VEGETARIANO

VEGETARIANOES

manivier4  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
20Capítulos
900leídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

El día en el que Sill Beck trata de saciar su curiosidad, un suceso lo marca por completo, condenándolo a ser creador de un idealismo llamado: la Filosofía del Animal.Poco a poco, el chico transformado en un homicida, alimentará su creencia, sosteniendo que hay un virus esparcido en la psique de la humanidad, ganándose así el sobrenombre de "El labrador de cadáveres".

Leer más
VEGETARIANO Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
20 chapters
ÉXTASIS I: EN SUS INICIOS
                                                                   1 Desde el eco de un horizonte desconocido, una luz se asomó justo en donde la oscuridad estaba despedazada y la gravedad aún no nacía. Esa figura tan insólita, torpe y volátil se movía de izquierda a derecha, debilitándose cada vez más hasta apagar su brillo en lapsos tan cortos como el latido de un corazón. Su camino se extendía sobre aquel lóbrego paisaje, en el que todo era demasiado extraño y diferente, pues se encontraba afuera de la Tierra y afuera aun de la tercera dimensión.       Aquel ser, quizá tenía un género, una moral, emociones y pensamientos que eran tan suyos e insólitos como su propio existir, pero por el simple hecho de ser adimensional, no podían ser llamados ni descritos como lo que realmente eran;
Leer más
ÉXTASIS II: EL MOTIVO
                                                                  1 Cuerpos muertos de decenas de reses colgaban como si fueran títeres listos para un espectáculo, solo que para ellas la función ya había terminado.         Horas antes de ser asesinadas, fueron aisladas y separadas de aquel tumulto de desechos en el que habían vivido por tanto tiempo. Ahora, el único movimiento que se percibía en sus cadáveres, era el de las de gotas de agua mezcladas con sangre que recorrían la tiesa carne hasta caer en el suelo. Aquel líquido repugnante se esparcía por gran parte de la habitación, perfumándola con su apestoso hedor para finalmente llegar a los pies de algunas seguetas eléctricas e irse directo a la coladera.        Esas cuatro paredes en donde continuamente
Leer más
ÉXTASIS III: LA BIENVENIDA
                                                                 1 Negro y rojo. Sill Beck había usado ambos tonos para pintar un cuadro que era muestra de un despertar vertiginoso; un recuerdo vil y luctuoso acerca del incidente ocurrido durante una tarde. Después de ese día, la creación permaneció un año entero bajo las sombras.      Oculta y olvidada entre telebrejos y polvo, la pintura fue sacada durante el primer aniversario de su nacimiento.       El niño curioso convertido ya en un adolescente, se dirigió al sótano para sacar el cuadro. Lo llevó a su habitación y lo colocó justo al lado de la ventana, admirando cómo los gruesos trazos parecían sepultar cualquier rayo de luz que lo tocaba. El mísero recuerdo que estaba plasmado ahí, surgió de repente en su
Leer más
ÉXTASIS IV: LA PRÁCTICA
                                                              1Cuando Sill, nuestro personaje, cumplió dieciocho de edad, empezó a culminar una de las etapas de la evolución de su pensamiento.       Hasta ese momento, en el Reino Mental las cosas parecían complicarse. La Reina luchaba con la estupidez que surgía de la adolescencia de Sill, manteniendo la Fuente de la Razón con suficiente agua para que las Bestias pudieran beberla.       Con ello, el chico pudo concentrarse en seguir su idealismo sin que hubiera realmente nada que lo distrajera. En lugar de tirarse a los vicios convencionales o descubrir lo que se sentía poseer una mujer, se dedicó a leer. Sill era un verdadero
Leer más
ÉXTASIS V: LA HIPÓTESIS
