Mi Francesa

Mi Francesa ES

Anto A.  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
36Capítulos
2.6Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Para iniciar esta historia debemos conocer la historia de Franchesca, la cual no es un cuanto de Hadas. La muerte se ha empeñado de hacer su vida miserable. La vida en cambio pone frete a ella a un hombre, que quizás pueda hacerle entender que ella no es una mujer maldita y que merece ser feliz.

Leer más
Mi Francesa Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
36 chapters
1
Max no puede creer que finalmente encontró a la mujer que no ha podido sacar de su cabeza desde hace unos meses. Ahora la tiene frete a él desmayada, teniendo al lado a su hermana y amigo, este último afirmando conocerla, si no se equivoca la llamo Franchesca, un hermoso nombre para una hermosa mujer, fue de inmediato a su rescate, emocionado porque finalmente, tras varios intentos logro encontrarla.Pero para comenzar una historia de forma correcta debe contarse desde el inicio Esta historia inicia desde mucho antes, es por eso que nos vamos a remontar a Leer más
2
Por otra parte, tenemos a Maximiliano Brown, el cual desde su infancia tuvo una vida cómoda, aunque no por eso no ha presentado pérdidas importantes en su vida, cuando era solo un niño y tenía alrededor de seis años, sufrió la perdida de su padre, bueno el cual en realidad era su madre, la cual se había realizado un cambio de sexo, durante el proceso de perdida conoció a la que hoy es su madre, Gabriela y logro reuni
Leer más
3
Maximiliano Brown–¿Por qué te lanzaste a la piscina? Pudiste haberte matado.–¿Qué crees que quería hacer?, ¿nadar con ropa? –habla con ironía.–No sé lo que te esté pasando, pero no puede ser tan malo como para terminar con tu vida.–Ese es el problema, mi vida no puede ser peor, ya no la soporto–sus ojos ya no solo están rojos por el agua, veo como algunas lágrimas resbalan por sus mejillas.Es primera vez que veo a una mujer que expresa tanto dolor, sin saber que hacer y tampoco sé si es lo correcto de un extraño, me acerco a ell
Leer más
4
Maximiliano E
Leer más
5
MaximilianoLlevamos una hora en un parque de diversiones, de esa hora solo conseguí que se riera en los últimos diez minutos y tan solo dos veces. No soy de los que se rinden fácilmente y esta no será la ocasión en que lo haga, al contrario, tengo la necesidad de hacerlo, es algo que no puedo explicar con claridad, pero podría hacer el intento, siento que si puedo alegrarle el d
Leer más
Cuando tu quieras
No, no, no por favor, que no sea uno de esos hombres. Me quedo quieta sin hacer un movimiento, mi mente quedo en blanco, no sé qué hacer.MaximilianoNo, lo arruiné. Fui una mala decisión besarla, fue repentino, solo lo hice, si quería hacerlo, pondría como escusa el momento, pero la verdad es que me moría de ganas de hacerlo desde que vi sus labios mientras comíamos. Me separé nada más un poco de ella y me di cuenta de que estaba asustada, lo cual me hace pensar solo en una cosa de la cual he estado pensando desde hace horas...–Lo siento– alejo mis manos de su espalda, no quiero que crea que invado su espacio– lo lamento, no debí hacer eso.–No lo vuelvas a hacer–su voz es fría y tiembla–Como tú digas, yo no quería hacerte sentir mal– aparto mi mirada apenada de ella.Todo se vuelve un comp
Leer más
Boleto
MaxEstar con ella ha sido lo mejor que me ha pasado, es hermosa y no dude en decírselo. Solo esperaba que mi inexperiencia no me delatara.Su piel es suave y desprende un olor dulce, un olor que no te permite apartarte, un detalle fue la luz, no podía ver su cuerpo, pero si lo pude sentir y creo que eso fue mucho mejor.En estos momentos la tengo descansando sobre mi pecho, yo estoy agotado, con una de mis manos en su espalda decidí cerrar los ojos para que podamos descansar.A la mañana siguienteAl abrir los ojos, la busqué de inmediato, recorrí toda la habitación con mis ojos, nada, mi última esperanza era el baño, me puse de pie rápidamente, pero de nada sirvió, ella no se encontraba en ningún lugar. En el baño estaban las prendas que le compre, lo único que faltaba era su ropa interior, cuando volví al cuarto note que en mi mu
Leer más
8
Una semana después MaxEn todos estos días no la he encontrado, me preocupa que ella pudiera cometer otro atentado contra su vida.Por lo que pude observar ella es una mujer que ha sufrido mucho, tiene desconfianza de los demás y por lo visto también sobre su apariencia, ella es hermosa, pero parece no notarlo.A esa mujer no me la puedo sacar de la cabeza, desde que volví hace un par de días de Las Vegas no he dejado de pensar en ella, siento la necesidad de volverla a encontrar, espero volverlo a hacer.Contrate a algunas personas para buscarla, pero no sé si sea lo correcto, quizás ella se lo puede tomar mal, es que en realidad nadie se tomaría a bien que la estén buscando diez hombres, definitivamente tengo que cancelar esa estúpida orden.Mando un mensaje a mis investigadores que en realidad no han conseguido ni una informaci&oac
Leer más
Mamá
Max. Es ella, por un momento me quedo observando asombrado, es mi desconocida, coro a socorrerla, se desmayó, la tomo en brazos y voy afuera, directo a mi deportivo. La dejo en el asiento de copiloto, pongo el cinturón y rápidamente me subo a mi asiento. La llevo al lugar que yo trabajo, lo primero que hago es dejarla es llevarla a urgencias. –¿Doctor Max que paso? –una de las enfermeras me pregunta.–Atiéndala por favor–digo afligido.Rápidamente, ella le toma el pulso, hace el proceso de rutina, le pido que le tome una muestra de sangre, quizás puede tener anemia o algo por el estilo, debido a las condiciones de hace algunos meses. Aún no lo puedo asimilar por completo, la tengo a mi lado, está vestida con un traje de chef, en el cual sobre su corazón dice Franchesca.Finalmente, sé su nombre, Franchesca, no me atrevo a tocar
Leer más
10
Max Ella quedó sin palabras, los impulsos me ganaron y luego de esa vergonzosa platica con mi madre tenía que demostrarle que mis palabras eran sinceras.La besé, pude volver a tocar sus labios, habían pasado meses sin lograr tocarlos, el volver a estar en contacto con ellos es algo inigualable.–Gracias–digo separándome levemente de ella, no quiero atosigarla.–¿Gra...? –tartamudea– ¿gracias por qué?–Por recordarme lo lindo que es besarte.Sus labios elevan una ligera sonrisa y sus mejillas se sonrojan un poco más, pero sus ojos destellan nerviosismo o miedo... espero no sea esto último.Ella aumenta nuestra distancia.–Max no quiero que... –desvía la mirada de mí– creas que tienes el derecho a querer besarme cuando tú quieras.–No considero que tenga ese derecho, perd&o
Leer más