NO ME PIDAS QUE TE OLVIDE

NO ME PIDAS QUE TE OLVIDEES

Ría Luxuria  Recién actualizado
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
98Capítulos
8.5Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

¿Qué harías si un día te despiertas y no recuerdas nada de los últimos seis años de tu vida? David abrió los ojos una mañana y descubrió que la mujer que dormía a su lado, en una habitación desconocida, era la última persona que él esperaba. Aturdido y culpable, huye para buscar a su novia para disculparse con ella y asegurarle que ese error no lo cometerá nunca más, el problema es que Ángela, la mujer que ama y con la que ha estado desde la escuela, no se encuentra en el departamento que ambos comparten, ni tampoco en el hospital donde trabaja. Para él, durante la noche anterior había bebido demasiado con sus compañeros de trabajo; solo que ese recuerdo era de hacía casi siete años; y su realidad era una muy diferente: Estaba casado con la mujer que más había detestado desde el primer día que la conoció. Tenía un hijo de cinco años con ella. Era CEO de la empresa en la que empezó su carrera como asistente. Y que Ángela, su amada novia, la mujer de su vida, se había esfumado como si jamás hubiese existido. Su primer impulso es encontrarla de nuevo, pedirle disculpas, e intentar recuperarla. La vida no le alcanzará para resarcirse; no obstante, Ángela no es la misma mujer de antes, tampoco ejerce la carrera por la que tanto luchó y, por si fuera poco, ni siquiera le guarda rencor por todo lo que le hizo. “Esto ya está superado, David, tú, yo… ya ni siquiera quedan cenizas. Lo mejor que puedes hacer es olvidarme, tal y como te olvidaste de estos últimos años.” Ángela quiere que la olvide, pero David sabe que es eso imposible. “Pídeme cualquier cosa, pero no me pidas que te olvide.”

