Amante del Francés

Amante del Francés ES

sheyla garcia  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
48Capítulos
8.6Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Sinopsis Annette Maréchal a sus veinticuatro años, ha entendido por fin la diferencia entre: ser amada y ser utilizada. Al conocer a Antoine Bourdeu, creyó que su vida iba a estar finalmente completa. Contrajo matrimonio con él, a los dos meses después de conocerlo, enamorada perdidamente de su personalidad detallista y de su forma de tratarla y cuidarla. Nunca le importó la diferencia de diez años de edad, ni los comentarios de la familia de Antoine hacia ella. Hasta que descubrió la verdadera raíz de su interés: la compañía a punto de quebrar de su padre. Al saberse utilizada para llegar a su padre, confrontó a Antoine y este le aseguró haberla amado, no como ella hubiese deseado, sino como un medio para llegar a un fin. Llena de dolor e impotencia, sufriendo la traición del supuesto amor de su vida, Annette decidió irse para nunca volver, dejando a Antoine en su noche de bodas. Antoine Bourdeu, hijo mayor de la familia Bourdeu, una de las mas acaudalas de Francia, no creía en el amor, si en el compromiso y en la estabilidad que le daba en los negocios el estar casado. La bella Annette lo había seducido, y él había caído rendido a sus pies, enloquecido por sus ojos verde esmeralda y su mirada traviesa. Ella deseaba conocer el mundo y el, se prometió cumplirlo. Hasta que se dio cuenta de lo interesada y manipuladora que era su tierna Annette. Ella se largó justo después de la ceremonia, cuando el pretendía hacerla suya en cuerpo y alma. Desapareció de mapa, llevándose consigo algo más que su orgullo masculino. Al menos eso pensó, pues ahora, más cínico y más fuerte que nunca, Antoine volvería para recuperar lo que era de él. Nadie se negaba a Antoine Bourdeu.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
48 chapters
Capítulo Uno
"Vuelo triste y angustioso" -Señoras y señores, bienvenidos a Burdeos, por favor, mantengan colocado su cinturón de seguridad hasta que aterricemos por completo.Annette se quedó leyendo su libro concentrada como si fuese una orden de vida o muerte. No quería mirar por la ventanilla, se lo había estado repitiendo desde que salieron de New York esta tarde. No quería mirar porque temía ver la ciudad en la que había compartido tantos recuerdos bonitos, donde se había sentido querida y valorada.Llevaba seis meses intentando olvidar, iniciar una vida donde ella fuera la dueña de sus acciones.-Querida, ¿Está usted bien? – la mujer en el asiento de al lado le tomó la mano y la apretó ligeramente. - ¿Miedo a volar?-¿Qué? ¿Miedo a ...? – repitió Annette, mientras miraba a la mujer, extrañada por la pregunta.-Es lo que imagino, pobrecita, no ha soltado ese libro en todo el vuelo. ¿Nunca ha venido a Francia? Habla muy bien el francés.-Si. Yo
Leer más
Capítulo Dos
Capítulo Dos: Él mismo de siempreNo podía creer que él estaba realmente allí.Ana se giró y encaró la voz de sus pesadillas.Era increíble que siguiera siendo exactamente cómo meses atras. Inconscientemente había comenzado a pensar, que lo estaba idealizando y que esos dos meses en los que estuvo con él, siendo cortejada, mimada y deseada, no fueron más que producto de su imaginación. Ana se debatía entre si todo era un modo de evitar que le doliera tanto, si solamente se estaba inventando que Antoine fuera realmente así de Irresistible y la otra opción era que; él era verdaderamente Irresistible. Allí, teniéndolo de frente, luego de seis meses sin verlo, se dio cuenta que la segunda era la correcta. Sus ojos grises la miraron resentidos. Eso era lo único que podía destacar entre sus largas pestañas y cejas tupidas, su nariz un poco más fina de lo que normalmente la llevaban los franceses. Annette lo había considerad
