El pasado nos condena

El pasado nos condenaES

Debbie Gibs  Completo
goodnovel18goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
60Capítulos
1.4Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

"Un día eres la rara del instituto y a pesar de ello llega alguien que te cambia la vida. Quise huir para alejarme de todo lo malo que había vivido pero hube de regresar por mi familia. Y ahí está de nuevo él, Joshua Nigel, con sus aires de grandeza y niño rico cuya mirada continúa persiguiéndome por las noches, en mis sueños, tan vigente como hace dos años. Sé que él también tiene sus secretos, pero el mío me impide acercarme a ningún hombre. Sé que no puedo ni podré nunca volver a confiar pero me conformo con estar cerca y mirarlo de lejos porque un tipo como él jamás se fijará en mí. Sueño despierta y me imagino un mundo en el que él y yo no tengamos pasado." Extraído del Diario de Maia Low.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
60 chapters
Capítulo 1
Relator omnisciente"Quiero guardar tus sueños en de mi corazón"...empezaba el libro que leía Maia. "Desde que te fuiste no puedo ya vivir", suspiraba profundamente sin percatarse de que aún el aula estaba llena. Unas carcajadas estrepitosas se oyeron y vió por todas partes las miradas burlonas. Ella estaba más allá de todo eso. Había logrado construir un muro entre el mundo exterior y ella. "Que digan y piensen lo que quieran", se dijo a sí misma.Pronto se dió por finalizada la aburrida clase, el timbre anunciaba el recreo y el profesor procedió a retirarse sin siquiera girar a mirar. Maia se quedó como siempre, pues no acostumbraba a salir porque no tenía con quien hablar, en todos los años en los que estudiaba allí evitó acercarse a nadie. Sacó una golosina que había guardado en la mochila. Estaba afanada rebuscando entre las
Leer más
Capítulo 2
La mano se abrió paso entre sus nalgas y se encaminó a su vagina. Metió un dedo mojado por su saliva y cuando vio que había espacio, metió el otro. Ella se sorprendió de que lo hiciera tan suavemente, como pidiendo permiso. Alguien la violaba gentilmente. sin quererlo, empezó a lubricarse, y cuando él sintió que el camino estaba preparado, acercó su miembro lentamente y le abrió más las piernas, apoyando parte del cuerpo de ella en el pupitre. La sostuvo de la cabeza para evitar que se diera vuelta a ver de quien se trataba. Ella ni siquiera intentó gritar. Aunque lo hiciera, nadie vendría en su ayuda. El recreo duraba unos veinte minutos y el aula quedaba sola en el segundo piso. Todos iban a la sala VIP a comer panecillos, sandwiches o frutas y jugaban un rato al pool o simplemente charlaban. El que sea que estaba intentando meterle algo en su vagina por la forma en la que le iba abri
Leer más
Capítulo 3
Dos meses despuésAsí terminó el último año y ya era tiempo de encontrar un trabajo que le ayudara a solventar los gastos de su madre y su hermanito menor. Terminó con excelentes notas y el día de la graduación recibió una medalla por su dedicación y conducta.Mientras ella estaba en lo alto del podio, el muchacho la observaba disimuladamente. Se sintió orgulloso de sus logros como si fueran suyos. Esa muchacha le pertenecía y todo lo que lograra sería para él. "Un día, voy a casarme contigo, Maia Low", dijo en su mente, solo en su mente porque temía expresarlo en voz alta.En ese momento alguien se acercó para darle a ella un sobre. En medio de la charla con su madre, no le dio importancia pero cuando llegó a casa, se acordó del sobre que había guardado en su bolso durante el acto de graduación."Empresas Nigel busc
Leer más
Capítulo 4
Actualidad:Esa mañana, Josh debía encargarse de cubrir el puesto de una asistente que pronto saldría de licencia por maternidad, era el último día que tenía para analizar los perfiles de los que habían enviado su currículum y estaba agotado. Miró la pila de carpetas en su escritorio y empezó la ardua tarea de revisar uno a uno.A la mitad del montón encontró la foto de alguien muy familiar. Miró el nombre: Maia Low. Se quedó observando aquellos ojos grises cubiertos siempre por las gafas. Miró su currículum: era impecable, tal como se lo imaginó. Maia siempre había sido un ratón de biblioteca y siempre obtenía las mejores calificaciones. Tuvo curiosidad por saber donde estuvo ese par de años en los que la perdió de vista: una licenciatura, un posgrado y otro sinfín de cursos y especializaciones. Destino anteri
Leer más
Capítulo 5
