La esposa que compré

La esposa que compréES

Jannina Morales  Completo
goodnovel16goodnovel
9.7
Reseñas insuficientes
175Capítulos
179.0Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Rodrigo es un millonario tiene poco más de un año de haber enviudado. Él juró no volvería a amar a otra mujer. En un viaje de negocios hizo a la ciudad de Los Ángeles conoció a una bailarina nudista es idéntica a su esposa, entonces decide contratarla por un año para ella usurpe su lugar.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
175 chapters
c1
El destino sorprendió a Ana Julia que nunca imaginó que conocería al hombre de su vida mientras trabajaba como bailarina en un club nudista de Los Ángeles; se trataba de Rodrigo Salvatierra, un joven y apuesto millonario que era viudo y aún sufría el luto por la muerte de su esposa. Entre ellos surgió un amor inesperado que nació como lo haría una pequeña flor en el desierto, siempre sedienta de pasión y expuesta a las inclemencias del destino.***—Mami no me dejes. —Decía el pequeño niño mientras estiraba el brazo hacia Ana Julia, ella desesperada llorando también la extendió hacia él y le dijo:—Siempre estaré contigo hijito, Volveré por ti, solo debes esperar.Unas manos fuertes sujetaban a Ana Julia y la jalaban apartándola del niño. Ella sentía que sus entrañas se destrozaban y lloraba con fervor porque la estaban separando del pequeño. Mientras se alejaba Ana Julia intentó desesperadamente conservar el recuerdo de su carita, pero este se le borró d
Leer más
c2
Había pasado casi año y medio desde que Ángela murió en un fatal accidente. Rodrigo su esposo seguía sintiendo la misma agonía como el primer día cuando supo que estaba muerta; ella era el amor de su vida, para él ninguna mujer podría suplantar el lugar que su esposa tenía en su corazón y no estaba dispuesto a olvidarla, menos aún estaba dispuesto a poner a otra mujer en su lugar. Por las noches cuando todos descansaban en la mansión, Rodrigo se iba a la habitación donde él y Ángela dormían juntos; desde que ella murió decidió mudarse a otra y convirtió está en un santuario; en dicha habitación todo estaba igual como ella lo había dejado aquel día que por última vez salió de su casa para no regresar. En la cómoda permanecían el par de cofres con sus joyas, a un lado había un portarretrato de cristal que contenía la foto del feliz matrimonio con su pequeño hijo Rodrigo Antonio, ellos se la habían tomado el día de su bautizo, a Ángela se le veía muy hermosa y feliz.Leer más
c3
Después de la muerte de Ángela Rodrigo se había vuelto un tipo amargado, y patán, parecía que menospreciaba a todas las mujeres y las usaba. Él era un joven magnate heredero del negocio de la inmobiliaria, para entonces tenía 32 años de edad. Su esposa murió en un fatal accidente de tránsito producto de la falla de los frenos de su auto, dejándolo viudo y con un pequeño niño de cinco años que era lo único que le daba algo de sentido a su vida. A los meses de enviudar, él para aliviar un poco la pena que lo aquejaba había empezado a llevar el estilo de vida sexual algo extravagante y cargada de derroches y se metía en la cama con toda mujer hermosa que se le cruzaba en el camino, eso incluía a Annie Bolttier, la hija de uno de los socios de las empresas de su familia, que era su mejor amiga desde la adolescencia, ella siempre había estado enamorada de Rodrigo y pasó a ser su amante tras la muerte de Ángela, ahora se acostaba con él, conservando las esperanzas en llega
Leer más
c4
Una noche un cliente para el que Scarlet bailaba solicitó que Jacob visitara su mesa y le hiciera algunos de sus actos artísticos delante de sus amigos. Ellos se miraron a los ojos, esta vez estaban a pocos metros de distancia y ella estaba casi desnuda, apenas la cubría el conjunto de lencería que llevaba puesto, pues como parte del espectáculo ya se había quitado lo demás.Scarlet se retiró a cambiarse el atuendo, ya que el cliente quería sorprender al bartender con un premio, pues le encantaba como él hacia sus actuaciones artísticas que ya había podido disfrutar en distintas ocasiones.Él a su modo artístico con fuegos le sirvió el trago a cada uno de los caballeros en la mesa, estos estaban complacidos observando sus copas en frente suyo aun con las llamas encendidas.Cuando él al fin terminó de servirles, los aplausos y las risas se hicier
Leer más
c5
