Índice
94 chapters
Capitulo 10: Ella.
Alessandro  Me encuentro terminando la junta, pasaré la tarde en mi oficina trabajando. Por eso le pido a mi secretaria que encargué mi almuerzo mientras me dirijo a mi oficina. Al ingresar al lugar veo que hay una mujer, está de espalda por lo que no la distingo. Está al escuchar mis pasos queda estática en su lugar. Cuando estoy por hablar se da la vuelta dejándome ver a una hermosa mujer, está me inspecciona para luego clavar sus ojos en los míos al hacerlo me quedo de piedra, es ella, la persona que más daño me ha hecho. Es hermosa con su cabello largo, sus ojos verdes, pero lo que llama mi atención es que se ve muy delgada y pálida. Me recriminó por pensar en abrazarla ella es la mala, no debe estar aquí. -¿Qué mierda haces aquí?- preguntó furioso. Mientras miro sus movimientos. - Te dije que no te quer&
Leer más
Capitulo 11: Pésimas noticias.
Isabelle  Ha pasado un mes desde el día en que vi a Alessandro, mismo día que comencé el tratamiento. En ninguno de los dos casos he tenido suerte, no he sabido nada de él por lo que me doy cuenta que ni siquiera le conmovió mi situación y decidió no hacer nada al respecto para ayudarme. Esto solo complicó mi problema, tengo a los asistentes sociales presionando, hasta parece que alguien los estuviera apurando. Y para completar el tratamiento no ha funcionado, al parecer mi cuerpo no está reaccionando como debería por lo mismo hoy tengo otra cita médica. En resumen, mi vida va de mal en peor, lo único que me motiva a seguir son mis soles. Dejo de debatir conmigo misma cuando escucho las voces de mis bebés. - Mamá hoy podemos ir a jugar a casa de Bérénice y Su hermano- pregunta mi príncipe con su voz angelical.
Leer más
Capitulo 12: Mi mejor amigo.
 Alessandro    Ya ha pasado un mes desde que vino a mi oficina, me causa ansiedad la idea de que vuelva a aparecerse aquí. Ni siquiera he abierto esa carpeta, no puedo con tantas mentiras de su parte.   Del anónimo no he sabido nada desde ese mismo día, lo que me lleva a comprobar mi teoría de que es ella. Seguro vio que no podía engañarme y no tenía motivo para seguir con esos correos.    Ahora mismo me encontraba en el aeropuerto esperando a mi mejor amigo Elliot quien también me abrió los ojos y me hizo ver su engaño. A ella nunca le cayó bien y ahora entiendo porque, era una amenaza para sus planes, el mismo me confesó un día que ella trato de insinuarse pero él no arruinaría nuestra amistad por una mujer. Solo puedo agradecer que esa mujer no sea parte de mi vida, me da asco to
Leer más
Capitulo 13: Uno de los montruos.
Isabelle     Al llegar hasta los encargados del caso de mis hijos, ellos dicen lo que termina de romper mi corazón.    - Vinimos por sus hijos- dice uno. Niego inmediatamente, nadie me los quitará.- No se los llevarán- digo enojada para entrar a mi casa en dónde ya se encuentran mis hijos.- Tenemos la orden del juez- explican con una sonrisa de superioridad.- Así que si no quiere tener problemas judiciales haga las cosas como se deben y entregué a los niños.- lo sentí más como amenaza que como una sugerencia.- Por favor no me los quiten - suplico mientras veo que Zoé habla con el abogado.- Solo tiene que saber que meterse con quién no debe trae consecuencias- dice mientras se acerca junto a sus compañeros para agarrar a mis hijos. Intento que no los agarren pero son muchos y me los arrebatan de mis
Leer más
Capitulo 14: Denuncia.
Isabelle   He recuperado un poco de fuerza no es mucho pero hago hasta lo imposible por seguir luchando. Ahora mismo estoy esperando a mis hijos, me han permitido verlo después de que el abogado interviniera y yo rogará para que los pudiera ver. Lo que me ha dicho el abogado me dejó pensando, dice que hay alguien con mucho poder metiendo las manos para que me los saquen cosa que no suena tan loca y más recordando las palabras del asistente "solo tiene que saber que meterse con quién no debe trae consecuencias". En ese momento no le tome importancia pero ahora todo cuadra, pero no sé quién sería. Pensé en la posibilidad de que sea Alessandro, su madre e incluso Elliot. Solo sé que no va hacer fácil tenerlos conmigo pero no me los sacarán.   Escucho pasos y ahí se encuentran esas pequeñas personitas por las cuales moriría. Ellos
Leer más
Capitulo 15: Recuerdos y sospechas.