MaiaCreo que ese día mi experiencia en Nigel Co. fue una que quedaría guardada en los anales de mi mente. Todo para mí ha sido difícil. Hace tan solo una semana que mi familia y yo habíamos regresado a este lugar al que habíamos prometido olvidar, pero la situación económica nos orilló a volver con el rabo entre las piernas: Estaba nerviosa sentada en el hall de espera del gran edificio ubicado estratégicamente en el centro de Valle Largo. Me sorprendió al no ver a las demás aspirantes al puesto, en mi experiencia laboral siempre tuve que luchar con una tanda de mujeres que, como yo, solo buscaban progresar y abrirse paso en la vida. Tenía muy en claro lo que era esforzarse al máximo...no sólo por lo laboral sino porque tenía muchas más responsabilidades que la mayoría de chicas de su edad. Volví a revisar
Leer más
Capítulo 6
La verdad lo que menos quería Maia era entablar contacto con aquellas personas que la habían detestado durante su larga adolescencia y principio de juventud. Un día se prometió que no volvería a caer en todos los errores que la llevaron hasta donde estaba hoy. Suspiró mientras analizaba la propuesta de trabajo de Josh. No estaba en sus planes volver a encontrase con el único muchacho que le había quitado el sueño... hasta aquel día en la que la desfloraron en el aula. Ese día supo que jamás iba a ser adecuada para ningún hombre...temía que un día la rechazaran por todo lo que había vivido. Además del otro asunto que debía explicar en algún momento. Por eso decidió que se quedaría sola, atendiendo solo a su mayor responsabilidad. Si bien Josh se había convertido en un hombre con todas las letras, estaba más guapo que nunca pu
Leer más
Capítulo 7
Relator omniscienteLuego de aquel acontecimiento que le marcó la vida, Maia llegó a su casa callada, no quiso sentarse a cenar con su madre y su hermanito que tenía muchas cosas que contarle de su día. Dijo que le dolía mucho la cabeza y se encerró en su cuarto rememorando en todo momento lo que le había pasado. No entendía nada, ¿quién querría hacerle daño? Ella nunca se metió con nadie, es más, ni siquiera hablaba con nadie precisamente para evitar todo tipo de confrontaciones. Ni siquiera se atrevía a emitir opiniones contrarias en horario de clases para no tener que escuchar los insultos de los demás. Además del chico con el que tuvo un intento de relación durante el primer año con el único que había "intimado" de cerca fue con Josh aquel día en el que chocaron sin querer en el pasillo, él iba apresuradamente a e
Leer más
Capítulo 8
El diario de Maia"El estúpido de Josh me encontró en el camino y me trajo a casa. No podía soportarlo, menos aún a la chica que llevaba a su lado. Me miraba como si yo estuviera envuelta en materia fecal. Debí mirarla de igual manera pero lo único que quería era llegar rápido a casa y estar con Michael. La próxima vez tomaré otro camino. No quiero volver a encontrarme con él fuera del trabajo. Me hace mal verlo. No sé si resistiré mucho más pasando tanto tiempo en el mismo espacio que él...es muy duro lo que me tocó, pareciera que el destino se apaña para que nos encontremos en todos los ámbitos. Debo olvidarme de lo que siento por Josh Nigel o sufriré siempre"Cuando Josh regresó luego de desligarse de la rubia de turno y quedó finalmente solo, le llegaron de repente los recuerdos que tenía ta
Leer más
Capítulo 9
Relator omniscienteEl señor Nigel y Maia se encontraban finiquitando detalles del proyecto cuando entró Josh a dejar una documentación pendiente. Miró sorprendido pues no sabía que Maia trabajaba también con su padre. En un principio se había determinado que estaría bajo sus órdenes, su padre dijo que sería su asistente. Se sentía frustrado y lo dejó entrever cuando saludó fríamente.—¿Terminaste los informes que te pedí? —preguntó el padre a su hijo.—En realidad, estaba esperando a que la señorita Low me pasara el detalle.—Pues no debes esperar a que otra persona haga tu trabajo, Josh —le reclamó seriamente el señor Nigel.—Y tampoco puedes usar a mi personal a tus anchas, aún tenemos pendientes que terminar. Dijiste que trabajaríamos en el proyecto de la aceit
Leer más
Capítulo 10
Cuando estuvo conforme con la imagen que le devolvía el espejo salió rápidamente del baño, pues ya había hecho esperar demasiado al señor Nigel. Hizo una zancada larga cuando sintió un golpe seco en el pecho. Sus anteojos volaron y sintió una mano que la sostenía alrededor de la cintura. Otra vez había chocado con el idiota de Josh. ¡Era un deja vu!.—¿Estás bien? —le preguntó éste, le pareció como si estuviera realmente preocupado. Su mirada era intensa, tenía un brillo inusual en sus oscuros ojos.Ella pensó que le hacía burla y no le contestó. Estaba muy enojada por la contrariedad. Se acomodó un poco la ropa sin percatarse que él aún la tenía enganchada en su brazo derecho y su pecho tocaba levemente su otro brazo. Estaban tan cerca que uno pudo escuchar la respiración del otro. Era com
Leer más