El mundo de Zaarek

El mundo de ZaarekES

Roox  En proceso
goodnovel12goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
45Capítulos
2.0Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Zarek Chlebek, un chico con dieciocho años recién cumplidos, tras la fantástica madrugada que pasó, se despertó en una suite. A partir de ese instante nada volvió a ser igual. ¿Se descubrirá el secreto que despertó después de su cumpleaños?

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
45 chapters
Capítulo 1
Me acabo de despertar y no reconozco la habitación en la que me encuentro —en la que estoy ahora mismo es una suite demasiado colorida—. Aunque la sensación era extraña, me sentía como en casa.¿Qué ha sucedido en estas pocas horas?Miro el reloj digital que descansa en la mesita de noche —que se encontraba al lado derecho de la gran cama —, que marcaba las ocho y media de la mañana.Echo las sábanas a un lado para poder salir de ahí. Mis ojos recorren toda la suite. ¡Es enorme la habitación! Mi cuarto comparado con este es un cuchitril. Bajo del mullido colchón, mis pies descalzos tocan las baldosas frías del suelo.No sabía que hacer, todo lo que hay dentro de esta suite no me pertenecía en lo absoluto, era un intruso en este lugar. Debía salir de ahí y eso hice. Con zancadas largas llego a la inmensa puerta par p
Leer más
Capítulo 2
Estoy con los ojos como dos platos de grande, sin poder llegar a creer lo que está pasando. Conforme voy leyendo van saliendo las letras por arte de "magia".—Con tu voz has activado la carta. Eso quiere decir que antes no ha aparecido nada más ya que no lo habías hecho.—No tengo ni la menor idea de lo que dices, solamente he visto aparecer unas letras así por así. ¿Sois brujos? —abro los ojos y esperando la respuesta de mis amigos.—No, pero tus familiares son descendientes —me empieza a explicar Bogdan —tu familia es la más poderosa y con una gran suma de dinero.—¿Os creéis que me voy a tragar esa ridiculez? ¡Estáis majaras! —Julek niega con la cabeza y se cruza de brazos mirándome con reproche.—Chicos, nos advirtieron que esto podía llegar a pasar —les dijo Eunika.—Sí Cibor
Leer más
Capítulo 3
—¿Y dónde se encuentra el libro original? —pregunto.—Escondido —dice firme Aleksy. Obviamente eso ya lo sospechaba, lo que quería saber era en qué lugar estaba.—¿En qué lugar? —sé que no me lo van a querer decir por ahora.—Todavía no te vamos a revelar donde está, muchas personas lo están buscando y a ti también y uno de ellos es Florián—No entiendo algo…Sí Florián es el hermano de mi bisabuelo, ¿por qué busca el libro? Debería tener acceso a él y saber dónde está.—Le denegaron esa acción cuando traicionó a esta familia.—Sigo pensando que os estáis reservando información.Por sus caras a lo que me están contando me he dado cuenta que el libro no es que este perdido, está en un lugar d
Leer más
Capítulo 4
—Su cuerpo se está adaptando.—¿Adaptando a qué? —pregunta Bogdan.—Parece mentira que cada uno de vosotros haya pasado este proceso y no sabéis como va esto —reprocha en voz baja Minka.—¿Está adquiriendo todo el poder?—Exactamente eso es lo que os quiero decir — ¿adquiriendo poder? No tengo ni la menor idea de lo que hablan.De pronto mis ojos empiezan a escocer y dejo de escuchar todo de lo que hablan y solo me concentro en el escozor. Hasta que mis ojos se abren de par en par sin previo aviso. Intento parpadear, pero no puedo.  El dolor en mis ojos empieza a descender, hasta que por fin puedo parpadear y cierro los ojos para poder descansarlos.¿Qué ha sido eso?—¿Todo el mundo ha visto eso? —Bogdan hablaba anonadado y eso lo sabía por el tono de su voz —. Sus ojos eran de un rojo esc
Leer más
Capítulo 5
¿Desde cuándo me he vuelto un cascarrabias? Estoy de mal humor la mayor parte del tiempo, la mayoría del día me la paso gruñendo, que en vez de parecer una persona parezco un cerdo.Llevo casi cinco días encerrado en mi habitación, ya empieza a desprender un olor demasiado fuerte y mal oliente. Minka viene todas las mañanas a las ocho en punto para abrirme el ventanal que se encuentra en una de la pared que se encuentra al lado derecho, la abre de par en par para que se airé algo.Yo enseguida la cierro ya que el viento me pega directamente en la piel de mi cara y no me gusta nada esa sensación que produce. La piel se me eriza al primer contacto y esa sensación que produce no me gusta un pelo.Alguien entra en la habitación sin antes tocarla, pero no me detengo ni me enfado por dicha acción.—¡Arriba holgazán! —interrumpe en mi soledad las p