Ambas parejas salieron del lugar y fueron directo a la casa de los Sutherland, estuvieron en la sala algunos minutos y se bebieron una copa, allí parecía que nada estaba fuera de lo normal. Después Hilary fue arriba a su habitación. —iré a cambiarme. —Unos cuantos minutos después Erick les dijo: —Bueno, vamos al cuarto de terciopelo. Annie y Rodrigo se miraron y se rieron en silencio, se imaginaron que el cuarto de terciopelo era de color rojo y con alfombras con motivos de cebra o de tigre.   Bajaron unas escaleras en forma de caracol de color beige cuyo diseño se asemejaba a un tobogán, al llegar a la habitación se encontraron con algo totalmente distinto a lo que estaban pensando, dicha habitación tenía más apariencia de un spa lujoso que un cuarto dedicado solo para practicar el sexo; lo único que tenia de terciopelo eran los muebles y los cojines, las tonalidades eran de color marrón, beige y negro. Nadie podía negar que Erick y Hila
Leer más
c6
Al otro día Annie despertó antes que Rodrigo, ella miró a todos lados y vio que estaban en una de las camas del cuarto de terciopelo, Erick y Hilary dormían en la otra. Todos estaban desnudos a medio arropar, había copas puestas en distintas mesas y botellas de vino; además de ello había juguetes sexuales regados por el piso de la habitación, ella aturdida no recordaba nada de lo que habían hecho, pero el panorama que veía en ese momento era suficiente para conocer todo lo sucedido.Aquello le pareció horrible a sus ojos, Annie en sus adentros sintió que un abismo se le abrió en el estómago, ella nunca hubiera imaginado que en su vida llegaría tan bajo atentando contra sus principios morales, para sus creencias religiosas y las de su familia que eran católicos devotos, aquello era digno de las prácticas de seres promiscuos y alejados del temor de Dios y de to
Leer más
c7
Al otro día amaneció con sus pensamientos concentrados en la bailarina, no podía borrarla de su cabeza, le era imposible pasar por alto que existiera una mujer tan semejante a su esposa.Él decidió regresar al club en la noche esta vez iría solo, quería volver a ver a Scarlet, pretendía solicitar un baile privado para verla de cerca sin que nadie los interrumpiera.Dada la ocasión en que vería a una mujer casi idéntica a su esposa, él quiso celebrarlo a su modo, entonces fue a una tienda de ropa para caballeros y compro un traje costoso de paño italiano; se fue a la barbería y renovó su corte de cabello y se arregló la barba, por la noche se metió por un rato en un relajante bañó de burbujas y cantaba una y que otra canción romántica que recordaba por partes.A las once de la noche salió del hotel, el hombre co
Leer más
c8
Esa madrugada cuando Scarlet y Leslie llegaron a su apartamento ella se metió a bañar primero, mientras se estaba duchando le dijo a Leslie:—Hoy tuve un cliente algo extraño.—No me digas que un viejo barrigón con nariz de bruja.—No, al contrario, era muy guapo, pero es un tipo algo extraño, no te sé explicar, pero despertó mi curiosidad, me provocó meterme en su mente y averiguar lo que pensaba.—¿No será más bien que te gustó?—No te niego que es un tipo muy guapo, creo que cualquier mujer caería rendida a sus pies. Pero hay algo en él que no puedo saber de qué se trata, pero en verdad me inquietó.Sumido en sus pensamientos en el bar, Rodrigo se bebió como tres copas y se marchó al hotel, esa noche no durmió, el encuentro que tuvo con la bailarina había sido algo intens
Leer más
c9
Por la noche que ya todos estaban descansando Rodrigo estaba en el estudio, de pronto alguien toco la puerta y era Raiza:—Adelante.—Hola hermanito.—Hola hermanita, ¿qué sucede?—Vengo a hablarte de Annie.—Diem que tienes que decirme de ella.—¿Por qué la trataste tan mal hoy en la fiesta?—No la traté mal, solo le dije que no se metiera en mis asuntos.—Me parece que eres muy injusto, ella no ha hecho más que ayudarte con tu hijo desde que Ángela murió.—Lo hace por qué quiere, yo no la he obligado.—Deberías pedirle disculpas. —Él con sarcasmo agregó:—¿Quieres que le pida disculpas por meterse en mis asuntos? ¿Qué tal si me le arrodillo y la invito a cenar?—Lo de arrodillarte no es necesario hermanito, pero lo de
Leer más
c10
Una madrugada Scarlet salió sola del club, pues Leslie que era la que siempre la acompañaba se había ido más temprano con un amigo. Ella se dirigió al estacionamiento a buscar su auto; mientas lo hacía vio a Jacob que ya estaba en el suyo e iba de salida. Scarlet subió al de ella y cuando fue a encenderlo, el motor estaba muerto, lo intento un par de veces más y éste no respondía, entonces se bajó, abrió el capó y comenzó a revisar a ver si conseguía el daño. Jacob se percató, entonces se acercó conduciendo despacio:—Conque bailarina exótica y mecánica. —Scarlet volteó a verlo y sonrió.—No soy mecánica, pero si tengo conocimientos básicos que me enseñó mi padre que me han ayudado con éste cacharro.—Deberías comprarte uno nuevo, puedes consegui
Leer más