El relato de nuestros miedos

El relato de nuestros miedosES

Caroline Rebolledo Ospino  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
12Capítulos
2.6Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Nathan, quien ahora está constantemente vigilado por la policía, vive muchos cambios a consecuencia de sus actos. Chicos nuevos llegan a complicar las cosas, nuevas experiencias, nuevos amigos. Mía sigue siendo su obsesión, pero, ¿podrá seguir enamorado de ella a pesar de las cosas duras que empiezan a sucederles? ¿Podrá resistir la tentación de estar con Lauren? Por otro lado, Mickey sigue haciendo de las suyas y los hermanos siguen detrás de él como sus lame botas. Ni te imaginas todo lo que sucederá con ellos…

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
12 chapters
1.
Aceptando la realidad.Estaba muy cansado esa noche, solo quería irme a dormir, pero ellos aún no terminaban el interrogatorio. Estaba harto de sus malditas preguntas, ya había dicho todo lo que había preparado con anticipación, pero, sin embargo, seguían atacándome con sus preguntas. Y no solo a mí, a mis tres mejores amigos en el mundo también les hacían millones de preguntas y con un tono muy fuerte para ver quién era débil para presionarlo. No sé cómo demonios se enteraron de que yo era Bill y menos podía imaginar cómo supieron que ellos también habían colaborado en la página. Era un misterio, pero yo no iba a decaer, yo lo negaba hasta el final porque al final de cuentas, no tenían una prueba contundente que nos marcara como culpables. Mi teléfono era inrrastreable, solo suponían que éramos nosotro
Leer más
2,
Un nuevo miembro al grupo.Cuando acabó la clase de Minnie, salimos al descanso. Ellos querían fumar y por eso, nos dirigíamos a la azotea. Sacamos el paquete de cigarros en la clase para no tener que regresarnos a buscarlos después. Isaac nos vio y nos preguntó si le podíamos regalar uno. Mickey quien es el más sociable, le dio uno y le dijo que fuera con nosotros a la azotea. Este ser humano, el Isaac, ¿cómo podría hablar correctamente de él? ¿Cómo puedo describirlo? Es un poco alto, pero no tanto, cabello castaño oscuro y largo, tiene la piel como del color de cuando las cucarachas están al revés… No, es broma. Es blanco igual que yo, pero es bastante… ¿Cómo puedo decirlo? Depresivo y eso me aterra. Tiene un aura oscura y pude notar cuando estaba sentado con nosotros en la mesa, que tiene muchas marcas de cortes en sus b
Leer más
3.
Tengo ganas de comer mango.Me tocaba educación física en la mañana, así que me tocó como siempre, empacar ropa deportiva. Me gusta mucho esa clase porque me va bien creo que, en todos los deportes, soy muy rápido y ágil con un balón, sea para jugar futbol, voleibol, básquet, etc. Ese día había planeado ir a acosar con Martín a Isaac y a Adriana, de paso queríamos asustarlos, llevábamos rato sin hacer llorar a nadie y eso no puede suceder.Llegué muy tarde a la cancha de atrás, me retrasé en la entrada con Mickey e Isaac, me distrajeron hablando de una feria en la que nos iban a obligar a participar. Qué porquería, odio todo lo que tenga que ver con tareas extrañas o esas groserías y más, cuando no he hecho la mayoría de mis deberes. Creo que debo hacerlos pronto, antes de que Mía se entere
Leer más
4.
Mañanas ligeras de septiembre.Transcurrieron un par de días. Papá llegó un día a casa, de muy buen ánimo y dijo así sin más, que se iba a casar con Lorena. Lucía de inmediato, frunció el ceño y abrió la boca, pero no dijo nada al final, no había nada que pudiera decir. No me molestó su decisión, ella ya empezaba a agradarme, pero por lo feliz que hacía a papá. La veía a diario en casa y me incomodaba un poco que se esforzaba demasiado en agradarnos. Como ella siempre estaba en casa, cocinaba para nosotros, tal vez demasiadas cosas, incluso horneaba pasteles y cada día, hacía cenas como si se tratase de cada noche, una fecha especial. Notaba que se esforzaba demasiado y no era necesario, me incomodaba que hiciera eso y siempre trataba de buscar de qué hablar con nosotros, pero Lucía no se lo hacía nada
Leer más
5.