Leer más
Capítulo 6
Estaba dentro de un sueño muy extraño. Corría por la tierra mojada que tocaba la planta de mis pies, que estaban descalzos. Llevaba un pantalón de chándal y una camiseta deportiva.  No iba acompañado por nadie, pero sí que había alguien persiguiéndome, no veía una figura de una persona en concreto, si no que se notaba una presencia no humana. ¿Qué seria? No tengo ni la más mínima idea. La sombra se desplazaba ágilmente entre los tantos árboles que yacían ahí. Al ser de noche no se podía apreciar mucho. No obstante, la presencia tenía un poder hacia mi persona que me daba escalofríos. No lo vi venir. La gran mancha que era esa sombra traspasó mi cuerpo haciendo que cayese a la tierra mojada perdiendo la conciencia.  Abro los ojos de par en par, tengo los ojos de un rojo escarlata intenso, lo puedo notar, tengo esa sensación extraña cuando me pasa. Tengo el ceño fruncido y noto mis colmillos más afilados de lo nor
Leer más
Capítulo 7
 Deje atrás a esas tres personas que se hacían llamar mis amigos. La verdad no sé qué pretendían conseguir. Ande en la dirección opuesta que conducía al palacio. Quería estar solo, pensar, no tener libélulas revoloteando a mí alrededor y molestándome con sus horrendas voces. Cuando hablaban demás y no quería escuchar nada y hacían lo contrario me irritaba. Haciendo caso omiso a los llamados de Julek me pierdo entre los árboles y la naturaleza que había allí. Nunca me hubiera imaginado tener un bosque al lado de mi casa, aparte de eso, que me perteneciera. Camino arrastrando los pies, como si no, como si me costara andar.La neblina empieza de nuevo. ¡Magnifico! La niebla se va expandiendo hacia los lados exponiendo ante mí una cabaña a simple vista me parece un juguete más con el que podría haber jugado de peque&
Leer más
Capítulo 8
Los días pasaban, pero nada en a casa cambió, excepto que hallaban tres personas más merodeando por aquí, tres bocas más que alimentar, aunque eso no supuso ningún problema, a Minka le fascinaba cocinar. Apenas había hablado con las mujeres que conformaban mi familia, mi madre y mi hermana, sin embargo, con mi padre, sí. Después de desayunar, los cinco días que llevaban con nosotros, me llamaba para ir a la biblioteca a hablar y explicarme cosas que eran necesarias que supiera.En estos precisos momentos me encontraba en frente de la puerta de la biblioteca, antes de tocar la puerta oigo voces que vienen de dentro del despacho. Acerco más mi cuerpo para escuchar mejor lo que se habla del otro lado. Me pica bastante la curiosidad de saber quién es el que se encuentra dentro con mi padre y de que charlan.—Que cotilla Zarek, escuchando detrás de las puertas… —nie
Leer más
Capítulo 9
—Ya estamos aquí, desembucha hijo —mi padre y yo acabamos de llegar de la cabaña empapados de agua. Yo no había querido irme a cambiar primero, me urgía hablar sobre el tema “prohibido” de esta casa, Florián Chlebek, más conocido por El viejo Florián.—¿Qué sucedió hace una hora aquí, con tu tío Florián? No quiero escusas como las que pienso que quieres decir.—No lo puedes saber.—Dije sin escusas de mierda, padre.—Esa boca Zarek, estás hablando con tu padre, más respeto —dio un golpe firme y fuerte, en la mesa, me asusta un poco pero rápidamente me recompongo. ¡Está furioso!—Pero yo quiero…—Lo que tú quieras me importa en esto momento nada. Qué te entre de una vez en tu cabeza que parece que solo tiene serrín, en vez de u
Leer más
Capítulo 10
Cuando mi padre dijo que iba a estar cerca de ellos, justo al otro lado de la montaña, no mentía. Pero… ¿Cómo no va a estar lejos si hay una montaña de por medio? Luego me llaman demente a mí.—¿Cuánto falta para llegar, Rafal? Solo veo montañas y árboles que rodean una carretera desierta y el coche ya está parando.—Muy observador, señorito. Nos vamos a desviar por el camino que está a la izquierda.Rafal, nos llevaba en un coche a Minka y a mí. Después iban dos coches más atrás, los guarda espaldas, Gawel y Lech en uno, en el último iban Miloslaw y Filip. ¿Tanta protección tenía que tener? Si pensaba que iba a tener paz y estar solo, estaba muy equivocado.La desviación que tomamos para según el llegar a la esperada casa, era de tierra y estaba en muy malas condiciones. Te mov
Leer más