Leer más
Capítulo Tres
Capítulo Tres: Nada había cambiadoAna no se lo pensó dos veces, los ojos de Antoine centelleaban. Comenzaba a perder la paciencia, él era un hombre de armas tomar y si ella no se montaba en La limusina, fácilmente, él podía cargarla y meterla dentro ponerle el cinturón y sentarse a su lado como si nada hubiese pasado. Miró a todas partes, las personas pasaban a su lado sin percatarse de la incertidumbre que estaba apoderándose de su ser.—Tengo reservación en el hotel, no voy a irme contigo, si gustas me dejas allá, pero no voy amanecer contigo Antonio. —Una cosa es lo que tú quieras, pequeña y otra cosa es lo que realmente se hará. Estás haciéndome perder el tiempo. Ya sabes que mi tiempo es oro.—Sí, ya lo sé. Es lo único en lo que piensas.Tienes que aprender a dejar de intentar manejar la vida de los demás, — comentó molesta y derrotada. No quería hacer una escena, ella no era esa clase de mujer, por eso le irritaba
Leer más
Capítulo Cuatro
Capítulo Cuatro: Ella era un sueñoAntoine Bourdeu Antoine entró en la limusina y se sentó al lado de su esposa. Ella podría decir lo que quisiera, gritar, saltar patalear, pero al final de todo, sobre el papel, ante la iglesia y ante su familia, Annette seguía siendo su mujer. La mujer que lo había dejado el mismo día de su boda, pero su mujer al fin y al cabo. Se desabrochó el botón que tenía colocado en  la chaqueta para sentirse un poco más cómodo. Estar encerrado en una limusina con Annette después de seis largos meses sin verla, era sencillamente caótico. Antoine siempre había sido un hombre calculador, cuadrado cómo solía decir su hermano menor Joseph. No entendía como las personas podían cambiar de parecer de la noche a la mañana, como podian decir que algo le gustaba y al otro día decir que ya no les parece atractivo. Cambiar de parecer no estaba en sus planes, una vez que una idea se había creado y desar
Leer más
Capítulo Cinco
Capítulo cinco: Él lo sabe  Él lo sabía sabía que iba a casarse con Piere. —¿Lo sabes tú lo sabes? ¿tú... sabes que voy a casarme con él? —le preguntó con voz entrecortada. —Ana, no hay un solo detalle sobre ti que yo no sepa— murmuró él con los dientes apretados quitándole los ojos de encima y mirando hacia la calle —lo que me molesta, es que sea precisamente con él, y que vengas aquí a decirme a mí que te firme el divorcio. ¡es prácticamente una infidelidad!— hablo tan duro que ella se recogió tanto que su cuerpo degaldo se pegó a la puerta. Antoine estaba enojado. —¿te has acostado con él? ¿ya le entregaste lo que me pertenece? —¡Yo no te pertenezco! ¡No soy tuya! —¡Te casaste conmigo, Maldita sea! ¡soy tu esposo! —¡Solamente en el papel! —su voz se escuchó chillona y débil, así como sentía ella esas palabras. Aunque sólo fuera en el papel, ella se había sentido su esposa desde el primer momento en que l
Leer más
Capítulo Seis
Capítulo Seis: Una fotografía Antoine La convenció. Francois no esperó por una palabra de él, lo conocía lo suficiente como para entender que ya no había discusión alguna. Aunque él siempre supo que no iba a haber una discusión. Pocas personas se la negaban, escasas personas podían decir que le habían llevado la contraria y salido victoriosos. —Antoine...—escuchó la voz sedosa y melodiosa de Annette y miró su rostro que estaba cerca del de él. Había estado a punto de besarla, de sucumbir ante la tentación. Demasiados meses lejos de ella, siempre había sentido esa necesidad de poseerla, pero la había respetado, sabía que ella era virgen, lo notaba porque no conversaba, lo veía en su rostro al volverse rojo cuando él se había incinuado, cuando él se acercaba y ella dejaba de respirar. No tenía conocimiento alguno sobre relaciones sexuales, no tenía a su madre con ella para orientarla y tampoco una amiga que le hablara sin pel
