PERDIDA EN EL ALFA

PERDIDA EN EL ALFAES

Miranda A.  Completo
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
44Capítulos
5.3Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Un accidente catastrófico que puso a dos personas a merced de la vida… y del amor. La historia de Margot y Aquiles está lejos de ser una historia de amor común y corriente, el destino se empeña en unirlos pero son ellos mismos quienes se resisten en ceder a su propia atracción. Un amor extraño, abrumador en una isla que termina siendo su vínculo más profundo y con un oscuro secreto que pone en riesgo su dependiente relación AVISO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS //OBRA REGISTRADA. ••••••••••••• Esta historia está registrada y protegida por derechos de autor. Prohibida su copia total o parcial. No se aceptan adaptaciones. En caso de que se violen dichos derechos se tomarán acciones legales. Miranda A.

Leer más
PERDIDA EN EL ALFA Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
44 chapters
Prefacio
ÉlEl mundo no tiene ni idea de nuestra existencia ya que somos algo nada común, somos una comunidad de humanos con genes de lobo en su cuerpo. Recientemente he tenido una sensación extraña que me hace sentir un tanto desestabilizado, estos días he tardado un poco en entender a mi cuerpo, a mi lobo y a sus necesidades, pero nada ha resultado. Sigo sintiendo esa extraña sensación en el pecho. —He hermano, ¿estás bien? —pregunta Ajax y yo asiento sin querer decir realmente lo que me tiene de esta manera. Soy el líder de este grupo, debería de tener mi mente centrada y por lo menos mostrar algo de concentración, pero estos días han sido... difíciles—. Sabes, padre ha estado preguntando sobre tu bienestar y... Leer más
Capítulo 1
Escucho el golpeteo de las olas en la balsa. Ni siquiera puedo moverme, creo que estoy entumida o el dolor ha sido demasiado. Lo primero que veo es a uno de los hombres que viajaba en el avión, está abrazado a una mujer que estoy segura, ha muerto. Cierro los ojos y vuelvo a abrirlos para enfocar más la mirada pero no puedo. Miro hacia abajo y mi vestido corto está cubierto de sangre y la flecha sigue encajada en mí. Es cuando pienso que tal vez debí de haber muerto, debí de haber hecho lo mismo que ese hombre en el avión, ¿para qué sigo aquí?, solo pedí no sufrir. —Avisa que estamos por llegar y traemos botín —escucho como es que un hombre habla, pero mi mirada tarda un poco en enfocarse. Tienen
Leer más
Capítulo 2
Él Su llegada ha provocado un desastre en la aldea, no es como si jamás la hubiera esperado en realidad sabía que llegaría, desde hace años. Mi mate ha llegado. Apenas la he tomado como prisionera mi padre ha convocado a una reunión con los principales jefes de familia. Esta comunidad es muy unida y me parece obvio que querrán saber si sus vidas corren peligro ahora que mi alma ha llegado. Tomo asiento en la mesa principal y miro a mi padre ir y venir hablando con algunos de su gente. Mis hermanos están sentados a mi lado igual que el resto de jefes. —Si no te molesta quisiera comenzar con esto ya —le digo y mi padre me mira desafiante, luego toma asiento del otro lado—. Ahora dilo, ¿para qué has convoc
Leer más
Capítulo 3
Mi cuerpo se estremece, de miedo, de dolor, de desesperación e impotencia por ser una débil prisionera y ni siquiera tener la capacidad de salvarme a mí misma, es una locura, estoy en la casa de ese hombre y solo pienso en la razón del porqué él me quiere aquí. Camino por un pasillo bastante oscuro hasta encontrar una antorcha encendida. La tomo y subo las escaleras hasta llegar a una habitación sin puerta, la alumbro y localizo lo que parece ser una cama. Debe de ser su habitación así que corro lejos hasta la otra punta de la casa. Otra habitación sin puerta y sin salida, me adentro lentamente, recorro el espacio al instante buscando a otro salvaje pero… no hay nadie, solo una cama cubierta por un par de pieles y muebles adornando el espacio. Leer más
Capítulo 4
