Índice
36 chapters
Capítulo 10: Querida suegra.
Él le está apuntando una vez más a un hombre delante de mis ojos. Todos lo miran en silencio. Gimena llora pegada a la pared mirando la escena. Yo estoy a unos dos asientos de la misma. El hombre llora con desesperación.- Carlos, por favor cuñado...- ¡Cuñado mis cojones! ¡Te dije que quería mi merca lejos de las áreasescolares y de las universidades!¡Te dije que el barrio no se ensucia Fredo!¡Te lo dije!- Si, si cuñado lo sé pero...-¿Pero qué Fredo?¿Pero qué? ¡Tenías unas de las mejores zonas!¡Las zonas de los gringos y turistas!¡Pero no!¡Fredo siempre quiere más!Siento que le quita el seguro a su arma. Siento que va a correr sangre. Mi corazón bombea con mayor fuerza. Gimena no para de llorar. La mujer mayor está en silencio mirando la escena. La pareja de el hombre calvo y la mujer embarazada hablan entre ellos muy serios, él le dice algo a ella y ella asienta con su cabeza en silencio. Nadie va a hacer nada. Él lo matará,no puedo,no puedo ve
Leer más
Capítulo 11: Baile privado.
16 horas antes de La Boda.-Estoy llegando del gym. Nos vemos esta noche Giana. Tengo que trabajar en El Club.- Bueno de acuerdo. Recuerda que necesito tu vestido negro para mañana. Tengo una cita con un cantante de Reggeatón.Sonrío. Ella tenía cada tres noches una cita con un hombre distinto.- No te preocupes, pasa por aquí, yo te lo presto.- ¿Andra?Estaba por colgar. Vuelvo a poner en mi oído mi móvil.-¿Si?Ella se queda un instante en silencio. Siento su respiración.- Él tiene un amigo. Tiene dinero y es muy atractivo. Trabaja directamente con el embajador de Francia. Vio una foto tuya, le gustas. No sé, podrías venir con nosotros.Siento una vez más ese salto en el estómago. Aún no estoy lista para dejar entrar un hombre en mi vida, aún no. He puesto de mi parte. Luego de varios años presentando los mismos síntomas, cada vez que un hombre se me acercaba tenía ganas de vomitar fui a ver a un especialista. Una psic
Leer más
Capítulo 12: Laboratorio en llamas.
Ahora mismo pienso a mil por hora. Esa gonorrea me está jodiendo más de lo que esperaba. Él pagará por todo lo que me ha hecho. Él pagará por cada vida perdida en esta maldita guerra.Llego al lugar. Mis hombres están fuera del laboratorio. En su momento fue el más grande. Luego realizaron un Hospital Infantil cerca y lo mandé a cerrar. No quiero niños inocentes en medio de mi negocio. Está en llamas, debo ser rápido, la policía debe estar al llegar.- Dime.Le digo a uno de mis hombres. Es el encargado de controlar las pandillas de la zona. Las mantiene bajo control, al igual que me brinda protección desde el escalón más bajo de esta pirámide: Las calles.- Él llegó con un promedio de treinta hombres. Tenían una bomba casera. La escondieron dentro y la estallaron.Respiro varias veces en silencio mirando el suelo.- ¿Muertos?- Unos veinte. Fueron más las pérdidas de merca...- No estoy hablando de eso, la plata me sobra los hombres n
Leer más
Capítulo 13: La traición.
Seis años atrás.¡Carlos!¡Carlos amor!¡Carlos!Me duele la cabeza. No puedo abrir mis ojos. Siento que alguien me llama a lo lejos. Todo me da vueltas.Suspiro.Siento unas manos sobre mi pecho. Abro mis ojos lentamente. Puedo ver el techo de mi habitación. Me duelen los ojos. Volteo a ver la mesa de noche. Veo las líneas, los billetes de a cien y las botellas de aguardiente vacías.No debí ayer consumir tanta coca, tengo mucha sed, siento mi cuerpo más pesado. Trato de levantarme de la cama. Unos cuerpos no me lo permiten. Miro mi cama, mi pecho, mi cuerpo desnudo.Carajo. Lo había olvidado.Tengo sobre mí a tres mujeres. Anoche cerré un acuerdo de metanfetaminas con Mía, la mexicana. Celebramos juntos nuestro trato. Bueno, ella, yo...y dos putas.¡Carlos!Miro mi puerta.¡Nojoda! Lissabela.- Mía.-Mmmm...- Mía. Necesito que despiertes.-¿Qué pasa?¿Quieres más? Eres incansable¿Verdad?Mía ha
Leer más
Capítulo 14: La primera.
Hace un poco de frío. Es muy tarde. A pesar de estar protegida por un abrigo de piel no puedo evitar temblar. Duele.Duele saber que la persona que amaste no existe, nunca existió. Que la persona que tienes parada frente a tí, es un asesino. Que esa persona fue capaz de engañarte a tal punto de lograr lo que quería y luego dejarte ir. Duele saber que esa persona no tiene sentimientos. Que no le tiembla la mano para entrar en tu vida, destruirla y luego salir victoriosa de ella. Duele saber que en la vida real, las personas malas siempre ganan. En la vida real, él ganó, yo perdí.Todos están en silencio. Sus hombres rodean a Sergio y a Lissabela. Ella llora mucho, su maquillaje está completamente destruído, su largo cabello negro es un asco, sus ropas están sucias. Su estado en general es devastador. Sergio aún de rodillas mantiene su frente en alto. Mostrando que no se arrepiente de nada de lo que ha hecho. Él cree que tiene la razón en esta guerra.Ese
Leer más
Capítulo 15: La bella durmiente.