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
98 chapters
CAPÍTULO 1
Lo despertó el dolor de cabeza. Era una sensación desagradable, como si alguien estuviese taladrando dentro de su cráneo. También sentía pastosa la boca, la saliva le sabía amarga, y trató de recordar, mientras mantenía los párpados cerrados para protegerse de la claridad, si había bebido tanto como para vomitar y luego caer como un muerto sobre la cama.―No debí beber tanto anoche ―musitó en voz baja―. Seguro Angie debe estar molesta.Se sentó en la cama y cubrió su rostro con las manos, restregó sus ojos con fuerza, y no se detuvo a pesar de que el gesto solo género más dolor, uno agudo, como agujas clavándose en sus globos oculares.Apoyó las manos en la cama, el borde de sus dedos rozó una piel tibia, sin abrir los ojos frunció el ceño, era extraño que Ángela estuviese allí a esas horas
Leer más
CAPÍTULO 2
―Por favor, sigue mi dedo ―pidió el médico frente a David. Hizo lo que este le ordenó sin inconvenientes―. Pues, no veo ningún problema ―anunció con voz calmada―. Y tras el examen físico, no hay evidencia de ningún trauma que pueda ser el causante de su amnesia.―¿Entonces cuál es el diagnóstico, doctor Swan? ―preguntó Jade, mirando con atención al hombre recostado sobre la camilla, con una vía conectada a su brazo.―Pues, viendo la situación de manera detallada, solo puedo especular que el señor Hansen padece de un caso de amnesia global transitoria ―respondió el neurólogo―. Nunca había visto un caso como este, donde el lapso de pérdida de la memoria fuese tan extenso, pero como has notado, doctora Wang, él sabe quién es, ha retenido los recuerdos relacionados a la identidad de las personas que conocía hace seis o si
Leer más
CAPÍTULO 3
David se levantó de la camilla después de dos horas, ya no quedaba nada en la bolsa de solución conectada a su brazo, así que sin pensarlo mucho retiró la vía y se dirigió al baño.Una vez pasado el shock inicial, la realidad cayó sobre él como un baldazo de agua helada. Antes de que Jade se marchara para comenzar su turno, se tomó el tiempo para detallarla con cuidado, y comprendió que los signos estaban allí; la joven veinteañera que recordaba era una chica de abundante cabello castaño que siempre llevaba recogido en un bollito sobre su cabeza porque no podía gastar sus esfuerzos en algo tan banal como el cabello cuando tenía largas horas de estudios por delante; lo gracioso era que llevar el pelo así remarcaba sus ojos levemente rasgados.También habían desaparecido las oscuras ojeras debajo de sus ojos, y empezaban a aparecer l
Leer más
CAPÍTULO 4
Las siguientes horas fueron bastante erráticas para David; todos han soñado alguna vez con tener todo el dinero y la influencia para poseer autos con chofer esperándolos a la salida de cualquier lugar para llevarlos de vueltas a sus lujosas moradas; él mismo lo soñó un par de veces, sin embargo, vivirlo era por completo diferente.Ángela había hecho su internado en un hospital público, uno importante y reconocido en el país; y por esa razón, no era precisamente un lugar de lujo aunque tuviese todo lo necesario, incluido la tecnología más avanzada, para atender a cualquier paciente.Tras salir de ese hospital, el auto se dirigió a otro distrito, rumbo a una clínica privada. Nadie dijo nada, el ambiente dentro del vehículo era tenso y sofocante, el propio David se dio cuenta que el conductor miraba de hito en hito por el retrovisor, examinando la situació
Leer más
CAPÍTULO 5
Laura podía sentir las miradas de lástima y burla que todos dirigían hacia ella. Se las encontraba en todas partes, desde la gente en la oficina hasta sus amigas en el club.Había pasado una semana desde aquel maldito día, la llamada del hospital, indicándole que David estaba en emergencia debido a un caso de amnesia fuer la peor noticia que pudo llegarle; sin embargo, mientras se dirigía hacia el lugar, pensó que tal vez no era tan malo.Por el contrario, podía ser una excelente oportunidad que la vida le otorgaba.En los dos últimos años de su matrimonio las cosas se habían deteriorado, ella sabía que David no la amaba, incluso Laura se vendió a sí misma como lo mejor que podía pasarle a él en su vida, asegurándole que lo llevaría a lograr todos sus sueños y metas. Claro que no era sin costo, él se convirtió
Leer más
CAPÍTULO 6
David se miró al espejo mientras se afeitaba, ya empezaba a acostumbrarse a su reflejo, aunque su cabello estaba corto en comparación a cómo lo solía llevar, tenía el mismo tono castaño oscuro, libre de canas que delataran algo de su edad. Exceptuando el hecho de que sus facciones eran un poco más duras, su piel estaba limpia y lozana, y sus ojos, que en ese momento expresaban tristeza y frustración, eran de ese tono ámbar dorado que a Ángela le encantaban.Definitivamente era él. No había entrado a ninguna especie de dimensión desconocida, ni viajado a un futuro distante ni desconocido.Había transcurrido poco más de una semana y no ocurrieron cambios en su memoria; los poco más de seis años anteriores eludían el alcance de sus dedos. Se iba a dormir rogando que con la llegada del sol llegaran también sus recuerdos, pero todo fue in&uacu
Leer más
CAPÍTULO 7
Stella no solo era la secretaria de David, también era su amiga. Él no lo recordaba porque al principio su relación era estrictamente laboral. Cuando fue ascendido a supervisor, le permitieron crear su equipo de trabajo, compuesto por cinco miembros, porque la nueva área a su cargo englobaba cuatro departamentos. Entre el grupo estaba ella, escogida por David debido a que admiraba su dedicación y ética laboral.Ese trabajo los llevó a ser más cercanos, ella fue la testigo de cómo surgió todo entre David y su esposa; también era la que mantenía a su jefe al tanto de las cosas que Laura hacía tras bambalinas para tenerlo siempre bajo su control.En ese momento, era una de las contadas personas que sabía la magnitud de la condición de David.Lo que le hacía dudar si debía decirle, o no, sobre lo sucedido, porque en los recuerdos que él reten
Leer más
CAPÍTULO 8
El único sonido que ambientaba el comedor era la voz de Noah, el niño hablaba sin parar sobre lo que hizo durante su día. No era como que el aire del lugar estuviese tenso, Laura parecía relajada y sonreía, dejando caer uno que otro comentario esporádico. David centraba toda la atención en su hijo, admirado de la capacidad que tenía para saltar de un tema a otro en cuestión de segundos.―Ahora que ya terminaste de comer ―dijo Laura con voz suave―, puedes ver un rato la televisión, luego te duchas y a dormir, ¿de acuerdo?Noah se calló al momento en que su madre habló, fue una reacción inmediata, se limitó a asentir y se retiró sin decir nada más.Verlo marcharse de ese modo hizo que David se sintiera contrariado, no comprendía el comportamiento de Noah ni el cambio tan radical; durante esos días lo había notado, cómo
Leer más
CAPÍTULO 9
Laura había abandonado la lectura de su libro hacía unos diez minutos, pero no dejaba el libro sobre la mesilla; no lograba concentrarse en la trama, debido a que su cerebro procuraba encontrar una solución a todo ese infierno que estaba viviendo.Caminaba sobre la cuerda floja, lo sabía y no había ningún modo de evitarlo; era evidente que su esposo se iba a enterar de los despidos de ese día, por esa razón no solo se enfocó en esas tres arpías que estaban hablando a sus espaldas de manera tan obvia; no obstante, la reacción de David fue descorazonadora.Solo podía aferrarse a su hijo y a la culpa que su esposo sentía ante la idea de abandonarlo, esa era la carta que jugaba para mantener su matrimonio a flote, con la esperanza de que David dejara ir su resentimiento.«Si el imbécil de Patrick no hubiese abierto la boca hace dos años… uurrgh&r
Leer más
CAPÍTULO 10
―Ángela…Por un momento temió estar soñando, sus sentidos se adormecieron, el tiempo pareció ralentizarse y el sonido del mundo se apagó. Todo lo demás, alrededor de ambos, dejó de tener forma y colores, solo existía ella, que se alejaba en dirección contraria a él.Aunque no tenía el mismo aspecto que recordaba, la reconoció de inmediato; la mujer que él tenía en su memoria llevaba el cabello corto, justo al borde del cuello; también estaba bastante delgada debido al trote de estudio y trabajo, Angie siempre sonreía, no solo con los labios, sino con los ojos y el semblante, transmitiendo una sensación positiva que te hacía querer quedarte a su lado.La persona que observaba en ese instante había cambiado, desde el largo del cabello hasta la mirada, aún quedaba un remanente de esa energía especial, sin embargo
Leer más