Alessandro    Ya mi madre se encuentra instalada en la mansión, no me molesta su presencia pero siento que algo oculta, tal vez solo son cosas mías. Hoy hablaré con un investigador sobre el Anónimo que ha vuelto aparecer después de un mes sin hacerlo, estoy seguro que es la maldita de Isabelle pero para poder denunciarla formalmente por difamación necesito pruebas. Por lo que la mandaré a investigar para saber todo lo que ha hecho durante estos años, pero por sobre todo atraparla cuando haga el más mínimo movimiento que indique que es el anónimo.    Mi amigo sigue en la casa, piensa quedarse una temporada cosa que me agrada así recuperamos el tiempo perdido.   Lo de la investigación decidí no decirle a nadie, hablar de ella en esta casa no es grato por lo que mejor me ocupo solo del asunto.  Leer más
Capitulo 16: Juicio
Isabelle  A lo largo de esta semana me he reunido durante las tardes con el abogado par ver qué haríamos en el juicio, no me han permitido verlos porque estaba muy pronto el juicio. Ahora mismo nos encontramos sentados en los Estrados del juzgado ya que en unos momentos comenzará lo que tanto he esperado.     Mis hijos se encuentran en otra sala por lo que ni siquiera los he podido ver de lejos. - Solo te voy a pedir que te controles- dice el abogado. - Es probable que digan cosas que no has hecho en tu vida pero eso no quiere decir que reacciones mal ya que empeorará  las cosas.- Explica. - Trataré de no hacerlo- digo soltando un suspiro. No veo la hora de volver a casa con mis hijos.   Las puertas se abren y por esta entra un señor mayor que supongo se trata del juez. Pasa por a lado de nosotros y se sigue al frente
Leer más
Capitulo 17: Injusticias.
Isabelle- ¿Dónde estoy?- logro articular mientras llevo mis manos a mi vientre para comprobar que mis bebés estén bien, gracias a Dios siguen conmigo, trato de estabilizarme ya que me ha costado demasiado mantenerme despierta desde que he despertado, y no es para menos me han drogado para traerme aquí solo ruego que eso no afecte a mi embarazo. Al lograr enfocar bien mi vista puedo ver el lugar en donde me encuentro este no tiene ventanas, solo una puerta de algún tipo de metal, no hay muebles. Yo me encuentro en el suelo y  cuando intento hacer un movimiento para levantarme me mareo por lo que me quedo durante unos segundos quieta. - Al fin te tengo bajo mi poder- dice la persona que me ha hecho la vida un infierno. Sí, se trata de Lorenza quien lamentablemente es la madre de Aless, además de ser la causante de nuestra separación pero eso no es lo
Leer más
Capitulo 18: Revelación.
Andrea  No logré conseguir pruebas que demuestren la inocencia de mi cuñada pero estoy decidida a decirle a mi hermano lo que se solo espero que me crea. Bueno en realidad tengo un vídeo en dónde se ve como golpean a Isabelle estando embarazada, no sé quién me lo envió tampoco si quiere ayudar o todo lo contrario, pero es algo que me va a servir ya que se ve el rostro de la maldita de Lorenza y Elliot.Sé que es doloroso para él pero no puedo seguir callando, lo único bueno que hice en ese tiempo fue falsificar los papeles del divorcio por lo que ellos siguen casados aunque no lo sepan. También sé que se enfadará pero es lo único que pude evitar, y lo hice sin pensar.   Mi hermano se encuentra instalado en una de sus empresas en Francia por lo que decidí viajar. Estoy cansada pero necesito decirle antes de que me arrepienta. Dante qu
Leer más
Capitulo 19: La verdad.
Alessandro  Me he sentido mal desde aquella noche en la que tuve esa pesadilla, parecía tan real. Además estaba mi madre y Elliot, quienes actúan de una manera muy extraña. He venido a trabajar más temprano de lo normal y no he parado hasta ahora, miro el reloj, y este marca las 2 de la tarde. No tengo apetito así que trabajaré un rato más.  Al escuchar la puerta de mi oficina y unos pasos levantó la vista para mirar fijamente a la persona que ha llegado. Sonrió al reconocer a mí hermana y ella hace lo mismo. No nos vemos hace varios meses por mi trabajo y mis viajes. Me levantó de la silla y me acercó hasta donde está, abre sus brazos y me recibe con un fuerte abrazo. Nos mantenemos así unos minutos, hasta que nos vamos separando de apoco y le indicó que tome asiento, por lo que caminamos hasta las sillas. -
Leer más