Sociedad Lunar

Sociedad LunarES

Karen Terminel  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
79Capítulos
2.4Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Kaylee creció bajo una familia religiosa donde el por placer es un pecado. Con revisiones médicas cada mes y tratamientos psicológicos su familia la ha mantenido durante más de veinte años. Para su cumpleaños número veinticinco y manteniéndose tiene un único deseo y es dejar de serlo. Él creció bajo el rechazo familiar, donde siempre sería la segunda opción, donde nunca podría superar a su hermano mayor. A sus veinticinco años era el chico perfecto. Educado, con notas perfectas y además presidente de la sociedad estudiantil. Sin ignorar su popularidad entre las chicas y la gran cantidad de dígitos en su cuenta bancaria. Pero nadie conocía su verdadero yo y su gran secreto. Su gran amor por el BDSM y la sociedad lunar. Número de derecho de autor: 2006264541578

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
79 chapters
1
La mujer se arrastró por el suelo mientras el dolor la atacaba.Él la observó arrastrarse con un perfecto traje de cuero rojo con una gran cantidad de plumas que marcaban ciertas curvas de su cuerpo. Dante se sentó en el sillón de terciopelo azul y se pasó una mano por la mandíbula mientras que con la otra mano jugueteaba con el látigo de cuero. Suspiró y finalmente sonrió.— Vuelve a hacerlo —ordenó.— si no lo haces bien no estarás en el show de la bienvenida.La mujer lo obedeció rápidamente y sonrió viéndolo. Meneó su cintura al ritmo de la musica, de manera completamente provocativa y soltó una pequeña risa coqueta sin dejar de menear su cuerpo al ritmo de la musica.La sonrisa de la mujer se borró por completo  cuando sintió el ardor sobre su piel a causa del incomodo material de cue
Leer más
2
El silencio invadió la habitación cuando Kaylee escuchó las opciones que él le proponía, observó los ojos oscuros  del chico frente a ella y suspiró mientras le venía a la mente todo lo que su madre le había dicho en el transcurso de su vida.Si accedía a sus deseos terminaría pecando y la echarían de casa. Tomar dinero de un hombre era un pecado.  Dante frunció el ceño y acarició la pequeña cintura de la chica pelirroja, subió sus manos lentamente y chasqueó la lengua antes de atrapar con su mirada la timida mirada de Kaylee.Un pequeño jadeo escurridizo salió de los labios de ella, él la miró fijamente a los ojos, demostrandole que no pensaba irse de ese lugar hasta que ella hici
Leer más
3
Los pasillos del edificio se encontraban en completo silencio, mientras que los pasos del joven y apuesto chico causaban un fuerte eco sobre el lugar.Se pasó la mano por la barbilla y dio vuelta en un pequeño corredor del edificio mientras pensaba en la frustración que le había provocado la inocente pelirroja.—Buenas noches, señor Black. — dijo una mujer con corsé plateado de encaje. Dante se detuvo un momento para observarla y clavó la mirada en su antifaz, era nueva y lo sabía por el color de su antifaz.—Eres nueva —dijo él.—Me han asignado a usted, por tres días.— ¿Te han dicho las reglas?— preguntó él mientras escaneaba el curveado cuerpo de la mujer. Ella suspiró y negó suavemente.—Me han dicho que usted me las explicaría.Dante asintió y abrió la puert
Leer más
4
Kaylee se posó las manos sobre la cadera, camino dando vueltas por su habitación y recordó las palabras del chico, prometiéndole miles de cosas. Jadeó nerviosamente y suspiro antes de intentar relajar su cuerpo. Se colocó la larga falda que su padre solía obligarla a usar, solo para esconder sus largas y torneadas piernas.Su padre la esperaba abajo, la llevarían a su cita con la psicóloga, una vez más.Estaba nerviosa, a pesar de que mantenía su  cuerpo intacto. Pero, había estado a punto de entregar todo y sentía que la psicóloga podría olfatear las ganas que tenía por perder la marca que al parecer tenía en la frente.Se agachó y tomo su bolso para poder esconder el regalo de Dante en un lugar seguro. Si su madre lo encontraba, estaría perdida y probablemente terminaría en el convento.Metió
Leer más
5