Seis años atrásAbro mis ojos lentamente. Miro un techo que no conozco. Los vuelo a cerrar.Al cabo de un tiempo los vuelo a abrir. Vuelvo a ver el techo que no conozco. Respiro. Respiro.Nojoda cómo duele. La muy hijoputa por poco me mata. Espera¿Dónde carajos estoy?Miro a mi alrededor tratando de no moverme mucho. Aún duele el balazo. ¿Lissabela me habrá encontrado?Imposible, la muy pendeja se acercó mucho al Malecón. De seguro los que siempre están ahí sentados escucharon los disparos y llamaron a la policía, de lo contrario salieron corriendo. Ella debió volver rápido antes que la capturaran las autoridades cubanas.Me muevo con dificultad. Me siento en el borde de la diminuta cama. ¡E ave María pues que cama más incómoda!No entiendo cómo alguien puede dormir aquí. Estoy sin pullover. Menos mal, aquí hace un calor infernal. Miro mi herida, está curada, hicieron un buen trabajo,nada mal. Alzo
Leer más
Capítulo 16: Mi bebé.
Él está reunido con sus socios una vez más. Él una vez más me ignora. Él una vez más evita mi pregunta.Mañana se cumplen un mes de la muerte de Sergio y mi hijo no vuelve. En este tiempo he aprendido algunas cosas de esta gente. Cómo por ejemplo. No puedes mostrar tus sentimientos. Tus verdaderos sentimientos. Debes ser fuerte.Ya no he vuelto a llorar. Ya no. He sido una niña buena. Muy buena. Él no me ha vuelto a tocar en ningún sentido, bueno, despierta. Tampoco es que lo vea mucho.Bajo todos los días a las 6:58 p.m. Siempre los espero en la mesa en mi puesto a su lado. Él siempre llega un minuto después. Todos llegan a las 7:00. Ceno con la familia en silencio. Respondo cuándo me preguntan algo educadamente y me callo en el acto. Él no habla conmigo. Termino de cenar y vuelvo a mi habitación. Sólo salgo de mi habitación cuado sé que él no está en la hacienda. Gimena y Griselda me han enseñado a disparar un arma. Un día las ví practicando y l
Leer más
Capítulo 17: Pendejo.
Seis años atrás.Ella está en el balcón de mi departamento, viste de blanco. Escucho esa canción que le gusta, creo que se llama Lágrimas Negras, sólo que la canta un hombre. Ella está con los ojos cerrados. El viento mueve su largo cabello castaño. Ahora baila, baila suavemente al ritmo de la canción. Ella voltea a mirar mis ojos. Ella tiene los ojos azules más lindos que jamás haya visto. Ella me llama. Me pide que baile con ella. Ella no habla pero extiende sus manos para que las tome. Eso hago, pero no puedo alcanzarla. Ella aún sonríe. Yo trato de alcanzarla ,pero no puedo. Eso hace que me moleste, que me desespere. Quiero alcanzarla, pero no me puedo mover de mi lugar. Ella voltea una vez más. Yo quiero estar a su lado. Pero es cómo si ella ya se hubiera rendido. Cómo si ya no le importara estar a mi lado.Abro mis ojos. Veo el techo de mi departamento nuevo frente a El Malecón.Carajo.Otra vez ese maldito sueño. Es la tercera vez que sueño
Leer más
Capítulo 18: Prisionera.
No puedo respirar. Mi corazón quiere salir de mi pecho. Siento un cosquilleo en mis manos. Mis pies parecen que no existen, no los puedo sentir. Los pensamientos en mi cabeza dan vueltas de manera incoherente.Te quedas aquí Te quedas aquí.Te quedas aquí.Es lo único que mi cerebro dice una y otra vez.No llores Andra. No llores. No llores. Este psicópata hijoputa no merece tus lágrima, no merece tus lágrimas negras.Respiro. Inhalo, exhalo.Trago en secoMiro sus ojos. Él me está mirando en silencio serio. Cómo siempre, pero puedo ver diversión en sus ojos verdes. Él disfruta esto. Disfruta ver a las personas sufrir.- Me dijiste que mi estancia aquí era solo porque mi vida estaba en peligro. Que cuando Sergio cayera yo volvería a mi vida cotidiana. Volvería con mi hijo a mi vida común y corriente. Me dijiste que este matrimonio era sólo para obtener rápido mi visa y ciudadanía colombiana. En ningún momento me dijiste que
Leer más
Capítulo 19: Ángel de la guardia.
Seis años atrásEsta es la última vez Carlos, esta si es la última vez con el angelito Niño. Ella no es más fuerte que tú. Nadie lo es.Sexo.¡Dios! Es increíble. Estoy comenzando a hablar cómo ella. Asco de acento...me gusta cómo habla ella.Una vez más y ya. Una vez más y te largas a Medellín.SexoSexoSexo¿En qué momento rompimos la lámpara?¿Dónde está la maldita sábana?Sexo.Bueno. Sal con ella sólo una vez, así le pagas el dinero que le robaste. Una sola vez y ya. Wishky, mojito. Baile sensual junto a mi. Estamos en el baño del bar. No me pude aguantar las ganas.Sexo.Llévala para su casa Carlos. Ella no puede entrar a tu departamento y encontrar los pasaportes falsos, o la coca o el arma¡Espera!¡Carajo!¡Volví a salir sin mi arma!- Bienvenida a mi departamento.SexoSexoAl otro día.-¿Si?- Buenos días. Necesito un desayuno para dos personas.
Leer más