                                                                    1«Yo seré lo que nadie quiere ser y cuando los demás sepan en quién me he convertido, también conocerán quienes son realmente», pensaba Sill a la par de su lectura. Hacía semanas que había estado metido en el análisis de una obra sobre filosofía que había captado su atención; aunque comer libros dejó de ser su única ocupación después de haber cursado la preparatoria.       Mientras algunos de sus compañeros cursaban la universidad, nuestro personaje seguía sin hacerlo. Por eso su padre le ofreció que se encargara del negocio de la carne seca por un año. Si decidía
Leer más
ÉXTASIS VI: LOS RECURSOS
                                                                  1Sill abrió los ojos. Esta vez ningún despertador sonó. Era sábado y no tenía que apresurarse para poner los pies afuera de la cama. No era día de clases y tampoco pensaba en ir a trabajar. Hacía una semana que ya no limpiaba pollo crudo. Después de aquella noche en la que le rompieron la nariz y besó por primera vez a una chica, decidió planear cómo se vengaría de el de la gorra roja.       Con lo que obtenía del local de alas, tardaría años en pagar un arma, por eso decidió cambiarse a un empleo que le proporcionara mejores ganancias.       Antes de hacerlo, fue a visitar
Leer más
ÉXTASIS VII: LA CONQUISTA
                                                                   1 La luz que se había alojado en la mente de Sill, permanecía sentada en el centro del reino. No había sido fácil convertirse en la Filosofía del Animal, pero ahora su trono estaba en la punta de la Torre de la Personalidad; en esa enorme estructura que no paraba de retirarse y colocarse bloques con el fin de auto-modificarse y en la que se aparecían todo tipo de seres, entre ellos, el Fantasma de la Locura.        Con el nacimiento de la soberana, los habitantes del Reino Mental tuvieron que adaptarse a diversos cambios. A pesar de que la Fuente de la Razón siguió siendo el lugar en donde toda clase de seres alcanzaban su transformación, nadie tenía permiso de pasar ahí
Leer más
ÉXTASIS VIII: EL IMPERIO POR RECLAMAR
                                                                    1Sill se encontraba semidesnudo, sentado en su cama y recordando  las secuelas de lo acontecido. Le preocupaba el tema de las cámaras del matadero, pues aunque pudo cubrir las del interior, no había podido hacer lo mismo con las exteriores.       Contaba con la capacidad anormal de buscarle una respuesta a cualquier clase de situación compleja. Esa brillantez quizá era un don con el que había nacido, pues a pesar de actuar como un psicópata, todavía poseía la habilidad de tomar decisiones pensando en las consecuencias de las mismas.       Después de dejar en su casa las bolsas con la carne, condujo nuevamente al matader
Leer más
ÉXTASIS IX: LA OBSESIÓN
                                                                  1En el instituto del CIC (Cuerpo de Investigadores de Criminales) el ambiente estaba al máximo punto de su mundanidad. El vientecillo de algunos ventiladores pacificaba el exceso de tensión que emergía cada mañana, siendo secundado por el olor a café que cubría cada uno de los pasillos. Todos los empleados se mantenían trabajando arduamente, pero la oficina en la que se podía percibir más tensión, era la que tenía una puerta de cristal con dos iniciales grabadas: B. H.       Hacía poco más de un año que Benjamín Hufferd había sido transferido a la ciudad. Durante meses le rogó a su jefe que le proporcion
Leer más
ÉXTASIS X: LA PAUTA
                                                                      1 Sill con veinte años ya, se dirigió a «Magnífica», la agencia de la que le habló Tijeras Douglas. La razón por la que estaba ahí era para convertirse en el próximo archivista. Estaba dispuesto a laborar para Dylan porque solo así podría conocerlo mejor y lograr tenderle una trampa. ¿Por qué ir por un cerdo tan grande? Si quería comenzar a planear su legado, estaba obligado a generar experiencia con presas de mayor reputación, en las que la caza resultaba ser más compleja; además, los ahorros de su difunto hermano ya estaban por terminarse, así que necesitaba rebajarse a lo que el sistema le ofrecía.        Desde que el asistente de recursos humanos lo entrevistó, Sill se enfocó en fingir
Leer más