El salón de clases se mantenía en silencio mientras el anciano frente a la clase explicaba el nuevo tema. Kaylee se mantenía al fondo de la clase, como siempre solía hacerlo.Dante se movió incomodo en su asiento y tomó su celular a escondidas. Comenzó a escribir un mensaje de texto y finalmente el celular de Kaylee sonó en medio del silencio de la clase.Dante palideció y volteó a verla.— ¿Quien tiene su celular encendido?— preguntó el anciano. Dante colocó ambas manos sobre la mesa de su asiento y se levantó.— ¿Quien ha sido?—preguntó Dante, mirando a su alrededor.Dante observó a la clase y observó al profesor.—Parece que solo ha sido una equivocación... ¿Podemos retomar la clase? Estamos cerca de los exámenes— pidió con amabilidad. El
Leer más
6
Kaylee se acomodó el vestido azul y observó sus altas zapatillas negras que hacían lucir sus piernas mucho más altas y sensuales. Tragó saliva totalmente nerviosa y caminó hacia la puerta del restaurante.  Dante la miró por las cámaras de seguridad y sonrió. —Sexy —susurró. Se levantó de la mesa y camino por la habitación privada del restaurante. Colocó sus manos sobre la puerta corrediza y observó al grande guardaespaldas que se encontraba parado frente a él.  —Tráiganla—dijo con completa autoridad. —Sí señor— dijo el alto hombre, se alejó de su jefe y caminó por los estrechos pasillos del restaurante. En busca de la chica que había invitado Dante. Kaylee entró al lujoso restaurante cuando le abrieron la puerta. Observ&oacut
Leer más
7
El lugar estaba a punto de explotar. Kaylee se abrió paso entre la multitud del lugar y sonrió al ver a todo el mundo divirtiéndose. Meneó sus caderas al ritmo de la música y tomó un poco de cerveza. Entró entre las personas y se acercó a un par de amigos que bailaban entre ellos. La música retumbaba en las ventanas del lugar, las luces de fiesta viajaban de un lado a otro  y los gritos solo ayudaban a mejorar el ambiente.  Kaylee gritó divirtiéndose, era su cumpleaños y no encontraba una manera de pasar mejor la noche de su cumpleaños. Dio pequeños brincos al ritmo de la música y se detuvo al sentir su celular vibrar un par de veces.  Sacó el celular del bolsillo de su pantalón negro y miró las notificaciones de mensajes.   Se alejó de la pista de baile y c
Leer más
8
La habitación se tornó caliente en cuestión de minutos. Kaylee estaba completamente preparada para ser tomada por Dante, pero, él tenía otros planes para ella.  Quería ir tomándola poco a poco hasta que ella estuviera completamente lista.  No quería lastimarla, al contrario. Quería hacerla disfrutar hasta que ella no pudiera pedir por más. Pero había un problema, sus peculiares gustos. Gustos que no estaba seguro de que ella pudiera soportar, era por eso que tenía que ir poco a poco con ella. Tenía que ser paciente con Kaylee y aceptar el su ritmo a pesar de lo que él quisiera.  Porque lo que él quería probablemente la asustaría. Incluso sabia una cosa, no podría entrar en ella esa misma noche a pesar de sus impulsos de deseo.  Se alejó de ella al verla jadeante y nerviosa. K
Leer más
9
Kaylee jadeó en aquella lujosa cama negra mientras que la pequeña bala de metal jugaba entre sus piernas. Dante se paseó por la habitación antes de tomar a Kaylee de los tobillos y comenzar a subir lentamente sus manos por las largas piernas de la chica.—Te enseñare lo que es un buen orgasmo— dijo al mismo tiempo que acercaba su rostro a la entrepierna de Kaylee.Los músculos del estómago de Kaylee se tensaron con el simple hecho de escuchar su voz.La voz de Dante comenzaba a jugar con ella de una manera sorprendente, para Kaylee el simple hecho de escuchar a Dante con su voz oscura y llena de deseo la obligaba prácticamente a llegar al orgasmo.Un fuerte gemido escapo de los labios de Kaylee cuando Dante pasó lentamente su húmeda lengua por el rosado y pequeño clítoris de Kaylee.Dante posiciono su mano sobre la pequeña balita de metal y comenz
Leer más
10
Kaylee se abrazó a ella misma cuando vio el lujoso auto perderse en la esquina de la calle, perdiéndolo por completo de vista. Se mordió el labio a causa del frio y del miedo.—Todo estará bien, todo estará bien— susurraba Kaylee una y otra vez mientras caminaba bajo el cielo nocturno de la ciudad. El frio aire golpeaba con fuerza su pequeño cuerpo. La lluvia comenzaba a hacerse notar en la ciudad, apretando poco a poco mientras ella caminaba por las silenciosas calles de la ciudad. Un auto se acercó a ella cuando se alejó lo suficiente para no poder regresar a la sociedad.— ¿Necesitas que te lleve a casa? — preguntó un hombre de camisa negra con una barba completamente espesa y de color negro. Kaylee retrocedió un paso, alejándose por completo del auto negro que se había detenido a su lado. La mirada de la chica se desvió por completo cuando vio a
Leer más