Índice
36 chapters
Prólogo.
La Habana,Cuba. 2019Sangre, pólvora,sudor, calor, frío,miedo,valor, confusión, mentiras, venganza...Esas son las palabras que pasan ahora mismo por mi mente.Él está frente a mí, yo estoy arrodillada delante de un Padre en una Iglesia cualquiera. El Padre está realizando nuestra ceremonia de bodas mientras un sicario le apunta con su arma, el hombre tiembla. También hay una abogada, una notaria y ocho sicarios más, dos de ellos,un hombre y una mujer son los testigos.Él me está apuntando con su pistola de rosas con espinas incrustados al igual que rubíes en la cabeza.Yo estoy orando a Dios una y mil veces por el bienestar de mi Oscar, mi pequeño y adorado Oscar, lo único bueno que obtuve de este hijo de puta que me apunta con su pistola.Mi respiración es errática, estoy sólo vestida con ropa exótica, digamos,mi ropa de trabajo. Me atraparon terminando mi turn
Leer más
Capítulo 1:El Malecón.
La Habana, Cuba. Seis años atrás- Nos vemos mañana Laura. Recuerda que nos vemos en el Coppelia a las siete y media.- Si, si Andra. No tienes que recordármelo cada cinco minutos.Le doy un beso en la mejilla a mi mejor amiga. Ella vive en El Vedado, en una hermosa casa de dos pisos yo vivo en la Habana Vieja, en un cuarto de mala muerte. Fue lo único que mis padres pudieron dejarme antes de irse del país. Ellos como muchos otros cubanos salieron por mar buscando un futuro mejor en Los Estados Unidos. Nunca llegaron, el mar se los tragó. Me dejaron sola, sóla con mi madrina, la cual vive en mi mismo solar a unas tres puertas después de la mía.Es de noche, estoy caminando por la acera escuchando los últimos éxitos de Gente d'Zona y Enrique Iglesias; Bailando. Me pierdo en la letra. Me encanta. Veo a varias personas pasar por mi lado, cómo asustadas. Pero no presto mucha atención.Sigo caminando mirando el suelo y cantando por lo bajo canciones de One D
Leer más
Capítulo 2: Mi llegada.
- Bien Andra te pondré al tanto de tu situación actual.El donante de espermatozoides que hizo mi hijo está hablando conmigo. Yo sólo puedo ver las nubes fuera de la pequeña ventanilla del jet privado.No puedo mirarlo a los ojos, la verdad,no puedo.- Eres la esposa de Carlos de la Cruz. Apodado como El Niño. Eres la esposa del Capo del Cártel de Medellín. Eres la esposa de uno de los hombres más buscados por la DEA. Estás en peligro. Mi hermanastro me ha declarado la guerra por controlar el Cártel. Ya con nuestro matrimonio obtendrás la ciudadanía colombiana. Vivirás conmigo en Colombia hasta que Sergio de la Cruz sea capturado.¿Alguna duda?- Si.Me volteo para mirarlo a los ojos. Veo sus ojos verdes. Veo su lunar en la mejilla.-¿Dónde está?Él se queda en silencio.-¿Dónde está Carlos?Me mira fijamente un instante. Traga en seco.- No lo sé.Me quedo en silencio. No voy a soltar otra lágrimas delante de él. Él no l
Leer más
Capítulo 3: La cita.
Seis años atrás.Él está frente a mí, sonríe. Me sonríe mirando mis ojos. Fuma un puro cubano. Yo sólo puedo ver sus ojos verdes.Estamos en un bar de la Habana Vieja. Es al aire libre. Está lleno,lleno de turistas. Hay música en vivo. Un grupo de aficionados toca clásico cubanos de Benny Moré, Celia Cruz y Compay Segundo. La clase de música que le gusta a los turistas, música tradicional cubana.Este lugar es costoso. Jamás pensé estar en un lugar como este. Menos con él. Con el hombre más atractivo que jamás haya conocido. Me siento algo apenada. Él luce muy elegante. No lleva traje pero su ropa, su perfume, su reloj todo en él gritan dinero. Dinero y poder. Yo sólo soy una estudiante de medicina con un vestido de hilo blanco y unas sandalias de correa.-¿Entonces? Andra.Él irrumpe mis pensamientos.- Así que estudias medicina.-Si.- ¿Qué año?- Segundo año.Él asienta en silencio. Dándole una calada a su puro.-
Leer más
Capítulo 4: Soy un monstruo.
-¿Por qué los mataste Niño? Tú no eres así. Tú no matas a tus hombres sin razón alguna. Tú no eres un gonorrea cómo Sergio.Suspiro.- Sí que lo soy Victor.- No,no eres igual a tu hermanastro Sergio. Al igual que has tratado a esa muchacha cómo una cualquiera. Nosotros somos unos malparidos, unos asesinos, pero en esta familia las mujeres se respetan Carlos y tú lo sabes, nuestras manos están manchadas de sangre, polvo blanco, dinero sucio. Pero jamás de maltrato,machismo, abuso de poder contra nuestras mujeres, ellas son lo único bueno de toda esta vida, bueno,ellas y la plata claro. Igual Niño, ellas son nuestra razón para volver a casa.Vuelve mi salto molesto en mi estómago. La recuerdo bailando en medio de ese montón de pendejos gonorreas. Ella media desnuda. Cómo una puta. Ella no era la Andra que dejé en Cuba. Ella no era la niñita inocente con la que viví la mejor etapa de mi vida. La única etapa de mi vida que me permití ser un ser humano. Ser una p
Leer más
Capítulo 5: Te vas a arrepentir.