ÉlHe seguido con las pesadillas pero ahora son mucho más constantes. En ellas aparece Margot, sufriendo, triste, llorando. Después despierto y en verdad es su llanto, no está feliz de estar aquí pero en este momento no entiende que ella es sumamente importante para mi y para mi lobo. Ella es como nuestra fuente de vida y si ella no está simplemente… no puedo estar, viviría en un constante dolor y muy probablemente mi lobo terminaría muriendo. Salgo de casa, es medianoche y sigo sin poder conciliar el sueño, la he escuchado sollozar de nuevo, tengo que salir de aquí y dejar salir un poco a mi lobo, relajarlo y… no lo sé, algo bueno debe de surgir, tal vez tenga una idea de como acercarme a ella sin que me grite o llore. Leer más
Capítulo 5
Han pasado lo que creo yo, fueron 4 días. Una mujer, que no es la chica que me trajo aquí, va y viene con charolas llenas de comida que no he probado. Morir de hambre no es una manera muy rápida pero es mi única posibilidad por ahora.  He escuchado gritar a ese hombre cada noche mientras duerme. No sé en qué consisten sus pesadillas, se nota que le abruman y le duelen, pero no he vuelto ayudarlo a despertar. Tampoco lo he visto.  Agradezco que no se presente aquí. Solo espero cada día que se enfade y que me deje ir. No sé para qué, tampoco tengo a donde ir, pero solo sé que no estaré viviendo con un salvaje.  —Hoy tampoco comió —dice la mujer en mi dirección pero no le contesto, solo escucho un suspiro y da media vuelta para irse del lugar. Cierro los ojos y mi cuerpo está tan debilitado por la pal
Leer más
Capítulo 6
Siento mi cuerpo descansado. Me remuevo en la cama y luego vuelvo a removerme hacia el otro lado. Siento algo extraño, froto mis ojos y al abrirlos vislumbro una enorme masa iluminada por la luna. Es él, su rostro es atemorizante y pareciera que estuviese molesto, recuerdo que tengo que tomar las cosas con calma y tratar de estabilizarme lo más que puedo para poder así conseguir una manera de liberarme de él y de este lugar. —¿Qué haces aquí? —pregunto tratando de recomponerme, pero mi voz suena adormilada. —Necesito estar aquí —su voz ronca comienza a pesarme, es inevitable poder solo ignorarle.—¿Por qué?, ¿no tienes sueño?, ¿has tenido pesadillas de nuevo? —pregunto mie
Leer más
Capítulo 7
Estaba bastante tranquila, en realidad mi cuerpo se ha relajado bastante, hasta que su ronca voz me despierta. —¡Que ya voy, carajo! —siento su pesada mano en mi cabeza—. No quería despertarte, es que…—Está bien —digo adormilada y tratando de levantarme de su regazo pero me detiene. —No, no te vayas —dice pegando mi cuerpo al suyo de nuevo. —Te llaman y yo…—Solo un momento —dice casi en tono de súplica.—Está bien… —digo sin más remedio, sus manos aprietan mi cintura a su torso, luego sus dedos viajan por mi espalda hasta casi ll
Leer más
Capítulo 8
—¿Cómo me encontraste? —pregunto con la voz un tanto más fija. —Puedo sentir todo lo que sientes, puedo saber dónde estás —su rostro refleja dolor, es extraño—¿Qué es lo que pasa? —pregunto y él niega nadando fuera del lugar y luego cae en la arena haciendo que yo también caiga —Tienes… tienes algo —miro mi pie y tengo una alga enredada en mi pierna.—Es solo una alga —digo tratando de apartarla con la mano y Aquiles cae en la arena de nuevo. —¿Qué? —y él se retuerce haciendo que la gente se acumule frente a nosotros. Leer más
Capítulo 9
No sé cuánto tiempo he pasado tirada en el suelo. No tengo la suficiente fuerza para ponerme de pie, y es que siento como si me hubieran dado una paliza y apenas puedo caminar. Hace tiempo que no escucho a Aquiles ni a nadie fuera de este lugar. Me pongo de pie con trabajo para después caminar hasta donde está la tina, me desnudo y cubro mi cuerpo con agua caliente. Solo quiero que el dolor disminuya. Cubro mi rostro con agua. Me siento estúpida al haberle confesado mi amor, un amor que apenas y yo entiendo, siento una extraña atracción hacia él eso no hay duda pero él también lo ha sentido y lo dice un sin fin de veces y cuando me animo a hablar me doy cuenta de que él solo dice… no. No sé qué es lo que me llevó a hacerlo, y de una manera tan ab
Leer más