La Recompensa del Sr Phoenix

La Recompensa del Sr PhoenixES

Blanca Rios  Completo
goodnovel16goodnovel
9.6
Reseñas insuficientes
41Capítulos
18.7Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Beatriz West, es una chica de sentimientos puros, ella estaba enamorada de la idea de encontrar al hombre de sus sueños. Damián Phoenix, un hombre que no cree en el amor, según él, por sus malas elecciones con las mujeres que elige como esposa. Ella cambia al conocerlo a él. El cambia al conocerla a élla. ¿Qué podría salir mal entre ellos ?. ¿Un amor puro? iuno tóxico ?. ¿0 una venganza ?.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
41 chapters
PREFACIO
Observé a mi padre, que sacaba algunas cosas y las metía en una pequeña caja.Ya era un hombre mayor, tenía 50 años, estaba canoso y las arrugas se le veían desde largo en su rostro.—Papá.. ¿Por qué huimos? —pregunté a mi padre cansada de huir siempre .—Lo hago por el bien de todos hija —respondió con un dejé de preocupación en su voz.Estaba cansada, quería un hogar estable, quería un lugar al que le podría decir mi casa, mi hogar pero desde hace dos años hemos estado de pueblo en pueblo y ni siquiera pude terminar mis estudios.Y lo peor es que no podíamos seguir así ya que mi mamá necesitaba un tratamiento urgente para su cáncer.Ella estaba tan delgada y ya no tenía cabello, le diagnosticaron cáncer en el seno izquierdo pero gracias a dios a mi papa le e
Leer más
CAPÍTULO 1 –la deuda
Que era capaz de hacer por mí familia? Es lo que me pregunto una vez, el único amigo que tuve, pero murió por una úlcera en su estómago.Mis padres y mis dos hermanas de cinco y ocho años, eran mi única familia, éramos pobres y mi papá era el único que trabajaba, pero lo que ganaba no era suficiente para todos los gastos y más para la comida. Extrañaba tanto mi pueblo natal, allá, no teníamos tantas preocupaciones, pero por una extraña razón un día, mi papá, dijo que teníamos que irnos del pueblo, el campo, que era nuestro pueblo natal. Nos alejó de nuestro hogar sin darnos explicación alguna.Él ahora trabaja como conserje en una escuela, y su paga no era muy buena que se diga, y más para pagar las quimioterapias de mi mama. Eso me preocupa demasiado porque temo que la enfermedad la consuma por completo, a veces lloro sin que nadie se de cuenta porque vivo con el miedo de que uno de estos días, ella ya no vuelva a despertar.Iba corriendo para llegar a casa,
Leer más
CAPÍTULO 2 –mi verdugo
—No seas insolente niña, y deja de verme así.—¡¿Y como quiere que lo vea?!. —Espeté con rencor. —Y para que le quede claro, yo no soy una niña.—¿Así?. —Dejó de ver su celular para observarme —¿Tienes 23?. —Fue su pregunta.—No, tengo diecinueve años.Esbozo media sonrisa —Eres una mocosa que no para de temblar por estar a solas con un hombre que ni siquiera la ha tocado —Se burló para seguir con su celular.—Eso no es cierto —Murmuré cruzándome de brazos molesta. —Yo soy una mujer.—Entonces si eres una mujer —Hizo aún lado su móvil para levantarse y acercarse a mí.Retrocedí temerosa al no saber lo que planeaba, al sentir mi espalda chocar contra la esquina de la puerta, cerré mis ojos para no verle la cara. Mis labios temblaban porque tenía miedo que me ultrajara.—¡Mírame! —Tomó mis muñecas colocándolas arriba de mi cabeza, se subió encima de mi cuerpo obligándome a acostarme en los asientos. —¡Mírame! —Ordenó demandante
Leer más
CAPÍTULO 3–primer amor
Al ver mis manos sobre la manija de la puerta, noté que estás temblaban al saber que estaba metida en un gran problema, trague saliva y la giré hacia abajo y la puerta se abrió dejándome verle sentado sobre la cama mirando fijamente hacia la entrada esperando a que entraráAsustada me quedé de pie sin moverme de mi lugar al ver que sus ojos negros me veían con fijeza, frunció el ceño enderezando su postura.—No esperes a que te diga que entres. —Su voz sonaba áspera y molesta al hablarme.En silencio entro a la habitación mientras coloco mis manos detrás de mi cuerpo para empujar la puerta y cerrarla sin dejar de mirarlo, no podía apartar mi vista de la suya porque temía que si bajaba mi mirada, su enojo hacia mí, sería peor, pero su mirada era tan penetrante que parecía la mirada de un demonio furioso, no pude más y tuve que bajar la cabeza al sentirme intimidada.Al ver sus zapatos negros muy bien lustrados, noté que se levantó y caminó hasta quedar frente
Leer más
CAPÍTULO 4–problemas
Retrocedí asustada al ver su rostro de pocos amigos observarme, me ordenó sentarme sobre la cama y en silencio lo hice, mis ojos seguían cada movimiento suyo, al quedarse quieto a pocos metros de mí, trague saliva.—Cuando veas a Damari en ese estado, no permitas que se acerque a Liam.¿Qué? ¿Acaso el? El no sabia del beso, mi respiración se estabiliza al saber que no estaba en problemas esta vez, aunque… me confundía ¿cómo que en ese estado?.—¿No …comprendo… ella..—¿No lo notaste? —Dijo con burla. —Me molesté por ello y el suspiró. —¿Acaso tengo que decírtelo todo?. —Dijo sarcástico. —Claro, olvido que estoy con una niña.—Yo no soy una niña. —Musité cruzándome de brazos.—Aja, —Dijo con simpleza