Todo se complica otra vez.Ese domingo, después de ver la película, fuimos a cenar algo en el apartamento de los hermanos. Íbamos normal como siempre, sin pensar en nada especial, pero no tenía ni idea de lo mucho que se complicarían las cosas esa noche. Martín cocinaba, mientras los demás conversábamos en la sala. Mía estaba sentada en mis piernas y yo la abrazaba. No podía estar más cómodo.-¿Qué les parecería si Martin y yo damos una fiesta para el sábado que viene?-Dijo Santiago.-Y con todas las de la ley, con suripantas, drogas y alcohol de contrabando.-Dijo Martín y exhalé.-Claro, supongo eres rico para contratar a las veinte suripantas que tienes en mente.-¿Sus papás no dicen nada?-Añadió Isaac y ambos, negaron con la cabeza al unísono. Sus papás eran muy descompli
Leer más
6.
ErroresDespués de hablar un rato con ellos, completé todo mi ensayo, le agradecí y regresé a casa. Era muy tarde y tenía mucho sueño. Además, hacía demasiado frío y sentía que se me había congelado todo el contenido.Me desplomé en mi cama, quería dormirme hasta el fin del mundo, estaba agotado. Me dormí unos instantes, no sé cuánto, pero luego, escuché que algo se movía y se paró en frente de mí, me horroricé y logré visualizar a Mía. Era la primera vez que ella venía a casa sin avisarme y por eso, se me hizo muy extraño. Mía es muy meticulosa con todo, siempre tiene que avisar y es por esa costumbre, que me preocupé al verla y más, al ver la expresión en su rostro.-Princesa, ¿desde cuando estás allí?-Noté que sus ojos es
Leer más
7.
En el concierto de Aerosmith.Llegó el cumpleaños de Mía, era el mismo día del grandioso concierto. Ansiaba ir, no podía dormir pensando en ese día tan glorioso. Ella sabía que iríamos, pero cuando le dije que sería en la noche de su cumpleaños, se puso muy feliz y me sentí muy bien por hacerla sentir así… Luego recordé a Lauren y como siempre, mi conciencia empezó a atormentarme. Nunca dejé de sentirme culpable por lo que sucedió, estaba completamente arrepentido y juré que jamás volvería a engañarla, ni aunque quisiera, podría hacerlo, aunque dudo que llegara a querer algo así. Lo que sucedió la otra noche fue enteramente por los tragos, yo no soy de esa manera y, además, amo tanto a Mía. La amo, por Dios, no puedo ni pensar en algo así. Estoy tan deprimido.El concier
Leer más
8.
Problemas terribles a mi alrededorEsa noche después de ver a Mía tan mal por mi culpa, sabía que yo también me iba a poner mal, sabía que otro ataque vendría de nuevo en cualquier momento. Así de bien conocía a mi cuerpo y sabía que no soportaría algo como esto, era cuestión de tiempo. Entonces, fui a casa, necesitaba desahogarme con alguien y lo hice con papá, hablamos muchas horas y yo no dejaba de llorar.-Vaya, Nathan.-Dijo papá pasando su brazo por mis hombros.-No tenía idea de lo enamorado que estabas de esa muchacha. Creí que era algo momentáneo. -No, no lo era y lo peor es lo jodí todo. Me odio ahora mismo, siento que soy una basura.-Oye, hijo, no vuelvas a decir algo como eso, que te quede claro.-Pero, ¿cómo mas llamarme después de lo que hice? Destrocé a alguien que no le ha hecho da
Leer más
9.
Transcurrieron unos quince días, Mickey despertó unas horas hacía unos cuantos días, pero volvió a quedar inconsciente. Luego de esto, lo operaron dos veces. La primera cirugía que le hicieron fue de la columna, tenía dos graves fracturas en esta y fue una cirugía bastante complicada y de alto riesgo, le dolería mucho después, ni quiero imaginar la recuperación. La segunda que le hicieron fue para detener una hemorragia, no sé de dónde provenía la hemorragia y los doctores tampoco, eso era lo preocupante del asunto, sangraba bastante y sus papás estaban aterrorizados, les daba mucho miedo perder a su único hijo. Debe ser muy difícil estar en su situación, saber que tu único hijo está muriéndose… y más de la manera en que sucedió todo. Ellos habían contratado a un abogado para que le dieran muchos años a
Leer más
10.
Viviendo al fin los mejores momentos de todos.Eran mediados de diciembre y ya habíamos acabado los exámenes finales, todos a duras penas los pasamos. Habíamos descuidado los estudios por lo ocurrido con Mickey, así que nos fue difícil ganar los exámenes, pero lo logramos, creo que fuimos los peores, pero pasamos. Mickey iba a recuperar sus asignaturas a principios de enero y podría ganar el año también. Ese sí que era un milagro de navidad.Adriana tenía ya varios meses de embarazo, pero aún no se le notaba tanto. Martín sufrió mucho al contarles esto a sus padres, cambió de parecer al llegarle el remordimiento y decidió hacer las cosas bien. Como era de esperarse, casi que lo acaban, pero al final decidieron apoyarlo, no sin antes su padre darle tremenda patada. No tenían otra opción, pero le dijeron que debía empezar a tra
Leer más