HISTORIA SIN FIN

FELIPE

Emilia lleva un par de meses con insomnio, pero no le digo mucho, porque entiendo que es su forma de pasar la pena y no la juzgo, jamás podría ponerme en su lugar, porque tengo hermanos, y si bien por obviedades de la vida, en algún momento a mis papás les tocará partir, tendré a mis hermanos para no sentir ese vacío que describe ella.

Me levanto al baño y miro la hora en el móvil 05:15 am, y Emilia no está en la cama, por lo que voy a la sala para ver cómo está. La encuentro en el sillón abrazada a sus piernas, mirando a la nada.

—¿Cómo estás bonita? —le digo mientras la arropo con una manta y me siento a su lado.

—Hay cosas que nunca voy a entender de mamá, y a pesar que no nos llevábamos del todo bien… extraño las cosas cotidianas ¿sabes? &md

Capítulos gratis disponibles en la App >

Capítulos relacionados

Último capítulo