Seis años atrás.- Vamos Andra. Estás increíble. De hecho, deberías vestir más a menudo así. Luces espectacular. Tú tienes buen cuerpo. Deja de ocultarlo.Mi amiga Laura me apresura. Al final, me convenció de ir a la fiesta de Sofía. Estoy usando un vestido negro sin brillo ni tirantes ceñido a mi cuerpo y tacones rojos. Mis labios son rojos igual.Yo no tenía muchas ganas de venir. Pero si me quedaba en mi casa explotaría de tanto pensar en él.Han pasado varias semanas desde la última vez que lo ví. Ahora soy toda una celebridad en mi Universidad. Todas mis compañeras no hacen más que preguntarme cómo rayos conseguí captar la atención de un hombre así. No sé qué responderles,ni yo misma sé.Él se fue sin despedirse. Yo no hice nada malo¿Le habré parecido u
Leer más
Capítulo 6: Rosas y cristales rotos.
Abro mis ojos de golpe y me incorporo en la cama.Respiro con dificultad. Estoy sudada.Todo vuelve a mi mente.Yo atendiendo un cliente. ÉlSus hombres, la Iglesia. Mi hijo.Él Disparos. Gente muerta.Mi hijo. Mi hijo. Mi hijo.No puedo dejar de pensar en mi bebé. En cómo o dónde estará. No puedo evitar llorar. Gritar y volver a gritar con frustración.Vuelvo a llorar. Vuelvo a gritar.-¡Lo odio!¡Maldito te odio!¡ Te voy a matar! ¡Lo juro!Grito en medio de la habitación vacía. Limpio mis lágrimas. Vuelvo a llorar pensando en mi bebé. Me vuelvo a limpiar las lágrimas. Grito.Miro a mi alrededor.La habitación es enorme. Es del tamaño de mi apartamento. Estoy sobre una cama queensize Toledo con dosel blanco. Todo es blanco. Abro las ventanas. Son enormes. Puedo ver los árboles, la vegetación. Puedo ver montañas a lo lejos. El aire puro inunda el lugar. Mueven mi cabello. Están enrejadas p
Leer más
Capítulo 7: Idilio.
Seis años atrás.Sexo, fiestas, bares, mojitos, wishky, cigarrillos, ron, tabaco, música.Felicidad. Rosas.Sexo,sexo, sexo y más sexo.Hoteles, playas. Sol, luna, mar.Rosas¿Ya mencioné sexo? ¿Si?...¿Qué tal el mejor sexo de tu vida? Ese que te hace ser multiorgásmica y ni tú sabías que esa palabra existía.¿Qué tal ese sexo que te hace humedecer sábanas enteras? Y no solamente por sudor. Que te hace agarrar las sábanas de una cama y sin darte cuenta estás sobre el colchón nada más. Que cuando te das cuenta las almohadas están en el suelo. La lámpara de noche está rota igual en el suelo y no cerraste la puerta con seguro.Que te hace perder la respiración, que llega un instante en el que no sientes tus malditas piernas. Sientes que de un momento a otro te dará un paro cardíaco de tanto que tu corazón bombea sangre.Que te hace olvidar que estás en el baño de un bar, en la parte trasera de un auto. Que estás en la playa d
Leer más
Capítulo 8: La última cena.
Estamos en algo así como un consultorio. Hay varios botiquines de primeros auxilios. Puedo ver una cama para realizar cirugías.Puedo ver todo lo necesario para curar heridas por arma blanca. Balas y quemaduras. Incluso, envenenamiento.Yo estoy sentada sobre una cama de hierro fría. Él está curando mis pies. No siento nada. No siento dolor. Pero su simple tacto me escose el alma. No pensé volver a verlo nunca más. Pensé que él había salido de mi vida para siempre. Pensé que él era como otros turistas que llegan a mi país. Enamoran a una muchacha, les muestran un mundo nuevo. Les muestran lo que el dinero es capaz de ofrecer,les muestran los placeres de la vida y luego... Simplemente desaparecen. Desaparecen de tu vida para siempre. Vuelven a su país de origen junto a sus esposas e hijos y a tí, a tí te olvidan. Quedas en su mente sólo cómo el mejor sexo de su vida.Porque yo lo sé.Yo fui el mejor sexo de su vida. Él lo sabe también.
Leer más
Capítulo 9:Mi duelo.
Tres años atrás.Dicen que mientras más alto te elevan, más dura es la caída.Bueno.La mía fue estrepitosa.La negación.Estuve tres meses enteros sin salir de su departamento. Mi primo, Laura, Sofía, mi madrina. Incluso mi ex vinieron a verme. Me pedían que saliera de ahí. Que volviera a mi casa. Pero yo no podía. No podía sólo dejarlo ir.Necesitaba explicaciones. Necesitaba un porqué. Por qué se fue así sin más. Sin un adiós para siempre. Sin un beso de despedida. Nada. Sin una última vez.Nada.Lo busqué por Facebook, Instagram incluso Twitter.Nada.Habían un millón de Oscar Medina. Pero ninguno era él. Traté de buscar por Carlos. El nombre que había escuchado, pero sin su apellido era buscar una aguja en un pajar.Traté de hablar con un trabajador del aeropuerto, para saber si había algún Oscar Medina en los pasajeros con destino a Colombia en la fecha de su desaparición. Pero él me dijo que la información del
Leer más