Leer más
CAPÍTULO 5–deseo
Teníamos más de dos horas de haber llegado y desde que llegué era prácticamente acosada por uno y otro hombre soltero que no perdía la oportunidad de acercarse a mí cuando mi acompañante se alejaba por leves segundos para saludar a los invitados.Me quedé sentada en una esquina que no estuviera visible para las personas que me agobiaban con preguntas y entre ellas ¿si tenía un romance con Mr Phoenix.Eso era absurdo, como tendría un romance cuando ambos nos odiamos mutuamente, mientras esperaba observé a mi alrededor buscando a mi Jackson el hombre a quien estaba acompañando, pero no lograba ubicarlo.Al único que mis ojos observaban era a mi jefe que se encontraba conversando con una pareja, verlo desde esta perspectiva ni siquiera se parecía al hombre que odiaba tanto, es más, se veía como un hombre amable y alegreNo sabía por c
Leer más
CAPÍTULO 6–el juego del Demonio
—¡Suéltenme!...A pesar de mis gritos, los escoltas simplemente me ignoraban y cumpliendo con la orden del señor Phoenix me llevaron a arrastras hacia su habitación, mis lágrimas rodaban por mis mejillas y al llegar a la entrada de su habitación y verlo sentado con serenidad en su cama lo miré aterrorizada ya que no borraba es sonrisa ladeada en su rostro que me hizo temer por mi misma.Me arrojaron dentro de la habitación y de inmediato bloquearon la puerta al ver mis intenciones de querer huir.—Vigilen de que nadie interrumpa. —ordenó—como diga señor Phoenix —ellos salieron cerrando la puerta.Al verlo y yo retrocedí por instinto. —Sabes… —dijo levantándose de la cama —Jamás nadie ha hecho lo que tú me hiciste.—¿S-S… re-fiere.. a la .. mordida?. —tartamudeé nerviosa.—no —respondió dejando de sonreír —sacarme de mis casillas.—Se-ñor, pero… es que..—Deja de llorar que me fastidia, —dijo molesto —Por dios, no dices
Leer más
CAPÍTULO 7–en las garras del Demonio
Sus ojos me veían como una fiera con hambre buscando el momento preciso para atacar a su presa y poder alimentarse hasta extasiarse.¿Cómo demonios había terminado en esta situación?. El solo quería esto, quería que cometiera un error y yo como tonta caí en sus redes de juego silencioso. Lo peor es que cada vez que lo veía empezaba ceder ante sus palabras seductoras llenas de labia que me prometían una noche inolvidable.Todo este tiempo me estuvo utilizando sin que me diera cuenta, el solo deseaba una noche caliente con una mujer que ingenua que no tiene experiencia en el sexo, y yo no quería entregarme a alguien que solo me veía como un pasatiempo para olvidar sus problemas estresantes, yo valgo más que solo ser un una aventura de una noche.Pero mi cuerpo había probado las caricias de sus manos que lo habían excitado, era como un dios con sus manos que sabia en donde tocar para que mi cuerpo produjera la melodía de mis gemidos. Sus besos eran intensos, feroce
Leer más
CAPÍTULO 8 –un sueño roto
Intento darme la vuelta y al hacerlo abro un poco mis ojos logrando divisar una silueta masculina frente a mi, al recordar lo de anoche abro mis ojos como platos sentándome enseguida en la cama mirando a mi alrededor.—¡Hay no! —musito asustada al recordar lo que pasó anoche —¡¿Qué he hecho?!.Escucho como el señor Phoenix se queja y se da la vuelta para darme la espalda, sin hacer el menor ruido posible me visto tomó mis cosas echando un vistazo corto a la cama asegurándome de que aún siga dormido pero al hacerlo me doy cuenta más que eso, había una mancha de sangre en sus sábanas blancas.—¡¿Cómo demonios lo hice?!.En cuclillas busco en su pantalón tirado en el suelo la tarjeta para abrir la puerta y al encontrarla la paso por la puerta y al momento de abrir salgo despavorida hacia mi habitación que estaba al otro extremo de la casa.Cierro con seguro la puerta para después dejarme caer sentada sobre el suelo arrepentida de lo que había hecho, p
Leer más
CAPÍTULO 9 –un nuevo inicio
Siento mi cuerpo pesado y adolorido, era como si hubieran usado como saco de boxeo; me dolía demasiado, parpadeo un par de veces antes de abrir por completo los ojos y lo primero que descubro es que estoy en una habitación completamente desconocida para mí.Los rayos del sol entran por la ventana de mi lado izquierdo haciéndome entender que era de mañana, veo mis brazos y piernas notando que tengo enyesado todo mi brazo derecho y de la rodilla hasta la planta del pie de mi pierna derecha y mi cabeza estaba vendada.—¡D-Donde ..estoy?..Ni siquiera sabía cuántos días llevaba inconsciente ni tampoco en donde estaba, lo último que recuerdo es ver la figura de un hombre mayor y algo canoso frente a mí. Los recuerdos golpean mi mente abruptamente recordando que fui arrollada por un auto, intento sentarme pero siento que unos cables me estorban en mi mano izquierda, me los quito y suelto un quejido de dolor al hacerlo, intento recordar más allá después del
Leer más