Leer más
Capítulo Siete
Capítulo Siete: Apagó la intención  Annette Annette salió del vehículo vuelta una furia, con una seguridad que en verdad no sentía, pero quería demostrarte que él no manejaba su vida. Era más grande la necesidad de demostrarle al mundo que ella no era La inocente damisela en peligro, en una ciudad grande sin familiares que la defendiera quería demostrarle al mundo que ella podía ser fuerte si la situación lo ameritaba. Pero la realidad fue otra. Los flashes comenzaron a deslumbrar sus ojos parpadeó intentando acostumbrarse  a la cantidad de flash que se accionaban frente a ella, tomando fotos de su rostro, vestimenta, todo sobre ella. —Pero qué.... —murmuró y se le humedecieron los ojos. A eso se refería él cuando le dijo que iba a cuidarla. Sólo que ella no se lo había permitido. —Señora Bourdeu, ¿porque regresó? ¿que sucedió entre usted y Antoine Bourdeu? ¿por qué no están viv
Leer más
Capítulo Ocho
Capítulo Ocho: ¿Qué haces? AnnetteAntes de que pudiera darse cuenta estaba presa de los labios de Antoine. Contuvo el aliento el sentir la suavidad de sus labios que la fuerza con que sus brazos la rodearon—Annette... —el pronunció su nombre como si fuera una delicia en sus labios. Pero más que nada, como si fuese un susurro adolorido, una suplica.La única respuesta que ella pudo darle, fue girar la cabeza para alejar sus labios de los de él.No podía sucumbir ante la tentación. No ahí, en plena calle, donde se sentía completamente expuesta.Después de un rato, con los ojos de Antoine mirándola fijamente, intensos y llenos de deseo, volvió a respirar relativamente a su ritmo normal.Su cuerpo estaba pegado al de ella. Sentía la erección de él chocando su cuerpo y por un momento tuvo miedo, sabiendo que aquel era un territorio peligroso y desconocido para ella. Era virgen y pensaba seguirlo siendo hasta que llegara el matr
Leer más
Capítulo Nueve
Capítulo Nueve: Ducha  El apartamento de Antoine  la cautivó de inmediato, Pero hacía falta algo más que le diera vida, se dijo molesta por su propia debilidad. Las paredes estaban pintadas en blanco colonial, las alfombras de un color negro, al igual que dos cuadros que colgaban en la sala de estar. Cada vez qque daba un paso más adentro, se percataba de la sobriedad de cada uno de los objetos que acomodaban el espacio. —¿Quieres tomarte el café ahora o prefieres darte una ducha? —Necesito subir mis cosas.. ya sabes.. —dudó un poco antes de decirle lo que necesitaba. —Puedes encontrar en el cuarto de baño el champú o lo que sea que necesites. Mi ama de llaves siempre deja el baño de los invitados completamente equipado. —¿Recibes a muchas mujeres aquí? —le preguntó y al instante se arrepintió. —no me lo digas. No me respondas eso. —Me da igual responderte. —le dijo sin sonreír mientras cer
Leer más
Capítulo Diez
Capítulo Diez: El cuarto de Baño. La decisión. —¿Qué diablos haces? ¿qué pretendes? —exclamó molesta por la invasión. —¡lárgate de una buena vez! ¿¡no ves  que estoy desnuda? —volvió a repetir. —Ya te lo dije, Annette. Me gusta lo que veo y voy a quedarme aquí, creo que mejor debería buscarme algo de tomar para disfrutar de la vista. —¿Cuándo te volviste tan cínico ? —Cuando decidiste dejarme por otro hombre. —¡Yo no te deje por otro hombre! ¡tú me utilizaste! Se sentía incómoda, vulnerable, intentando cubrirse con sus pequeñas y delicadas manos sus partes íntimas más obvias. Se pegó al azulejo intentando cubrirse, para evitar que Antoine viera de ella más de lo que ya había tenido la dicha de observar. —¡En serio eres asqueroso! —Puedo hacer todo lo asqueroso que quieras, pero fuiste tú quien decidió venir en mi busca. —¡vine en tu maldita búsqueda porque no quisiste fir
Leer más