Dioses entre nosotros

Dioses entre nosotrosES

Chlöe Venus  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
44Capítulos
1.3Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Charlotte es una vampiresa que no recuerda su pasado más allá de hace 60 años atrás, ni siquiera sabe si ese es su nombre real ni de donde proviene. En su llegada a Londres, es perseguida por una misteriosa organización caza vampiros, cuyo director, Arthur van Helsing, le hace una extraña propuesta con la promesa de recobrar sus memorias. Ella tendrá que ayudarlos a cazar vampiros con sus increíbles, pero desconocidas por ella, habilidades. Sin embargo, se dará cuenta que dentro de la organización hay más interés sobre ella, algunos no precisamente inofensivos. Esta es una saga inspirada en el clásico de la novela oscura "Drácula", con el toque de la modernidad actual.

Leer más
Dioses entre nosotros Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
44 chapters
Prólogo.
Londres.Era tarde en la noche, las luces se reflejaban en el pavimento húmedo, resultado de una de las lluvias veraniegas del año. Hace mucho que ya había terminado la jornada de la mayoría de las personas, por lo que el rugir de los pocos autos circulantes es el sonido que predominaba. Sin embargo, en Brixton, el ambiente nocturno estaba en su auge; los jóvenes citadinos llenaban las calles y se conglomeraban en frente de los locales de entretenimiento. En una discoteca popular de la zona emanaba el eco ahogado de la música en su interior. Afuera, algunos rezagados esperaban en fila porque sus invitaciones fueran aceptadas, o que el saca-bullas de turno se dejase sobornar. Adentro, el club se encontraba tan abarrotado que pronto sería necesario llamar a los bomberos. Entre los asistentes en la pista rozando sus cuerpos al ritmo de sonidos estruendosos y sensuales, frenéticos por el alcohol y las drogas, se
Leer más
I. Familia
A través de los pasillos del hospital van Helsing, una mujer joven, rubia y con el cabello trenzado hasta la espalda se dejaba notar por todos a su alrededor. Lucía un uniforme militar de gala conformado por una chaqueta hasta la falda a la rodilla, totalmente blancas, que hacían destacar sus condecoraciones en el pecho. Elegante, imponía su paso ante el personal y visitantes como reina en su palacio. Con el sonido de sus tacones bajos y la mirada de un verdugo en sus ojos azules, intimidaba a cualquier empleado que se cruzara en su camino. Tenía un destino preciso, Virginia van Helsing se dirigía a la habitación usualmente asignada para Gilbert Harker. No era la primera vez que iba a esa habitación y ella misma desearía que fuera la última, pero tampoco lo sería. Sin detenerse llamar a la puerta, la abrió para encontrarse con una el muchacho en la camilla hablándole a una joven enfermera sonrojada y sonriente. Virginia acentuó su mirada punzante, lo que le dio la señal a la
Leer más
II. Cacería
La mansión de la familia van Helsing quedaba retirada del Londres citadito. La majestuosa y magnánima estructura con aires de Versalles y toques modernos se alzaba sobre los amplios jardines dentro de un gran terreno enrejado. Los alrededores de la casa estaban cubiertos por pinos y abetos. Desde la entrada avanzaba un vía para transitar, la cual se dividía en dos caminos alrededor de una redoma. En medio de esta, resaltaba una fuente de agua con una H en mosaicos incrustados en el fondo, asimismo que la puerta principal a la mansión tenía esta letra tallada en madera.Al entrar en la vivienda, el piso de mármol blanco resplandecía con un brillo dorado gracias a la intensidad de las luces reflejadas por las ventanas. A ambos lados se extendían pasillos anchos adornados con esculturas sobre pedestales de mármol y cuadros renacentistas. Justo en el medio, se imponía una escalera imperial doble y curva
Leer más
III. Cacería: Parte 2
Caía una leve llovizna, justo como la noche anterior. Todos los agentes del equipo 1 esperaban dentro de la camioneta en movimiento a llegar a su destino y terminar su trabajo. Gilbert en el asiento del copiloto estaba ansioso, hacía ya tiempo que no participaba en una caza y sería apenas la segunda vez que lideraba una. Exactamente hace un año que había sido su última caza, exactamente un año de la partida de Virginia a Holanda.Siempre había querido saber de ella mientras estuvo ausente, pero nunca tuvo las agallas de responder sus mensajes. Ellos habían sido criados juntos pero de diferentes maneras. Virginia siempre fue llevada a prestigiosas academias e internados. En cambio, Gilbert no llevó mucho tiempo terminar la secundaria y la preparatoria, tal vez un par de años, para ser educado en casa y volverse problemático, por así decirlo ¿Qué peor que un sabelotodo que c
Leer más
IV. Charlotte Liddell
