Peligrosa Propuesta — Serie Propuesta Libro III

Peligrosa Propuesta — Serie Propuesta Libro IIIES

Isabella Rossi  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
13Capítulos
3.6Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

PELIGROSA PROPUESTA - ENTRE LA ESPADA Y LA PARED Cuando parece que Henry Ross ha logrado alcanzar la paz, el amor y la plenitud al contraer matrimonio con la mujer de su vida, en su boda aparece James; el hermano gemelo de Cristopher Williams, quien desde hace tiempo le ha seguido los pasos con un único propósito, y cuyo medio es nada más y nada menos que una de las mujeres más importantes en la vida de Henry: su hermana pequeña, Emma. Muchos sentimientos contradictorios lo atormentarán, dejándolo entre la espada y la pared, hasta escoger entre el amor o la venganza.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
13 chapters
PRÓLOGO
Un año y medio después de la Boda de Henry y Camile…HENRYMoví la cabeza despacio, intentando recobrar el conocimiento, parpadeando y arrugando la nariz por el olor nauseabundo que aturdía a mis fosas nasales.Intenté moverme pero mis manos estaban sujetas hacia atrás, amarradas a la madera de una silla vieja que rechinaba con mis movimientos. Abrí los ojos al recordar todo lo que había pasado antes de recibir aquel golpe que me dejó inconsciente y sentí temor por Camile y mis hijos.Miré a mi alrededor pero todo estaba oscuro, solo el olor a putrefacción reinaba allí y a mis oídos llegó el sonido del recorrido del agua: estaba en el interior de una alcantarilla.Forcejeé mis muñecas, intentando deshacerme de las cuerdas que tenía atadas alrededor, sin éxito alguno.&la
Leer más
CAPITULO 1
UN EXTRAÑO ENCUENTRO EMMA ROSS Como todas las mañanas, había salido temprano para correr. Aún no me había acostumbrado al ambiente húmedo y fresco de Londres, a pesar de estar viviendo aquí por casi seis meses. Llevaba una camiseta blanca y una sudadera roja que sabía, en algún momento me la quitaría para amarrarla a mi cintura. Mi conjunto culminaba con unos leggins negros y calzado de correr. El pelo castaño oscuro, me lo sujeté en una coleta alta, poniendo música en mi ipod y comencé mi recorrido habitual caminando de manera ligera hasta St. James's Park. Una vez en el parque, aumenté de ritmo mientras en mis oídos explotaba la voz de Fred de Palma. Además de que me gustaba su música, ayudaba bastante a mis clases de italiano. El tío Frederick se había empecinado en que todos aprendiéramos su idioma de una o de otra manera, y aunque mi música lo horrorizaba, no decía nada con tal de que siguiera
Leer más
CAPITULO 2
9 meses antes de la boda de Henry y Camile…Londres,  Salón de gala del Rosewood London HotelJAMES WILLIAMS—Eres la mujer perfecta para mí, Eleanor. Gracias por decir que sí.Suspiré complacido al recibir una sonrisa cómplice por parte de quien a partir de hoy, se convertía en mi prometida y futura esposa.Era de esperarse que después de cinco años de relación, le hubiera propuesto matrimonio y que ella aceptara. Hacíamos un gran equipo juntos; ambos abogados, aunque la pasión por la psicología me había llevado a estudiar ambas carreras, luego de formar parte de una familia demente e inescrupulosa, que dejé en el pasado apenas cumplí la mayoría de edad.A Eleanor no le resultaba extraño que ninguno de ellos estuviera acompañ&
Leer más
CAPITULO 3
¿QUÉ OCURRIÓ?—¿Quién trajo esto, Eleanor? —pregunté aturdido por aquella información que acababa de descubrir.—Se lo entregaron al conserje sin decir nada más, y me lo dio  a mí. No sé quién pudo haber dejado el paquete aquí.—Debe ser una broma de mal gusto… —tragué con fuerza, volviendo a coger la fotografía que le tomaron a Cristopher y la nota.—Entonces… ¿dejarás las cosas así? —preguntó apenas, con la voz saliéndole en un hilo por el temor.—¿Crees que sea falsa la información? —respondí con otra pregunta—. Como abogada y amiga; ¿crees que ésta información es irrelevante y que la persona que lo envió se tomó demasiadas molestias solo para fastidiarme?El
Leer más
CAPITULO 4
