Índice
13 chapters
||Capítulo 10. Eres tan linda||
Hoy es de esos días que me siento muy feliz, ya limpie toda la casa e hice mis demás deberes sin colocar queja alguna. Mis papás no están por su trabajo y Álex tuvo que ir a estudiar con unos compañeros. Tengo la casa sola y eso es lo mejor para mí, busco mi control del estéreo y coloco música de Melanie Martínez a todo volumen.   Amo su música, sus ritmos son llamativos y sus letras demasiado significativas, sinceramente todo lo que hace esa mujer es una obra de arte.   Bailo mientras hago el almuerzo para Álex y para mí, en eso escucho que tocan el timbre y le bajo un poquito a la música, ví por el huequito de la puerta y es Rhoid.   Vaya, no esperaba que viniera hoy, pensé que estaría con sus amigos celebrando su graduación. Abrí la puerta y él enseguida me abrazó.   —Cuanta efusividad... —hablo un tanto perpleja, él casi nunca suele ser así conmigo, solo con Sivone— pensé que ese era mi estilo —m
Leer más
||Capítulo 11. Un viaje al pasado||
La vida te enseña a ser fuerte, aunque hay personas que a pesar de haber llevado más golpes que un saco de boxeo no aprenden nada y siguen estancados en la misma mierda, en un maldito ciclo sin fin en donde solo se siente pena por uno mismo. Y ahí es donde entro yo, que siempre hago lo que quiero, a veces no entiendo las lecciones que me da la vida y por eso me ando estrellando cada vez, hay golpes que son más dolorosos que los otro, pero siempre me dejan muy lastimada y sin ganas de seguir con todo lo que me rodea. Mi vida desde los siete años ha sido una porquería, siempre estuve envuelta en un ambiente tóxico donde mi padre es un infiel con problemas de ira, que prefiere irse a beber con sus amigos antes que pasar tiempo con nosotros; y lo peor, es que mi madre es una manipuladora con complejo de víctima, en donde ella hace ver a su entorno como el malo y ella no santa que se vio afectada
Leer más
||Capítulo 12. Un reto absurdo||
Mi celular no dejó de sonar en ningún momento, así que no me quedó otra opción más que colocarlo en silencio para no oírlo más, todos están demasiado insistentes para hablar conmigo, pero aún así decidí ignorarlos, no tengo ningún tipo de ánimo como para hablar con alguno de ellos, por un momento solo quiero concentrarme en mi misma y en el libro que estoy leyendo.     Reviso la hora.     2:18 a.m.     Si que se me pasó el tiempo leyendo.     Sinceramente, hace mucho tiempo, no se me pasaban las horas así.     Me levanto de la cama para dejar el libro junto a los demás en su estante, luego veo mi celular y me doy cuenta de que está apagado, de una vez lo pongo a cargar lejos de mí.     Estiro todo mi cuerpo y es
Leer más