Una ráfaga de recuerdos borrosos circulaba en la mente de Charlotte, que había sido disparada y capturada horas antes. Las imágenes no eran claras; sonidos de casquillos de caballos circulando, gritos de hombres y mujeres, un niño llorando, y un hombre de traje blanco, tan resplandeciente que apenas podía ver su silueta. Luego los recuerdos se hicieron más familiares, su llegada a Londres, la persecución anterior que había sufrido, y ahora el impacto de la bala entrando por su frente y saliendo detrás de su cráneo.El recuerdo del sonido aturdidor hizo que se despertara de golpe. Su reacción primordial fue mover los brazos y piernas, pero era en vano, estaba atada con esposas de plata a los brazos y patas de una silla de hierro. Sabía que eran de plata pues sus muñecas y tobillos ardían en carne viva. En medio de todo, se dio cuenta que estaba en una oficina señorial, con
Leer más
V. Una presa entre cazadores
- No lo puedo creer. – Dijo Gilbert aún atónito e indignado de la escena que acababa de presenciar en la cacería. No podía creer que Virginia había irrumpido en su misión cuando él la creía controlada.Él y Virginia se encontraban sentados en el pequeño recibo bajo las escaleras de la mansión, esperando por la respuesta y órdenes de Arthur. Ambos se habían cambiado a su ropa de civiles, al menos él, ella tenía su atuendo de entrenamiento. Luego de su llegada y de haber entregado a la chica, habían sido notificados por su padre que esperaran allí.- Ya supéralo, es costumbre enviar un señuelo y luego ejecutar el verdadero ataque. – Señaló ella con indiferencia y sin poder comprender el enojo de su hermano.- No entiendes, Arthur me dio órdenes específicas de traerla sin un rasguño. &nda
Leer más
VI. Presentación
Gilbert se había quedado dormido mientras esperaba junto a Virginia las instrucciones de su padre. Poco sabía que ella se había marchado hace unos minutos sin intenciones de despertarlo. Eran aproximadamente las 5 AM, ya hacía bastante tiempo que la cacería había concluido; los cazadores de turno ya debían tener un rato dormidos, mientras que los demás equipos se levantaban para su entrenamiento diario. A él le correspondía presentar el informe de lo acontecido, pero había recibido la orden de permanecer allí hasta que Arthur dijese lo contrario. De no ser así, ya se encontraría en su cama con un par de horas de sueño.Arthur se aproximó hacia el sillón del recibo, se inclinó a un lado de su hijo y colocó gentilmente la mano que no estaba apoyada en el bastón en su hombro. Esto hizo que Gilbert abriera los ojos con molestia ante la luz ar
Leer más
VII. Motivos
Habiendo ascendido por las escaleras, hacia mano derecha se encontraba la habitación de Gilbert. Este abrió una puerta de madera, no tan grande como la que se anteponía a la oficina de su padre, y se dejó ver una amplia recamara, tan amplia como un apartamento tipo estudio por si sola. Lo primero a notar era una pequeña sala de estar, con un sofá que daba a una televisión plana colgada en la pared. Hacia el lado contrario había un pequeño estudio y biblioteca llena de libros, algunos mal guardados, y en frente un escritorio con un computador.En el centro de todo y bajo los ventanales cubiertos con cortinas oscuras se encontraba una cama matrimonial, en medio de una mesa de noche y una nevera de tamaño ejecutivo. La decoración de la habitación desentonaba con el resto de la mansión; mientras que esta última tenía un aspecto a palacio, la recamara del muchacho tenía
Leer más
VIII. Primer día de entrenamiento
En la noche de ese día, Gilbert llevó a su nueva compañera hacia el ala oeste de la mansión. Atravesaron la puerta de hierro y descendieron por las escaleras para encontrarse con los cuarteles de concreto. Llegaron a un amplio lugar en específico, encerrado por paredes macizas, con excepción a una de un enorme ventanal de grueso vidrio que dejaba ver a espectadores lo que ocurría adentro. Se trataba de una especie de gimnasio, con una pequeña arena de combate y equipamiento pesado. En el interior de la arena, se encontraba Virginia en plena pelea en contra de uno de sus subordinados. Ambos estaban descalzos, ella usaba un pantalón deportivo y un top, los dos de color gris; dichas prendas dejaban ver su figura tonificada. Nadie pensaría que ese rostro tan femenino ocultaba tanta musculatura.  Por su parte, los demás cazadores, incluyendo el que peleaba contra ella, tanto hombres y mujeres vestían prendas holgadas de un unicolor gris. Algunos estaban sentados, en cuclilla
Leer más
IX. Operación Bibury
Virginia y unos 15 cadetes más se encontraban en la sala de reuniones subterránea, estos últimos esperando por instrucciones. Ella sostenía una tablet en sus manos, leyendo la información que había recibido anteriormente. En el medio de la habitación se había colocado una mesa con un proyector digital que transmitía su imagen hacia una pared vacía a los costados de la estancia; la tablet de Virginia se conectaba directamente a este para ilustrar a los demás agentes. Se colocó al lado de la proyección y procedió con su charla.- Señores, hemos recibido una notificación de las autoridades sobre una aparente infestación de vampiros. Desde hace dos meses han estado investigando una serie de asesinatos en Bibury. Un total de 24 víctimas de las que se tienen conocimiento, sin contar a los 18 desaparecidos que podrían ser posibles víctimas. &nda
Leer más