Un mensaje más de Mariel me sorprendió. Habíamos estado saliendo demasiado estas semanas, al parecer ni ella ni Bruno dejarían que una posible depresión me hiciera cometer tonterías o alguna estupidez e increíblemente se los agradecía porque me conocían bien. "Danaeli volvió de su intercambio y me sorprendió verla tan cambiada y feliz, pero sé que algo falta así que ¿Qué te parece que hoy haya una noche de chicas? Creo que lo necesitamos, necesitan perdonarse por todo lo que sucedió antes. Éramos mejores amigas ¿recuerdas? El trío atómico, sé que lo somos también con Bruno, pero jamás será lo mismo. Te espero en mi casa hoy, por favor." –Mariel. "Sabes que yo nunca quise... ella también era mi mejor amiga y sé que debo resolver la situación, solo espero que esta vez me acepte la disculpa
Leer más
CAPITULO 3(3) | Secretos y deseos
—No sé tú, Mari, pero yo quiero saber por qué Tani se sonrojó cuando escuchó el teléfono y más con la canción de Touch it. Demasiadas preguntas y mi cerebro intentando carburar la posible excusa que daría. En algún momento imaginé a mi cerebro buscando, buscando y trabándose por buscar información que sonara congruente. —¡Vamos, no te diremos nada! Al contrario, creo que nos alegra que estés dándote una oportunidad. Dana resultaba ser siempre la más insistente en todo el planeta y si quería, ella misma tomaría una laptop y me descubriría. —Bueno, está bien, si les cuento prometen que no le dirán a nadie, porque este es el primer código amarillo que utilizaré en mi vida. Dana elevó la ceja izquierda al escucharme y puso su cara de pervertida, Mariel solo me sonrió curiosa por saber. El código amarillo significaba que lo que se decía en la habitación ahí se quedaba, excepto si la vida o integridad de alguna corría peligro,
Leer más