La Asistente Virgen Del Billonario

La Asistente Virgen Del BillonarioES

Eva leFay  Completo
goodnovel16goodnovel
10
Reseñas insuficientes
25Capítulos
31.0Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Nicole Reed es una chica dulce, amable y trabajadora, a la que desde muy joven le ha tocado una vida difícil. Sin embargo desde que empezó a trabajar en la empresa “Powell Publicity”, las cosas han mejorado considerablemente para ella y su pequeña sobrina Chloe, a la cual adoptó después de la muerte de sus padres. Pero Nicole sueña con tener un hombre que la ame, y que le haga el amor de tal forma que la haga olvidar hasta su nombre. El único problema es su virginidad, y está más que dispuesta a sacarla del camino para conseguir lo que quiere. Bryce Powell, es el multimillonario presidente y dueño de “Powell Publicity”, una de las mejores empresas de publicidad a nivel mundial. Está en casi todas las portadas de las revistas, y es un mujeriego empedernido que solo ve a las mujeres como si fueran platos en la carta de un restaurante, y obviamente después de haberlos comido…solo se deshace de ellos. Pero desde que lleva a su asistente a la casa que tiene en las afueras de la ciudad por cuestiones de trabajo, las cosas empiezan a cambiar. Y luego de escuchar por accidente, que ella es virgen, ahora no logra sacársela de la cabeza. Quiere ser el primero, y la quiere en su cama, desnuda, y en todas las posiciones posibles hasta que ese deseo que siente por ella, abandone su cuerpo. Porque al final solo se trata de eso; puro y físico deseo, en su forma más primitiva. Él no quiere compromisos y mucho menos enamorarse, ya que desde un evento trágico en su vida, piensa que eso solo trae infelicidad.