EL PRINCIPIO DE LA INVESTIGACIÓN—¿Nos conocemos? —entorné los ojos ante sus palabras.—Digamos que sí…—Yo no recuerdo haberlo visto en mi vida.—Conocí a Cristopher Williams; ¿su gemelo? —enarcó una ceja.—Supongo que por el crimen que le quitó la vida —dije suspirando y negó.—Tuvimos un negocio.—¿Qué tipo de negocio?—Pues, no sé si esté enterado, pero su hermano me pagó, junto con otro hombre que creo era el cerebro de todo, para que enviara a un tipo a prisión.—¡¿Qué?! —dije con incredulidad y el hombre sonrió—. ¿Recuerda el nombre del otro sujeto?—No; pero estoy seguro fue quien ideó todo aquel macabro plan.Suspiré, tragando con dific
Leer más
CAPITULO 5
UNIENDO PIEZASComo había imaginado, el señor Storm me citó una semana después de haber pactado nuestro trato, en el mismo sitio que la primera vez.—¿Ha tenido una investigación productiva? —pregunté, luego de que la mesera nos sirviera café.El hombre sonrió con satisfacción y de un maletín que había dejado en el suelo, recostado a las patas de la silla que ocupaba, extrajo un grueso folio que tendió sobre la mesa, para mí.—Aquí encontrará todo lo que necesita saber.Tomé el folio y comencé a revisarlo, apartando la tapa de carpeta negra.En la primera hoja había una fotografía; la de un hombre moreno con semblante duro y ojos oscuros. La descripción decía: Henry Ritter.Levanté la mirada, frunciendo el ceño ante la no coincidencia
Leer más
CAPITULO 6
IDEANDO UN PLAN—Tenga mucho cuidado, señor Williams; ese hombre es muy peligroso si se meten con él. Tiene vigilado minuciosamente a toda su familia.—Revisaré la información en mi hotel —tomé el folio con los informes y me puse de pie. Extraje de mi bolsillo el cheque con el doble de lo que habíamos acordado y se lo tendí—. Lo prometido.Lo tomó y revisó su contendido. Asintió con la cabeza y extendió su mano que tomé de inmediato.—Si necesita algo más, no dude en contactarme.—Por supuesto —respondí, soltando su agarre y saliendo del lugar.Contuve mis ganas de gritar al pisar la fría calle. Subí al coche que renté, respiré hondo y golpeé con violencia el volante.«¡Ahhh!»Grité en ese momento, sintiendo un eno
Leer más
CAPITULO 7
MENTIRA PIADOSAAl día siguiente, antes de partir de regreso a Londres, fui al banco a resolver el asunto de la casa de mis padres.La deuda era millonaria, pero lo que me sobraba a esas alturas, era dinero y aunque detestaba a esas personas que me procrearon, no dejaban de ser mi sangre.Era un modo de pagarles el sustento que me dieron hasta que pude largarme.Desde temprana edad supe, que si quería salir de ese nido de víboras, debía trabajar duro para lograrlo. Me esforcé por años, siendo el mejor en todo con un único propósito: conseguir una beca para estudiar leyes en Oxford.Había ahorrado lo suficiente como para no pedirles nada a mis padres. Trabajaba medio tiempo luego de la escuela y los fines de semana, mientras mis amigos se iban de juerga. No había pasado un solo verano en el no laborara en cualquier sitio decente.Cuando lo conseguí,
Leer más
CAPITULO 8
REFUERZOSLuego el desayuno, acompañé a Eleanor a la universidad con el propósito de que me adentrara en todo lo referente a las clases que dictaba.Grande fue mi decepción al darme cuenta de que aquella niña no se encontraba en el listado de alumnos de Eleanor. Sin embargo, no me daría por vencido tan fácilmente.Presencié la última clase que dictó mi prometida en la cátedra que necesitaba la reemplazara, absolutamente frustrado por no coincidir con mi presa. Al final de todo, fui presentado como el reemplazo a partir de la siguiente clase.Al marcharnos, ya en el coche, hice algunas preguntas.—¿Esa es en la única clase que necesitas reemplazo, cielo? ¿Qué pasa con las demás?—Una compañera se ofreció hace tiempo, cuando mencioné la intención de buscar reemplazo, por lo que
Leer más
CAPITULO 9
SIGUIENDO SUS PASOS—Ahora, ¿me dirás de una vez como lo harás? —preguntó impaciente—. Recuerda que tienes una vida… y con esto, estarás prácticamente creándote otra que será difícil de sobrellevar.—No venderé mi apartamento como le hice creer a Eleanor y será una gran ventaja para mí. Sin embargo —suspiré—, deberé esperar hasta después de la boda para dar marcha a mi plan y debo saber todos los movimientos de esa muchacha antes de dar el primer paso. Debo entrar en su mente, hacerle creer cosas en las que nunca ha creído… lograr que piense que conmigo, nada malo ocurrirá jamás. Enseñarle cosas nunca antes vistas, vividas y experimentadas… hasta que todo su mundo se gire en tono a mí y luego hacerla sufrir tanto, al punto de que conozca la locura…
Leer más