Leer más
La Asistente Virgen Del Billonario Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
25 chapters
Capítulo 1
Nicole empezó a sacar las cartas de la impresora. Las repasó mientras intentaba no pensar en su pequeña sobrina Chloe y el problema que podría avecinarse, en especial cuando su situación económica era algo incierta.La puerta que conectaba con el despacho de al lado se abrió, y escuchó la voz de su jefe—Nicole ¿Has llamado a Londres para decirles que iré mañana?—Sí, señor Powell, he llamado y todo ha quedado aplazado.— ¿Y qué ha pasado con la nueva campaña de Calvin Klein?—Ya hablé con ellos y se ha podido solucionar el percance.Bryce cerró de nuevo la puerta y Nicole se levantó, alisándose la chaqueta negra que llevaba puesta, preparándose para ir a hablar con su jefe. Necesitaba pedirle que ya no buscara una persona que le ayudara en su casa, porque ella podía encarga
Leer más
Capítulo 2
Bryce estaba solo ahora tomando otro trago y preguntándose ¿qué diablos había pasado hacía un momento? No podía olvidar aquella imagen de su asistente con aquella blusa empapada y esos grandes pechos en un diminuto sujetador color negro, amenazando con salir de su encierro. Obviamente las chaqueta un poco grande que usaba a diario, habían estado escondiendo sus encantos.Se removió incómodo y la imagen de ella gimiendo en su cama mientras la tomaba vino a su mente. Luego se reprendió por pervertido, esa chica no tenía más de veintidós años, y él era bastante  mayor que ella. Por no hablar de que ya tenía una hija, y él no deseaba nada con mujeres que eran madres. Demasiado compromiso, se decía siempre.— ¿Puedo pasar?—escuchó la voz de Nicole.—Si, por supuesto—la vio aparecer con una blusa nueva
Leer más
Capítulo 3
Nicole entró a la casa que estaba con la puerta abierta. Miró a todos lados y no vio a nadie, hasta que llegó al balcón donde lo vio admirando el paisaje. Fue hasta allí, y abrió la enorme puerta de vidrio para salir al exterior. Fue allí cuando Bryce se percató de su presencia.— ¡Nicole! Qué bueno que ya  estés aquí. —Bryce estaba vestido informal; unos jeans y una camisa blanca. No llevaba zapatos elegantes sino unos tenis y ella casi no podía creer lo diferente que se veía, pero sobre todo lo relajado que parecía estar. No tenía ese gesto huraño y la frente arrugada como casi siempre que estaba en la oficina.—Buenas tardes, señor Powell. Sí, hace un buen rato llegamos, pero estaba instalándome y haciendo un biberón a la bebé.Ese fue el momento en el que Bryce reparó en Chloe,
Leer más
Capítulo 4
Nicole ya había llegado hacía media hora a la casa, que estaba completamente en silencio. Se puso manos a la obra para preparar algo rápido pero que le gustara a su jefe. Así que se le ocurrió que unos raviolis con salsa de espárragos, acompañados de una ensalada y pan de ajo serian perfectos. No tenía más tiempo, pues se había quedado profundamente dormida en el momento en que puso la cabeza en la almohada, después de haberle dado su biberón a Chloe. La idea había sido solo descansar un poco del viaje, antes de ir a preparar la cena, pero estaba tan cansada, que cayó rendida.Colocó el pan de ajo en el horno antes de que llegara Bryce y se dirigió a la pequeña silla donde estaba su hija jugando con un pulpo de felpa que había encontrado entre los juguetes de la cabaña. Ella parecía estar de muy buen humor y es que ambas habían rep
Leer más
Capítulo 5
 Bryce se estiró un poco, y se levantó de la silla. Tenía al menos tres horas de estar trabajando, y ya eran las  ocho y media. Había quedado con Nicole que desayunaría después de las ocho, o eso creía. “Bueno, en caso de que todavía no haya hecho el desayuno, comeré cualquier cosa, porque tengo mucha hambre” se dijo. Pero cuando subió el olor a café recién hecho y a huevos revueltos con tocino, se sentía por todo el lugar.—Buenos días, Nicole.—Buenos días, ella lo saludó—ya casi está el desayuno. Por favor tome asiento y en un minuto le sirvo.—Está bien— ¿Y cómo dormiste?—Muy bien. No puedo negar que sea maravilloso despertar y que lo primero que uno escuche sea el canto de los pájaros.—Sí, es cierto. De las mej
Leer más
Capítulo 6
Nicole reía desenfada con su hija en brazos y se adentraba en el agua para que la niña moviera sus piernitas.  La pequeña saltaba emocionada y reía. Su madre estaba absorta en el juego y no se dio cuenta de que él, las observaba. Al principio solo fue diversión, pero luego cuando Nicole salió de nuevo de la piscina, él quedó embobado al ver el pequeño vestido de baño que llevaba consigo y el cuerpo tan hermoso que tenía. Sus caderas amplias y su cintura pequeña la hacían ver como una sirena, y sus pechos eran perfectos, justo el tamaño para abarcarlos con sus manos y amasarlos suavemente. Sintió que una tienda de campaña se formaba en su entrepierna inmediatamente.Cuando ella se dio la vuelta para recoger una toalla, pudo ver su trasero, completamente redondo, y perfecto. Y más imágenes de ella en su cama, llegaron a su mente atorment&aacu
Leer más
Capítulo 7
Por fin pudo salir a hurtadillas de la cabaña después de ver que Chloe dormía profundamente, y con monitor en una mano y teléfono en la otra se fue a un lugar cercano pero privado donde pudiera hablar bien con su amiga.—Hola bandida ¿cómo has estado?—la saludó con su tono risueño.— Bien pero… ¿Tú cómo estás? ¿Carol, ha pasado algo?—Por supuesto que no. ¿Acaso no puedo llamar  a mi única y mejor amiga?—Claro que sí, pero por la hora, pensé que te había pasado algo.—No…es solo que me sentía sola, y sé que no estamos en los mejores términos, pero quería escucharte.Nicole se sintió trist
Leer más
Capítulo 8
Nicole esperaba la respuesta de Bryce, o el grito que saldría de su boca después de haber tenido la osadía de preguntarle por algo muy privado, pero él la sorprendió encogiéndose de hombros, como si fuera un tema normal.—No es un secreto para nadie. Tal vez no ha salido todavía en las revistas, pero es un secreto a voces entre nuestros conocidos. Mi madre vivió con mi padre pero no se casaron y cuando ´l por fin se enamoró de una mujer de su estatus social, mi madre no lo soportó y se entregó a la bebida, pasó por depresiones, arrestos y todo tipo de cosas, hasta que mi abuelo intervino y la llevó a un centro de rehabilitación mientras se quedaba con nosotros cuidándonos. Pero ella jamás quiso mejorar y un día se escapó de aquel lugar y tuvo un accidente. Murió enseguida por el golpe.—Lo lamento mucho, Bryce.&m
Leer más
Capítulo 9
Pasaron dos horas y media, y prácticamente ella tenía todo listo. Chloe había dormido bastante y no se había despertado para nada, algo que ella de verdad agradeció. Ahora se iría a la cabaña, y desde allí haría las llamadas que era lo único que faltaba. Pero se sentía extraña, como cansada y no había mucho como para sentirse así. Desde la mañana tenía una molestia en la garganta, pero no le había prestado atención. Sin embargo ahora se sentía peor. Se tocó la frente y estaba muy caliente. ¿Cómo podía ser? Era imposible haberse enfermado tan rápido, y no veía la razón. La bebé no estaba enferma tampoco, ni Bryce. ¿Entonces cómo es que ella sí?Nicole bajó trabajosa las escaleras, le dolían las piernas y su garganta ahora ardía más. Se dirigi&
Leer más
Capítulo 10
 — ¿Cómo se ha portado?--preguntó Rachel.—Ha estado bastante tranquila, y bueno, nos hemos estado divirtiendo con programas infantiles.Rachel lo miró divertida— ¿oh si? Por algún motivo, esa es una imagen que no logro tener en mi cabeza—dijo mientras se dirigía al cuarto donde estaba Chloe.La niña no estaba dormida, solo miraba el móvil de la cama-cuna, como si fuera lo más interesante del mundo. Y cuando vio a Rachel, sonrió.—Hola hermosa—le dijo ella sonriendo también, y vio como la niña extendía sus bracitos. Rachel la cargó y tocó la cadera de la pequeña. — ¿Y dónde está tu férula? Tu mami me dijo que tienes una y no puedes quitártela.Bryce se rascó la cabeza—Oh sí, esa cosa—dijo sin mucha idea—es que me toc&oa
Leer más